El hortera en la política

Carlos Hidalgo

Como tantas otras personas, acudí raudo a comprar el libro de “Fariña” antes de que una jueza lo secuestrase a instancias de un exconcejal del PP detenido por narcotráfico. Y no me arrepentí porque es un libro tremendamente divertido, que mezcla el relato costumbrista con la crónica de sucesos y unas gotas de exageración. Sigue leyendo

El infierno del trabajo

Carlos Hidalgo 

Adoro trabajar. También tengo la suerte de poder trabajar en algo que me gusta y de tener una jefa decente. Pero no siempre he tenido esa suerte. Durante la carrera tenía que estudiar para pagarme los estudios y sostenerme por mí mismo en Madrid. Y recuerdo lo que me costó aprobar Derecho del Trabajo. Simplemente no me podía creer que aquello que estudiaba fueran leyes, porque la realidad no se correspondía para nada con las leyes que tenía que memorizar. Hasta que no logré abstraerme lo suficiente para distinguir entre ley y realidad, no pude aprobar esa asignatura.  Sigue leyendo

La nueva visibilidad de Aznar

Carlos Hidalgo

Aznar ha vuelto. O más bien, después de una larga etapa en la que no se le hacía ni caso, vuelve a ser escuchado por prohombres y mujeres de la Patria, atendido por los medios y sus palabras anotadas sin escepticismo. Y es que en muchos aspectos, la llegada del nuevo PP de Casado supone la vuelta del viejo PP de Aznar. Sigue leyendo

Lo peor de cada bando

Carlos Hidalgo 

Ayer sufrí, como muchos otros, la comparecencia de Aznar en el Congreso de los Diputados, para declarar sobre la llamada “Caja B” del PP. Aparte de sufrir al personaje en sí, me disgustaron las intervenciones de los señores diputados. Pocas preguntas se hicieron que pudieran poner en apuros a un señor que fue a marcar paquete, a chulear y a no decir la verdad, por expresarlo de manera suave. Me tiraba de los pelos viendo a un vacilante Simancas, cuyas preguntas poco pudieron apurar al expresidente del exbigote. Tratándose de un caso ya juzgado, con una sentencia que da muchos hechos como probados, ver al que pudo ser presidente de la Comunidad de Madrid hacer las preguntas equivocadas y dejar al interfecto oxígeno suficiente como para que se riera de él, me enervó. Esperaba más del grupo parlamentario socialista y me encontré con muy poco.   Sigue leyendo

La universidad maldita

Carlos Hidalgo 

Dimitió Carmen Montón. Demasiadas contradicciones en su máster, dirigido por una persona bajo sospecha, de un instituto universitario bajo sospecha, perteneciente a una universidad demasiado sospechosa. La pestilencia académica y los supuestos favoritismos que acabaron con Cifuentes, han acabado con una ministra socialista. Sigue leyendo

El oropel de los tecnoplutócratas

Carlos Hidalgo

Estos últimos meses he tenido la suerte de poder escribir en El País acerca de temas relacionados con recursos humanos y trabajo en general. Lo que más me sorprende cada vez que preparo un tema es cómo todo el mundo da por hecho que los derechos de los trabajadores no existen. O que se aplican según convenga al empresario, que puede ser inflexible con el salario mínimo, pero muy relajado con las horas. Sigue leyendo