Carta a los Reyes Magos

Manuel Lobo

Queridos Reyes Magos,

Ya queda muy poco para que lleguéis y volváis a entregar regalos llenos de ilusión a los más pequeños de la casa.

Yo hace tiempo dejé de desear cosas materiales, aunque siempre pido algo para que los enanos sigan creyendo en vosotros, ya que ellos dicen que me porto bien.

Os escribo esta carta para expresaros mis deseos para el año que viene y no, no será algo material.

Estoy realmente preocupado por cómo está cambiando la Sociedad, haciéndonos más individualistas, insolidarios e inhumanos. Nos vuelve, cada vez más, huérfanos de valores, faltos de ambición colectiva y protectores únicamente de con nosotros mismos.

Este año 2016 que está a punto de terminar es el mensaje que me ha dejado. Ni siquiera estos líderes políticos que presumen de querer cambiarlo todo han actuado como tales. Los de azul, impávidos ante la situación judicial que viven, han acabado volviendo a gobernar gracias a las ambiciones personales de todos los del partido de la rosa, que últimamente sólo miran por conservar sus sillones.

Los naranjas, con su aspiración de tocar poder como sea, pactando con el mismo diablo si es necesario.

Los morados, tras comerse a los rojos, solo intentan fagocitar el resto de opciones de izquierdas, siendo responsables últimos de que los azules sigan mandando.

Fuera de España, la situación no es mejor: ganan o parece que ganarán los que solo apuestan por mirarse a su ombligo y dejar de lado a todo aquel que no es como él.

Me surgen grandes dudas sobre qué decirles a los niños cada vez que ven alguna situación injusta, cuando conversan con sus amigos y ves cómo su lenguaje se adapta a los mensajes predominantes que están todos los días en internet, televisión… Cómo explicarles que, cuando escuchan y bailan esa canción de moda, estén atentos a lo que dice, porque puede que no sean cosas que estén bien.

Así que, cómo os decía, para mí, sólo os pido una cosa este año… fuerzas para seguir luchando en el día a día por no dejarme caer a mí mismo o a mis niños en todo ello.

Fuerza para seguir teniendo capacidad crítica con lo que me rodea para cuestionarme aquello que no está bien y para tener la capacidad de transmitir la necesidad de seguir cuestionándolo.

Fuerza también para aquellos que sientan algo parecido a lo que siento, para que al final, seamos muchos los que queramos que nuestra Sociedad evolucione, y podamos dejar a las futuras generaciones un entorno mejor del que tuvimos. A fin de cuentas, es lo que todos los padres deseamos…

Y si esto es mucho, porque somos muchos los preocupados, al menos regalad a nuestros políticos capacidad para encontrar soluciones a todos los retos que tenemos por delante.

La clarividencia para encontrar una solución a los problemas territoriales de España. La paciencia para acordar un sistema educativo para los próximos 30 años. La inteligencia para tomar las medidas económicas necesarias para acabar con el desempleo y el empleo precario. La habilidad para reducir la desigualdad que sufre nuestra Sociedad. La conciencia para luchar por dejar un entorno medioambiental mejor del que nos encontramos y, ya puestos, la generosidad de reformar las instituciones para que estén más cercanas a nosotros y vuelvan a demostrarnos que están ahí para ayudar a todos y no solo a los que están en ellas.

Muchas gracias. Os espero el 6 de enero.