La bolsa de Lázaro

Guridi 

Pedro Sánchez no quiere decir de dónde sale el dinero que tan alegremente gasta en su campaña. Bueno, dice que sale de las donaciones anónimas de generosos y abnegados militantes para su campaña política. ¿Cuál es el problema? Que la ley prohíbe las donaciones anónimas a los partidos políticos. Así que la Gestora le sugiere a Sánchez que cumpla la ley, desglose los ingresos de su colecta y traslade el dinero a una cuenta que el PSOE someta al control del Tribunal de Cuentas. Lo que supone ajustarse a la ley, vamos. ¿Cuál es la respuesta de Sánchez? Que es todo un malvado complot de la Gestora para “fichar” a sus patrocinadores y apretarles las tuercas. Sigue leyendo

La secta de Pedro

Guridi 

Mientras llegan las primarias del Partido Socialista y una vez que Pedro Sánchez ha dado el paso adelantes, vemos día a día como sus acólitos vomitan odio en las redes sociales y medios de comunicación, realizan campañas de acoso a personas concretas y siguen en la escalada de inventarse oscuros motivos para todo lo que no salga de sus propios círculos. Sigue leyendo

Merecerse la suerte que se tiene

Guridi 

Llevamos una semana de sentencias varias. Una serie de ellas me llama la atención, por encima de las demás, que es la de las “tarjetas black”. En general, todo lo relacionado con la antigua Caja Madrid me llama bastante la atención porque todo es increíblemente exagerado. Si a nivel personal ya nos cuesta pensar en un millón de euros como algo que no sea un concepto abstracto, las decenas de miles de millones que han desaparecido en el caso de Bankia simplemente se escapan a mi entendimiento. Sigue leyendo

Todo resuelto

Guridi

Pues en Podemos no ha habido sorpresa. El macho alfa ha laminado al aspirante y todo han sido sonrisas forzadas, abrazos lacios y apelaciones a la unidad. Últimamente, cuando se apela a la unidad, tiendo a pensar que no me están hablando de la suma de diferentes, sino de la autoridad de uno solo. Pero tal vez es porque yo soy un desconfiado.   Sigue leyendo

Hagan juego

Guridi 

Pues Patxi López se lanzó a la carrera sucesoria del PSOE. Y la verdad es que Patxi siempre ha sido el eterno “tapado”, pero que nunca se había decidido a dar el paso para tomar los mandos del PSOE, algo que se le reclamaba desde los tiempos de Rubalcaba. De hecho, Rubalcaba le vino a insinuar que él sería su sucesor, en un proceso ordenado, con dimisiones de por medio y eso. Pero esa promesa nunca se cumplió y Patxi vio como Rubalcaba se iba, se convocaban primarias, se le adelantaba Madina y cómo él, como muchos otros, puso la zancadilla a Madina: un castigo por haberse presentado antes que él. Sigue leyendo