Carta abierta a Pedro Rodríguez, alcalde de Huelva en funciones

Antesala

Excelentísimo Sr. Pedro Rodríguez, alcalde de Huelva en funciones: 

Enhorabuena por el resultado, que confirma el respaldo de la ciudad a su candidatura. Espero que lo pueda celebrar con su familia, sus compañeros de partido y los simpatizantes que le han otorgado su confianza. Confío en que pueda retirarse a descansar unos días tras esta vibrante campaña y pueda tomar las riendas de nuestra ciudad con fuerzas renovadas lo antes posible.

 Querría recordarle en este día de júbilo para su candidatura que han votado a su formación el 24.92% de las personas con derecho a voto de la ciudad. Si bien es un apoyo considerable, tres de cada cuatro onubenses con derecho a voto no han optado por la lista que usted encabeza. En unos días volverá a ser el alcalde de esa cuarta parte de los ciudadanos que votó por su candidatura, pero también lo será del 75% que decidió optar por otra alternativa.

Goza de una nueva mayoría absoluta que le permitirá gobernar con tranquilidad. Pero espero que no se olvide de que la mayoría menos uno de los concejales pertenecen a otras opciones políticas. En los programas electorales de estas formaciones hay muchas propuestas interesantes que no debería obviar por el mero hecho de proceder de la oposición. En particular, la razón por la que una plataforma ciudadana sin el apoyo de ningún partido, como es la Mesa de la Ría, ha conseguido representación en el consitorio es porque los onubenses son muy sensibles a sus propuestas medioambientales, que no han tenido cabida en otros programas.

Muchos de sus votantes aprecian que Huelva esté mejor que hace 20 años, un hecho que usted se encarga de recordarnos con frecuencia. Ayudaría a su gestión y al progreso de nuestra ciudad que entendiera que ese es el resultado natural de la elevación de nuestros recursos. No debería conformarse con que las cosas mejoren, sino aspirar a que mejoren lo máximo posible. La comparación apropiada no es con la ciudad que usted se encontró hace tantos años, sino con la ciudad que podríamos haber tenido si se hubiesen acometido las políticas más apropiadas durante su mandato. También ayudaría a mejorar su gestión que le diese la importancia debida a las políticas de fomento del empleo y de asistencia social, a pesar de que se presten menos al rédito electoral que las urbanísticas.

Muchos onubenses le han agradecido su dedicación a la ciudad y su cercanía a la gente. Pero no se olvide de que no tiene un cheque en blanco. Si sigue utilizando la alcaldía de nuestra ciudad como plataforma para atacar a otras administraciones, gobernadas por miembros de otros partidos, se encontrará con que la proporción de ciudadanos que le darán la espalda será superior a ese 75% que hoy no le ha otorgado su voto.

En una nota personal, le pediría que cuidase las formas de sus intervenciones públicas, porque usted es la imagen de nuestra ciudad. Debería ser más cuidadoso con lo que escribe y hacerlo sin faltas de ortografía, cuestión fácilmente subsanable dada la cantidad de asesores que le rodean. Tampoco precisamos de sus análisis de política económica o de geopolítica, a través de los que se ha caracterizado por mostrar un desconocimiento sobre nociones elementales de economía y de política internacional del que no necesitamos estar informados. Si no tiene nada interesante que decir sobre cuestiones que no atañen a la ciudad en forma alguna, le sugeriría que no se esforzarse por expresarlo en palabras. Gánese su sueldo, que es uno de los más elevados entre los salarios de los alcaldes de España: dedíquese a la política municipal y haga de la ciudad de Huelva un sitio mejor para los onubenses. Todos se lo agradeceremos. Y es muy posible que pueda reeditar el apoyo de una buena parte de los que hoy le han votado, así como conseguir el voto de alguno de esos tres de cada cuatro onubenses que no han querido otorgarle su confianza en el día de hoy. 

Atentamente,