Jerusalén, Yerushalayim, Al Quds

LBNL

A mediados de la semana pasada, el pazguato de Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y las condenas internacionales fueron unánimes, empezando por las de la Unión Europea ¿Pero por qué debería importarnos si todo el mundo sabe que Jerusalén es la capital de Israel? Se me ocurren un par de razones. Para empezar, como cualquiera que haya visitado Jerusalén sabe, se trata de una ciudad dividida, cuya parte oriental es completamente palestina. De otra parte, jugar con fuego es muy peligroso. Sigue leyendo

Brexit: final del primer tiempo

LBNL

Todo indica que hoy, tras su comida en Bruselas con la Primera Ministra británica, Theresa May, el Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, anunciará que por fin las negociaciones han registrado un grado de progreso suficiente en cuanto a los términos del “divorcio” como para que el Consejo Europeo que tendrá lugar el 14 y 15 de diciembre pueda acordar abrir el segundo capítulo negociador sobre la relación futura con un Reino Unido ya fuera de la Unión Europea. En concreto, se espera que el Gobierno de Su Majestad confirme hoy su disposición a asumir: 1) la factura de varias decenas de miles de euros por compromisos ya asumidos, 2) un mecanismo para que la Corte de Justicia de Luxemburgo sea la autoridad última sobre el tratado de “divorcio” y my especialmente respecto a los derechos de los ciudadanos de la Unión ya residentes en el Reino Unido, y 3) parámetros aceptables sobre la espinosa cuestión de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. Dichos parámetros serán determinantes para que el Consejo Europeo, que necesita del voto afirmativo de Irlanda, acepte la recomendación de la Comisión Europea. Por supuesto, incluso si se cumplen los buenos augurios – mucho mejores que los catastrofistas de hace solo algunas semanas – esto no habrá hecho más que empezar. Pero, por seguir con el simil futbolístico, con goleada de la Unión en el partido de ida, y el segundo lo jugamos también en casa.

Sigue leyendo

“Ahorrando para poder operarme”. (Acerca de la sanidad americana y el futuro de la española)

Oscar de la Torre

En la última década las discusiones acerca del futuro de la sanidad pública aparecen a menudo en los diarios españoles. El copago está cerca, argumentan famosos economistas como Sala i Martín, o el propio Ministro de Economía, Luís de Guindos. El estado, se nos dice, no puede afrontar el mantenimiento de un sistema sanitario cuyos costes ascienden cada año, y cuya financiación se lleva a cabo a través de una recaudación fiscal que crece demasiado lentamente. Al igual que las pensiones, la salud pública gratuita y universal (aunque en el estado español ya no es universal) tiene las horas contadas, de acuerdo a los economistas de los medios mainstream. La sanidad pública se mantendrá, pero el modelo americano basado en la gestión y los servicios privados se irá imponiendo gradualmente – si no lo está haciendo ya. Sigue leyendo

Martin, Europa te lo agradecerá, inmensamente

LBNL

Martin Schulz, que hace un par de años no anduvo lejos de llegar a la Presidencia de la Comisión Europea tras disputársela a Jean-Claude Juncker en las elecciones al Parlamento Europeo, hace un par de meses cosechó sin embargo el peor resultado electoral de la socialdemocracia alemana, tras el que prometió firmemente no ceder de nuevo a la tentación de reeditar la gran coalición con la que Merkel ha gobernado Alemania durante los últimos lustros. Ciertamente, al SPD le hace tanta falta pasar a la oposición como la reanmiación cardiopulmonar o RCP a una persona que ha dejado de repirar y cuyo corazón ha dejado de latir. Pero a Europa le conviene todo lo contrario. Es decir, Merkel, la lideresa que ha capeado las crisis de la deuda griega, la agresión rusa a Ucrania y la ola de refugiados sirios, es condición necesaria para que Europa siga avanzando, pero no suficiente. Con los liberales del FPD, Merkel no podría dar el juego que Macron requiere sobre la base de las propuestas económicas que la Comisión se apresta a poner sobre la mesa. Y a Europa le hace mucha falta avanzar en la resolución de sus insuficiencias económico-financieras antes de que llegue la próxima crisis. Afortunadamente, el viernes el bueno de Martin, íntimo amigo de Juncker, se avino a negociar durante la semana entrante.

Sigue leyendo

En su lugar…

Albert Sales

En su lugar también lo harías. Si tuvieras un piso de tu propiedad y pudieras alquilarlo a mil euros al mes, no lo alquilarías a 500. Y si fueran dos o tres viviendas también intentarías sacarles el máximo rendimiento. Que la vida está complicada y hay que saber optimizar los recursos. Sigue leyendo

La injerencia de la “durocracia” rusa

LBNL

Somos la leche en-este-país. Hace un par de meses ni dios estaba al tanto de la manipulación política rusa y de golpe y porrazo a la Ministra de Defensa le parece mínimamente creíble que Puigdemont pueda ser un agente secreto ruso. Al menos no respondió al supuesto Ministro de Defensa letón con el no categórico con el que negó que su propio asistente pudiera serlo. En su defensa, el filtro de las llamadas al Gobierno de España no parece ser muy eficaz (baste citar el gol que le metieron a Rajoy con la falsa llamada de Puigdemont) pero también el clima creado en las últimas semanas, bajo el cual todo lo relativo a Cataluña parece tener relación con Rusia. Ni tanto ni tan calvo. En ciberseguridad lo más difícil es identificar la autoria (attribution). Ahora bien, sin llegar al punto de establecer un vínculo cierto con el Kremlin, Occidente, incluyendo a la OTAN, la UE, a EE.UU. y a los principales países europeos, lleva al menos un par de años tomando conciencia de la muy activa manipulación política rusa. Y preparándose para hacerle frente. Lo cual no quiere decir que todo lo malo que acontece sea ideado en el Kremlin.

