2 pensamientos en “Barra libre

  1. ….Al igual que, en el rodaje de Casablanca, en el que el guión se iba escribiendo a medida que se filmaba, Sánchez se mueve con el desconcierto de una aturdida Ingrid Bergman que llegaría a preguntarle al director en un momento dado , como el propio presidente puede haberlo hecho con Iván Redondo, su jefe de Gabinete: “Señor Curtiz, ¿ de quién se supone que estoy enamorada , de Víctor [su marido y héroe de la resistencia ] o de Rick [a quien conoció cuando penaba en un campo de concentración ] ?».
    «En principio- fue su réplica -, de los dos. Luego ya veremos». En definitiva, Sánchez gana tiempo al aguardo de lo que dé de sí una legislatura entre neblinas como el aeropuerto del adiós final de los personajes de Bogart y Bergman.

    F.Rosell , hoy en El Mundo

Deja un comentario