Camelos de hogaño (II)

Andrés Gastey

Continuando con la crestomatía de camelos contemporáneos, me adentro hoy en aguas procelosas para hablarles a ustedes de la diversidad.

 

La vida es diversa. Nos gusta la diversidad, que cae tan cerca, ortográfica y conceptualmente, de la diversión. Asociamos la variedad, o las varietés, al entretenimiento, y decimos con convicción que en la variedad está el gusto.

 

Por contraste, lo uniforme, lo monótono, son conceptos que remiten al aburrimiento y, en última instancia, a la muerte. La aceptación de la diversidad apela a actitudes positivas de tolerancia, empatía e inclusión; su rechazo conlleva las connotaciones negativas de inflexibilidad e imposición.

 

Cualquier sistema, desde los microorganismos hasta el universo en su conjunto, prospera o subsiste gracias a combinaciones complejas de elementos. Cierto grado de diversidad es consustancial a todo lo que existe. La diversidad está dentro de nosotros mismos: como dijo Pessoa (y luego sostuvo Pereira), habita en el interior de cada persona una confederación de almas en pugna permanente por regirnos.

 

Sentado esto, también se comprende intuitivamente que un exceso de complejidad puede llevar al colapso. Demasiada disparidad en los elementos que un sistema deba gestionar puede hacer imposible su integración armónica. Una confederación de almas levantiscas origina esquizofrenia.

 

Hasta aquí algunas obviedades más o menos vaporosas. Las juzgo, sin embargo, pertinentes para entroncar con un debate de cierta trascendencia para la vida política española.

 

La reflexión arranca de unas declaraciones del anterior President de la Generalitat, Pasqual Maragall. Pretendiendo revestir de prosapia intelectual su enfrentamiento con el Presidente del Gobierno a cuenta del reparto del poder entre sus respectivas instituciones, Maragall afirmó en 2006 que la realidad actual exigía una actualización de la tríada de valores revolucionarios: a las consabidas “liberté, égalité, fraternité” que están en la base de las democracias contemporáneas habría que añadir, en su opinión, un cuarto valor esencial; la “diversitat”.

 

Pero, aunque nos guste la diversidad, ¿estamos hablando de términos comparables? Nadie, supongo, duda a estas alturas de que los sistemas políticos deban promover la libertad, la igualdad y la solidaridad entre los ciudadanos. ¿Debe promoverse del mismo modo la diversidad? En mi opinión, no.

 

La diversidad es, como queda dicho, un dato de la realidad, y no un valor en sí. Todo cuanto en ella resulta positivo al referirse a aspectos no esenciales de la persona (apariencias, inclinaciones, aficiones, etc.) se torna problemático en cuanto toca el núcleo básico de nuestros derechos y libertades. 

 

La diversidad puede ser consecuencia del ejercicio de la libertad; en esta medida sí es valiosa, al brindarnos un mundo más rico y matizado, mereciendo respeto dentro de unos márgenes de tolerancia que están marcados por los derechos inalienables de unos y otros.  Pero la diversidad puede también ser fruto del privilegio, la discriminación y la imposición, y ahí solo cabe rechazarla.

 

Les pondré un ejemplo manido. Al inicio de la primavera, suelen pulular por nuestras calles sayones encapuchados de aspecto tenebroso. Algunos portan sobre sus hombros imágenes sanguinolentas, otros nos ensordecen con redobles de tambor, no faltan quienes se fustigan las espaldas hasta la tumefacción. Más allá de la discutible ocupación del espacio público con su apología del dolor físico, no veo motivo para objetar la extraña inclinación de esas gentes por vestimentas y ritos estrafalarios, en tanto en cuanto se refocilen en ellos haciendo uso de su libre albedrío. Admito que aportan una  nota de color (cárdeno, en este caso) a nuestras vidas. Ahora bien; cuando me cruzo fuera de temporada pascual con una pareja, él delante y ella unos pasos por detrás, en la que es sólo la mujer la que va con el cuerpo y la cabeza cubierta, me cuesta apreciar algo valioso en esa ostentosa exhibición de discriminación. Francamente, me incomoda ver burkas en los espacios públicos, y no creo que nos enriquezcamos especialmente con las notas de color que nos brinda esta diversidad impuesta.

