5 pensamientos en “Barra libre

  1. Señor juez Ruz no hay prisa, en poco tiempo habrá prescrito todo, total ya para lo que queda, dediquen su tiempo a las condenas por ser pobre que esas no prescriben, en Madrid ya está en proyecto poner multas por no tener techo de 700 euros, tendrán que embargarles los cartones en los que duermen. Hay mucho trabajo en los desahucios, esos no prescriben tampoco, tienen a los bancos detrás. Hay muchos juicios por impago de los que están viviendo de la pensión de los padres, se les puede embargar la pensión. Hay muchas personas en al cárcel pendientes de juicio por robar un bolso con diez euros, condéneles ya, que eso no está prescrito.
    Señora jueza de los ERES no hay prisa, vaya usted engordando la lista, total todo estará prescrito, y los que no sean culpables, que mas da, se les destroza la vida, al final lo que prescribe es lo de los sinvergüenzas como Barcenas. Señores jueces sean fuertes con la plebe, son fastidiosos y ensucian las calles con su mendicidad, no venden la marca España, desprestigian a la banca y a los políticos. Muchos de ellos cobrando el paro ilegalmente, defraudando al Gobierno. Señor juez del caso Undangarin, como se atreve a meterse con el Jefe del Estado, porqué porque está ahora chunguillo y no se puede defender, no ha visto lo que pasó con el señor Jaume Matas, le rebajaron mas de ocho años de condena, no ve usted que la Fiscalia no ve con buenos ojos que impute usted a la Infanta de España. No se acuerdan señores que al señor Fabra le han prescrito los delitos y sigue tocándole la lotería. No saben ustedes que al Señor Undaganrin le han condenado ya a ganar un MILLÖN Y MEDÏO de euros, y a la Infanta cerca de otro medio millón, que viven en Suiza muy cerquita de las cuentas de Barcenas por si necesitan un sobrecillo, nunca se sabe. En fin señores no pierdan el tiempo, que el tiempo es oro, para los que tienen oro. La vergüenza está devaluada en estos tiempos y como es natural la democracia es la mayoría, y como hay tanto sinvergüenza y son mayoría pues los políticos deben estar con la mayoría y no digamos el Gobierno, sería antidemocrático otra cosa.

  2. Acto de beatificación de 522 mártires de la Guerra Civil. ¿Cuánto se habrá gastado la Conferencia Episcopal en este sarao? ¿No deberia la Iglesia haber dedicado ese dinero a ayudar a tanta gente que lo necesita?
    VERGOGNA

  3. El artículo de Jordi Soler que cuelga PMQNQ desarrolla muy bien una línea argumental que sin duda tendrá eco en la ciudadanía catalana.

    Ahora bien , hay algo que no acabo de entender en esta línea.
    Soler dice que “si quitamos la mística al proyecto independentista, y nos atenemos a los datos que la realidad nos ofrece, si despojamos al proyecto de toda su ficción, tenemos que una Cataluña independiente sería menos próspera, quedaría aislada de Europa y tendría menos peso político, económico y cultural del que tiene ahora como parte de España”. Y esa pérdida debería llevar a la cordura a los que dejan cegar -en contra de sus propios intereses-, por la “ficción independentista”. ¿Quiere eso decir que si en lugar de una perspectiva de “pérdida” a los catalanes se les abriera una perspectiva de “ganancia”, el independentismo tendría la bendición de Jordi Soler? Y parece obvio que si tal perspectiva fuera realista eso sería una muy mala noticia para el resto de españoles, los no catalanes, abocados a una pérdida segura, porque dos ganancias simultáneas seguro que es imposible que surjan de la ruptura.

    Dijo una vez José Bono que “el que quiere comer aparte, es porque quiere comer más”. Jordi Soler parece que no quiere comer aparte pero porque él sabe – o cree saber-, que va a comer menos. Lo cual me parece muy loable pero me deja con esa duda de si en caso de prever una buena comilona Soler se apuntaría al banquete en mesa separada. Y tiendo a pensar que no, pero es porque no acabo de creerme que ese argumento -e insisto en que lo desarrolla muy bien-, sea el que realmente le ponga a Soler en guardia frente a la “mística independentista”.

    Creo que estuvo más atinada Esperanza Aguirre al advertir contra el uso de esa línea argumental que podría resultar muy contraproducente.

  4. No se me había ocurrido razonar en la línea en que lo hace Barañaín. Debe ser que soy mejor pensado. Quizás tenga razón, no tengo ni idea. Pero no está de más señalar la ficción que hay en toda la historia del independentismo. Se sentimientos no se vive.

Deja un comentario