La crisis de la Identidad Blanca

Magallanes

El auge del sentimiento nacionalista se ha acentuado en los países europeos y en EE.UU., materializándose en los seguidores de Donald Trump, el triunfo del Brexit y los partidos de extrema derecha en Francia, Noruega, Alemania, Austria y Hungría. Detrás de estos movimientos se halla la nostalgia por la pérdida de hegemonía de la raza blanca. Sigue leyendo

Trump o el retorno de la supremacía blanca

Magallanes

El grito es el mismo en varios escenarios: en un partido de baloncesto entre un equipo escolar de un colegio de predominio blanco frente a los fans y miembros de un colegio de predomino negro; en una conferencia de universidad en que un negro se enfrenta a lo que está opinando el conferenciante; en una estación de servicio en que un motorista blanco increpa a uno hispano por no respetar su turno de repostar: ese grito o consigna es Trump, Trump, Trump. Sigue leyendo

Brexit: la lucha por quién lo va a dirigir

Magallanes

El referéndum para separarse de la UE que tuvo lugar el 23J en el Reino Unido fue especial: a favor de permanecer (Remain) se presentaba el gobierno presidido por Cameron y a favor de separarse (Leave) una coalición laxa de diputados conservadores, laboristas y el partido independista UKIP al completo. Los que propugnaron y defendieron ardientemente el Leave, no tenían la seguridad de que iban a ganar y no se molestaron en hacer un plan o calendario de cómo se iba a producir la salida de la UE. En los días siguientes al triunfo del Brexit se comprobó que no había un frente único, sino que cada líder explicaba de forma distinta cuál era el alcance de la separación y las etapas para su culminación. Eran los diputados del partido conservador los que tenían que dar la cara; pues bien, David Cameron anunció que él no iba a hacerlo y que en el congreso del partido en septiembre se elegiría al nuevo líder del partido, que sería el encargado de la separación. Inmediatamente los dos diputados conservadores que lideraron la campaña del Brexit, Boris Johnson y Michael Gove se vieron rodeados de periodistas preguntándoles sobre las promesas hechas y cómo se llevarían a cabo. En esta situación empezaron a poner en cuestión las promesas hechas durante la campaña y a desdecirse de las mentiras sobre los costes de pertenecer a la UE. Sigue leyendo

Hillary: el triunfo de la perseverancia y la determinación

Magallanes

Ya en los años 60, cuando era alumna del Wellesley College y promocionaba los derechos de las mujeres, se distinguió por su frase “hacer posible lo imposible”. Pero claro, eso requiere un gran esfuerzo y mucho tiempo. Pues hizo honor a su slogan: el martes 7 de junio de 2016 Hillary Clinton consiguió la preelección a candidata del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo noviembre.  Falta su nombramiento oficial en la convención del mes que viene. Por mucho que Jeremy  Sanders, su tenaz contrincante, la denigrara como representante de la clase política alejada de los ciudadanos y sostenida por el gran capital, por mucho que Sanders se presentara como salvador de la clase obrera  y propulsor de la seguridad social gratuita, no pudo con  el estilo moderado,  alejado de bellas promesas, de Hillary; no pudo con que ella se presentara como la persona que llevaba muchas décadas dedicada a la función pública y que recordara que, para alcanzar metas políticas, la voz de la experiencia es mejor guía que el discurso denunciador y radical.

Sigue leyendo

Netanyahu desautoriza a la cúpula del ejército de Israel

Magallanes

La decisión palestina de incitar a clavar un cuchillo a cualquier israelí que se cruce en el camino de un palestino, nos ha causado un gran estupor a todos. Nada puede justificar atacar a otra persona con un cuchillo y menos por ser  simplemente un  ciudadano de Israel. La cuestión es que muchos palestinos se han lanzado a ello desde hace mucho tiempo. Es algo terrible. Atacan no solo a personas indefensas, sino a soldados israelíes que obviamente se defienden y suelen matar al agresor.

Sigue leyendo

Guerra civil en el Partido Republicano

Magallanes

Al  conseguir  la única pre nominación para ser el candidato del partido Republicano para las elecciones presidenciales de EEUU, Donald Trump y sus millones de entusiastas seguidores realizaron una OPA hostil en el seno del mismo.  La conquista no fue fácil: los dos ex presidentes republicanos vivos  le rechazaron despreciativamente,  idéntica actitud  manifestaron varios Gobernadores de Estado  y senadores actuales  y , sobre todo, fue duramente criticado por su más poderoso rival en el partido: el “speaker” de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. Este indicó que no estaba seguro que le respaldaría en la Convención.