 

Para ir a disquisiciones más acuciantes y próximas: ¿merece una valoración positiva o negativa el que en España haya tanta diversidad lingüística, cuatro lenguas cooficiales? En mi opinión, se trata, simplemente, de la realidad, consecuencia de una determinada evolución histórica. Podría haber sido distinta, pero no lo fue. En la jerga oficial, hablamos del privilegio que entraña el multilingüismo español, generador de cuatro tradiciones literarias y culturales de las que todos nos beneficiamos. Ahora bien; barrunto que si en este país se hablase un sólo idioma (fuera catalán, inglés o arameo), probablemente los frutos del ingenio de sus habitantes hubieran sido más o menos similares, y nos enorgulleceríamos (o no) de sus creaciones con parecidos títulos: ninguno. No olvidemos, en definitiva, que la bromita de Babel fue concebida como una maldición. Ya sé que habrá quien ponga el grito en el cielo, y contraataque con la letanía de la nómina de glorias del terruño (de Alfonso X a Manuel Rivas, de Ramon Llull a Miquel Martí i Pol, etc.). Pero, ¿es acaso intraducible lo que ellos aportan al mundo? ¿Hubiera tenido menor valor si lo hubiesen escrito en francés?

 

Hay que asumir, pues, nuestra historia, que ha originado el entorno lingüísticamente complejo en el que nos desenvolvemos. Formamos parte de una nación, o una nación de naciones, o unas naciones agrupadas, que comparten espacio, trayectoria y, hasta cierto punto, idioma(s). Es lógico que la realidad política refleje y ampare este hecho, una diversidad lingüística que cabe predicar no sólo del conjunto de España, sino de cada una de sus nacionalidades; pero no estoy nada seguro de que quepa alentar lo que nos distingue como si fuera algo intrínsecamente valioso, puesto que se desliza uno con mucha facilidad por la pendiente que va desde la diferencia hasta el privilegio; y hasta su reverso, la discriminación.

 

Entiéndaseme bien; estamos donde estamos, y no propugno en absoluto medidas uniformizadoras. Es cierto que, en una época remota, la izquierda aspiraba no a la diferencia, sino a que los hombres fueran libres e iguales. Hacía del internacionalismo su seña de identidad, frente al nacionalismo, por definición localista y de raíz conservadora. Y promovía el entendimiento entre los humanos a través de invenciones quijotescas como el esperanto. No parecemos estar ya en esa tesitura, y carecería de sentido recuperar una pulsión centralista. Pero creo que ahondar en las diferencias, el fomento de la “diversitat” al que aspira Maragall, es, al menos desde una óptica progresista, un camelo contemporáneo que, como dijo aquél, no puede pasar por el ojo de una aguja.

88 pensamientos en “Camelos de hogaño (II)

  1. No, no era para tanto. En la línea de lo que defiende desde hace algún tiempo. Curiosamente también, a raiz de la certeza de que no iba a repetir como diputado. Suele ocurrir. Cuando la gente cambia “el metabolismo” después de una reflexión pausada y serena, uno comprende el cambio aunque no lo comparta. Está en su derecho, como también lo está Leguina, faltaría más. Pero cuando todo viene de una ataque de cuernos o de encabronamiento agudo, asoma ya el oportunismo. Entonces ya no es cuestión de libertad de opción, de expresión, de evolución ideológica o conceptual que, repito no pongo en duda de este hombre ni de nadie. En este caso, incluso, cuando arremete contra Ramoneda, utilizando la misma fraseología del buen neojón español: el “progre” como centro de la diana.

    Es curiosa la fé del converso. Reduplicada más que la del creyente de legítima y originaria cuna. Más papista que el Papa. ¿No os habeis dado cuenta? Creo haberlo comentado, pero por ejemplo, en el mundo de la comunicación gentes como Amando de Miguel, Fedeguico, Girauta, Gabriel Albiach, etc … que proceden del mundo de la izquierda (alguno del mundo de la extrema izquierda) son más combativos y agresivos que otros como por ejemplo, Ussía o Zarzalejos, que proceden, desde siempre, del ámbito conservador. Curioso.

  2. Solo para mayores de 50 años que hayan cumplido las bodas de plata y camino de las bodas de oro con diamantes.

    Busquen “La amiguita del harakiri”.

    Espero que este post no sea considerado como Spam….jeje.

  3. Pues no AC 49, pero si te sirve un pinchazo de eparina…te lo regalo pa aligerar la sangre y poder cortarte las venas a chorretón. Uno ques así de sevicial.

