Banderas contraproducentes

LBNL

Caben muchas interpretaciones sobre lo que pasó la semana pasada. La más extendida entre la prensa apunta contra la Vicepresidenta Calvo y su imprudencia al revelar el acuerdo para incluir un “relator” en la mesa de diálogo de partidos políticos que estaba negociando con los líderes independentistas catalanes. La fuerte reacción de la derecha y las protestas de la vieja guardia socialista habrían obligado a recular a Sánchez. El probable rechazo de los Presupuestos esta semana nos acercaría a marchas forzadas a la convocatoria de elecciones generales junto a las locales, autonómicas y europeas a finales de mayo. Esto mismo reclamaron ayer varias decenas de miles de personas ayer en Colón: ¡Volem votar! En el otro extremo, alguna voz se atreve a sugerir que todo responde a una estrategia bien pensada de Moncloa. El empeño dialogante del Gobierno le genera tantas críticas en la derecha como le carga de legitimidad y le genera votos por la izquierda. Que los independentistas rompan la baraja porque no se acepta negociar sobre la autodeterminación también refuerza al Gobierno: diálogo solo dentro de la Constitución. Que también incluye el artículo 155 que el Gobierno no dudará en aplicar si el juicio contra la insurrección institucional de la anterior Generalitat lleva a una nueva insurrección por parte de Torra y sus acólitos. Con Podemos en coma por su descomposición interna, la firmeza constitucional dejaría fuera de juego a Rivera, cada vez menos de centro tras su pacto con Vox en Andalucía y la foto de Colón de ayer. Ladran, luego cabalgamos, podrían estar diciéndose en Moncloa.

Sigue leyendo

La (des) Unión Europea en política exterior

LBNL

En términos diplomáticos la UE es un “actor global” que se preocupa y actúa sobre cualquier asunto internacional, sin limitarse a intervenir exclusivamente en su vecindario, sin perjuicio de que los asuntos más cercanos sean lógicamente aquellos en los que se muestra más activa. Las capacidades de actuación de la UE en política exterior dieron un salto sustancial con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa (2009) que creó la figura de la Alta Representante de Política Exterior – que es a la vez Vice-Presidenta de la Comisión Europea – y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), un embrión del futuro Ministerio de Exteriores europeo. A la red de 140 embajadas europeas repartidas por el mundo, en los últimos años se ha sumado un progreso sin precedentes de la dimensión de defensa y seguridad, que está llamada a desarrollarse plenamente en los próximos años. Por último, la defensa del multilateralismo, la legalidad internacional, la democracia y los derechos humanos, el libre comercio y la solidaridad internacional, hacen de la UE una referencia obligada para muchísimos países grandes, medianos y pequeños que se alinean tras las posiciones de la Unión en los foros internacionales cuando se negocia sobre el cambio climático o la lucha contra el terrorismo, por poner solo dos ejemplos. Y sin embargo, las disensiones internas y la estructura enrevesada de su proceso de toma de decisiones en política exterior, están embarrando cada vez más los pies del creciente gigante. Hoy tenemos un buen ejemplo con el reconocimiento de Guaidó como Presidente interino de Venezuela por solo una parte de los 28 Estados Miembros.

Sigue leyendo

Incoherencias venezolanas

LBNL

¿Queda alguien coherente opinando sobre Venezuela? El Gobierno, que empezó la semana pasada llamando a la Unión Europea a implicarse más para favorecer el diálogo y una solución política que evite un baño de sangre, pasó el viernes a liderar el frente de los que querían reconocer al Presidente del Parlamento como nuevo Presidente. Entre medias, Guadió se había ofrecido y Trump le reconoció inmediatamente, dando la impresión de una operación concertada, secundada inmediatamente también por los ultras Bolsonaro de Brasil y Duque de Colombia. Nuestras derechas, desde el centro al extremo, que venían denostando a Pedro Sánchez como cómplice de los amigos del chavismo en España – Podemos – no han sin embargo tornado sus ataques en aplausos al giro copernicano de Sánchez. Normal en política cabe pensar. Pero no deja de extrañar que los mismos que denuncian el quebranto de la legalidad en Cataluña tildando la insurreción institucional como golpe de Estado y rebelión violenta, sean los que más se desgañitan reclamando el reconomiento de Guaidó dejando de lado la legalidad. Legalidad que les trae sin cuidado también a los gobiernos autoritarios de Rusia, China, Irán o Turquía que saltaron rápidamente a renovar su apoyo al régimen para defender sus intereses económicos. Sin duda Maduro carece de la más mínima legitimidad democrática tras haberse saltado a la torera la propia Constitución bolivariana en múltiples ocasiones. Nadie sensato lo discute. Cuánto antes se pueda desmantelar el régimen bolivariano mejor para Venezuela. Es evidente. Pero una guerra civil sería todavía peor para el pueblo venezolano. Y reconocer a Guaidó no es solo una injerencia contraria al derecho internacional sino que agrava el riesgo de conflicto. Lo más democrático y sensato sigue siendo presionar al régimen diplomática y económicamente para que convoque nuevas elecciones con todas las garantías internacionales, incrementando las sanciones si es menester. No es cuestión de equidistancia entre Maduro y la oposición sino de mantener los principios democrácticos y de respeto al derecho internacional frente a los excesos de Trump y Bolsonaro y la indignidad de Putin y Erdogan.

