Copiar y pegar

Carlos Hidalgo

Ayer estuve despotricando en Twitter acerca del discurso de Albert Rivera en ese acto que se suponía que era la presentación de un movimiento cívico pero que resultó ser un mitin de Ciudadanos con famosos. Las razones de mis protestas eran las numerosas frases copiadas de discursos de Obama. Transplantar a Obama a España en la forma de Albert Rivera no funciona y si es hablando de patriotismo, da hasta grima. ¿Cuál es la razón? Pues que, como siempre, los responsables de armar el discurso estudian más series de televisión y casos de éxito extranjeros que a nuestro sistema político. Cualquiera que haya leído mínimamente el periódico habrá topado alguna vez con artículos del profesor Álvarez-Junco, en los que describe cómo el concepto de nación en nuestro país se ha hecho en oposición al otro, desde 1812 hasta ahora. No hay una definición común de lo que es España y en muchos casos, cuando la hay, esa definición es la de los ganadores de la Guerra Civil, mientras que la idea de España de los republicanos se marchitó con ellos en el exilio y no reverdeció pese a la transición a la democracia. De ahí que el concepto nación de Obama, copiado y pegado sin matices, suene joseantoniano y no madisoniano.

Todo eso da igual a los expertos en comunicación política actuales, que creen que una idea funciona sólo porque la han visto en práctica en una ficción televisiva. De ahí que los de Ciudadanos se rasquen ahora la cabeza, sin explicarse por qué ha caído tan mal la ocurrencia de ayer. Ocurrencia, por cierto, que trataba de captar cuadros territoriales para el partido naranja, dado que todo el entusiasmo que ahora despiertan las encuestas se puede estrellar contra unos resultados mediocres a nivel municipal y autonómico.

 Que las encuestas les sigan sonriendo no se deberá a actos como el de ayer, sino a la incomparecencia de sus oponentes. El PP sigue inmóvil como Rajoy, el PSOE acusa ahora las ausencias de Pedro Sánchez en los momentos complicados y Podemos está logrando ser víctima de sus contradicciones sin haber tocado el poder.

 Y aquí me veo obligado a tocar el tema del famoso chalet. Cualquiera tiene derecho a vivir donde quiera; y más si es por medios honrados y legítimos. Esto era tan válido hace seis años como lo es ahora. Que Pablo Iglesias Turrión quisiera convertir la ética privada en asuntos políticos, que legitimase el acoso personal como “jarabe democrático” y que equiparase el deber de transparencia de una democracia a la ausencia de intimidad de una dictadura ha funcionado. Ha funcionado tanto que se está quemando con los fuegos que él mismo ha prendido.

 No, no hay derecho a lo que le están haciendo. Tampoco lo había a que acosaran a Soraya Sáenz de Santamaría o a Esteban González Pons.

 Tampoco hay derecho a que devalúen nuestra democracia con soluciones de baratillo. Más estudiar y menos copiar y pegar .

2 pensamientos en “Copiar y pegar

  1. Excelente artículo que refleja los dos últimos errores de quienes vinieron a renovar la democracia española.
    En mi opinión es el de C’s el más grave por tratar de robar el inasible fuego prometeíco de la nación española de la peor manera : con mal gusto , algo que comparte con los demás nacionalismos.
    Muy bien traída la impostura de Rivera con modelos de teleserie.

  2. Nuevo paraíso en la Unión Europea:
    Bélgica, paraíso judicial para los huidos de la justicia española.
    Etarras profugos independentistas y ahora raperos. …¿quien será el próximo.? .
    …¿Willy Toledo? ….

    A un belga lo encierran en una habitación circular y le dicen que en una de sus esquinas hay un tesoro y se pasará todo el tiempo dando vueltas por la habitación y no parará hasta encontrarlo..

    Moraleja: Antes de culpar a otros de nuestros males, veamos antes si no los causamos nosotros mismos.
    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado…JAJAJA….que nervios.

Deja un comentario