Hablar de PODEMOS

Senyor_J

“Deberías de hablar más de Podemos”, me dice el Senyor_Z, mientras el sol de media tarde cae sobre los cada vez más escasos plátanos de sombra que una vez dominaron la capital catalana y que hoy son víctima de todo tipo de patologías arbóreas. “Desde la distancia hay muchas cosas que son difíciles de entender, quizás no por inexplicables, sino por falta de información”. Escucho con atención al Senyor_Z mientras disfruto de la agradable temperatura primaveral y de ese día soleado que nos regala el mes de abril. Estamos sentados en una terraza cercana al imponente Arco del Triunfo, el mismo espacio que el pasado mes de junio acogió el gran acto de campaña de Pablo Iglesias junto a Ada Colau, Alberto Garzón, Mónica Oltra, Íñigo Errejón, Xavi Domènech y algunas otras figuras. Aquel fue un día caluroso, un día en que los espacios a la sombra resultaban muy codiciados, mientras que hoy el sol golpea a placer nuestros rostros sin que ello nos inquiete lo mas mínimo. También fue un día de ilusiones, pues todavía parecía posible que el espacio del cambio se convirtiera en la segunda fuerza política de España, pero el largo interregno que precedió al canicular momento de las votaciones del 26J no generó las condiciones necesarias y aquellas elecciones sumaron un nuevo capítulo al ya extenso libro de las oportunidades perdidas. Sigue leyendo

El estilo Rufián

Senyor_J

Vestir con traje o lucir una corbata son convenciones creadas alrededor del lenguaje no verbal. La gente espera que las usemos para transmitir una imagen de seriedad en lo laboral y de día especial en las bodas, por citar un par de ejemplos. Las convenciones dan fe de nuestra capacidad de generar códigos compartidos y de generar cultura, pero también de sucumbir ante las representaciones que nos formamos alrededor de lo que llevamos puesto. Como recordaba Marvin Harris, las prácticas culturales tienen una razón material de ser, pero es evidente que se declinan en una diversidad de acciones que ajenas a dicha razón. Así, un aspecto trajeado puede ser clave en la seducción de un cliente de cierto estrato social, pero es una práctica absurda y gratuita el que en algunos trabajos se vuelva del todo inadmisible el no ir trajeado, aunque solo tengan que verte tus compañeros de trabajo, o el que no se admitan otras formas de expresar elegancia y seriedad que podrían ser igualmente eficaces. Sigue leyendo

La elegida


Senyor_J

El pasado domingo asistimos a la puesta de largo de la candidatura de Susana Díaz a la presidencia del PSOE. Y lo hizo envuelta de todos esos referentes que salen a pasear cuando hay que bendecir a un nuevo candidato a secretario general: el dúo dinámico (Felipe y Alfonso), el guardián de las esencias (Rubalcaba) y el último gran referente (Zapatero). Así pues, en un clásico ejercicio de comunicación política, Susana Díaz hizo saber a los suyos que el partido está con ella, que ella es la elegida para guiar el timón en este momento de crisis electoral del que hasta hace poco había sido el otro gran partido de España. Naturalmente eso lo hace, además, desde su condición de presidenta andaluza, que es el cargo desde el que transmitirá con convencimiento de que lo suyo no es una designación improvisada sino una elección basada en hechos: experiencia de gobierno y capacidad probada de ganar elecciones. Sigue leyendo

La puesta en escena de la desconexión catalana

Senyor_J

A lo largo de los últimos meses hemos aprovechado esta tribuna para lanzar varios interrogantes sobre el prusés, ese ensayo de ejercicio de la soberanía que acapara la atención política catalana desde hace varios años. Hemos considerado que en 2017 no quedaba otro remedio a los actores principales del mismo que pasar de las palabras a la acción. Hemos puesto en duda que, aunque el prusés resulte my light y funcione como un resorte para seguir acaparando el poder político autonómico, eso no implica que no acabe obligando a sus impulsores a poner en práctica aquello que predican. También, a la luz de algunas exhibiciones recientes, hemos advertido de que el sector más vehemente e incontinente del prusés podría acabar liderando su viaje a ese país desconocido que quieren crear. Despejar esos interrogantes resulta clave para descifrar si todo va a quedar en una escenificación o si el prusés va a tener consecuencias reales, pero por el momento solo podemos ir hallando alguna respuesta observando con atención todo aquello que acontece . Sigue leyendo