  4. Querido Amistad, de hara-kiri o de suicidio al modo de Séneca, nada de nada, que tengo la tarde libre. A ver si me quieres dar trabajo. Tómate la copita de Frígola y hazte cuenta que es la cicuta de Sócrates. Y punto pelota, hombre. Si quieres, además, la resaca que te describe Lezo, tómate unas pocas más.

    Posdatilla: Aitor Riveiro, bon buayage por los nortes de la vieja Europa. Disfrútalo. Pero no me responsabilizo de lo que pase con la pelota.

  5. Jon Salaberria,

    qué mal tratáis a los que llamáis “conversos”, o sea, a los que discrepan de la línea oficial psoeística. En cambio cuando se trata de Jorge Verstrynge, bien que aplaudís, eh???

    Y mira que yo pensaba que en el PSOE se admitía la discrepancia interna…

  6. Me vuelvo al convento inmediatamente, pero es que he leído unas manifestaciones de Aznar que me han dejado muy preocupado. No por él, sino por el vértigo que siento cada vez que habla (recordemos que fue presidente del gobierno de España). Dice el caballero de la melena que Bush lo ha hecho muy bien y que es un tipo magnífico. Hasta ahí la cosa se puede admitir, está dentro de lo previsible. Pero llega un momento en que, para desmostrar que la respuesta al 11-S fue acertada, argumenta: “el hecho de que desde entonces no se haya repetido- un ataque como el del 11S- es una prueba del éxito del líder estadounidense”. Impresionante: que no se ha repetido, dice. ¿Seguirá pensando que fue ETA la autora del 11M? ¿También de los ataques de Londres? O de tantos actos terroristas posteriores al 11-S. Por no hablar del desprecio a la mentiras que llevaron a la guerra y que él ayudó a difundir. ¿me van a editar si escribo que este tipo me parece un chulo de barrio? Maneras de chulo de barrio no le faltan. Me vuelvo a la serenidad del convento. Tengan ustedes un buen fin de semana.

  7. ¿Leguina y memoria histórica? Como ya se por donde van a ir los tiros voy a pasarrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    Recuerdo que lei una novela suya que se llama “Tu nombre envenena mis sueños” y me pareció entretenida. No es que aquello fuese el Quijote, pero era una cosa aseadita. Un libro, lo que se dice ni mas ni menos que un libro.

    Prefiero pensar de Leguina, hombre que no me caía mal, que quien es cupalble de su deriva es en cierta manera, la pereza inherente al ser humano. Por eso dejo de escribir novelas y pasó al menos divertido estilo de la columna faltona. Es mas corta y mas fácil.
    Pasa lo mismo con las nuevas tecnologías blogueras tienen la ventaj de la inmediatez.Escribes cuatro letras y catpum, negro sobre blanco. Indeleble, rutilante, en pantalla.

    Quizás aproximan demasiado el esfuerzo de escribir a la satisfacción de verlo publicado y eso no sea del todo bueno.

    Se que algún día le veré en Telemadrid, como a Rosa Diez en tiempos, y entonces tendré que afrontar, zaratustricamente, la muerte dolorosa de otro mito.

    Debe ser desasosegante el reparar un día en que a los actos sociales donde te invitan te encuentres codo a codo con la chepilla de Losantos, las gafas con cordon de Amando de Miguel, la rutilante calva de Albiac, manejando argumentos de un tenor muy parecido al que manejaban los señores con gomina y brazo en alto cuando aqui se estaba iniciando la famosa transición.
    O tan tanto leer cosas de calado intelectual, hincarle el diente a filósofos e historiadores oscuros, para tener que justificar en un concilabulo, muy sesudamente, pongamos por caso, que la visión geopolítica de bush es la única posible y acertada.

    Lo peor de todo es la sensación de no haber avanzado en absoluto desde ciertos postulados y ver como se descubren, como el que descubre el mediterraneo, que la verdad está en la postura autoritaria, excluyente, faltona y denigratoria.

    La tentación por los simple, el hastio de lo complejo, las frustraciones de una larga carrera. No lo se, pero prefiero no estar ahi para verlo. Ni que me pase.

  8. 55
    ¿Aplaudir a Jorge Vestrynge?

    ¿Donde? ¿En su casa a las horas de comer? Porque vamos, me diras donde si no…

    Anda anda no fuerces la máquina que tendras que haber dado unas cuantas vueltas a la sesera para acordarte hasta del nombre…

  9. Polonio,

    coincido con usted: es un chulo y tiene unos cojones como el caballo de Espartero. Al tío le importa dos pimientos decir lo que le venga en gana, no se corta ni un pelo. Pero le puedo asegurar que siendo Aznar consejero del gigante de medios News Corporation, empresa dirigida por el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, dudo muy mucho que sea de BARRIO, como dice usted.