Sigue leyendo

¿Que pasa con la economía China?

Magallanes

El crecimiento de la economía china en los últimos 10 años ha sido algo espectacular e inigualable en el resto del mundo. Aparte del impresionante aumento de sus exportaciones hay otras razones que lo explican. En efecto, sus actores han sido tanto las empresas industriales  que han ido aumentando su inversión en capacidad productiva pensando en un mundo de consumidores   en continuo crecimiento, como las empresas constructoras de innumerables edificios de viviendas también  considerando que la migración del campo a la ciudad creaba una demanda inagotable de viviendas. Todo esto ha sido posible con impresionantes créditos bancarios concedidos por los bancos chinos. Pero llegó el momento en que se agotó el crecimiento de la demanda interior y también el fuerte crecimiento de las exportaciones. Las empresas industriales y los constructores de viviendas en este momento se encuentran fuertemente endeudadas con créditos a largo plazo que ya no pueden  devolver.  En  el mundo occidental esta situación la resolvieron los países afectados de varias maneras según el tipo de burbuja inmobiliaria u otra que sufrían en 2007. Generalmente los gobiernos tuvieron que  prestar fondos a los bancos o incluso nacionalizarlos provisionalmente. Pero al gobierno chino en ningún momento se le ha ocurrido que las empresas  y los constructores en situación de morosidad  tengan que declararse en suspensión de pagos o quiebra y que el gobierno tenga que inyectar dinero a los bancos. Eso implicaría el despido de una gran parte de la voluminosa población empleada  y la consecuente intranquilidad laboral que puede traducirse en desordenes políticos que no se puede permitir el partido único que gobierna el país. Ya anteriormente, el gobierno chino, al caer las cotizaciones de acciones en la bolsa de Shanghái, obligó a particulares, empresas  y bancos a comprar acciones para evitar la caída de las cotizaciones y encubrir la crisis de la economía china.

Sigue leyendo

¿Corralito en Grecia?

 Magallanes

En febrero de este año, la CE, el FMI y el BCE se comprometieron a prolongar el programa de crédito de 240 mil millones de euros durante 4 meses más y facilitar enseguida 7,2 mil millones del mismo a condición de que el Gobierno griego implemente de inmediato varios recortes y privatizaciones. Pero Alexis Tsipras no ha hecho lo necesario para que se crea que va a realizar lo pactado. Por el contrario, el parlamento griego ha aprobado volver a emplear a 3500 funcionarios que habían sido despedidos, el gobierno también ha reiniciado la cadena pública de TV con el reempleo de 1500 trabajadores y ha reiterado que hay líneas rojas que no va a cruzar como son la reforma del mercado laboral y la rebaja de salarios y pensiones. Alexis Tsipras  afirmó hace dos semanas que el primero que se asuste en este litigio perderá. Juega, por tanto, con que es igual de perjudicial  para la eurozona el default de Grecia como lo es para Grecia, por lo que merece la pena ir hasta el borde del precipicio ya que los dirigentes de la eurozona tienen horror a caer en el mismo y al final van a ceder. En una palabra, si Grecia no cumple y se queda sin el crédito saldrá muy perjudicada pero el default griego consiguiente podría ser la bomba que provoque el fin del euro.

Sigue leyendo

Hoy, elecciones en Israel

Magallanes

Hoy, martes 17, se dirime la elección del Primer Ministro israelí. Netanyahu se presenta por tercera vez a revalidar su imagen hegemónica de profeta que va a salvar a Israel de sus enemigos exteriores. Hace una semana, saltándose la solicitud protocolaria de una invitación presidencial, fue invitado por el Congreso de EEUU para dar su enésimo discurso en contra de firmar un acuerdo de contención nuclear con Irán. Acusado de acudir al mejor aliado de Israel sin invitación presidencial, ha asumido tonos de profeta de su pueblo, afirmando que la seguridad de Israel le obligaba a tener que prevenir a su gran aliado del grave error a pesar de faltar a las normas de buena amistad. Ha habido un doble juego: el partido republicano, que manda en el Congreso, hace bastante que quiere ningunear en todo a Obama; a su vez, Netanyahu ha querido ningunear a sus contrincantes electorales, con los televidentes israelíes viendo los sonoros aplausos que los congresistas republicanos le dedicaron en Washington. Los demócratas se ausentaron y Obama no le recibió, pero eso es lo que se vio en las pantallas.

Sigue leyendo