Manual contra el populismo

LBNL

El resultado de las elecciones italianas ha vuelto a poner sobre la mesa la urgente necesidad de encontrar una fórmula para atajar la amenaza creciente del populismo político que se está extendiendo por toda Europa. Recordemos que Cinco Estrellas fue el partido más votado y que la racista Lega le ganó la partida a Berlusconi dentro de la coalición de derechas. Y también que la ultraderecha austríaca ha llegado al gobierno tras cosechar un 20% de los votos, que la neonazi AfD consiguió un 13% de los votos y más de 90 diputados en el Bundestag, que Marine Le Pen fue la segunda candidata más votada en las elecciones presidenciales francesas, que el partido del xenófobo Wilders fue el segundo más votado en Países Bajos, y que en Hungría, Polonia, Chequia y Eslovaquia gobiernan partidos y/o líderes eminéntemente populistas. O el referendum del Brexit o, algo más lejos, la elección de Donald Trump en Estados Unidos. Es decir, el ascenso del populismo no está en duda. Para conseguir revertir esta peligrosísima tendencia es esencial diagnosticar bien la causa de la misma. En mi opinión, el origen principal del mal es clarísimo: son decenas de millones – probablemente más de un centenar – los europeos que viven peor de lo que lo hacían hace pocos años, que viven peor que sus padres en la segunda parte del siglo pasado y que tienen la fuerte sospecha de que sus hijos vivirán en condiciones aun más precarias.

Sigue leyendo

Rajoy, el ahorro y los planes de pensiones

David Rodríguez 

El pasado jueves, Mariano Rajoy realizó unas declaraciones en las que ensalzó la necesidad de que los españoles sean previsores de cara al futuro:

“Desde los poderes públicos debemos incentivar que el ahorro piense en el largo plazo. Un ahorro con un horizonte temporal prolongado, que sirva como complemento de la pensión pública pero también de otros planes vitales, como la educación de los hijos, un proyecto personal o superar cualquier revés que nos pueda traer la vida”. Sigue leyendo

Las miserias de la recuperación económica

Albert Sales

Ricardo “salió de la calle” hace cinco años. Después de pasar dos años durmiendo en cajeros y parques de Barcelona y de vivir en varios albergues para personas sin techo, entró en un centro en el que disponía de una habitación individual y donde encontró, según él, profesionales que le ayudaron a “cerrar heridas” y a “encontrar cierta estabilidad”. Residiendo en el centro encontró un empleo en la cocina de un restaurante y tras unos meses ahorrando se buscó una habitación. Cinco años después, Ricardo trabaja como vigilante nocturno en un garaje con un contrato de veinticinco horas semanales, aunque reconoce que su jornada real es completa. Recibe por su empleo 380 euros mensuales con los que paga la habitación en la que duerme durante el día. Sigue acudiendo al Centro de Servicios Sociales de su barrio en el que le van renovando su tarjeta para el comedor social. Bromea diciendo que gracias al comedor todavía le queda sueldo para caprichos. Sigue leyendo

En su lugar…

Albert Sales

En su lugar también lo harías. Si tuvieras un piso de tu propiedad y pudieras alquilarlo a mil euros al mes, no lo alquilarías a 500. Y si fueran dos o tres viviendas también intentarías sacarles el máximo rendimiento. Que la vida está complicada y hay que saber optimizar los recursos. Sigue leyendo

La borrachera de gasto público

David Rodgriguez 

El Ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante el debate para defender el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017, ha pronunciado una gloriosa frase que pasará a la historia del pensamiento económico español: “Venimos de una crisis por una borrachera de gasto público”. Por una vez, y sin que sirva de precedente, coincido con la afirmación del señor ministro, aunque mucho me temo que tal vez no estaremos muy de acuerdo en la argumentación que voy a proporcionar a este respecto. Sigue leyendo

Cómo no enseñar economía

David Rodríguez

Hace unos días, en algunos medios de comunicación digitales y en las redes sociales se denunciaba un contenido concreto de un libro de texto de Economía de cuarto de la ESO. La materia es nueva este año, y la editorial McGraw-Hill ha publicado uno de los manuales de referencia sobre la misma, coordinado por el profesor Anxo Penalonga. El motivo de la polémica es que se exponen las “razones para contratar un plan de pensiones cuanto antes mejor”. Como puede observarse, una afirmación de carácter netamente ideológico se formula como una realidad deseable e incluso científica, hecho que entraña una clara manipulación en el mundo de la educación. Sigue leyendo

La inmigración

LBNL

La inmigración no es un fenómeno en absoluto nuevo, ni de llegada ni de salida, tampoco para Europa. Pensemos en los cuatro millones de turcos que viven en Alemania, en el 30% de oriundos portugueses que pueblan Luxemburgo, en los más de cuatro millones de musulmane que viven en Francia, o en los centenares de miles de españoles que encontraron refugio en Latinoamérica tras la Guerra civil o que se tuvieron que buscar la vida en Europa en los años cincuenta y sesenta. Pero ahora es un problema, un grave problema para Europa. Aunque no obviamente, no porque llegen decenas de miles de sirios, afganos y africanos, sino por los muchos que mueren intentándolo, en el mar y en el desierto, y los abusos y penalidades que sufren por el camino. Y también por el efecto que está teniendo la inmigración sobre nuestras sociedades europeas, polarizando el debate político sobre bases irracionales y aupando a la extrema derecha en varios países, señaladamente Francia. Los ultras claman contra Europa, que supuestamente no actúa para proteger las fronteras de la Unión, y venden la moto de que la identidad nacional está en peligro, nuestras economías y nuestros puestos de trabajo al borde del colapso por la llegada masiva de pobres de solemnidad que vienen a chupar del bote de nuestro Estado del Bienestar y al mismo tiempo, paradójicamente, a robarnos nuestros puestos de trabajo. Igual de contradictorio resulta que es precisamente la Unión Europea la que más está haciendo para acabar con el problema.

Sigue leyendo

¿Dónde está la productividad?

David Rodríguez

Siempre se ha dicho que la productividad es una variable económica de gran trascendencia. Sin entrar en el detalle de sus diferentes variantes, destacaré solamente el concepto de productividad del trabajo. Consiste en el cociente entre la producción obtenida y la fuerza de trabajo empleada para conseguirla. Con el paso del tiempo, tiende a incrementarse de manera progresiva, a veces con mayor rapidez y en épocas de crisis no tanto. Ello es debido a factores como el progreso técnico y científico, la más óptima organización de las empresas y del trabajo, la mejor formación de las personas, etc. Podemos comprobarlo echando un vistazo a la evolución de la economía española durante las últimas décadas. Desde 1970 hasta 2014, por ejemplo, el PIB se ha triplicado en términos reales, esto es, descontando el efecto de la inflación. Parte de ello se debe al incremento de la población ocupada, que ha alcanzado el 42%. El resto, hasta llegar al 300%, es debido al avance la productividad, que como puede verse no representa algo baladí. Sigue leyendo