Almendras

Julio Embid

El pasado fin de semana me lo pase con mi padre recogiendo almendras en el pueblo. En mi pueblo como en tantos otros del interior, llevamos recogiendo almendras cada otoño desde mucho antes de que guardásemos ayuno por Ramadán,  y por mucha fibra óptica y megas de ADSL que uno tenga, las almendras no se recogen solas. Si se coge a tiempo, en septiembre, las almendras siguen en el árbol, se extiende la manta, se varea con un palo, las almendras van a la manta y de la manta al saco. Si se espera demasiado, en octubre, las almendras van al suelo y si las quieres coger las tienes que replegar del suelo doblando el riñón, postrado en postura coránica y poniéndote perdido los pantalones de tierra. Al final las almendras también terminan en el saco, pero con mucho más esfuerzo y muchas más agujetas al día siguiente.

Nosotros, mi padre y yo, no fuimos a recogerlas porque no encontramos un fin de semana libre, hasta el anterior.  Sin embargo nada teníamos de coyuntura política detrás. A nosotros el resultado de las autonómicas de Galicia, Euskadi y Cataluña, ni nos va ni nos viene, a la hora de replegar las almendras. En Génova y en Moncloa piensan que sí.

El gobierno de Rajoy al igual que hizo cuando espero a que pasasen las elecciones andaluzas en marzo para presentar los Presupuestos Generales del Estado para 2012, por si les perjudicaba electoralmente, está esperando a que pasen las elecciones autonómicas para pedir el Rescate total a Europa. Creen que si se retrasan las medidas duras y antisociales que están por venir, salvarán el cuello político, al menos en Galicia. Lo que no saben es que para entonces, las almendras estarán en el suelo y habrá que doblar más el espinazo.

El nuevo presupuesto para 2013, que afortunadamente no es un postsupuesto como el 2012, con una cuarta parte del año ya transcurrido y una mayor parte del gasto ejecutado, solamente tiene una pega, que es falso. De entrada pronostican una caída del PIB del 0,5%, mientras que entidades poco sospechosas de colaboracionismo socialista como el BBVA, el FMI o el propio Banco de España cifran la caída en casi un 1,5%. De tal manera se inflan los ingresos, bien por exportaciones o por IVA, y se reducen los gastos, congelación de sueldos a los funcionarios o aumento inferior al IPC de las pensiones, para cuadrar un balance que nadie se cree.

Así a los 100.000 millones que se pidieron de rescate para la recapitalización de las antiguas cajas de ahorro y que parte se usarán para el propio estado, habrá que pedir otra millonada muy superior para rescatar al propio Estado, pero eh, después de que gane Núñez Feijoo la Xunta, carallo. El problema no es que se retrase todo, sino que por una decisión estratégica a corto plazo del presidente Rajoy, tendremos unas agujetas que terminaremos sufriendo todos.

5 pensamientos en “Almendras

  1. Dejando aparte las almendras, sector que desconozco, lo peor de nuestra lamentable situación es que podría ser bastante menos mala. Embid arremete contra el presupuesto de 2012. Cierto, se retrasó por motivos electoralistas, que además no funcionaron, y cuando salió a la luz era ya caduco. Pero en parte era legítimo achacar parte de los problemas al gobierno anterior.
    Con los de 2013 ya no cabe nada de eso. Y estamos peor de lo que deberíamos estar no sólo porque Montoro y Guindos anden a la gresca o el Ministro canario tratara de hacer la guerra por su cuenta respecto a las subvenciones a las energías renovables.
    Estamos mucho peor de lo que podríamos estar porque los de fuera no confían en nosotros. Y la razón principal es el desastre de Bankia. Nadie sabía a ciencia cierta la magnitud del agujero. Y no se podía saber porque en gran medida dependía de criterios contables. Si quito 5 mil millones del activo y los pongo en el pasivo, de golpe y porrazo tengo menos 10 mil, y estoy en quiebra. Y si encima el nuevo que viene a hacerse cargo no quiere correr riesgos y estima que en realidad son 10 mil más, ya tengo menos 20 mil, que es una millonada.
    La razón de que esos 5 mil pasaran de un lado de la contabilidad a la otra fue que la situación llevaba tantos meses enquistada sin que nadie tomara decisiones que los de fuera empezaron a creer que realmente el agujero era muy superior a sus peores estimaciones. Y llegados a ese punto, había que tomar alguna decisión que transmitiera voluntad de sacar todos los esqueletos del armario.
    Qué hubiera pasado si el Gobierno hubiera decidido meterle mano a Bankia digamos 6 meses antes? Que la factura habría sido muy inferior. Pero claro, al frente estaba el gran milagro blanco de las finanzas, Don Rodrigo Rato, que estaba empeñado en salir adelante por sí solo. Y no hicieron nada.
    Aún hoy nadie sabe a ciencia cierta la magnitud real del agujero porque depende de cómo evolucione la situación económica: el volumen de créditos fallidos depende, obviamente, de cuántos hipotecados (promotores y particulares) vayan a dejar de pagar. Y eso no se sabe, sólo se puede estimar.
    Como la crisis seguía y nadie metía mano, los mercados se convencieron de que Bankia era un desastre todavía mayor de lo que era y que las autoridades españolas trataban de esconderlo a todo precio, incluido el Banco de España.
    De ahí que para tratar de recuperar la confianza hubiera que confesar un gran agujero y dejar de lado al BdE.
    Pero no era necesario.
    Se han parado a pensar en el hecho de que desde que España pidió el rescate bancario y le fue “concedido” la prima de riesgo se ha mantenido mucho más controlada pese a que no ha llegado un sólo euro de los prometidos? Es en gran medida una cuestión de percepciones. Ahora se nos percibe como controlados, sometidos a control, y por tanto nos prestan con algo menos de reticencia, es decir, a un tipo de interés menor.
    Zapatero es todo menos un genio económico y Salgado, Solbes y por supuesto Fernandez Ordoñez, tienen mucha culpa, por acción u omisión. Pero nada comparable con lo que ha venido después.

