Desconexión

Senyor_J

Le podríamos haber llamado “El día que Catalunya le dijo adiós a España”. O “Despedida y Cierre”. O cualquier otro título ingenioso que se nos pudiera ocurrir. Pero no hace falta más que una palabra para sintetizar el resultado de la jornada del 1 de octubre: “Desconexión”. Y no porque el presidente de la Generalitat se disponga a aplicar la ley conocida por este nombre, no es por ello en absoluto. Es porque lo sucedido el pasado domingo solo puede tener un resultado: la desconexión. Y la desconexión será afectiva, será sentimental, pero también se plasmará hasta donde sea posible en la configuración de ese país que llamamos España, porque son muchos más los esfuerzos que van a concentrarse ahora, no solo en cambiar la relación que mantiene con Cataluña, sino en que dicho territorio se separe y se reconfigure en un Estado propio. Sigue leyendo

Please, give me a Revolution!

Senyor_J

You say you want a Revolution

Well, you know

We all want to change the world

You tell me that it’s evolution

Well, you know

We all want to change the world

(  The Beatles)

Han transcurrido veinte días clave de septiembre durante los cuales se ha asistido a eventos de una magnitud histórica, por no decir mítica. No existen precedentes en España ni en casi ningún país de un proceso de secesión de un Estado como el que se ha iniciado en Cataluña. Lo máximo que habíamos visto por estos lares, hace ya cerca de 100 años, fueron un par de alocuciones mediante las que Lluís Companys anunciaba un espacio propio de soberanía, pero jamás se le había ocurrido a un parlamento regional cuestionar la integridad del país mediante la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, ni aun menos formalizar una ley de transitoriedad para el momento en que surja el nuevo estado y este no esté amparado por Constitución alguna. Imposible entrar en todo lo sucedido, pero no tanto arrojar unas cuantas ideas dispersas al respecto. Sigue leyendo

La gran reconciliación

Senyor_J

Asistimos a un proceso de reconciliación entre los partidos y la ciudadanía que, aunque incipiente, empieza a restaurar algunas brechas que se han generado en los últimos años pero que tardarán en estar restauradas plenamente, si es que llegan a estarlo. Lo hemos visto en el Partido Socialista, donde una masa descerebrada que no ha entendido la gran amenaza que supone Pedro Sánchez, ha devuelto a Susana Díaz a Andalucía mediante mensajería urgente. Lo apreciamos también en lo sucedido con el peligroso Jeremy Corbin, un malvado antisistema que se proponía crear un régimen soviético en Gran Bretaña frente la virtuosa y nada antisistema Theresa May, siendo finalmente esta la que va a tener que sudar tinta para sobrevivir durante más de dos telediarios de sobremesa a las puñaladas que le lanzan desde su partido. También el alocado Mélenchon, ese aliado técnico del Frente Nacional, ha estado a punto de dar la campanada y se ha quedado a las puertas de generar un duelo a muerte con Marine Le Pen, siendo finalmente Macron el que ha fulminado a los dos y a unos cuantos más. Entretanto esos venezolanos de PODEMOS siguen saliéndose de los guiones marcados por el Régimen del 78, al proponer un cara a cara con Mariano Rajoy El Honesto, que ha hecho posible ponerle sobre la mesa aquello de que “yo no sé si me fiaría mucho de alguien que tiene tantos amigos en la cárcel”, abriéndose así la posibilidad de que se le haga deponer las armas antes de que finalice la legislatura. Sigue leyendo

Cataluña, ¿un estado fallido?: una hipótesis alternativa sobre el desenlace del referéndum

Senyor_J

Pocos se han hecho tan famosos atravesando un río como Julio César. Tras reflexionar sobre la celada política que le habían tendido sus enemigos, el célebre vencedor de la Guerra de las Galias decidió abandonar junto a su legión XIII los dominios que le habían sido asignados en el acuerdo del Primer Triunvirato y atravesó el curso fluvial que servía de frontera entre la Galia Cisalpina y la provincia de Italia, territorio este gestionado por Pompeyo, dando con ello inicio la segunda guerra civil de la República romana. Algunos miles de años después, un Rubicón imaginario es el que se dispone a atravesar el Gobierno catalán, tras haber anunciado su voluntad de convocar un referéndum el próximo 1 de octubre para consultar a los catalanes si desean constituirse como una república independiente. Sigue leyendo

