Divina genética

Dagfinn

Una noche del reciente verano, me encontré escuchando una conversación cuanto menos curiosa. La charla, animada, versaba sobre las implicaciones que tiene todo lo genético en el comportamiento humano, tanto en su desarrollo normal como psicopatológico. Uno de los participantes argumentaba que todo está programado genéticamente. Yo no participaba en la conversación, simplemente me colé en ella desde un lugar cercano.

Supongo que a nadie se le escapará hoy en día el valor que tienen todos los estudios y avances que se llevan a cabo en dicha disciplina, pero a veces pareciera como si la coletilla “es genético” se mudara por sí sola en esta otra “palabra de Dios”. Esa fue mi elemental conclusión. El determinismo llama al determinismo. De alguna manera realicé mis indagaciones y aquel sujeto que defendía tan vehementemente el valor de lo genético resultó ser un gran devoto por otra parte.

Sigue leyendo

Difunde que algo queda

Dagfinn

Desde hace varios años, casi tantos como los que lleva la reforma psiquiátrica, la Comunidad de Madrid ha desarrollado una labor importante en la implantación de centros de atención a personas con trastorno mental grave y duradero.

Desde el momento en que se planteó que un individuo con trastorno mental grave no tenía porqué estar encerrado en un manicomio de por vida y que más bien podía convivir en su casa, en su entorno, con ciertos apoyos y asistencia ambulatoria, se inició lo que se conoce como la psiquiatría comunitaria.

Sigue leyendo

Parar, templar y mandar

Dagfinn 

A Joaquín Vidal

 Ahora que comienza la Feria de abril y se aproxima la de San Isidro, es un buen momento para sacar los pies del tiesto y alejarme por un instante del psicoanálisis para permitirme alguna floritura folclórica.

 El origen de mi interés por la fiesta, o por la tauromaquia mejor dicho, lo puedo rastrear hasta en tres diferentes encuentros que guardo en mis recuerdos. El primero de ellos, casi insignificante, ocupa un lugar prominente por ser el más arcaico y menos definido de todos ellos; resulta que de niño, una de las tardes que pasaba al cuidado de mis abuelos, me encontraba en el despacho de mi abuelo, una habitación amplia y con suficientes recovecos misteriosos como para atrapar la atención de un niño. Uno de esos rincones que de tanto en tanto reclamaba mi atención era un mueble bar que al abrirse encendía una lucecita tenue y mostraba toda una gama de vasos de diferentes tamaños ordenados en varias filas, posavasos, varillas para agitar los combinados y, en definitiva, todos los artilugios que uno pueda imaginarse encontrar en un mueble de esas características. En la parte inferior se guardaban las botellas, y todo en su conjunto desprendía un olor suave y agradable que muchos años después reconocí y asocié al Jerez, Fino y Manzanilla. Aquella tarde, me fijé en la televisión, estaban retransmitiendo una corrida de toros a la que nadie prestaba especial atención. Por un breve instante, la faena reclamó mi interés y me fijé en el espectáculo. Poco tiempo después volví a mis quehaceres como barman.  Sigue leyendo

Cerebro & Mente

Dagfinn

Como recordarán, en el anterior artículo que publiqué hablé del Trastorno Límite de Personalidad (TLP), dando lugar a un debate sobre el Trastorno de Hiperactividad con Déficit de Atención (TDAH), tema que me parece un buen punto de partida para esta nueva entrega.

Antes de abordar directamente el asunto, me parece importante resaltar la confusión que se observa en la concepción sobre salud mental en general y en la infantil en particular, que obedece a los dos modelos generales de comprensión de la realidad clínica de los trastornos mentales.

Sigue leyendo

La ley, ¿qué ley?

Dagfinn

“Dudar de todo o creérselo todo son dos soluciones igualmente cómodas que nos eximen de reflexionar”.

La ciencia y la hipótesis, Henri Poincaré (1902)

El asunto que me ocupa esta mañana es el siguiente. Desearía abordar el tema de la psicopatología, una forma particular de sufrimiento emocional y su relación con el entorno sociocultural en el que se desarrolla. No pretendo hacer un repaso de la psicopatología hasta la fecha, pero sí me interesaría plantear un tipo de malestar que hoy en día aparece con mayor frecuencia en muchas de las consultas psicológicas y psiquiátricas, así como el papel que puedan estar jugando los cambios socioculturales en su aparición y mantenimiento.

¿Puede ser que a cada época le corresponda un modo de manifestar el malestar psí­quico de forma diferente? No soy el único que considera en la actualidad a los trastornos límite de personalidad o personalidades borderline como la configuración psíquica más significativa de nuestros tiempos. Hasta Woody Allen parece constatar esta diferencia y así sus personajes también se han ido deslizando desde el neurótico de libro hacia los personajes más frágiles e inestables de sus últimas entregas.

Sigue leyendo

Backstage del amor o del amor entre bastidores

Dagfinn

Ocurre algunas veces que una canción, una imagen o una frase te visitan por sorpresa y se instalan por un tiempo en tu cabeza. Recientemente me ha ocurrido con esta frase de la sabiduría popular, que llegó a mis oidos a través de un libro de Rosa Montero: “las mujeres dan sexo para recibir amor y los hombres dan amor para recibir sexo”.

No sabría valorar la calidad literaria de la frase, ni su profundidad intelectual, simplemente se ha quedado rondando entre mis pensamientos. Por momentos como si de una visita incómoda se tratase, y por otros, como una auténtica revelación.

Ahora que ha pasado la euforia y me estoy liberando de la dichosa frase, es cuando puedo reflexionar con sosiego sobre ella.

Sigue leyendo

Cien años no son nada

Dagfinn

Recientemente ha tenido lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid un acto conmemorativo para celebrar el centenario de la Asociación Psicoanalítica Internacional (IPA). Esta sociedad, creada en 1910 por Sigmund Freud y sus primeros discípulos, regula y garantiza el funcionamiento de las distintas sociedades psicoanaí­ticas del mundo, y asimismo custodia sus planteamientos teóricos y científicos y su aplicación. En España, actualmente contamos con dos sociedades afiliadas a la IPA: la Sociedad Española de Psicoanálisis (SEP), con sede en Barcelona, y la Asociación Psicoanalítica de Madrid (APM) con sede en Madrid, y con Institutos de formación tanto en Valencia como en Bilbao.

Sigue leyendo