De tinieblas y tigres blancos

Frans van den Broek

En la excelente primera novela del autor Indio Aravind Adiga, una larga carta al premier chino antes de su visita a la India, el personaje principal le cuenta la historia de cómo llegó a hacerse empresario en el equivalente de Sillicon Valley de su país, Bangalore, a pesar de sus orígenes humildes en un pueblecito perdido del interior. India, le informa, está dividida en dos zonas, separadas por fronteras más agudas y minadas que la que le separa de Pakistán en el Kashmir (comparación que él no usa, pero que supongo no le disgustaría demasiado): la Luz y las Tinieblas (The Darkness, para ser exactos). La India de la Luz es la India que alaba el Occidente cuando se refiere a su crecimiento económico, a su enorme democracia, a sus empresas que compiten mundialmente, a Bollywood, a sus bombas atómicas. Es la India occidentalizada y rica, cuya principal motivación es enriquecerse e insertarse en la dinámica comercial y cultural que moviliza al mundo globalizado. La India que prefiere hablar inglés, conducir coches caros, beber alcohol y olvidarse que alguno de sus ancestros fue hindú o musulmán y tuvo que quebrarse el lomo en algún lugar olvidado del inmenso subcontinente. La India que dice admirar a Ghandi y a Nehru, pero que no tiene empacho en armarse hasta los dientes, tirar bombas si fuera necesario y utilizar a la policía de cualquier manera, con sobornos o prebendas, para conseguir sus objetivos. La India poderosa y reluciente, de ciudades modernas y exotismo administrado, y que mira con desprecio o lástima a la otra India que constituye la mayoría del país, la que se suele llamar Las Tinieblas.

La India de las Tinieblas es la de los pobres y relegados, la de quienes permanecen en el campo y malviven de la agricultura o el servilismo, la devota y supersticiosa, anclada en costumbres milenarias, que habla hindi o cualquier otra de las decenas de dialectos que más separan que conectan, la analfabeta e ignorante, la de las castas y gremios, los matrimonios concertados y las viudas suicidas, la India del retraso y la miseria, con derecho a voto, pero cuyo voto lo decide el patrón de su zona, la que llora con Ghandi y clama con el equipo de cricket, pero cuyo poder de decisión nacional es casi nulo. Una India que permanece como tal no sólo por la corrupción y el desdén de la Luz, sino porque no sabe ser de otra manera y porque los seres humanos tendemos a hacer lo que hacíamos siempre y es herético pensar de otra manera. La que, de muchas maneras, no sólo sufre sus tinieblas, sino que se las impone a sí misma por conformismo y tradición. Es en esta India en la que nace Balram, el curioso protagonista de la novela mencionada, y es de esta India de la que logra zafarse, por determinación y suerte, para llegar a tener su propia empresa de taxis que transporta trabajadores de empresas informáticas y ser, a la vez, prófugo de la justicia por haber cometido un crimen con quien había sido su señor mientras le servía de chofer. Porque Balram no es como todos. Es de alguna manera un rebelde al que asisten la inteligencia y el anhelo, y una sensibilidad que le hace dudar y transgredir, hasta realizar el sacrificio máximo de su casta, que es el de abandonarla, aún cuando aquello representaría la ruina de su familia, quizá hasta su muerte. Cuando niño, mientras aún acudía al colegio, llegó un inspector regional a investigar las condiciones desastrosas en las que se imparte educación en las Tinieblas, donde los profesores o directores se embolsican el dinero que debía comprar libros y uniformes y duermen en las clases las resacas de la noche anterior, y empezó a hacer preguntar a los alumnos, sólo para confirmar lo que de seguro ya sabía, que en dicha aula nadie sabía nada de nada, y que la única educación que recibían era la de callarse cuando el profesor hablara, si es que lo hacía, y recibir azotes según los caprichos de los superiores. Sólo un alumno es capaz de contestar a sus preguntas básicas, y aquel alumno es Balram, quien además lee con fluidez y hasta es capaz de decir la hora al mirar un reloj. Finalmente, le dice:

-Tú, joven, eres un chico inteligente, honesto y vivaz en esta multitud de matones e idiotas. En cualquier selva, ¿cuál es el animal más raro, la criatura que aparece sólo una vez en una generación?

Balram piensa un poco y le dice:

-El tigre blanco.

-Eso es lo que tú eres, en esta selva.