  10. ¿Jorge Verstrynge? Te la devuelvo a la remanguillé: ¿cómo tratan a este converso en los predios de los que salió? Flores no recibe muchas, Latinmunich. Mejor dicho, ninguna.

    ¿Que el PSOE admite la discrepancia interna? Claro. Es que yo no soy el PSOE, soy un militante más del PSOE. Y si mi ¿compañero? (entre interrogantes porque no sé con certeza si milita ya o no) me puede llamar “progre a la violeta” como a Ramoneda, no veo motivo que me impida llamarle resentido, por ejemplo.

    Tanto admite la discrepancia interna que Rosa Díez se fue del partido por su pie, mientras que a Gochone Mora sólo se la expulsó cuando los órganos disciplinarios, con todas las garantías estatutarias, así lo decidieron. A Leguina sí que me consta que no se le ha abierto ningún tipo de expediente por expresar sus ideas más personales. Lo que hay aquí, simplemente, es un problema de coherencia. El día que una evolución ideológica me llevara a pensar lo que piensa Joaquín, yo, personalmente, estoy seguro que tomaría la decisión de abandonar mi militancia. Es lógico. Pero allá cada cual.

  11. alaberria: no sigas con Gotzone la Marieta, me trae entrañables recuerdos de su rutilante paso por mi agrupación.

  12. [60]

    Tienes razón; retiro lo de barrio.

    Sobre el artículo de Leguina. Es evidente que pega “tiritos” a la actual dirección del PSOE, como acostumbra por sus radicales discrepancias en algunas cuestiones con Zapatero. Creo que nunca las ha ocultado y me parece perfecto. Ahora bien, ¿todo el que discrepa con el poder establecido es un resentido? ¿debemos entonces pensar que todo el que coincide con el poder es un estómago agradecido? Me parece muy simple esa división y su lógica. No dudo que Leguina tenga cuentas pendientes con sus compañeros ( y sus compañeros con él), quitando esa batalla, coincido totalmente con su razonamiento sobre la amnistía del 77. Entre otras cuestiones por haberla vivido y benefiarme de ella. Fue como él lo cuenta.

    Y hagan el favor que pierdo el barco.

  13. Jon,

    coincido con usted en que Leguina no ha estado fino en las formas en su artículo. Pero creo que el fondo de su artículo puede ser perfectamente compartido por muchos militantes y simpatizantes del PSOE. Leguina ha sido justamente COHERENTE con lo que votó el PSOE en el Parlamento con la ley de Amnistía. Defenderla hoy en día es un acto de COHERENCIA. Por cierto, Felipe González en su última entrevista en TVE hace unos días (no sé si lo vió) defendió sin complejos la misma ley de Amnistía que ahora Ramoneda tilda de AMNESIA y COBARDÍA. ¿Es acaso González ahora un resentido por defenderla hace pocos días en dicha entrevista?

  14. No…Polonio 54….no son resentidos…es que cuando uno de izquierdas se amarga ,se vuelve de derechas….o es que no has leido “Por qué dejé de ser de izquierdas”…no no son resentidos…simplemente amargados de si mismos.

  15. Yo echaba de menos a Lezo. Me congratulo de su vuelta. Y deseo que no vuelva a pisar un hospital en un tiempo largo.

  16. Lo que refleja Leguina en su articulo es lo de siempre…critica a Garzon para darle en los morros a Zapatero.
    Seguramente ,Leguina no se habra leido la ley de memoria historica,de lo contrario ,tendria que considerar ,si es o no, mas que un resentido y amargado .

  17. Polonio: no, todo el que discrepa no es un resentido, ni todo el que aplaude hasta con las orejas es un estómago agradecido, y pasando por todos los estadíos intermedios. Pero permite que desconfíe de las disidencias sobrevenidas de modo sorpresivo y en lapso cortísimo de tiempo que coindicen, casualmente, con derrotas en la vida política interna del partido (se pierden primarias, se le excluye a uno/a de los puestos de salida en listas electorales, etc … ). En este sentido, hasta Fedeguico me parece más sincero en sus convicciones que Leguina, porque lo suyo no fue flor de un día.

