Auto goles

Cuando se hizo pública la inscripción del sindicato de trabajadoras del sexo OTRAS, a principios de agosto, la ministra Magdalena Valerio compareció a toda velocidad para decir que le “habían metido un gol por la escuadra” y tal inscripción le costó el puesto a una directora general nombrada sólo semanas antes.

 ¿Por qué es tan grave que haya ocurrido esto? No sólo lo es porque supone el reconocimiento de la prostitución como actividad laboral por parte de un Gobierno que se ha comprometido a abolirla, sino por algo más grave aún y es que un sindicato reconoce a trabajadores por cuenta ajena que dependen de una patronal. La patronal de las prostitutas son los proxenetas. Y el proxenetismo es delito. Inscribir a otras es legalizar el proxenetismo por la puerta de atrás. Y eso es ilegal.

 Sin embargo, desde entonces hasta ahora, el Gobierno no ha movido ficha. Han tenido que ser dos asociaciones de mujeres las que iniciaran el procedimiento judicial para revertir esta torpeza. Y la fiscalía, en lugar de revertir el paso del que el Gobierno reniega en público, ha pedido a los jueces que archiven las demandas.

 Mientras, el ministerio de Trabajo afirmaba que estudiaba con la Abogacía del Estado impugnar los estatutos de OTRAS, cuando hacía meses que se les habían pasado los 20 días de plazo para hacerlo.

 Para redondear la jugada, las asociaciones de las denunciantes han recibido presiones por parte del PSOE y del Gobierno para retirar sus demandas, que se juzgarán hoy en la Audiencia Nacional. ¿El motivo? Pues según me han dicho fuentes del PSOE, porque “Carmen Calvo está muy enfadada” porque se emprendan acciones feministas sin su permiso. Da igual que éstas vayan en el mismo sentido que sus declaraciones y las de su Gobierno. Incluso que las motiven los objetivos abolicionistas del último Congreso del PSOE. Incluso que persigan el objetivo declarado pero no puesto en marcha de corregir el “gol por la escuadra”.

 Ayer, el Ministerio de Trabajo filtró a El País las supuestas conclusiones de la Abogacía, que afirman que la inscripción de OTRAS es ilegal, que falló el control previo de legalidad (los controles previos, porque esa inscripción se revisó en varias ocasiones y se solicitó documentación adicional al seudosindicato) y el reconocimiento del trabajo sexual por cuenta ajena va contra la ley. Es decir: que da la razón a las demandantes cuando hasta ahora ha actuado contra ellas. Y el documento está fechado en octubre, que es más o menos cuando la Fiscalía decía que había que desestimar la demanda.

Hoy el Gobierno, a través de la Fiscalía, se juega seguir condenando la existencia de OTRAS en la prensa pero defendiéndola en las instituciones. E decir, en seguir insistiendo que el gol es un autogol. Y en tomar al portero de su equipo por alguien del equipo contrario.

Un pensamiento en “Auto goles

  1. Un artículo falto de sentido común y , en último término , de piedad.
    Un gobierno que se precie recibe información refinada y profesional. Sabe de los tiempos geológicos y de las urgencias ; también de los efectos tóxicos de la precipitación.
    Hablamos de situaciones dolorosas que un gobierno de humanos y no de dioses debe atemperar. La prostitución es una de esas cosas que tanto intimidan a las instituciones.
    Si algo pueden hacer , háganlo. La ley condena a los proxenetas y debe seguir condenándolos pero ¿ se debe añadir una nueva humillación por parte de una administración pública a la que se recurre con fundamento para recomponer en su cotidianeidad un poco de justicia y protección ?
    Este no es debate de ” folies bergeres ” decadentistas ni de libertinos contra intransigentes. Es un debate republicano en su esencia: debemos actuar en la situación que se propone y proteger a los débiles en sus esperanzas concretas y útiles , porque podemos. Nos solicitan reconocimiento y protección, no impunidad para quienes tratan de atropellarles. Un poco de humanidad y sensatez. Un gobierno inspirado. Es posible que tenga ese detalle.
    Lo creo por su reacción.

Deja un comentario