Caos pre-navideño

LBNL

Me debo estar haciendo mayor porque la realidad empieza a superarme. Los chalecos amarillos siguen revolucionando Francia a tortas sin que nadie sepa muy bien qué quieren al no tener líder ni programa. Los británicos tampoco saben lo que quieren. Ni lo que va a pasar. El Parlamento, en principio, votará contra el acuerdo del Brexit el miércoles. Pero unos para separarse menos de la Unión, y otros para separarse más. Es decir, división total sobre algo trascendental para la nación. No está tampoco claro que pasará en Andalucía donde PP y Ciudadanos – segundo y tercero en las elecciones – tendrán que superar varios obstáculos – incluidas las exigencias imposibles de Vox – antes de poder destronar al PSOE de Andalucía, sin que sea descartable que Susana, que ganó las elecciones, siga en funciones hasta repetir las elecciones junto a las locales, autonómicas y europeas a finales de mayo. Similar incertidumbre sobre la gobernabilidad nacional. En puridad, con solo 84 diputados y sin posibilidades reales de aprobar los presupuestos sin hacer concesiones imposibles a los independentistas, Pedro Sánchez debería convocar elecciones. Pero no hay mayoría en la práctica para derrocarle y seguramente agote la legislatura, entre otras cosas porque, cuando finalmente se convoquen, es muy posible que consiga seguir gobernando pese al estruendo de la Brunete carco-mediática. Por no hablar de los indepes, que parecen finalmente animarse a la insurrección callejera hasta que la represión de Madrid sea insostenible. Si lo dicen en serio, claramente no aprenden. Como tampoco aprende Trump, que mientras anuncia el despido de su jefe de gabinete – el único que ponía algo de orden en la Casa Blanca – insulta públicamente a su ex Secretario de Estado y apoya la prisión para su abogado por sus graves crímenes ¡pese a haberlos cometido para defender sus intereses! Y mientras tanto, Canada detiene a la vicepresidenta de Huawei por orden de Estados Unidos elevando la tensión con China a un nivel peligroso, hasta entonces meramente comercial. Y caen gobiernos en Europa a cuenta del pacto global por la emigración de la ONU. Por dios, que llegue Papa Noel rápido.

Sigue leyendo

Tsunami andaluz: espadas en alto

LBNL

Todos mis respetos a quién fuera capaz de predecir los resultados de anoche en las elecciones andaluzas. Y todavía más a quién sea capaz de predecir quién gobernará Andalucía a partir de ahora. El PP está claramente dispuesto a gobernar con el apoyo de Vox pero Ciudadanos se va a presentar a la investidura. Si el PSOE apoyara, entrando o no en el Gobierno, y Podemos se abstuviera, Ciudadanos ganaría en segunda vuelta con mayoría simple. Al PSOE le costaría mucho investir a otro candidato pese a haber vuelto a ser primera fuerza electoral pero le costaría todavía más pasar a la oposición. Y Susana Díaz anoche puso por delante parar a la ultra derecha. A Podemos le costaría igual o más apoyar a Ciudadanos pero abstenerse le costaría mucho menos que pagar el precio de ser cómplice de que la ultra derecha machista, anti inmigrantes, anti gays, anti aborto y anti memoria histórica, llegara al Gobierno o lo condicionara con su apoyo desde fuera. También cabe un gobierno PSOE + PP con la abstención de Ciudadanos, igualmente complicada. No anticipo nada, simplemente reflexiono. El batacazo del PSOE es evidente pero el del PP también. Y las consecuencias que podría tener para el PP gobernar con Vox son de calado porque históricamente la ultra derecha devora a la derecha moderada. Por no hablar del impacto que tendría una alianza a tres para Ciudadanos. Y sin Vox la derecha no suma: PP y Ciudadanos tienen 47 por 50 de PSOE y Podemos. Anoche Casado y Moreno se mostraron eufóricos pese a perder un 7% de cuota electoral, bajar 7 diputados y volver a perder. El PSOE, por el contrario, asumió la derrota pese a ganar en el total y en 7 de las 8 provincias. Todavía más perdió Podemos aunque tanto Sánchez como Iglesias encontrarán algún consuelo en la derrota de sus rivales internos. Ciudadanos dobló su apoyo electoral – de 9 a 18% – y pasó de 9 a 21 diputados, pero no consiguió superar al PP. La única victoria rotunda fue la de Vox. Pésima noticia como confirmó el tweet de Marine Le Pen. Lo único que parece seguro es que pasará bastante tiempo antes de que Susana Díaz deje de ser Presidenta en funciones. Y no descarto que siga siéndolo hasta que todos lleguen a la conclusión de que hay que repetir las elecciones. No debieran pero ya tenemos un precedente a escala nacional.

