Contra el “Superdomingo”

Carlos Hidalgo

La delicada situación por la que atraviesan los Presupuestos Generales del Estado propuestos por el Gobierno de Pedro Sánchez ha resquebrajado la unidad de criterio en cuanto a la duración de esta legislatura y ahora hasta parece probable -en palabras de José Luis Ábalos- que tengamos un “superdomingo” electoral donde se celebren a la vez las elecciones:

  1. Municipales
  2. Autonómicas (menos en País Vasco, Cataluña y Andalucía)
  3. Al Parlamento Europeo
  4. Al Congreso
  5. Al Senado

Un total de cinco urnas en 14 comunidades autónomas (más Ceuta y Melilla), tres en el resto. Cinco papeletas a escoger, una de ellas la infernal “sábana” de las listas abiertas al Senado.

Una situación así me llena de dudas prácticas: ¿habrá urnas suficientes o será necesario comprar más? ¿Cabrán las cinco urnas en el minúsculo mobiliario de los colegios? ¿Se confundirá mucho la gente al meter las papeletas? ¿Puede esperarse una avalancha de votos nulos por error? (Algo muy habitual con el Senado). ¿Y la campaña? ¿Sobre qué tratará? Si hemos de tener en cuenta la situación actual me temo que va a ser una mera guerra de banderines, sin apenas tratar de explicar cinco programas diferentes por cada partido.

¿Puede tanta confusión ser recomendable? Y quienes os habéis sentado en una mesa electoral sabéis las complicaciones prácticas de todo. 5 recuentos, 5 actas, 5 veces más posibilidades de que descuadren los votos o de que el resultado se redondee por agotamiento de la mesa.

Algunos barones del PSOE han protestado tímidamente por la posibilidad del “Superdomingo”. Y la activa hermandad de excombatientes de las primarias ya se ha lanzado a recriminarles sus traidoras dudas, así como su indudable temor a ser eclipsados por Pedro al medirse a la vez.

Pero es que yo creo que el voto es demasiado sagrado como para apelotonarlo así. Y la tentación de hacerlo me parece comparable a cuando los niños mezclan toda su plastelina esperando obtener un arcoíris y lo que sale es una plasta marrón que ya no se puede deshacer.

¿Tendré razón? No estoy seguro y veremos qué ocurre con el tiempo. ¿Qué creéis vosotros?

3 pensamientos en “Contra el “Superdomingo”

  1. Lo bueno de un superdomingo es que hacemos todas las campañas juntas y hago sólo un día de apoderado. Lo malo es que será algo de lío sí, pero el Senado ya lo es de normal.

  2. Mr Hidalgo …ejem
    Se ya olvidado de la urna 6 :
    Referéndum para decidir si se indulta a todos los presos políticos ,como Junqueras ,Los Jordis,El duo Rull y Turull o Rato,Barcenas,Urdangarin…vaya los que se han pasado La Constitución y sus leyes por el forro de su imprudencia.

    Ejem…..bueno,dicho esto como apoderado voluntario añado:

    iiiUn Superdomingo!!!???
    Estamos locos o que???
    iiiNo Gracias!!!

Deja un comentario