Comparaciones odiosas

Lobisón

Bajo este mismo título publicó ayer una columna en El País Ignacio Sánchez-Cuenca. Se trata de comparar la evolución y la situación actual del PSOE y del partido laborista, partiendo de que este tipo de comparaciones son siempre injustas. Y el rasgo que más salta a la vista de esa comparación es que los laboristas británicos llevan 10 puntos de ventaja en los sondeos a los conservadores, mientras que el PSOE sigue por debajo del PP pese al desplome de éste por debajo del 30%.

La posible explicación de esta diferente situación vendría de otros dos rasgos, el cambio de liderazgo y la apertura de un debate sobre nuevas ideas, que se habrían producido en el caso británico pero no en el PSOE. (Al menos a esta conclusión podía llegar un lector de primera hora, que se hubiera enfrentado al artículo de Sánchez-Cuenca mientras desayunaba o, peor aún, sólo con un café en vena.) Sin embargo, reconociendo que las comparaciones son odiosas y que quizá esta interpretación sea inadecuada, se pueden hacer dos observaciones.

Ciertamente los dos candidatos a sustituir en el liderazgo a Gordon Brown, tanto Ed Miliband, el ganador, como su hermano David, habían formado parte del gobierno de Brown. Pero éste no había introducido un giro radical de los estímulos keynesianos a la política de austeridad, como hizo el gobierno socialista español a partir de 2010. Y es posible por tanto que la ventaja laborista en las encuestas sea consecuencia del malestar por la política de austeridad de Cameron, innecesaria según muchos expertos ya que el Reino Unido no tenía problemas de financiación de la deuda, y cuyos efectos han sido pésimos a corto plazo: recesión y crecimiento del paro, además de haber conllevado el incumplimiento de las promesas electorales del partido liberal de Nick Clegg, socio de Cameron en el gobierno.

Una posible interpretación, entonces sería que si Zapatero hubiera sido el candidato, y sólo después de la derrota le hubiera sustituido Rubalcaba, las expectativas de los socialistas españoles serían otras. Y una segunda posibilidad sería que la sombra del giro de 2010 es demasiado larga para permitir la recuperación mientras el PSOE aparezca asociado al recorte de las políticas sociales. No es evidente que un simple cambio de liderazgo pudiera bastar entonces para recobrar el impulso: se precisaría un líder fuerte y a la vez desconocido, no vinculado con el período anterior. Lo menos que puede decirse es que los mirlos blancos no abundan.

Mucho más discutible me parece la tesis de que los laboristas tengan entre sus bazas haber impulsado un nuevo debate de ideas, pasando de defender la redistribución a un nuevo concepto de ‘predistribución’. Como señala Sánchez-Cuenca, ‘estas ideas abstractas necesitan plasmarse en un programa político’, y mientras tanto cabe considerarlas simplemente uno de esos juegos de palabras a los que son tan aficionados los politólogos y asimilados, pero que es difícil que atraigan el interés del público, de los electores. En 1997 el New Labour propuso una enseñanza pública de calidad para todos, y lo tradujo en una promesa: no más de 20 alumnos por clase. ¿Cómo se traduce en la práctica la ‘predistribución’?

El problema es que los laboristas pueden hacer juegos de palabras gratis porque no tienen el problema financiero que tiene España. Los socialistas, en nuestro país, se están limitando a una estrategia defensiva porque mientras no vuelva a funcionar el crédito, o sea, mientras no adelgace drásticamente la prima de riesgo, los ciudadanos no quieren que les quiten sus derechos, pero no ven alternativas a la austeridad que propuso en primer lugar un gobierno socialista. De forma que la pelota está en el campo europeo, y mientras tanto la impaciencia puede ser muy comprensible pero sólo conduce a la desesperación.

8 pensamientos en “Comparaciones odiosas

  1. El partido laboriasta no gobierna en ninguna región autonómica británica, por lo que no se ve influenciada, a favor o en contra, por ello, mientras que el partido socialista si tiene y ha tenido esa referencia para valoración ciudadana, si lo busca, sobre sus resultados en la gestión actual del día a día.

  2. No sale uno se su asombro cada día, ante las medidas que los políticos nos ofrecen cada mañana. En un país de seis millones de parados, donde se están produciendo tantos suicidios por estar gran parte da la población al borde del abismo, se encarga a un gabinete presidido por D. Benigno Penclec que se encargará de lavar la cara de los políticos. No se exactamente en que consistirá este trabajo, lo que si es seguro que será un gabinete con presidencia (o encargado) llámese como quiera al que acompañaran bastantes personas más, con el encargo de lavar la imagen del político español, todo ello con cargo a las arcas publicas.
    En el programa de la cadena SER esta mañana muy acertadamente mi admirado Juanjo Millas definía perfectamente la situación. En un país en el que el partido gobernante mintió en toda su campaña electoral, ofreciendo lo que no se ha cumplido en un noventa por ciento, ¿que pensará lavar el señor Benigno? Puesto a lavar, no importa hacerlo al mismo tiempo con los demás partidos, si es en beneficio propio.
    Seguramente estas medidas se toman al tenor de las encuestas que ponen a los políticos en el lugar que les corresponde, así que manos a la obra a lavar fachadas, tapar fisuras falsamente con plastilina y lo que es peor no se trata de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, se trata de una mala gestión de los políticos pueda ser maquillada de forma que la culpa la tengan los ciudadanos, que no entienden el trabajo de los políticos, que se están dejando la piel.
    Ya en si no es solo que el ciudadano esté pagando una mala gestión de aquellos que con su voto puso en el poder para que mejorasen la calidad de vida, sino que también se pretende a costa del erario publico y de campañas publicitarias, se puedan tapar los GURTELL; los ERES, la falta de cumplimiento electoral, las prebendas, toda esta trama de corruptos que están desmantelando el estado del bienestar y nos han llevado a donde estamos. Lamento tener que decir que estamos en manos de quienes nos toman por Pili……. Tiempo al tiempo.

