6 pensamientos en “Barra libre

  1. Cuenta hoy la prensa que Pedro Sánchez afronta el primer debate político. ¿donde se coloca el PSOE? ¿Qué política de alianzas?

    Se espera que Pérez Tapias, en nombre de Izquierda Socialista, defienda hoy una política de alianzas tras las próximas elecciones que no excluya a ninguna fuerza de la izquierda, incluida Podemos. Incluso plantearán que no deben continuar las descalificaciones hacia Podemos, al ser esta una fuerza política “no emergente, sino ascendente”, según declaró Pérez Tapias a EL PAÍS y ya que al partido liderado por Pablo Iglesias se han ido muchos votos que anteriormente fueron al PSOE. El argumento es raro. Si uno debe esforzarse en criticar al rival con el que compite es precisamente cuando este crece y te amenaza; cuando declina, es cuando se puede ser “generoso”. Y si el competidor se lleva votantes tuyos, razón de más para remarcar las diferencias: lo contrario solo conseguiría alimentar esa fuga. Por otra parte, el elemento central de tal postura es la idea esa de que “como son de izquierdas” hay que contra con ellos. Es como si, para los de IS, el discurrir de la izquierda a lo largo del siglo XX hubiera pasado en balde. Están empeñados en tropezar en las mismas viejas y funestas piedras.

  2. Hoy sábado manifestación contra el Toro de la Vega en la Plaza de Colón de Madrid, a las 17hrs.

  3. Parece que Pedro Sánchez no se ha dejado impresionar por quienes quieren que se “matice” o “module” la crítica a Podemos, con quien no descartan pactar. A mí incluso me ha parecido suave el discurso de Sánchez, pero bienvenido sea a la vista de los muchos cantos de sirena que tenía que sortear.

    Entrañable es la bobada esa tan repetida, en un intento de neutralizar o descafeinar la crítica política a Podemos de que el grupo de Pablo Iglesias recibe unos votos de unos ciudadanos “muy respetables”, a los que no hay que confundir con sus dirigentes ni asustar con criticas demoledoras. Vaya, por Dios. Esa gente s tan respetable como los votantes de cualquier otra fuerza política, ya se trate del PP, de Bildu, de ERC o de cualquier grupo de extrema derecha. ¿Acaso eso frena la crítica a esas formaciones?

    Otros más finos -Josep Ramoneda, pongamos por caso-, sigue con el mantra de que “hay que atender” lo que significa Podemos, gente que se rebela frena una democracia insensible, blindada, etc. Está muy bien, pero eso es válido para el primer vistazo, incluso el segundo o el tercero o el sexto. No para limitarse a la jaculatoria todos los días, mientras la bestia engorda- Porque por loables que sean las intenciones de quienes se han dejado seducir, lo cierto es que se trata de la bestia: la denuncia contra los males de la democracia que es en sí misma antidemócrata. Habrá que repetirlo una vez más, ninguno de los impulsores, organizadores y dominadores (absolutos) de Podemos es ni ha sido nunca demócrata. Su triunfo, que por supuesto no se producirá nunca, pues lo más que se conseguirá es asegurar en el poder al PP (¡y dice Ramoneda que hay “pánico” en la clase dirigente, será zoquete!) sería una calamidad nacional. Y no es casual que su discurso gire sobre vaguedades como la casta y tal…¿de qué iban a hablar semejantes profetas? Pretender obviar eso que es tan fundamental es un error desastroso. IU caerá en el, porque está en su naturaleza errar una y otra vez. Aun no es evidente que el Psoe vaya a evitarlo.

  4. Mi aplauso a los dos comentarios de Barañain. Para otro día comentar la tontería que ha escrito el paniaguado de Juan Tortosa sobre Botín en el artículo que cuelga Sarah. El nivel de los articulistas de público.es no superaría la reválida de cuarto. Salud.

Deja un comentario