Antonio Basagoiti y más mentiras

Millán Gómez 

Como ya hemos comentado hasta la extenuación en este blog, el PP utiliza la mentira como argumento político. Cuando la realidad supera a la ficción, el PP hace mutis por el foro como si no hubiese pasado nada o incluso mantiene la mentira una y otra vez. A lo largo de los tres (crispados) años de legislatura, el PP no ha sido capaz de presentar la más mínima alternativa creíble y práctica de gobierno. Para la oposición han sido tres años perdidos. El PP debería hacer los deberes y darse cuenta de que desde la oposición también se gobierna y se colabora en la gobernabilidad del Estado para mejorar el bienestar del conjunto de la ciudadanía española. La oposición tiene que criticar al gobierno, faltaría más, pero su rol no se limita única y exclusivamente a esto. La sociedad española también quiere ver una oposición que es capaz de ayudar y cooperar con el gobierno en asuntos de Estado como es el terrorismo. Si el PP quiere ganar votos no sólo debe criticar al gobierno sino apoyarlo cuando crea conveniente. Colaborando con el gobierno también se ganan votos. Se equivocan aquellos que piensan que es más electoralista marcar distancias con el Gobierno que tenderle la mano cuando es necesario.


La capacidad del PP por enredar no tiene límites. Su último protagonista se llama Antonio Basagoiti, candidato popular a la alcaldía de Bilbao. A este intelectual no se le ocurrió otra cosa que decir que “el mismo día en el que el Gobierno no hace nada para que Batasuna se vaya a sentar en los ayuntamientos pues también toca, toca ese día, la intervención de Isabel Pantoja. El mismo día que el presidente del Gobierno está en Marbella hablando de que ni un sólo famoso se librará de la cárcel, pues también toca. Casualidades o no es muy sospechoso”. Tras una brillante exposición que dejó en meros aficionados a Platón y a Aristóteles, Basagoiti finalizó su intervención afirmando la semejante barbaridad de aconsejar a Isabel Pantoja que “lo que si puede hacer la Pantoja, viendo como está este Gobierno, un consejo humilde para ella y sus abogados, es que se presente en las listas de ANV, seguro que le sale gratis todo”.

Es increíble cómo la plana mayor del PP salió a defender a Isabel Pantoja como si fuera una militante más del PP. El PP es capaz de utilizar cualquier noticia con el fin de criticar al gobierno. Hay que reconocer que cada día son más ingeniosos. Y más pesados. Todo sea dicho. No sé si saben en el PP que Isabel Pantoja fue detenida el miércoles por tener inversiones sospechosas a su nombre. La investigación ha descubierto compras sospechosas que la tonadillera adquirió con dinero supuestamente procedente de comisiones ilegales que presuntamente cobraba su pareja, el antiguo alcalde de Marbella, Julián Múñoz. La típica fianza de rigor para evitar la cárcel, a la que se agarran los famosos con un cariño tremendo, evitó la entrada de la cantante en prisión.

A pesar de estos evidentes motivos para la detención de Isabel Pantoja, el PP, como siempre, ve la larga sombra de Zapatero detrás de esta noticia. El PP vuelve a criticar al gobierno sin mostrar la más mínima prueba que avale sus tesis. Tirar la piedra y esconder la mano, en política como en la vida, es una irresponsabilidad que la sociedad española no merece.

Miente Basagoiti también cuando declara que a “ANV les sale gratis todo�. No sé si sabe Basagoiti que el propio gobierno del PP financió económicamente a Acción Nacionalista Vasca (ANV) cuando en su momento le devolvió su patrimonio. Conviene recordarle a Basagoiti que el Gobierno y la fiscalía impugnaron la mitad de las listas de ANV. El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado y la Fiscalía General, ha hallado indicios de que ANV tenía como objetivo continuar la actividad de la ilegalizada Batasuna en 133 candidaturas presentadas en Euskadi y Navarra. Mal que le pese al PP, el Gobierno y el PSOE han dejado claro por activa y por pasiva que sólo podrán concurrir a las próximas elecciones municipales y autonómicas aquellas formaciones políticas que cumplan la ley y la Ley Partidos. Batasuna, si quiere presentarse a las elecciones, tiene que condenar explícitamente la violencia etarra y desvincularse totalmente de la organización terrorista eta. Conviene recordar que la Ley de Partidos fue promovida por el entonces líder de la oposición y actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El PP, como hace con la Constitución, con los Estatutos de Autonomía y un largo etcétera, sacraliza y hace suyo lo que es de todos. El PSOE, cuando estaba en la oposición, actuó con responsabilidad en materia antiterrorista y veló por el bien común lejos de intereses electoralistas. Claro que aquella era otra oposición.