El inspector concierta con la escuela en que mandaría una beca para Balram, pero al final su familia lo saca de la escuela y lo pone a quebrar carbón y limpiar las mesas en la tasca donde trabajaba su hermano mayor. Como dice el autor, en las Tinieblas las buenas noticias tienden a convertirse en malas. A Balram le toca entonces sufrir el escarnio de su entorno, pues un tigre blanco destaca demasiado y hay que adocenarlo o eliminarlo. Pero Balram, como buen Tigre Blanco, no se resigna y persiste en su deseo de huir de las Tinieblas, pero anhelo, tesón, inteligencia no son suficientes, pues la Luz tampoco quiere Tigres Blancos huidos de las Tinieblas, y los eventos que llevan a Balram finalmente al crimen tienen la fuerza de la fatalidad y el destino. Un destino que, sin embargo, por tortuoso que haya sido, por sofocante o truncado, ha elegido él mismo.

La historia del Tigre Blanco es la de todos los tigres blancos, por supuesto, y Tinieblas hay en todas partes, o al menos en todas aquellas partes, que son la mayoría del planeta, donde se hallen condiciones similares o análogas a las que caracterizan a India hoy en día. En Perú, lugar que conozco por experiencia directa, las Tinieblas estuvieron por largo tiempo delimitadas con pinceles racistas: era el mundo dislocado de los indios, analfabeto, servil, tierno y olvidado, un mundo que pude conocer y querer por mi propia familia, pero también un mundo que, no me cabía la menor duda, había que transformar y modernizar, no por etnocentrismo, sino por simple necesidad de supervivencia y de justicia. Con el tiempo, y de muchos modos, algunos de ellos más torcidos que el periplo de Balram, las Tinieblas empezaron a buscar la Luz de las ciudades, a rebelarse en insurrecciones o barbarismos terroristas, a organizarse y conjuntarse, a hacerse ricas y aprovechar las oportunidades mercantiles, a gobernar incluso, a forzar otro destino que aquel al que se veían obligadas por la historia y las injusticias de quienes habitaban la Luz. Aunque aún persisten grandes diferencias, nada parecido a un sistema de castas impide hoy en día a que quien tenga la suerte o la habilidad de enriquecerse o progresar lo haga sin mayores obstáculos. Ni son todos los ricos blancos, ni todos los de raza mestiza o india pobres, algo que sólo puede agradecerse. Pero existen las Tinieblas todavía, habitada por otras personas tal vez, pero olvidada y resentida, y tanto en ella como en la Luz, los Tigres Blancos perturban y una buena noticia puede convertirse en una mala.

Hace poco leí en un artículo sobre Polonia que en aquel país se referían a la Luz como Polonia A y a las Tinieblas como Polonia B. La distinción es sobre todo económica, no habiendo fracturas raciales, religiosas o culturales que fortalezcan la división, pero no es menos tajante. Allí está la Polonia Europea, emprendedora, moderna y reluciente, y la Polonia agrícola y destartalada, quejándose del olvido de sus gobernantes y de las incomprensibles leyes de la Unión Europea. Sé que en otros países de Europa del Este una separación similar tiene lugar.

¿Existe aún una España de la Luz y una de las Tinieblas? El desarrollo económico y social de las últimas décadas hace imposible pensar en la persistencia de situaciones como la que capturó Buñuel en su famoso documental sobre Las Hurdes, pero quizá las fronteras son mucho más sutiles ahora. Sé que la reacción automática de muchos será atribuir un tinte político a estas zonas, acusando al otro de ser las Tinieblas o de querer perpetuarlas. Creo, sin embargo, que esto sería demasiado simplista. Tal vez no sea ya adecuado trasladar estas categorías metafóricas a España y las Tinieblas, por suerte, hayan desaparecido, lo mismo que en muchos países desarrollados. Sería difícil pensar en Tinieblas en Holanda o Suecia, pero hasta en este último lugar podemos encontrar tinieblas de orden moral o psicológico, como las mostradas en las novelas de Larsson, por decir algo. De lo que sí estoy seguro es que una sociedad libre tiene que crear las condiciones adecuadas en las que los Tigres Blancos puedan aparecer sin temor a ser objeto de escarnio o de ostracismo. Por definición, los Tigres Blancos, o los momentos en que nos convertimos en uno, son raros, y sería espurio pretender convertirlos en la norma. No hay organización que perdure sin un sustento de conformismo. Pero la medida en que un sistema, a todos los niveles, desde el individual al nacional, presta oídos a sus Tigres Blancos y les permite expresarse y desarrollarse es la medida de su flexibilidad, libertad y salud, me parece. Si antes Popper hizo del cisne negro metáfora adecuada para señalar los límites epistemológicos de las teorías científicas, y de toda forma de conocimiento empírico, Aravind Adiga nos ha dado una hermosa y tragicómica razón para incluir al Tigre Blanco y las Tinieblas en nuestro repertorio de imágenes pensantes. Bienvenida sea.

