Algunas reflexiones sobre Podemos

Drodrialbert 

Mucho se está escribiendo sobre la emergencia política de Podemos, sus causas y su hipotético futuro. Me gustaría contribuir a este debate con algunas reflexiones acerca de los motivos que pueden explicar su ascenso (oportunidades aprovechadas) y sobre los retos que han de encarar en el futuro más inmediato. Hay que tener en cuenta que los fenómenos de carácter social no obedecen a una única variable, por lo que intentaré apuntar las que a mi juicio son más relevantes, con el riesgo de dejarme algunas por el camino.

En cuanto a las razones que explican la irrupción de Podemos, hay que mencionar en primer lugar la que a mi a juicio es la principal (aunque no la única). Se trata de las políticas que se han realizado en los últimos años bajo la excusa de la crisis económica. Los partidos gobernantes no han tenido reparo en aplicar la ortodoxia neoliberal en su sentido más crudo, mediante recortes, privatizaciones y una distribución de la renta cada vez más favorable a las rentas más altas. Esto ha ido unido al fenómeno de la corrupción, la desafección y el hartazgo hacia el sistema alentado por el bipartidismo. El descaro con el que se está intentando refundar el capitalismo ha provocado una creciente indignación que ha sido mal calculada por los poderes fácticos. No en vano, hace tan solo unos meses una fuerza como Izquierda Unida, que apuesta abiertamente por la ruptura, alcanzaba en algunos sondeos un máximo histórico del 15% de los votos,  hecho que pone de relieve la aceptación cada vez mayor de una propuesta alternativa.

En segundo lugar, y enlazando con lo anterior, hay que mencionar la trayectoria de la fuerza política que acabo de mencionar, Izquierda Unida, en relación al llamado proceso de refundación de las izquierdas. En este sentido, la creación del grupo parlamentario de la Izquierda Plural fue un primer paso adelante en la configuración de espacios políticos más plurales. Pero en los últimos meses IU no ha sabido, o no ha podido, concretar una confluencia más amplia. En mi opinión, el aparato de IU ha caído en el error de un excesivo apego a las siglas, hecho que ha dificultado la generación de un frente de confluencia más extenso. Todo esto, por supuesto, tiene múltiples matices a considerar, pero en esencia ha contribuido a la emergencia de una fuerza como Podemos que ha aglutinado a muchas personas que no se sentían identificadas con las siglas de IU como paraguas aglutinador del conjunto de la izquierda.

En tercer lugar, la brillante estrategia comunicativa de Pablo Iglesias y su equipo, que han sabido conectar muy bien con las inquietudes de buena parte de la ciudadanía. En este sentido, y aunque el programa que de momento se está explicando es inequívocamente de izquierdas (y de hecho muy similar al de IU), el discurso no habla tanto en términos ideológicos, sino de sentido común, aprovechando el enorme malestar   existente hacia el bipartidadismo y las fuerzas del régimen, bautizadas ahora como la ‘casta’. Podemos está recogiendo apoyos entre sectores abiertamente descontentos con el actual estado de la política que estamos padeciendo, aprovechando también la fuerza de una ‘marca’ nueva, teóricamente alejada del marco que nos ha llevado a la situación actual.

Finalmente, hay que mencionar la enorme cobertura mediática que encuentra Podemos entre diversos grupos de comunicación. Se ha discutido mucho sobre el objetivo concreto que algunos mass-media supuestamente esconden tras estos privilegios comunicativos, pero lo cierto es que este factor ha contribuido a la difusión de su discurso. Ahora mismo se están presentado como novedosas muchas propuestas de Podemos, cuando en realidad fuerzas políticas como IU las vienen planteando desde hace mucho tiempo. Sin embargo, mal haríamos en sobredimensionar este elemento y considerarlo como el único que explica el ascenso de Podemos, pues no se trata solamente de ‘poder’ comunicar, sino de ‘saber’ hacerlo (aunque si se sabe y no se puede las cosas son evidentemente mucho más complicadas).

Ahora mismo, algunas encuestas sitúan a Podemos como la primera fuerza política española, pero mal harían en confiarse y pensar que esta trayectoria ascendente va a continuar de manera imparable. Primero, porque ser primera fuerza no garantiza gobernar. Segundo, porque la dinámica de los acontecimientos está cambiando de manera nunca vista desde la Transición, y existen riesgos importantes a encarar en los próximos meses. Citaré algunos de los más relevantes.

Primero, la ‘casta’ está lejos de ser derrotada y el bipartidismo, pese a perder fuelle, sigue siendo mayoritario. La reacción del régimen va a ser sin lugar a dudas contundente, y ya estos días estamos escuchando diatribas varias contra algunas propuestas de Podemos. Concretamente, se les acusa de que van a traer la ruina al país y de que su programa es irrealizable. Estas apelaciones al miedo y a que ‘no hay alternativa’ no son nuevas, de hecho IU las viene padeciendo desde hace tiempo. Pero ahora el bipartidismo ha perdido un arma poderosa, que es la apelación al voto ‘útil’. Podemos ha conseguido que algunas propuestas pasen del ninguneo al debate público, y eso es un avance significativo, aunque la hegemonía no está ni mucho menos garantizada.

Como segunda amenaza, Podemos no tiene consolidada su estructura organizativa. Algunos de sus principales dirigentes han acumulado experiencia en IU, pero no es un fenómeno generalizable a toda su militancia. Esto se percibe cuando han de explicar algunas propuestas, que ni son definitivas ni se exponen con la claridad con la que suele hacerse desde IU, que tiene una mayor trayectoria de elaboración programática. Además, una parte importante de la gente que está entrando en Podemos lo hace por oportunismo político, hecho que explica su renuncia a presentarse a las municipales y que supone un reto a la hora de definir una estructura orgánica que mantenga una coherencia con el programa acordado.