El triunfo de las instituciones

Senyor_J

Islandia es una pequeña isla situada en un lugar lo bastante alejado del continente europeo como para que su colonización se produjera en época tardía. Los vikingos dieron con ella en el siglo IX, de forma accidental, y no tardaron mucho en iniciar una lenta pero exitosa colonización de la misma. El pueblo vikingo ha adquirido fama de rudo, violento y poco civilizado pero en Islandia fueron capaces de desarrollar instituciones de gran eficacia para prevenir los conflictos armados. Sigue leyendo

Torcuato o la fuerza del Procés

Senyor_J

Pienso en Torcuato Fernández Miranda: ese rostro aguileño; ese porte que conjugaba poder y tradicionalismo; esa seguridad adquirida en el conocimiento de la ley y de las cloacas franquistas. La ley es como una brújula que guía al navegante, pero hay que ser navegante para saber usar la brújula, del mismo modo que hay que ser experto en leyes para manejar la ley. Sigue leyendo

Derrotar al populismo

Senyor_J

Fluyen los titulares con un simple mensaje: “Francia logra frenar al populismo”. La victoria de Emmanuel sobre Marine no ha tardado nada en ser considerada por cierta opinión publicada como la nueva gran barrera de contención para frenar el avance del populismo en Europa. Primero se logró esquivar el escenario más temido, aunque no por demasiado margen: el duelo a muerte en segunda vuelta entre el Frente Nacional y la Francia Insumisa, es decir, el duelo populista que según parece habría supuesto el fin de la Europa que conocemos. Ahora, en esta nueva votación, carente de emoción alguna, Macron, como era totalmente de esperar, se lleva de largo la victoria en un sistema mayoritario que, a falta de un escenario con múltiples opciones, no deja otro remedio a la mayoría que el elegir entre susto o muerte. En este caso el veredicto no ha sido muerte, sino susto, pero un susto bien conocido: Francia disfrutará en la presidencia de un tecnócrata advenedizo y comprometido con las políticas macroeconómicas hegemónicas en la Unión Europea, que es lo que hoy en día mejor caracteriza a la UE por encima de cualquier otra cosa. Sigue leyendo

Hablar de PODEMOS

Senyor_J

“Deberías de hablar más de Podemos”, me dice el Senyor_Z, mientras el sol de media tarde cae sobre los cada vez más escasos plátanos de sombra que una vez dominaron la capital catalana y que hoy son víctima de todo tipo de patologías arbóreas. “Desde la distancia hay muchas cosas que son difíciles de entender, quizás no por inexplicables, sino por falta de información”. Escucho con atención al Senyor_Z mientras disfruto de la agradable temperatura primaveral y de ese día soleado que nos regala el mes de abril. Estamos sentados en una terraza cercana al imponente Arco del Triunfo, el mismo espacio que el pasado mes de junio acogió el gran acto de campaña de Pablo Iglesias junto a Ada Colau, Alberto Garzón, Mónica Oltra, Íñigo Errejón, Xavi Domènech y algunas otras figuras. Aquel fue un día caluroso, un día en que los espacios a la sombra resultaban muy codiciados, mientras que hoy el sol golpea a placer nuestros rostros sin que ello nos inquiete lo mas mínimo. También fue un día de ilusiones, pues todavía parecía posible que el espacio del cambio se convirtiera en la segunda fuerza política de España, pero el largo interregno que precedió al canicular momento de las votaciones del 26J no generó las condiciones necesarias y aquellas elecciones sumaron un nuevo capítulo al ya extenso libro de las oportunidades perdidas. Sigue leyendo

El estilo Rufián

Senyor_J

Vestir con traje o lucir una corbata son convenciones creadas alrededor del lenguaje no verbal. La gente espera que las usemos para transmitir una imagen de seriedad en lo laboral y de día especial en las bodas, por citar un par de ejemplos. Las convenciones dan fe de nuestra capacidad de generar códigos compartidos y de generar cultura, pero también de sucumbir ante las representaciones que nos formamos alrededor de lo que llevamos puesto. Como recordaba Marvin Harris, las prácticas culturales tienen una razón material de ser, pero es evidente que se declinan en una diversidad de acciones que ajenas a dicha razón. Así, un aspecto trajeado puede ser clave en la seducción de un cliente de cierto estrato social, pero es una práctica absurda y gratuita el que en algunos trabajos se vuelva del todo inadmisible el no ir trajeado, aunque solo tengan que verte tus compañeros de trabajo, o el que no se admitan otras formas de expresar elegancia y seriedad que podrían ser igualmente eficaces. Sigue leyendo