Sigue leyendo

El sainete gibraltareño

LBNL

Afortunadamente ayer España no vetó el acuerdo para el Brexit en el Consejo Europeo. Habría tenido un coste tremendo provocar un Brexit sin acuerdo – de consecuencias impredecibles – por culpa de un peñón que, por no tener, ya ha perdido su valor estratégico de antaño. Y habría sido ridículo hacerlo por la ambigüedad de un solo artículo del acuerdo. El Presidente del Gobierno compareció el viernes para comunicar que España había conseguido lo que necesitaba. Ciertamente lo había conseguido. El único problema es que la declaración adicional que consiguió se le había ofrecido a principio de semana, cuando España empezó a reclamar que se enmendara el artículo 184 de marras. Lo cual no era posible porque el Parlamento británico no podía recibir el mensaje de que cabían “mejoras”. Otros países también estaban descontentos con otras cuestiones y a ninguno se le ocurrió plantear un veto. Pedro Sánchez tampoco lo habría hecho de no haber sido por las elecciones andaluzas. En ese sentido, jugada perfecta, también para desarmar a quienes le acusan de vender a España por unos cuantos votos independentistas. Porque si ridículo era que España vetara el acuerdo, todavía lo es más que Casado acuse a Sánchez de haber perdido una oportunidad histórica y Rivera pretenda que al Gobierno le han metido un gol.

Sigue leyendo

Brexit: todo abierto

LBNL

El cierre de un acuerdo entre los negociadores de la Comisión Europea y el Reino Unido la semana pasada fue sin duda una buena noticia. Pero como ya habrán oído de múltiples fuentes (esta es buena), el acuerdo no garantiza que evitemos el desastre que supondría la salida del Reino Unido sin acuerdo el próximo 29 de marzo. Sin duda el principal obstáculo es el Parlamento británico: parece imposible que la Premier May consiga sacar adelante el acuerdo contra una parte de su propio partido, los unionistas y la oposición laborista. Pero nadie sabe qué pasará si pierde. Dice que no va a dimitir pero los rebeldes tories podrían conseguir deponerla. El tory más brexitero que se supone la reemplazaría de seguro no conseguiría nada extra de Bruselas así que, en este caso, brexit sin acuerdo. Si por el contrario May consigue sobrevivir al desafío interno, podría convocar elecciones o incluso un segundo referéndum. En el primer caso, si ganara haciendo bandera del acuerdo es posible – pero muy difícil – que consiguiera llegar a tiempo. No así si ganaran los laboristas porque se supone que querrían renegociar con vistas a la permanencia del Reino Unido en el mercado interior. Pero cabría pedir una prórroga y diga lo que diga Bruselas, seguro que se concedería. Ahora bien, la gran esperanza es que el caos en Londres fuerce un segundo referéndum y el pueblo británico vote por la permanencia. También en este caso la Unión maniobraría encantada para encontrar una solución a los problemas legales. Así que habrá que ir viendo.