  3. La pregunta es buena ¿por que a los laboristas parece irles bien mientras que aquí al PSOE le va tan mal?
    A parte de lo mencionado por Lobisón en su post, y de lo referido por Sanchez Cuenca en su articulo, yo diría que hay algo mas, un concepto inmaterial: “rechazo” o “hartazgo”.

    Desde mi perspectiva, el PSOE no solo no está dando con unas propuestas que realmente enganchen (importantisimo), sino que se encuentra con un ambiente algo hostil a cualquier cosa que pueda proponer, o incluso a cualquier critica razonable que se haga al gobierno de Rajoy, o al gobierno autonómico de turno.

    Sin que estas cosas a un nvel micro tengan validez alguna, a mi que en mi circulo de amiguetes estoy significado como votante PSOE, me sucede que me encuentro con una especie de hostilidad embotellada, deseosa de salir ante cualquier argumento, y algunos no son malos, que no deja de sorprenderme.

    Se trata de un rechazo maleable, como una pared de goma enfadada, que cambia de forma según el tema del que se hable. Tan pronto te salen con cosas de hace 25 años, como que la misma persona en el transcurso de 30 segundos te hace una critica por la “derecha” y otra por la “izquierda”. Un constante memorial de agravios, reales o imaginarios que se ve ha sido criado y alimentado por la persona en cuestión durante no pocas reflexiones. A mi me recuerda mucho a hablar con una ex-novia -o ex-mujer supongo- en esa fase donde aún no se ha conseguido superar ciertos asuntos pendientes.

    Llama especialmente la atención que esto se da hasta en temas donde las diferencias de politicas no pueden ser mas palpables, como en Sanidad y Educación por ejemplo.Se puede entender que sea en ocasiones dificil encontrar diferencias importantes en temas como reformas laborales (por ejemplo) o de la politica macroeconómica, más tecnica, pero ¿Tambien en Sanidad y Educación, que está la cosa en el candelero? Algo pasa con Mary.

    Llega la cosa a tal punto que estos oidos han escuchado, de gente se supone , afin y nada tonta cosas como que la responsabilidad de la situacion de la sanidad “es culpa de haber transferido la compentencia a las comunidades autónomas” (te muerden porque el PSOE no se opusoy por tanto es culpable delo que pasa en Madrid) o, -esta me dejo especialmente perplejo- hablando de que la derecha no tiene en su ideario,ni en su discurso, ni en sus medidas la defensa de la educacion pública “que el PSOE luego ha hecho otro montón de cosas que son malas”, sin concretar más.

    Curioso, frustrante, agotador. me confieso incapaz de encontrar solución a este problema. Al final, logicamente se prefiere hablar de futbol, de cine, o de las innumerables sutilezas de la vida.

  4. Estoy con Jose D Rosello ,hace tiempo ,que ante este panorama politico “Curioso, frustrante, agotador. me confieso incapaz de encontrar solución a este problema. Al final, logicamente se prefiere hablar de futbol, de cine, o de las innumerables sutilezas de la vida.”…

    Asi que me importa un carajo lo que me digan sobre Ziluminatius,el PSOE,el PSC ,Catalunya y todo lo que se menea….al final ,lo que valen para que la gente PIENSE son los titulares de prensa y la opinion en las tertulias de una marabunta de descerebrados.

    ¡¡¡Vivan las caenas!!!….¡verdad?…..

    ¡¡¡Que les den!!!…..JAJAJA….que nervios.

  5. Todo eso está muy bien, pero no olvidemos que en Madrid nos gobierna una banda de forajidos. Lo último, el piso de Marbella que no era pero que sí es. Sin complejos…..

  6. Ay, ay, ay, a Lobisón le sale la vena antiintelectual de los dirigentes socialistas españoles y considera que la predistribución es un juego de palabras. Me recuerda a las sonrisas de displicencia que se dedicaban a ZP cuando empezó a hablar de republicanismo y de Pettit, de quien, como todo el mundo sabe, había que decir que era un profesor de segunda y mediocre. A mi me parece que vamos a oir hablar mucho de predistribucíón en el futuro, creo que es la única idea novedosa que ha surgido en los últimos tiempos.

    Evidentemente, la palabreja no ha seducido a las masas de obreros británicos borrachuzos que veranean en Mallorca, pero parece que la gente sí está percibiendo que hay un discurso distinto ante las crisis. Es verdad que como no están en el euro pueden permitirse más ambiciosas ensoñaciones, pero no creo que el problema resida exactamente en que los socialistas españoles saben lo que hay que hacer pero no lo dicen porque entienden que dentro del euro no hay margen. ¡Pero si no han sido capaces de reaccionar ni ante los deshaucios!

    Creo que es muy acertada la descripción que hace Roselló del clima social anti-PSOE. La gente le tiene ganas. Será injusto o no, pero me parece que hasta que no salga Rubalcaba y su gente, esto no se arregla. Ahora harán sus conferencias políticas y prepararán textos de 400 páginas en los que se anunciarán medidas sobre la Ley de bases, la inspección del Banco de España, el impuesto de sociedades, la ley electoral, la I+D y 50.000 propuestas más, que no servirán para encontrar el mensaje con el que conectar de nuevo con la gente. Para que mejore la cosa, es condición necesaria (pero no suficiente) que en el PSOE aprendan a hacer documentos de 10 páginas.

Deja un comentario