4 pensamientos en “Barra libre

  1. Leo el artículo de Madina que tanto les ha gustado y me pasa lo mismo que en otras ocasiones : nunca le acabo de entender.

    Hoy me detengo en tres aspectos enigmáticos del texto :

    1) “ Es por cierto posible que, alguno de esos pasos para la generación de condiciones en Cataluña, pase por Euskadi, que esté esperando en Euskadi. En ese sentido, sería muy oportuno que el Gobierno de España supiera verlo y que decidiera tenerlo en cuenta.”
    Comprenderán que viviendo en Euskadi me alarme el despiste en el que vivimos un número no desdeñable de ciudadanos. Al parecer tampoco lo ve el Gobierno.
    Sin duda trata de establecer algún tipo de recomendación de probada eficacia entre nosotros , algún bálsamo de fierebras pacificador pero que no se decide a nombrar ¿ que será? Desde DC para el mundo desvelamos el misterio : ¡ El Cupo !

    2 ) “ Reformas que tienen que ver con la mejora de la financiación autonómica del marco general de nuestro modelo autonómico, con blindajes competenciales en materias lingüísticas y culturales de las comunidades bilingües que así lo soliciten y con las reformas de las instituciones de representación de las partes que componen el Estado.”

    ¿ Pero no estábamos en esas ? ¿ No se iban a celebrar reuniones y conferencias? Ah , pero de esas no , en todo caso asimétricas.
    ( lo que enlaza con el punto anterior )

    Para elevarse sobre el vil metal se remata la propuesta con un inquietante blindaje competencial en materias “lingüísticas y culturales ” , con la intención supongo de lograr un estado de ánimo del tipo « a ver si se callan »

    3 ) “Lo cierto es que, si Euskadi supo cerrar una etapa de ruptura interna para dar paso a un ciclo de vertebración transversal de la sociedad vasca, fue por la voluntad política expresada e implementada por actores de intereses e ideologías diferentes. Y si aquella Euskadi de sangre supo hacerlo, nada indica que en Cataluña tenga que ser más difícil.”

    Esto es como una traca final que falsea la historia con palabras comodín más propias de un vaporoso Bergoglio que de un exdirigente, hoy un tanto desnortado, que sufrió la terrible e injusta violencia del extremismo nacionalista , el mismo que hoy en día se resiste a reconocer cualquier transversalidad mediante la petición de perdón por tanto dolor provocado a sus víctimas.
    Los catalanes pueden recibir la misma ayuda , solidaridad y comprensión que recibimos los vascos del resto del Estado. Esperemos que con la misma determinación y firmeza.

Deja un comentario