Árboles fuera del bosque, ciudad sin foco.

Senyor_G

Son sólo árboles que no dan para papel.

Si la ciudad de l’Hospitalet estuviese más lejos de Barcelona, con sus 257.055 habitantes que tiene, daría mucho más que hablar políticamente. Por poner un ejemplo la decisión de talar tantos árboles que está llevando a cabo el consistorio. Quizás tiene razón el equipo de gobierno de la alcaldesa del PSC Núria Marín y es necesario cortar árboles. No debería decir cortar, debería decir con el ayuntamiento renovar el arbolado: “El ayuntamiento ha iniciado en enero una campaña de renovación del arbolado de la ciudad para eliminar los que estén enfermos o secos o los que provoque problemas de movilidad”. Creo que una decisión así en cualquier otra ciudad de Cataluña, que no fuese la segunda en número de habitantes, daría para debates más mediáticos. Habría defensas, críticas e incluso bromas. Pero no ha sido el caso.

Las referencias que encuentro en diarios tradicionales es una en la Vanguardia del 20/12/2016: 800 actuaciones. L’Hospitalet inicia un plan de reordenación y sustitución del arbolado en las calles y de hecho es una noticia de agencia que me da la impresión que se limita casi a replicar la nota de prensa del ayuntamiento. Encuentro otra sobre el tema también en la Vanguardia 04/11/2015, con lo que parece que la acción ya viene de 2015 porque el titular es “L’Hospitalet plantará 800 árboles en la ciudad en cinco meses” , y también es de agencia, que me da la impresión que se limita casi a replicar, con poca variación, la nota de prensa del ayuntamiento. No he sido capaz de encontrar referencias en El Periódico de Catalunya.

El concejal de gobierno que fue de Guanyem pero nunca de Colau.

Si una ciudad como l’Hospitalet, la segunda en número de habitantes de Catalunya, estuviese más lejos de Barcelona, quizás algún periodista se hubiese topado con los árboles cortados en alguna de las calles y hubiese preguntado al responsable y se hubiese percatado de la singularidad que representa. El responsable de Medio Ambiente y Sostenibilidad se llama Rafael Jiménez y no es del PSC, como sí lo és la alcaldesa. Es un perfil institucional que responde los twitts, que no es poco, a mí me respondió a mi preguntas sobre los árboles y son cosas que valoro mucho. Quizás el periodista aún agradecido por las respuestas hubiese indagado de dónde sale este concejal que no es del PSC y que consta como no adscrito.

No sé si recuerdan que cuando en Barcelona se lanzó la primera plataforma de apoyo a una candidatura a favor de Ada Colau se llamó Guanyem Barcelona, aunque al final se acabó presentando como Barcelona en Comú, porque un concejal de dudosa reputación había registrado el nombre Guanyem. Pues mire usted por donde en l’Hospitalet este confuso nombre que no respondía en nada al proyecto que hizo alcaldesa a Ada Colau, se presentó y sólo con el nombre sacó 2 concejales. Sólo con el nombre es una opinión mía, sí. Al poco tiempo rompían con el dueño de la marca Guanyem y acaban como no adscritos y pactando su entrada en el gobierno de Núria Marín. Si una ciudad con más de un cuarto de kilo de habitantes estuviese más lejos de Barcelona, que la marca local vinculada al PSOE estuviese gobernando con un concejal así elegido sería noticia muchísimo más importante. De hecho sería noticia.

El concejal de redes pero no de twitter.

Hay quien me dice que las decisiones sobre medio ambiente no las toma realmente Rafael Jiménez sino su responsable político directo, José Castro Borrallo, cuarto teniente de alcalde del área de espacio público, vivienda, urbanismo y sostenibilidad. Tiene twitter, pero da tristeza verlo porque da sensación de abandono, y algunos twitts está muy poco cuidados. Curiosamente fue “coordinador de redes de centro de alfabetización digital”, quizás lo mejor sea llamarlo al móvil o contactarlo por facebook directamente, ya que Saúl Gordillo en 2013 lo ponía como buen ejemplo por su apego al terreno y la ciudadanía: “Hasta 3.000 vecinos de L’Hospitalet tienen el móvil de Castro, que repartió tarjetas con su número y también recibe mensajes en su Facebook.” Pero en lo que va de mes o de año en su facebook sólo hay una comunicación y no es sobre la ciudad. Ciudad que es la décimo sexta en número de habitantes, está tan cerca de Barcelona que no se hacen bromas sobre un concejal del que se debería esperar mucho más en la redes por su bagaje digital y sobre todo por las 3.000 tarjetas repartidas.

La ciudad sin twitter institucionales.

En un ciudad tan grande que no tiene twitters institucionales a estas alturas, y dónde parece que tampoco le importe mucho a nadie ni mediáticamente ni ciudadanamente porque ni somos Barcelona ni estamos suficientemente lejos para tener foco propio, se hace extraño que haya que pasar en la red por los responsables políticos y no por perfiles más técnicos. Hay que reconocer que la alcaldesa responde según sobre qué y alguna cosa me ha resuelto, pero claro, no debería pensar yo que me lo resuelve la alcaldesa sino el ayuntamiento. Eso sí, siempre nos queda la web, pero siempre tendrá menos foco.