Sigue leyendo

Vuelve Aznar

LBNL

En Ferraz deben estar frotándose las manos. El déficit no cuadra, los Presupuestos no prosperan, Andalucía ha caído y a finales de mayo elecciones locales, autonómicas y europeas en las que al PSOE le costará mucho ser la primera fuerza política, y todavía más gobernar, especialmente teniendo en cuenta la descomposición creciente de Podemos. Pero la vuelta de Aznar garantiza que la emergencia de Vox no centrará al PP sino todo lo contrario. Y tras el threeparty andaluz, Ciudadanos también lo tendrá difícil. En cambio, los independentistas catalanes prometen volver a la senda de la insurrección en cuanto sus líderes sean condenados. Pedro Sánchez podrá entonces reimponer el artículo 155 en Cataluña, poner orden y asentarse en el trono del centro político que, como todos sabemos, es el mayor caladero electoral. Y para ganarse a los desencantados de Podemos le valdrá con exhumar a Franco. Y tener enfrente al doberman.

Sigue leyendo

Gangsters

LBNL

Que Villarejo es un gangster es evidente. Que nuestro Estado de Derecho es más frágil de lo que parece al haber permitido que un ser siniestro como él pululara durante décadas, también. Pero que cada palo aguante su vela. Cospedal se despidió de la vida pública porque en su calidad de Secretaria General del PP contrató a Villarejo para investigar la supuesta vida disipada del hermano de Rubalcaba, con el fin de encontrar armas para forzar al Ministro del Interior a que relajara la presión sobre el caso Gurthel de corrupción institucionalizada del PP. Al parecer, Lopez Madrid, el conocido como “compi yogui” yerno de Villar Mir, ambos investigados en el caso de la red Púnica de corrupción del PP en Madrid, contrató los servicios de Villarejo para intimidar y quizás agredir a la estrafalaria dermatóloga que le acosaba tras un supuesto affaire. Y Francisco González, el todopoderoso amo del BBVA amiguito de Aznar, que le puso en Argentaria y bajo cuyo paraguas montó la fusión con el BBV, movió Roma con Santiago para tratar de frenar la OPA de Sacyr, supuestamente apoyada por Miguel Sebastián. Con este fin, Villarejo espió conversaciones de miembros del Gobierno. De las responsabilidades criminales del gànster se ocuparán los tribunales. Lo que a mi me interesa resaltar es que no conozco de ningún gobernante o político del PSOE que haya solicitado los servicios de Villarejo o se haya beneficiado de ellos. Para que luego digan que “todos son iguales”.

Sigue leyendo

Desafíos y oportunidades

LBNL

Para la mayoría 2019 empieza hoy en serio. Bienvenido sea y ojalá consigamos convertir los varios y serios desafíos que se nos presentan en logros o, en su defecto, impedir que las peores amenazas se materialicen. Nos va mucho en ello. Por ejemplo, sería muy conveniente que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y China se estabilizaran. No se trata de ceder a la agresividad de Putin o de aceptar las prácticas comerciales ventajistas chinas. Pero la amenaza de guerra comercial global empieza a tener consecuencias negativas tangibles y la tensión nuclear se recrudece. Otro asunto tan importante como urgente es evitar a todo precio un Brexit sin acuerdo, pero todavía no está garantizado en absoluto. Frenar el ascenso de la ultra derecha en Europa es todavía más esencial: las próximas elecciones europeas podrían suponer un mazazo que cercene el proceso de integración europea tal y como lo conocemos. El mismo peligro tenemos en nuestra propia casa. El populismo independentista catalán podría arrastrarnos a una sucesión destructiva de confrontaciones institucionales, políticas e incluso sociales. Por no hablar de Vox, que plantea abiertamente la regresión democrática como solución a todos los males al más puro estilo Bolsonaro. ¿Y dónde queda la oportunidad lograr nada? Sigan leyendo.

Sigue leyendo

Incógnitas para 2019

LBNL

Seguimos de fiesta y al menos yo con muchos más interrogantes que respuestas, en parte por la dispersión propia de las fechas pero también por lo insospechado de la realidad, que se supera día a día sin que esté claro que algún día vayamos a volver a la “normalidad” o si, por el contrario, el caos creciente actual es, como dicen los anglosajones, un “new normal” destinado a perpetuarse o, a lo peor, a intensificarse.

Vayamos de menor a mayor:

Sigue leyendo

Felices Navidades

LBNL

Por muy laicos que seamos, al menos la mayoría de los que frecuentamos estos parajes, el que más y el que menos estos días estará de celebraciones familiares, tratando de cerrar las últimas compras, comiendo y bebiendo de más y discutiendo con los cuñad@s. Todos no: hasta en Navidades Trump aprovecha para demoler todo lo que todavía resiste dejando a sus aliados, Netanyahu incluido, con el culo al aire. Los CDR siguen tratando de armarla sin llegar a conseguirlo del todo, Sánchez se mantiene firme sobre la cuerda floja y las derechas tratan de desalojar al PSOE del Gobierno andaluz. Nada nuevo bajo el sol, lamentablemente. Pero seguimos siendo un país próspero – desigual pero mucho menos desigual que la mayoría de los países del mundo, democrático y en paz. No es poco para los tiempos que corren. ¡Que Ustedes lo celebren bien y vivamos para contarlo!