    Latinmunich: en el PSOE existen compañeros que piensan de un modo o de otro respecto de la amnistía inaugural de nuestro sistema democrático. Me reservo mi opinión en detalle; simplemente opino que el mayor esfuerzo de perdón (y los que tuvieron mayor ánimo de reconciliación) lo hicieron los derrotados en 1939 y los que sufrieron la represión posteriormente. Por otra parte, Ramoneda es un periodista que no representa la posición oficial del PSOE en esta materia, lo compartamos o no muchos militantes.

    Dicho lo anterior, creo que lo que ocurre en esta cuestión es que la Brunete mediática de la derecha extrema mezcla churras con merinas de forma irresponsable, como hace también Leguina en su blog. Una cosa es la Ley de Amnistía y otra bien diferente es la Ley para la Recuperación de la Memoria Histórica. Por favor, léase la Exposición de Motivos de dicho texto. Sólo pretende que las víctimas de aquella guerra incivil que nos desangró que aún no han recibido el homenaje que merecen puedan serlo a voluntad de sus deudos. Ni más ni menos. Y en ese texto legal ni se pone en cuestión la amnistía ni se criminaliza a nadie del bando ganador de la guerra. Es más, ese texto habilita para que las víctimas del bando franquista que aún no han recibido sepultura del modo que sus familiares quisieren (y mira que en cuarenta años ha habido tiempo, y que de hecho un porcentaje abrumador de ellos lo fueron) también puedan serlo. Y además, esa Ley ordena, lo que es lógico, la desaparición de símbolos externos de la Dictadura, cosa normal habida cuenta de que llevamos ya treinta años de vida constitucional.

    Otra cosa, que también es diferente y que se mezcla con total alegría y descaro, es la acción jurisdiccional iniciada por el ahora satanizado Garzón. En este caso, me reservo mi opinión al respecto y me remito a los Títulos Primero y Sexto de la Constitución: INDEPENDENCIA DE JUECES Y MAGISTRADOS. Point.

    Sicilia: ríete, si te peta, de la “jodoba de Fedeguico”. Pero de la calvorota reluciente e impoluta de Albiac no te lo permito, que yo me peino ansí. Algún amigo del lugar lo sabe.

    Posdatilla: igualmente me congratulo de la presencia de Lezo. Desconocía su convalecencia y le deseo toda la salud del mundo.

  18. Sería demasiado, supongo, que Debate Callejero tuviera una forma de acceder a las discusiones pasadas, algo así como un indice temático. Eso nos libraría de la pereza que supone volver a explicar(nos) cosas ya comentadas con detalle. Que viene uno nuevo y encantado de haber descubierto el Mediterráneo quiere convencernos de absurdos tales como que, según él, el voto del nacionalista periférico vale más que el voto de UPyD, por ejemplo, pues se le remite al índice temático para que consulte (en la confianza de que le llegue algo de luz) y aquí paz y después gloria.

    ………………………………………………………………………………….

    Desacuerdo casi total con Gastey.

    Dice que “en una época remota, la izquierda aspiraba no a la diferencia, sino a que los hombres fueran libres e iguales. Hacía del internacionalismo su seña de identidad, frente al nacionalismo, por definición localista y de raíz conservadora”. La izquierda que defendía la igualdad es la misma que defendía la identidad nacional, la afirmación de las diferencias vinculadas al “hecho nacional”, antes incluso que empezaran a tener algún éxito los partidos nacionalistas. La izquierda que ha defendido y promovido, de hecho, la uniformidad es la izquierda totalitaria. Aunque esa izquierda -de origen leninista-, dijera defender, en sus inicios, las causas “nacionales”.

    La igualdad de condiciones sociales por la que se debe luchar no implica la uniformidad en formas de vida, cultura, lengua, etc.. Por supuesto que la diversidad es un “dato de la realidad”. Pero como tal dato, no meramente “físico”, sino con implicaciones culturales, su defensa, la lucha contra la uniformización (aunque no tenga apariencia totalitaria) supone un “valor” añadido, al que los progresistas no deberían renunciar. En realidad, en ese debate, creo que se equivoca totalmente Gastey cuando contrapone izquierda “actual” por la diversidad frente a izquierda “clásica” por la igualdad. A la vista de la trayectoria de las izquierdas, lo llamativo es que haya que defender ahora la vigencia de esos valores que la izquierda nunca debió haber olvidado.

