2 pensamientos en “Barra libre

  1. Así que los chicos de Podemos han decidido ocultar un poquito al macho alfa. Lo entiendo perfectamente. Después de la entrevista de Ana Pastor, en La Sexta, nos quedó claro a muchos que el invento estaba desnudo. Lo de pactar las preguntas o contestar vía plasma desde la sede de Podemos, según Tele5, como un Mariano cualquiera, debe ser cosa del becado black, esa eminencia de nuestra juventud universitaria, un tipo capaz de contar viviendas vacías de Andalucía desde Madrid. Previo pago, por supuesto. Ya sé que a día de hoy les votarán igual, hagan lo que hagan o digan lo que digan. Han convertido un partido en una religión. La reacción de sus feligreses a las explicaciones sobre “sus corruptelas” certifica que también son mortales, como cualquier casta que se precie. darán grandes tardes de gloria a la afición.

    Catorce años del asesinato de Ernest LLuch. Explicarle a esos jóvenes feligreses de Iglesias que la Sanidad pública no nos tocó en una tómbola y, ya de paso, quién era Ernest LLuch y a qué partido pertenecía. Aunque igual a día de hoy es una tarea imposible. Sobre todo si no lo hace ni el PSOE.

  2. Amén a Polonio.
    Catorce años, de aquella barbaridad. Qué barbaridad.

Deja un comentario