Sigue leyendo

Trump encantado

LBNL

Encantado, claro está con el resultado de las elecciones al Congreso y Senado de la semana pasada. Pese a que los republicanos perdieron el control de aquél. Se implicó como nunca otro Presidente lo había hecho en las mid-terms y jugaba con las cartas marcadas porque solo perdía si los republicanos también perdían el control del Senado. Ganar las dos habría sido un hito sin precedentes dada la sólida tradición de castigar al Presidente en ejercicio a mitad de mandato. Pero perdiendo solo el Congreso también gana. Porque este hombre vive de la confrontación aunque le gusta guardar la ropa. De ahí que en su reacción a los resultados le dedicara mucha atención a resaltar cómo habían perdida casi todos los republicanos que se habían atrevido a desafiarle: aviso para navegantes no vaya a ocurrírsele a algún Senador republicano actuar a su aire si la presión del Congreso arrecia, particularmente si va directamente contra él a cuenta de sus muchas ilegalidades: colusión con Rusia, pagos por silencio a amantes con dinero de la campaña, presiones al FBI y Departamento de Justicia… Manteniendo al Senado atado en corto es posible que Trump prefiera poder guerrear con el Congreso. Tiene muchas cartas para seguir imponiendo su agenda en algunos puntos y, sobre todo, tendrá la excusa perfecta para cuando se presente a la reelección sin haber construído el muro que México pagaría, sin haber conseguido limitar a cero la entrada de musulmanes al país y sin haber conseguido revertir los efectos negativos de la globalización. Para más inri, el mayor sesgo izquierdista de los representantes demócratas le garantiza ruido, bronca, que es lo que necesita para poder seguir bramando ante su audiencia.

Sigue leyendo

Sanchez tira p´alante

LBNL

Por la calle de en medio, que no es tan difícil dado lo polarizado de los extremos, que se anulan ellos solos. Como si estuviera preparado, en cuanto el PP lanzó su maquinaria calumniosa para acusarle de ceder al chantaje de los indepes, estos anunciaron que retiraban su apoyo a los presupuestos en venganza por no haber anulado completamente las acusaciones de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Ya volverán, estos últimos, porque aquellos, los de Alsasua, son percibidos como irrecuperables. A decir de sus propuestas: 155 ya, y en serio, no como la otra vez, y si es posible permanente, hasta que los catalanes aprendan la lección de una vez por todas. Fantástica receta trumpiana para la paz social y la cohesión territorial: vas a seguir siendo español por cojones porque puedo, no porque te vaya a convencer de que es lo que más nos conviene a todos. Los indepes no son más razonables – cuanto más se va sabiendo de cómo se montó el Procés, más claro queda su escaso cociente intelectual – pero tienen la guillotina encima y cualquier opción diferente sería peor que la de Sánchez. Los presupuestos se prorrogan y seguimos gobernando, se dicen Sánchez y su gurú Iván Redondo en Moncloa. Tampoco es necesario legislar todos los días: basta con gestionar el día a día con todos los recursos de la administración y dosificar unos cuantos gestos políticos de calado estratégico: veáse la exhumación del dictador. Pablo Iglesias seguirá instalado en su papel de correveydile con los de Esquerra, el PP seguirá saliendo a escándalo semanal y Rivera seguirá empequeñeciéndose mes a mes sandwicheado.

Sigue leyendo

Europa (por fin) se planta

LBNL

En unas pocas semanas el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, la Corte de Justica y el Consejo Europeo, las cuatro instituciones de la Unión Europea, han puesto en jaque a la Hungría del autoritario Orban, a la Italia hipnotizada por el xenófobo Salvini, a la Polonia gobernada por el conspiranoico Kaczinsky y al Reino Unido de la desnortada May. Al primero, autoproclamado líder de la democracia “iliberal”, por su cruzada contra la universidad de Soros, judío globalizante, en Budapest y por su falta de solidaridad. Al segundo, por saltarse a la torera los límites presupuestarios comunmente acordados. Al tercero, que maneja el Gobierno polaco desde bambalinas, por jubilar forzosamente a los jueces del Tribunal Supremo que limitaban su capacidad de maniobra. Y a la cuarta, manteniendo sin titubeos el órdago sobre la indivisibilidad del mercado interior europeo. Polonia lo tiene fatal porque las medidas cautelares del Tribunal de Luxemburgo son inapelables. Italia tiene algo de margen para presentar un nuevo presupuesto con explicaciones y negociar concesiones. Parecería que Hungría podría irse de rositas porque Polonia vetará cualquier sanción, pero pagará – ya está pagando – y mucho en términos de transferencias presupuestarias. Y la que peor lo tiene es May, con el reloj en contra y una oposición que amenaza con no consentirle las concesiones necesarias para evitar el desastre que supondría para el Reino Unido un Brexit sin acuerdo.