    Relacionando esto con el debate político actual en España, a cuenta de la estructura del país, creo incluso que la defensa que hacía Maragall era, incluso, muy suave, demasiado, para oponerse con éxito a la marea del discurso uniformista (y nacionalista español) que se ha hecho predominante en el PSOE, por desgracia sólo nominalmente federal (pero, fijénse, “federal” es el rasgo histórico del PSOE, no se trata de ninguna novedad de última hora; los discursos de Bono, Ibarra y tantos otros, esos sí que son novedosos). Zapatero inició su trayectoria como Presidente defendiendo la “España plural” y acabó la legislatura publicitando de manera obsesiva el “Gobierno de España”.

    No creo que Maragall necesitara “revestir de prosapia intelectual su enfrentamiento con el Presidente Zapatero”. A falta de discusión política e intelectual, para eso hacen falta al menos dos, y en la dirección del PSOE -y no digamos en el Gobierno actual-, hace mucho que no existe quien asuma esa tarea- el discurso del PSC -antes de Maragall, con Maragall y despues de Maragall-, tiene suficiente entidad y recorrido sin necesitar hacer alardes extras. Con un canto en los dientes nos daríamos todos los españoles si en este país hubieramos tenido tres o cuatro Maragalles y no la pléyade de políticos “planos” que padecemos.

    En fin, por decirlo de forma muy resumida, creo que en este debate político es la postura del PSC (en mi opinión, el gran partido de la izquierda española) y no la del “centralizado” PSOE, la que se atiene a la trayectoria histórica de la izquierda. La de la izquierda que se implica en la afirmación de la nación a la que pertenece a la vez que despliega sus proyectos igualitaristas y progresistas. Sin dejar de ser internacionalista (¿acaso lo es menos que el resto del PSOE?) y sin cuestionar por ello la defensa de un proyecto común al resto del país, de la nación grande que es España. Sabiendo que es mejor que sean, PSC y PSOE, como “dos naranjas con el mismo sabor” y no como “dos gajos de la misma naranja” (como explicaba Gregorio López Raimundo, del extinto PSUC, al policía que le interrogaba, en pleno franquismo).

  19. Barañain 71…me quito el sombrero.
    Hay mucho españolito que lo que acabas de escribir NO LO ASIMILA.

    Esta bien que ,de vez en cuando,alguien les abra los OjOs.

    Gracias Barañain….gracias de nuevo.

  20. ¿Uniformidad y nacionalismo español en el PSOE? Para nada, Barañain. Sentimiento autonomista, sí. Defensa de la solidaridad (que nada tiene que ver con la uniformidad), por supuesto. Más sensibilidad en el PSC por matices identitarios y diferenciales, claro. Lo normal es que en una Comunidad Autónoma histórica existan factores políticos muy diferentes a los que existen en una de la Comunidades no históricas y que trascienden a lo púramente administrativo. Pero eso no convierte, por ejemplo, al PSOE de Murcia en rabiósamente nacionalista español.

    Alguien (no me refiero a tí, maestro en la sombra) debería hacerle llegar esta opinión tuya a Fedeguico y a toda su claque, incluyendo a Rosa, para que levanten el pie del acelerador, ya que la tesis de ese entorno es la contraria: nada de un PSOE españolista y un PSC criptonacionalista, sino un PSC (sí) nacionalista y un PSOE federación de partidos social-nacionalistas (o nacional-socialistas que dicen Fede o César Vidal a veces), pero sin rastro de España ni nada que se le parezca.

  21. Jon …apreciado Jon….te olvidas de afirmar con rotundidad ,un dato ,el mas relevante …el PSC…es un partido FEDERADO con el PSOE y con IDENTIDAD POLITICA PROPIA.
    No hay otro partido federado con el PSOE aunque este sea un partido con federaciones propias..
    El PSE no es el PSC…no lo es.

  22. Una más, antes de marcharme a la Asamblea de mi Agrupación, decisiva y polémica a priori. Sobre el tema territorial: yo en este terreno trato de ser pragmático y posibilista, aún partiendo de cierto jacobinismo que no desmiento. Me explico, mi opinión es que la organización territorial del Estado debe obedecer a criterios de eficiencia, celeridad en la prestación de los servicios que necesitan los ciudadanos, optimización de los recursos públicos, etc … Y ante eso el modelo a elegir, que no tiene porque ser puro, monolítico, sino variable, con mixturas que obedezcan a las necesidades antedichas, debe ser el adecuado a tales fines. Analícese: que se estima que un modelo centralista con departamentos provinciales es el adecuado, hágase. Que el modelo autonómico y el federal, con diferentes gradaciones en la atribución de competencias, es el que mejor ayuda a la consecución de los fines de la Administración Pública, hágase. ¿Podría ser la confederalidad? Pues avanti. Lo que no es nada eficiente y poco ayuda a la eficiencia y la equidad es el recurso constante de todos los nacionalismos a mezclar en este problema las mitologías y las reinterpretaciones de la historia, la búsqueda de hechos diferenciales, etc … Me aburre mucho que mientras nos enfrentamos a una situación económica difícil y existen problemas graves que es responsabilidad de todos (más de los responsables políticos, valga la redundancia), algunos se tiren la vida acordándose de los Fueros, de la Corona de Aragón, de Jaume I, de los Reyes Católicos o del Imperio de Carlos V. Sinceramente, me aburre.