  2. Resulta que ahora Alemania no quiere que España pida el rescate. Claro, el Mecanismo Europeo de Financiación está todavía en papel. Y los paises miembros tienen que aportar capital para que sea una realidad. Pero Alemania, Holanda y Finlandia no quieren que sus aportaciones se presten a España. Pero el FMI se da cuenta de la grave situación para la economía mundial de esta incertidumbre y su vice presidente, José Viñals, en Tokyo ya ha acusado a los rectores de la zona euro de que no pueden seguir con el juego de los recortes sin financiación abierta del mecanismo. Nada mas tierno que la foto en El País de hoy de Rajoy y Hollande de espaldas pero marchando abrazados el uno con el otro después de pedir en público que ¡Por favor! dejen al BCE comprar deuda sin tantas condiciones.

  3. Después de casi ocho meses de reforma financiera deberíamos hacernos una pregunta: ¿El rescate financiero es la consecuencia de una mala reforma financiera o es el objetivo buscado por esa reforma financiera?

    El día que Guindos presentó su primer decreto de reforma financiera (febrero) me pregunté en este blog: ¿resistirá Bankia? Si alguien que ya está alejado de casi todas las batallas lo veía claro (balance de la entidad en mano) no menos lo estaría viendo Luis de Guindos, que podrá ser un cabrón pero que de tonto no tiene ni un pelo (y menos en cuestiones financieras).

    El segundo decreto de la reforma financiera, apenas un par de meses después, terminó de dar la puntilla a Bankia. La guinda fue cuando, tras conocerse el volumen de sus necesidades de capital, producto de esos dos decretos, el gobierno reconoció que no tenía ese dineral (ni posibilidades de conseguirlo en los mercados) y debía solicitar una “línea de crédito” (rescate) a Europa. Otra pregunta: ¿era Bankia el detonante buscado para conseguir el fin perseguido (rescate financiero) o sólo el producto final de una pésima política? Recordemos que Rato había presentado un plan de saneamiento (aceptado por el BdE) que fue rechazado por Guindos: ¿por qué se rechazó?

    Tras la mayor desamortización de la historia de España (conversión de las cajas en bancos: si bien impuesto desde Europa) el mapa bancario queda más sistémico que nunca debido a la concentración. Si antes era complicado liquidar entidades, a partir de ahora será casi imposible sin la actuación (aval) del estado. Nunca los ciudadanos fuimos más rehenes de nuestros bancos que tras esta reforma financiera.

    La puntilla es la creación del llamado “banco malo”, ese expolio que convertirá deuda privada en pública, cargando su coste en el bolsillo de los ciudadanos. Es decir, menos educación, sanidad, dependencia… ¿No hay dinero? Depende para quién: los ciudadanos llevamos “perdido” 21.000 millones en esta reforma.

    Se equivocan quienes creen que la reforma financiera es producto de una torpeza. Todo tiene su lógica y el resultado final está a la vista: la banca gana. Y los ciudadanos perdemos.

    Nota: El FMI acaba de cagarse los PGE antes de nacer. Montoro se cargó los de 2012 a las dos semanas, con un recorte adicional de 10.000 millones. Los de 2013 los acaba de abortar el FMI. ¿No debería dimitir Montoro? (por pedir que no quede).

  4. Sencillamente genial Julio, lo que está esperando Rajoy es eso, que las almendras se caigan por si solas. Pero el peligro que esto conlleva, es bastante claro, las almendras suelen caerse por si solas, pero no tan pronto como ellos quieren. Pero lo verdaderamente preocupante es que nosotros, la mayoría no nos demos cuenta una vez mas, que lo mismo que en las andaluzas están esperando a que el incauto pueblo les vuelva a votar, para acto seguido seguir con mas de los mismo.
    Ante la situación actual hay que valorar las cosas en su justo término, esta en juego mucho mas que unos derechos y el estado del bienestar, se está perdiendo una generación, quizás sea la mejor preparada de la historia, esa generación que era la garantía de un futuro, la garantía de dejar en sus manos las riendas de futuros gobiernos.
    Ahora nos encontramos con una generación que sabe que cuando las cosas se solucionen ellos estarán fuera de lugar porque estarán ya en la madurez de su vida, habiendo desperdiciado el esfuerzo de su preparación, el esfuerzo de unos padres que lo sacrificaron todo, para dar a sus hijos lo que ellos no pudieron tener y están viendo como los esfuerzos de unos y otros han servido para llevarnos donde estamos. Y donde estamos, pues sencillamente en los años cincuenta, para celebrar el día de la mujer en Torrelodones con exposiciones de mantillas y peinetas y hacer peregrinaciones a Roma con dinero publico. La señora Cospedal y Soraya vestidas para el como beatas que nos recuerdan lo irrecordable. Lo peor de todo esto es la pérdida de una generación. Tiempo al Tiempo. http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/

Deja un comentario