2 pensamientos en “Barra libre

  1. El Correo habla a cinco columnas de las noticias sobre un hecho en principio privado de una asociación que se llama Athletic de Bilbao.
    Un club que en 25 años no ha conseguido nada más que un título residual por la doble conquista de campeón de liga y campeón de Copa por el Barça .

    El concepto máximo , es la “filosofía de club“, algo que enlaza espontáneamente con la simpatía de Numancia. Con la resistencia innominada . No es lo mismo la resistencia de las unidades absolutamente nazis en el Berlín del 45 , la estúpida resistencia del cómic de Astérix y Obélix frente al civilizador derecho Romano , con el mantenimiento de la fórmula que procura el Aura de leyenda a un Athletic introductor de ese deporte en España.
    Muchos años sin ningún título, muchos años en la contumaz resistencia a que los tiempos han cambiado. Las empresas vascas lo han entendido y y solo queda el valor simbólico del músculo , la piedra , los bosques, y un destino que nos han reservado los dioses como pueblo elegido.
    Esto hace daño pero ayuda a la propaganda.
    Pues bien, el mito, el Athletic financiado, subvencionado, animado, de unos jugadores -algunos de los cuales podrían estar perfectamente en tercera división- adoptan el estúpido papel de resistentes con el genious locus.
    Un grupo de aldeanos, según confirma el mito, será el encargado , una vez más , de intentar lo imposible , que Asterix se convierta en César por la gracia de sus dioses , de su grandiosa particularidad.
    Un club que recibe el apoyo de toda la masa político económica del país-PNV y amalgamas – para nutrir la leyenda a la que invita , algo común en los clubs de fútbol , a l a MASA SOCIAL -así se llaman – , algo inerte y de valor entendido.
    ¿ Cual ha sido la novedad , oh Zeus ?
    Pues que en un entorno internacional, de libre comercio, los jugadores buenos del Athletic , pocos pero que los hay, han decidido contratar con otros clubs.
    En estos momentos están en el puesto 18 de la liga Santander con visos de seguir en su ruta desesperada por mantener una política estúpida más que xenófoba, que viene a ser lo mismo.
    Están bien dónde están mientras no cambien de una vez.

  2. Va de suyo que me encantaría vivir en un país normal , dentro de una españa mejor , y en una Europa que nos respeta y respetamos.
    Un sueño que tal vez pueda ver.

Deja un comentario