  23. Amistad, me parece perfecto. Pero pienso que se trata de una cuestión muy incidental: son más cosas las que nos unen y las que nos deben motivar que los esquemas organizativos. E insisto, aún siendo cierto lo que tu dices, que lo es, no veo esfusión españolista o nacionalista española en mi partido, por lo menos en las federaciones andaluza, castellano-manchega, murciana y extremeña, que son las que conozco de primera mano.

  24. Lo explico de otra manera :
    Si España no estuviera dividida en autonomias ,regiones o provincias,
    El PSOE seria el partido socialista español .
    Y el PSC seria en partido socialista de Catalunya.
    Dos partidos politicos con las mismas raices.

  25. Y añado mas.
    Si el PSOE diera el paso de conceder a los mienbros del PSC que estan en el congreso que formaran grupo parlamentario propio se daria un paso enorme para que los que se resisten a entender ,se den cuenta de una vez por todas que la politica parlamentaria es una politica entre partidos.
    Por eso defiendo a ultranza la posicion politica que mantiene Montilla y el PSC ante el gobierno y el PSOE.

    Politica con mayusculas es lo que han traido “los catalanes” a este pais…esa ha sido siempre su aportacion al desarrollo de nuestra constitucion.
    Zapatero supo darse cuenta,acepto el reto y actuó en consecuencia como presidente del gobierno de España.

    Espero que el Constitucional no se carge uno de los mejores resultados del dialogo autonomico en España.

    El estatuto de Catalunya.

    A pesar de tener delante a una Oposicion incapaz de asimilar ,despues de 30 años de democracia,que la Constitucion esta mas viva que nunca.

  26. 77
    No entiendo este arrebato de AC. ¿Qué hace el PSC aparte del paripé catalanista para seguir captando el voto nacionalista y mantener a CiU en la oposición? Mientras Zapatero gobierne, los enfrentamientos entre Montilla y el gobierno no pasarán de ser las discusiones de Pimpinela, pero con menos laca.

    De todos modos aquí queda patente la fractura insalvable que hacía necesaria la irrupción de un nuevo partido, ajeno a toda esta concepción decadente y endogámica de la política.

    Lo que AC considera política con mayúsculas, para nosotros es la muestra más patente de la decrepitud del sistema de partidos tradicionales. También, como no, el vergonzante espectáculo dado por UPN y el PP, que no por esperado resulta menos escandaloso.

    Que Zapatero acepte el reto de sacar a España de la recesión, del marasmo educativo, de la dependnecia energética, del aislamiento internacional, del caos judicial y del chantaje nacionalista , y se deje de sutilezas de cortesano, que a otros por menos les cortaron la cabeza.

  27. Vuelvo a casa, abro el ordenador y ahí está nuestro Nerva dale que te pego. Tengo una duda: ¿pretende convencer a los habituales de DC de las bondades de su partido, o quiere aprovecharse de los lectores de DC para hacer propaganda de su partido? Alguna de las dos alternativas debe ser cierta, porque si no no se explica su persistencia. Y además, trabaja poco porque si trabajara mucho, tampoco se explicaría tamaña dedicación a un blog, y además a un blog dirigido por Zapatero.

  28. 82
    Llevo observándole desde que estoy en el foro y hay una pregunta que no tengo más remedio que hacerle ¿usted interviene alguna vez en él para decir algo o sólo para criticar, como una solterona amargada?

    ¿Zapatero dirige este blog? ¿Y quien dirige el país mientras tanto? Parece más bien que este blog está dirigido a Zapatero, o sus secretarios, para que tomen nota de lo que aquí se dice y los blogueros que mayores méritos acumulen sean promocionados de alguna manera, como aquel que llegó a ministro.

    Ánimo AC, tu serás el próximo. Sin duda.