El largo viaje de Pedro Sánchez hacia las laderas del Himalaya

Senyor_J 

Nueva política. Una nueva manera de pensar pero también una nueva manera de hacer. El deterioro de la imagen de los partidos ha traído nuevos patrones éticos, nuevos compromisos con la gente y ha generado todo tipo de renuncias entre los electos para dotar de nuevo de una imagen de honradez y compromiso al ejercicio de la profesión. Las viejas formas de comunicación ya no funcionan como antes, son necesarios nuevos formatos y nuevos canales para crear vínculos con la ciudadanía. Las viejas lógicas organizativas tampoco, los partidos cerrados sobre sí mismos dejan cada vez más espacio a nuevas estructuras más abiertas, más permeables, en las que se desarrollan formas variadas de profundización democrática orientadas a asegurar el sufragio directo sus miembros, tanto en la elección de dirigentes como en las decisiones cruciales. La metamorfosis progresa pero no es completa: algunos partidos clásicos firmemente asentados en las estructuras de poder resisten dentro de los viejos modelos, como si de una cápsula del tiempo se tratase, o bien adoptan formas híbridas en que lo nuevo contamina lo viejo. Huelga decir, no obstante, que el que todo eso se acabe de concretar en modelos de partido más democráticos y en una mejor capacidad de representación de los intereses de los electores es harina de otro costal. Sigue leyendo

En la victoria de Pablo Iglesias

Senyor_J

Era sábado al mediodía y Pablo Iglesias presentaba su candidatura a secretario general del partido. Tras destacar que no quería robar mucho tiempo porque había intervenido anteriormente en tres ocasiones, dijo: “Os tengo que hablar de mi candidatura a la secretaría general de Podemos, y por eso os tengo que hablar de Irene Montero…”. Y con esta misma entradilla fue presentando a varios de los compañeros que le acompañaban en su lista, sin hablar en ningún momento de él. A mí me pasa algo parecido: para hablar de lo que pasó en Vistalegre y de la victoria de Pablo Manuel Iglesias Turrión os tengo que hablar de la estevia. Sigue leyendo

Vistalegre o Vistatriste

Senyor_J

Espadas en todo lo alto y máxima tensión en ese duelo a tres listas que enfrenta a los dirigentes de Podemos que, por su dureza, su agriedad y su incongruencia con el buen momento electoral y demoscópico que vive el partido, ha sorprendido a propios y extraños. Podríamos decir que se enfrentan tres maneras de entender el partido, tres lógicas distintas de abordar el momento político y tres modelos diferentes de organización, y los documentos así lo reflejan, pero es innegable que la principal confrontación se sitúa en lo personal y afecta tanto a la manera de ejercer el liderazgo, como al papel que las principales cabezas visibles quieren jugar en el inmediato futuro. Sigue leyendo

El personaje, la obra y la platea

Senyor_J

Hemos de sentirnos felices por el hecho de que la política se haya convertido en un espacio menos cerrado sobre sí mismo, donde no solo medran elementos seleccionados endogámicamente entre los partidos tradicionales. Hoy en día también tienen cabida nuevos partidos, otros no tan nuevos que ven ensanchado su espacio natural y otros tipos de referentes, personas cuya actividad pública les hace merecedores de sentarse en un escaño. El político, en tanto que profesional de la política, cotiza a la baja ante la opinión pública, y la llegada de nuevos activos que ayuden a ventilar la casa o de personajes de reconocido prestigio profesional, hacen más creíbles y más votables las candidaturas de los partidos. Sigue leyendo

Feliz Año Nuevo

Senyor_J

Es inevitable ser repetitivo al referirse al hombre de moda, por lo que lo único que podemos hacer para evitarlo es recurrir a un enfoque calendárico. Probémoslo, porque son mayoría los que, como de costumbre en el mundo occidental, celebraron la llegada de un nuevo año el pasado 1 de enero, pero no podían estar más equivocados. El verdadero cambio de año sucedió la semana pasada con la proclamación de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Es a partir de entonces cuando asistimos realmente a ese nuevo momento, en que 2016 quedó definitivamente atrás y nos adentramos por fin en el tenebroso año 2017. Sigue leyendo