11 pensamientos en “De tinieblas y tigres blancos

  1. No, aquí tigre blanco no tenemos, pero tenemos un Pepiño ……… si te vale.

  2. Capitán!!! …… Toque retirada!!! ……………. Que san jodío las cosas maravillosas ….. snifff.

  3. Anda, que si una décima parte de lo que se explica y vislumbra con lo de Chacón y todo lo que explicaba ayer Don Cicuta pasasé en IU, ¿qué nos dirian? Como siempre unos cardan la fama, otros la lana y otros a todos lo que sigan la senda de Borrell… ciertamente la historia se repite como una broma.

  4. En los partidos de baloncesto es una norma pedir tiempo muerto, en la situación actual en España no hay tiempo para ello. De las deciciones que hoy mañana tome el PSOE depende en gran parte el resultado de las elecciones generales, que visto lo visto puede muy bien que sean en el otoño. Seguramente el paso dado por Carme Chacón no se lo agradecerán bastante, ha sido valiente y oportuno. Ahora bien de la reunion del Comité depende que se imponga la cordura de los demás y en definitiva esta guerra no está como decía Gila para repartir albóndigas y perejil. Poco tiempo queda de mandato para que en la gestión del ejecutivo pueda cambiar la situación económica para que influya en las elecciones, pero si puede cambiar la dirección del partido para generar esperanza entre sus electores, que están ahí no les quepa duda. Ha sonado la hora de hacer valoración de los resultados, no hay mucho que indagar para ver que está descontento el electorado de izquierdas del PSOE y del cambio de rumbo y de las explicaciones que dé depende tambien el resultado de las próximas elecciones.
    En cuanto al movimiento 15M creo que está tocando a su fin, no hay una línea trazada en al organización que nos indique que estén una linea que pueda regenerar nada. Hay disparidad de criterios, se producen asambleas a diario, yo ayer pude escuchar a una en Bibrrambla de Granada y la verdad entre veinte personas salían cuarenta propuestas… Este movimiento se ha convertido en un mercadillo de comidas y bebidas y de gente por desgracia desocupada. Tengo que decir que muchos de los que intervienen en estas manifestaciones hace tiempo que han convertido su medio de vida en estar en la calle de una forma u otra. Que no se crea nadie que se deba desalojar a nadie ni que yo lo piense. Solo veo que debe ser decisión de ellos mismos ver el momento de abandonar la calle, mientras tanto todos esperamos ver con claridad hacia donde quieren ir. Se avecinan tiempos interesantes en política por no decir otra cosa, pero téngase en cuenta que el cabreo de la ciudadanía es superior al que estamos viendo. Para nada queremos antorchas de ganadores ni aplastar a los vencidos, la ciudadanía espera que se solucionen problemas pero de común acuerdo entre todos, que gobierne quien tenga que gobernar, pero señores estamos pidiendo seriedad, poder creer en la política, la justicia y eso solo se consigue con energía y con nobleza de miras. Quizás hemos empezado por Carmen Chacon, que el Partido Popular haya ganado en las municipales no significa patente de corzo para nada, a mas poder mas cordura y humildad, y al vencido reconocimiento de errores y propósito de enmienda. Tiempo al Tiempo.

  5. Desalojos indignantes en BCN i Lleida.

    http://www.publico.es/espana/378668/los-mossos-d-esquadra-desalojan-la-acampada-de-plaza-catalunya

    Referendun IU Extremaduristan… y a tomar por viento, sea cual sea el resultado.

    Se avecinan tiempos interesantes en política por no decir otra cosa, Ummm. Dígala, digala, que nos quedamos a medias.

    Oh No, culebron sucesorio 2.0!!! Mientras tanto en otra parte…. Dimiten alcladables del PSC en Figueres i Vic

    Al, final, Frans, Ollanta es Luz y Fujimori Tinieblas… o los dos son tinieblas…

  6. ¿Que sera de mi cuando Ziluminatius desaparezca del panorama politico?
    ¿Que será de mi si Rubalcaba se vuelve un hombre bueno?.
    ¿Que sera de mi si un hombre bueno se convierte en lider de la Oposicion ?.
    ¿Que será de mi si Rajoy al llegar al gobierno se convierte en un hombre bueno?

    Que Sera, Sera,
    Whatever will be, will be
    The future’s not ours, to see
    Que Sera, Sera
    What will be, will be.