Sigue leyendo

Recuperem el seny

LBNL

No sabemos qué le dirá mañana el todavía President Puigdemont al Parlament aunque jura y perjura que le pedirá que asuma las consecuencias automáticas de la ley catalana del referéndum -declarada ilegal por el Tribunal Constitucional y por tanto nula o no en vigor- dados los resultados de un referéndum ilegal -también según el Tribunal Constitucional- que no contó con las garantías democráticas mínimamente exigibles -según admitió la propia Generalitat el mismo día de su celebración. Si lo hace, es posible que el Parlament vote a favor de su recomendación y a continuación el Consell Executiu que Puigdemont preside, se suicide decretando la independencia. Pero también es posible que el Parlament vote en contra. Es de suponer que algunos diputados de Convergencia prefieran mantenerse dentro de la legalidad y evitar así la inmediata suspensión de la autonomía catalana y su intervención por parte del gobierno central. Es de suponer también que Esquerra anteponga su expectativa electoral de aglutinar prácticamente en solitario al electorado independentista. Pero para ganar las elecciones necesita evitar la suspensión de la autonomía. Y a Jonqueras no le vale lo de ganar las elecciones cuando vuelva a restablecerse la autonomía porque para entonces ya habrá sido inhabilitado por su complicidad con la secesión. Lo que no admite duda es que no habrá independencia: votarán en contra o será impedida por el Estado.

Sigue leyendo

Otoño de locos

LBNL

No hay peor enemigo para el drama provinciano que la tragedia global,  así que Puigdemont y los suyos deben estar de los nervios con la última prueba nuclear norcoreana y la posible reacción bélica de Trump. Los indepes se fueron de vacaciones pensando que lo tenían todo preparado para dominar la escena mediática desde el primer día de vuelta de verano y zas, una banda de capullos radicalizados regó Las Ramblas de sangre y “el procés” quedó arrumbado durante un par de semanas. Maniobraron a toda prisa y consiguieron convertir la manifa contra el odio yihadista en una protesta “estelada” contra el Estado, cuyas instituciones habían venido a mostrar solidaridad con las víctimas y la ciudad golpeada. La ignominia ha dominado también sus últimos pasos en el Parlament, organizando un golpe de estado interno en toda regla, amenazando con avanzar hacia la independencia a golpe de decreto y negándose a tramitar las propuestas de llevar a cabo el referendum para evitar su impugnación legal. Y justo esta semana, cuando se supone que el miércoles va a empezar el desafío total, viene el loco coreano con su cuarto ensayo nuclear en su cuenta personal (un par más en la cuenta de su padre) y vuelve a desviar el foco. Seguro que alguno habrá googleado frenéticamente a ver si cabía establecer algún vínculo entre Felipe VI y Corea del Norte…

Sigue leyendo

Helmut y Simone D.E.P.

LBNL

Me refiero, obviamente, a los dos gigantes políticos europeos – Helmut Kohl y Simone Veil – fallecidos estos días. Eran completamente diferentes. Ella francesa, mujer y liberal, él alemán, hombre y conservador. Ella consiguió no solo sobrevivir al holocausto tras haber sido deportada desde Francia con toda su familia – que pereció en Auschwitz – sino sobreponerse estudiando y haciendo una brillante carrera política en la que destaca la consecución de la legalización del aborto y, por supuesto, la Presidencia del primer Parlamento Europeo elegido por voto directo de los ciudadadanos, primera mujer en alcanzar dicho puesto. Helmut Kohl creció bajo el nazismo, entró en política regional, alcanzó el mando de la cristiano-demócrata CDU y en 1982 consiguió ser nombrado canciller tras convencer al partido liberal de que abandonara a los social-demócratas y formara Gobierno con él. No dejó el cargo hasta 1998 y en realidad lo hizo por culpa de una traición interna protagonizada en parte por Angela Merkel. Les unía sus destacadas contribuciones al proyecto europeo.

Sigue leyendo

Colombia avanza hacia la paz

LBNL

¿Dónde están los que, más listos que nadie, predecían que las FARC nunca se desarmarían? Porque aunque el proceso de paz en Colombia parece haber desaparecido del radar informativo, como casi todo lo que va bien, en los últimos meses las FARC se concentraron en las zonas acordadas y se han desarmado conforme a lo acordado en presencia de observadores internacionales, Guardias civiles españoles incluidos.

Sigue leyendo