Caos pre-navideño

LBNL

Me debo estar haciendo mayor porque la realidad empieza a superarme. Los chalecos amarillos siguen revolucionando Francia a tortas sin que nadie sepa muy bien qué quieren al no tener líder ni programa. Los británicos tampoco saben lo que quieren. Ni lo que va a pasar. El Parlamento, en principio, votará contra el acuerdo del Brexit el miércoles. Pero unos para separarse menos de la Unión, y otros para separarse más. Es decir, división total sobre algo trascendental para la nación. No está tampoco claro que pasará en Andalucía donde PP y Ciudadanos – segundo y tercero en las elecciones – tendrán que superar varios obstáculos – incluidas las exigencias imposibles de Vox – antes de poder destronar al PSOE de Andalucía, sin que sea descartable que Susana, que ganó las elecciones, siga en funciones hasta repetir las elecciones junto a las locales, autonómicas y europeas a finales de mayo. Similar incertidumbre sobre la gobernabilidad nacional. En puridad, con solo 84 diputados y sin posibilidades reales de aprobar los presupuestos sin hacer concesiones imposibles a los independentistas, Pedro Sánchez debería convocar elecciones. Pero no hay mayoría en la práctica para derrocarle y seguramente agote la legislatura, entre otras cosas porque, cuando finalmente se convoquen, es muy posible que consiga seguir gobernando pese al estruendo de la Brunete carco-mediática. Por no hablar de los indepes, que parecen finalmente animarse a la insurrección callejera hasta que la represión de Madrid sea insostenible. Si lo dicen en serio, claramente no aprenden. Como tampoco aprende Trump, que mientras anuncia el despido de su jefe de gabinete – el único que ponía algo de orden en la Casa Blanca – insulta públicamente a su ex Secretario de Estado y apoya la prisión para su abogado por sus graves crímenes ¡pese a haberlos cometido para defender sus intereses! Y mientras tanto, Canada detiene a la vicepresidenta de Huawei por orden de Estados Unidos elevando la tensión con China a un nivel peligroso, hasta entonces meramente comercial. Y caen gobiernos en Europa a cuenta del pacto global por la emigración de la ONU. Por dios, que llegue Papa Noel rápido.

Sigue leyendo

Tsunami andaluz: espadas en alto

LBNL

Todos mis respetos a quién fuera capaz de predecir los resultados de anoche en las elecciones andaluzas. Y todavía más a quién sea capaz de predecir quién gobernará Andalucía a partir de ahora. El PP está claramente dispuesto a gobernar con el apoyo de Vox pero Ciudadanos se va a presentar a la investidura. Si el PSOE apoyara, entrando o no en el Gobierno, y Podemos se abstuviera, Ciudadanos ganaría en segunda vuelta con mayoría simple. Al PSOE le costaría mucho investir a otro candidato pese a haber vuelto a ser primera fuerza electoral pero le costaría todavía más pasar a la oposición. Y Susana Díaz anoche puso por delante parar a la ultra derecha. A Podemos le costaría igual o más apoyar a Ciudadanos pero abstenerse le costaría mucho menos que pagar el precio de ser cómplice de que la ultra derecha machista, anti inmigrantes, anti gays, anti aborto y anti memoria histórica, llegara al Gobierno o lo condicionara con su apoyo desde fuera. También cabe un gobierno PSOE + PP con la abstención de Ciudadanos, igualmente complicada. No anticipo nada, simplemente reflexiono. El batacazo del PSOE es evidente pero el del PP también. Y las consecuencias que podría tener para el PP gobernar con Vox son de calado porque históricamente la ultra derecha devora a la derecha moderada. Por no hablar del impacto que tendría una alianza a tres para Ciudadanos. Y sin Vox la derecha no suma: PP y Ciudadanos tienen 47 por 50 de PSOE y Podemos. Anoche Casado y Moreno se mostraron eufóricos pese a perder un 7% de cuota electoral, bajar 7 diputados y volver a perder. El PSOE, por el contrario, asumió la derrota pese a ganar en el total y en 7 de las 8 provincias. Todavía más perdió Podemos aunque tanto Sánchez como Iglesias encontrarán algún consuelo en la derrota de sus rivales internos. Ciudadanos dobló su apoyo electoral – de 9 a 18% – y pasó de 9 a 21 diputados, pero no consiguió superar al PP. La única victoria rotunda fue la de Vox. Pésima noticia como confirmó el tweet de Marine Le Pen. Lo único que parece seguro es que pasará bastante tiempo antes de que Susana Díaz deje de ser Presidenta en funciones. Y no descarto que siga siéndolo hasta que todos lleguen a la conclusión de que hay que repetir las elecciones. No debieran pero ya tenemos un precedente a escala nacional.

Sigue leyendo