Cambios

Lobisón

 En este mes de agosto tan desastroso, desde la epidemia de ébola a las guerras de Oriente Medio, y sin olvidar la de Ucrania, se han producido cambios que afectan al escenario de la política española. El primero y más evidente es la recaída de la economía europea, que pone en peligro nuestra propia recuperación, y con ello lo que Rajoy querría enarbolar como su principal logro, la salida de España de la crisis. Y podría ser que, aunque el gobierno del PP no sea responsable del cambio de coyuntura, una vuelta atrás le pasara factura.

No es evidente que tenga que ser así, sin embargo. Aunque el anuncio de nuevas cumbres de la UE sobre crecimiento y empleo no puede crear mucho optimismo, es posible que el BCE tome al fin medidas no convencionales —compra de deuda— y que esto permita salir del bache actual. Y aunque lo que sabemos de las conversaciones de Merkel y Rajoy en la ruta jacobea produce la impresión de que esta gente no vive en el mundo real —que si la austeridad no se discute, que si Guindos va a presidir o no el Eurogrupo— puede que las dificultades actuales de la economía alemana provoquen una modulación en la terca oposición de Markel a las políticas expansivas.

Es curioso cómo funciona el mundo: se supone que Merkel en este punto se limita a ser coherente con las preferencias de sus electores. Pero su gobierno acaba de decidir enviar armas a los kurdos iraquíes para enfrentarse a los bárbaros del Estado Islámico, algo que parece de sentido común, pero que rechazan el 60% de los alemanes. La pregunta no es por  qué los alemanes tienen una visión tan miope, sino por qué su gobierno ha prescindido de ella en este caso y no se ha planteado hacerlo en el terreno de la política económica de la UE. Cabe sospechar que el motivo es que Merkel comparte la visión luterana de la economía que nos ha llevado hasta aquí, pero no la visión aislacionista de los alemanes en política internacional.

Un segundo cambio de cierta entidad es la catástrofe moral que ha supuesto para el nacionalismo catalán la revelación de los trapicheos dinerarios de Jordi Pujol, incluyendo la falsísima posición en la que le ponen sus intentos de conciliar la defensa legal de sus hijos con su propia imagen de arrepentimiento y colaboración con las instituciones judiciales y fiscales. Y por si faltara algo cabe sospechar que al devanar la madeja de los Pujol salgan a relucir también otras figuras señeras de CDC.

Ahora la situación para los electores catalanes es complicada. ¿Se debe dar prioridad a la secesión o a la regeneración moral del nacionalismo? Si a Moisés le hubieran pillado a su descenso del Sinaí mezclado en tramas non sanctas probablemente la historia de Israel habría sido distinta. Pero ERC de momento aparece como la principal ganadora de esta historia disparatada, y es difícil prever lo que va pasar antes y después del 9-N.

3 pensamientos en “Cambios

  1. GANANCIAS PATRIMONIALES POR VENTA DE VIVIENDA EN IRPF

    Por si alguien, o un familiar o amigo, está pensando vender alguna vivienda, sobre todo antigua, es importante considerar esto, ya que la diferencia de hacerlo este año o el que viene es muy grande.

    Cuando se vende una vivienda el beneficio se declara en la Declaración de la Renta como ganancia patrimonial, tributando en la base imponible del ahorro, a la que se le aplica un % a pagar, depende de cuánto, un 22, o el 24%. Solo en el caso de venta de vivienda habitual por un mayor de 65 años se está exento.

    Hasta ahora se aplicaban unos coeficientes correctores por la inflación a lo largo de los años y otros de abatimiento por anteriores reformas fiscales, que hacían que esa ganancia patrimonial no fuera muy alta, según los casos, y el importe a pagar no era muy alto. Solo en el caso de venta de vivienda habitual por un mayor de 65 años se está exento.

    Pero en la reforma fiscal aprobada en Julio han eliminado estos coeficientes correctores por la inflación y por abatimiento a partir de 1 de Enero de 2015. Esto afecta sobre todo a la venta de viviendas antiguas. Y también en caso de una donación que en términos fiscales tributa como una venta.

    Ejemplo: Un contribuyente adquirió un piso en 1976 por dos millones de pesetas (12.020 euros) y ahora decide venderlo y le ofrecen 220.000 euros. Con la ley vigente, el vendedor pagará 10.869 euros en el IRPF por la ganancia patrimonial. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2015, el coste fiscal para el ejemplo supuesto se eleva a 43.995 euros. Es decir, la diferencia entre vender un piso el 31 de diciembre de este año o hacerlo 24 horas más tarde asciende a 33.126 euros.

    En este enlace del periódico Cinco Días hay un simulador para poder ver distintos supuestos: http://cincodias.com/cincodias/2014/07/07/economia/1404746062_443438.html?rel=rosEP

    Incomprensiblemente casi no ha habido difusión de esto, lo digo por si le afecta a alguien ahora antes de fin de año, después ya no habrá solución, y todos disfrutaremos de una más de las decenas de “bajadas” de impuestos del Gobierno.

  2. Sobre Pujol…. donde estaban los fiscales y ministros de interior, justicia y hacienda cuando este hombre campaba? Alguien le puede preguntar a FG? O a Zapatero cuando Maragall dijo lo del 3% y luego se rajó?

    De la economia…. al final no va quedar mas remedio q liarla para q nos tomen en serio…. y punto.

  3. ¿Se puede ser más torpe que Montoro? ¿Más caradura que Montoro? ¿Más….. que Montoro? Yo creo que no.

Deja un comentario