  29. Sr Polonio, la muerte de la monja lo saqué… de mi imaginación. No había leído el diario, pero con monja, guerra civil, persecución el automatismo es: Muerte!
    En cualqueir caso da igual. No quiero entrar a discutir los méritos de la sudodicha. Pero hay que joderse que los retratos de presidentes del parlamento republicano no esten en los pasillo del hemiciclo y los franquistas sí. Forman parte de la historia, dicen. Y el Bono echando al republicano de la bandera. Señor, señor, señor, le collejea ud. o lo hago yo?

    Salaberria, qué has comido? A ver, cuando hablaba del imperio persa y Grecia, en realidad me estaba refiriendo… al Imperio persa y a Grecia! O sea. nada de nacionalismo. Y nada de España. Es un ejemplo de diversidad que “gana” al imperio homogéneo (a ver,… en términos de la época) Sólo por que hay diversidad puede haber discusión y OH cielos aparece la filosofía.
    Vale, es una teoría patillera, pero si no les gusta tengo otra!

    De verdad, no hablaba de España. Pero ahora amenazo con hacerlo.

    Como sabran Extremadura ha ganado premios internacionales con el Linex. Hubiera sido ello posible sin la diversidad de
    A) un sistema operativo diferente y
    b) una toma de decisiones divesificada? (espero que no sepan lo de Brasil)

    Y sigamos con España: Un país muy homogéneo religiosamente hablando. Tiende el alma española a una única religión? Será la orografía? Es el clima que provoca la supremacía del catolicismo? La mayor parte de los paises mediterráneos son católicos, y los escandinavos luteranos. Es una explicación. España no es muy diversa religiosamente hablando. Es un hecho. Es la realidad. Pero a lo mejor la falta de diversidad religiosa es consecuencia de la falta (histórica) de libertad religiosa. QUizá, mire los USA.
    Estamos a favor de la libertad religiosa? si? entonces tendremos, desde un estado laico, aceptar la diversidad.

    Es que si no me recuerda ud. a doña Sofía: libertad religiosa? si claro, pero no puede esto acabar siendo un batiburrillo. No recuerdo la frase exacta, aunque sí que usaba batiburrillo como expresión de follón religioso.

    Me he explicado bien? supongo que no, pero hoy he tenido un día muy liado y mi sintaxis emperoa por momentos.

    En definitiva, Jon, el #39 sobra porque lo puedes aplicar al independentismo vario, pero sería más correcto aplicarlo a los bares de las esquinas y sus diversas recetas de patatas bravas. Sí quiero que se me respete mi derecho a tomarme la cerveza de la marca X, y que en todo bar sea la misma (y a la misma temperatura) pero prefiero que cada bar haga su salsa diferente para las bravas.

    Y ya que hablamos de Botánica, la OMS (u otro orgenismo parecido) ha alertado del hecho que cada año se cultiva más… las mismas especies. Aumenta la producción agraria, pero tendemos a comer un espectro menor de especies vegetales. Es bueno? Es malo? podría serlo si viene una plaga. Si la diversidad fuera mala… porqué en Noruega estan creando un banco mundial de semillas?

    Y ahora hablemos de nacionalismo…

    Que cabrones los nacionalistas subestatales que se atreven a manipular la historia en beneficio propio… como si fueran nacionalismos estatales!

  30. 83

    Sí, la verdad es que teniamos dudas de que lo consiguiera. Pero ese Miguel Sebastián es perseverante y logró hacerse con un ministerio. Respecto a Amistad Cívica estamos un poco confusos. No sabemos si encaminarle hacia un ministerio o hacia una empresa de televisión, donde luzcan más sus habilidades. Somos versátiles en DC.

  31. Por cierto. In memoriam

    http://www.kaosenlared.net/noticia/miguel-nunez-entre-historia-leyenda

    Hay quien lleva más de 239.000 eurillos de “gasto” en juzgados

    http://www.publico.es/espana/174048/losantos/condenado/nuevo/atacar/honor/erc

    Esto, sería de risa, si no diese pena.

    http://www.publico.es/espana/174427/rebajan/pena/violador/victima/revelo/edad

    Hace unos días hable del PSF y nadie comentóí nada. Hoy, más en Público

    http://www.publico.es/internacional/174066/crisis/ridiculizado/deriva/liberal/izquierda

    Buenos sueños y buena suerte

  32. Oh no!

    Mañana Millan nos depara futbol y nacionalismo!!! No me esperen. Solo hablaré de Botánica o acabamos a hostiaaaaaaas!

Deja un comentario