Sigue leyendo

Macedonia importa

LBNL

En el convulso panorama internacional que nos acosa se agradecen sobremanera acontecimientos tan positivos como los que están sucediendo en las últimas semanas alrededor de la minúscula república ex-yugoslava de Macedonia, que está cada vez más cerca de cambiar su nombre oficial al de Macedonia del norte. La mayoría de ustedes no habrá visitado nunca el país y no recordará el nombre de su capital, Skopje. Ni falta que hace, pero la resolución de la pugna soterrada que viene enfrentando al país con Grecia y Bulgaria desde la desintegración de Yugoslavia es importante. Para todos. De una parte, demuestra que la perseverancia diplomática da sus frutos aunque sea al cabo de décadas. En otras palabras, hay esperanza para Chipre, o Palestina, por ejemplo. De otra, elimina un escollo que se antojaba insalvable para la consolidación de la convivencia pacífica en los Balcanes y la integración de la región en la comunidad occidental.

Sigue leyendo

Semana Brexit

LBNL

Ayer el Secretario británico para el Brexit Raab se plantó en Bruselas para reunirse con el negociador de la Unión Europea Barnier con vistas a cerrar el “acuerdo de divorcio” antes del Consejo Europeo de los próximos jueves y viernes. Todo el mundo apuesta a que se logrará porque no caben más prórrogas: ni la Unión ni Reino Unido serían capaces de tramitar el acuerdo antes de final de marzo del año que viene. Está casi todo acordado ya y también la “declaración política” sobre la relación de futuro. Cuyos detalles se negociarán durante el año largo de periodo de transición que se establecerá en el “acuerdo de divorcio”. Pero queda por resolver Irlanda del Norte. En realidad queda que Reino Unido acepte establecer una aduana virtual entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales). Es decir, que acepte que Irlanda del Norte estará más cerca del resto de Irlanda que del resto del Reino Unido. La alternativa – recrear una frontera física entre Irlanda del Norte y el resto de la isla – no es viable porque sería contraria al acuerdo de paz de Irlanda del Norte (“Acuerdo de viernes santo”) y, sobre todo, porque la Unión Europea – Irlanda incluída – no la acepta. Como Reino Unido tiene mucho más que perder, la previsión es que acepte la imposición de un “back stop” no visible que mantenga a Irlanda del Norte dentro del mercado único europeo. Pero incluso en caso de acuerdo es previsible que las cosas se compliquen en los meses venideros. Que se compliquen enórmemente, sin que quepa descartar ningún escenario. Me explico.

Sigue leyendo

Aniversario de un fracaso colectivo

LBNL

El 1-O fue gran fracaso colectivo. Un fracaso de todos y para todos. El referendum nunca debió haberse celebrado. Por infinidad de razones políticas, sociales, económicas y legales pero también porque nadie ganó nada. Los independentistas celebrarán lo que quieran ayer y hoy pero no consiguieron posteriormente la mayoría electoral que perseguían y siguen en un callejón sin salida que no tendrá solución hasta que no empiecen a acuchillarse entre ellos. Pero los constitucionalistas también perdimos. El Estado de Derecho fue incapaz de impedir el referéndum, ni política, ni legal, ni policialmente. La imagen democrática de España sufrió y aún sufre dada la incapacidad de resolver la crisis. La principal responsabilidad es claramente de los políticos independentistas que han demostrado muy poco respeto por la ley democrática: sin respeto a la ley, también la española en vigor, no cabe hablar de democracia. Pero cuanto más tardemos en restablecer la normalidad política y social, más calará en la opinión pública internacional la noción de que realmente existe un problema entre Cataluña y el resto de España. En otras palabras, la mayoría de los extranjeros no perciben que el cisma se da entre dos mitades prácticamente idénticas de catalanes. La ley y el sentido común están de nuestra parte, pero el tiempo corre a favor de los independentistas si son capaces de mantener la llama viva. De ahí que convenga desactivar cuanto antes la solidaridad con “los presos políticos” en prision preventiva. Se trata de ganar la batalla por la democracia, no de vencer al enemigo independentista ¿no?

Sigue leyendo