    El articulo de Frans y mis inquietudes animicas hacen que la fotografia que os muestro se pueda interpretar de mil maneras,pero solo hay una unica forma de adentrarse en ella y es con maldad,mucha maldad…JAJAJA….que nervios.

    ¿El tigre,acaba comiendose al cura del confesionario y es la monja quien se lo trocea o tendran escenas salvajemente sexuales en el altar?

    http://1.bp.blogspot.com/-qUs-ivnocGw/TZyZdy44qgI/AAAAAAAABhw/XmXOmb4–hA/s1600/e9.jpg

    Que Sera, Sera,
    Whatever will be, will be
    The future’s not ours, to see
    Que Sera, Sera
    What will be, will be…..jeje.

  7. ¿Y si Ziluminatius es un ser perversamente maquiavelico ,debe Rubalcaba que tiene fama de ello ,ser candidato a la presidencia del PSOE?
    ¿Peligra la estabilidad politica de un posible gobierno de Rajoyibus si Rubalcaba lidera la Oposicion al Partido Popular?.
    El proximo ministro del Interior del posible gobierno de Rajoyibus seguro que será, Ignacio Gil Lazaro ,no les quepa la menor duda.
    ¿Esta preparado este diputado como ministro para afrontar las duras interpelaciones que sufrira a manos de Rubalcaba por el caso Gaviotas (muy pronto en sus pantallas)?.
    Por cierto ,¿creen ustedes que Barreda y Tomas Gomez deben permanecer en el partido o tiene que abandonarlo e ir al Himalaya para tener una cura de humildad?

    ¿Se han planteado los socialistas,si pueden ganar las proximas elecciones si no derogan todas las decisiones politicas que han adoptado?

  8. Estoy convencido,no me pregunten por que, que Rubalcaba no se va a postular como candidato a pesar de las presiones que esta recibiendo.
    Como hombre de estado que iempre ha sido,no llevara a que Ziluminatius tenga una crisis de gobierno por su salida de la vicepresidencia y ministerio del interior si es nombrado candidato o cabeza de lista del PSOE para las proximas elecciones….porque eso es lo que deberia suceder, a mi entender si Ziluminatius sigue como presidente del gobierno.
    Es fundamental que alguien que se presentacomo candidato a unas elecciones,tenga las manos libres para tener las mismas posibilidades que el partido popular para enfrentarse al electorado,es la unica forma sensata para que Rubalcaba gane credibilidad,poniendo a caldo a Ziluminatius.
    Solo dandole la culpa al lider de la Oposicion por no haber tenido capacidad politica para hacer recapacitar a Ziluminatius sobre sus decisiones,Rubalcaba podra ganarse el respeto de los progresistas,diciendole a los españoles que Ziluminatius sigue gobernando por culpa de Rajoyibus.

    En fin,mañana pasaremos de las palabras a los hechos,espero que entre las palabras y los hechos,los navajazos sean los menos.

  9. Vicente Vallés: Zapatero propone formalmente a Rubalcaba como su sucesor, ante los barones regionales del PSOE.

  10. Muy interesante la separación de la India de la luz y la India de las tinieblas. Frans señala que también se pude distinguir esta separación en Perú y en la España de aquella película sobre Las Hurdes de Buñuel. En los libros de Teoría del Desarrollo Económico se titula este fenómeno La Economía Dual y precisamente el problema está en como crear una Economía Homogenea. Es decir, se supone que la dualidad no existe en las economias avanzadas. Ello es falso, simplemente en las economias avanzadas el porcentaje de Tinieblas es mucho mas pequeño que en las que están en transición desde la pobreza hasta el desarrollo. He visto películas estadounidenses que transcurren en zonas muy pobres de EEUU. Películas que describen una situación muy parecida a la película de Buñuel. En el desarrollado Japón hay un segmento de población donde rige la Yakusa, es decir, la mafia japonesa que convive con el japón desarrollado Hay unas reglas de intercambio entre un mundo y el otro. Lo mismo que en Italia, donde las redes mafiosas del sur tienen conexiones con el muy europeo norte de Italia.
    En España la localización de las tinieblas o como decimos “la España profunda” ya no está en las zonas rurales sino en los barrios de chabolas, todos ellos con un nombre pintoresco. La población española dedicada a la agricultura pasó de mas de un 40% antes de la guerra civil a menos de un 5% en la actualidad. Pero no hay duda de que hay una población inmigrante cultivando los campos y los invernaderos de plástico, que vive en condiciones miserables.
    Es nuestra actual España de las tinieblas. De sus verduras y frutas están llenos los mercados de las ciudades europeas.

Deja un comentario