Finalmente, Podemos ha de encarar el reto de la confluencia con otras fuerzas políticas. El abanico de opciones es muy amplio, desde presentarse con su propia marca hasta la creación de un espacio más amplio al estilo de los Ganemos que están surgiendo de cara a las municipales, pasando por una coalición con la Izquierda Plural. Este proceso abierto merece una reflexión muy profunda que va más allá de la extensión de este artículo, pero ha de partir de una base fundamental. Si lo vital es el programa, hay que esperar que Podemos lo acabe de concretar, y cuando lo haga deberían trazarse alianzas con quiénes lo compartan (más aún con quiénes lo hayan defendido anteriormente), ya que la presentación de opciones políticas diferentes con las misma propuesta política no va en la línea de mejorar las condiciones de vida de la gente y de derrotar a la ‘casta’, y más aún con la ley electoral vigente.

El camino recorrido es importante, pero la consecución del objetivo de gobernar y de  superar el régimen actual es un reto de gigantescas dimensiones. No me cabe la menor duda de que éste es el principal debate que han de plantearse las fuerzas políticas que defienden un programa de izquierdas durante los próximos meses. Da igual si se llaman Podemos, Izquierda Unida, Izquierda Plural o muchos colectivos o personas que de momento no se sienten adscritos a ninguna de estas ‘marcas’, pero sí comparten con ellas  propuestas idénticas o muy similares.

10 pensamientos en “Algunas reflexiones sobre Podemos

  1. Gracias, Drodrialbert, por su artículo.
    Podemos es el triunfo del discurso político en un formato de 160 caracteres. Todo es demagogia, resumida en pocas frases y repetida hasta el infinito. No hay argumentos brillantes ni análisis rigurosos; al contrario: todo es machaconamente simplón. Es, efectivamente, el partido de los ninis, de los universitarios frustrados y de la España que apenas se ha interesado por la política y por el fucionamiento de nuestro sistema institucional.
    Yo creo que Podemos ha tocado ya techo, o sea, como mucho quedaría en tercer lugar. Al PP le viene de perlas: fractura aún más a la izquierda y, sobre todo, le roba muchos votos al PSOE. Administrar la próxima legislatura será más complicada; habrá más partidos y ninguno tendrá una mayoría espectacular.
    Seguiremos atentos a lo que acontezca…

  2. Coincido con Sanchez Cuenca en su análisis sobre el artículo 135.

    http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2014/12/03/constitucionalizar_politica_otra_vez_135_24793_1023.html
    ::
    Podemos ha conseguido desactivar la calle, debilitar al PSOE y situar al borde de la desaparición a IU. Objetivamente es un aliado perfecto de la derecha, que volverá a ganar incluso con una pérdida espectacular de votos. Es normal que el PP esté encantados con ellos. Enhorabuena a los premiados.

  3. Respecto al artículo de hoy nada que añadir a los comentarios de Latinmunich y Polonio.
    ::::::::::::::::::::::::::::
    Poco a poco, guste o no al PSOE de Pedro Sánchez, se va abriendo paso el debate que será imprescindible a la luz del más que previsible escenario post-electoral.
    Pese a los bandazos de Cospedal, la cuestión de la posible necesidad de una gran coialición está ya entre nosotros.

    http://politica.elpais.com/politica/2014/12/02/actualidad/1417551718_969790.html

    Se entiende que esta sea “una llave que quema en manos socialistas”, pero es la mínima penitencia que tienen que asumir. Al final, mucho me temo que tendrán que decidir si prefieren “una sangría de electores hacia Podemos ante la evocación de un Gobierno futuro PP/PSOE” o si se resignan al abandono de quienes nos alejaríamos –sin duda- ante la posibilidad de que pacten con Pablo Iglesias.

  4. Bueno…bueno….ejem…..permitanme que les haga ver a Podemos desde mi prisma caleidoscopico intiutivo en el que la realidad esta sujeta a la cantidad de galletas que nos comemos en el desayuno ,en la merienda y en las noches de insomnio.

    Podemos es la funda de una caja de galletas que se llama Queremos..
    Para que me entiendan los mas jovenes del lugar:
    Pablo Churchiix es un devorador de cookies .
    Al alimentarse solo de cookies hace que su presencia y sus palabras afecten de la misma manera a todos ,estimula la contradiccion.
    Pero lo que estimula la digestion de los cookies,tambien tiene como consecuencia sine qua non que se tenga que los residuos se eliminan en forma de caca…y prueba de ello es su borrador de programa economico.
    En definitiva Pablo Churchix en su Paraiso terrenal ,ha comido del Arbol de los Cookies y se ha vuelto muy locuaz pero con diarrea cronica.

    No vean esto como un ataque personal a este lider intelectual ,si no mas bien atrevanse a ver las cosas por su nombre:

    ¿A quien pensaba engañar el padre de Pablo Churchis cuando decidio ponerle el nombre de Pablo Iglesias a su hijo?.

    ¡¡¡Arranquense la cabeza y piensen!!…..JAJAJA….que nervios.

    ::::::::
    Post Data para aumentar la inteligencia artificial:

    Una cookie (o galleta Informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

    Sus principales funciones son:

    Llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario.
    Conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario, e intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores..

    ::::
    ….jiji.

  5. ¡Contrólate, Amistad Cívica, que te pierdes! Además, no sé cual sería el papel exacto del padre de Pablo Churchis, pero a juzgar por lo que explicó la madre, sobre la ingente tarea pedagógica que asumieron con su hijo (menos mal que fue hijo único), bastante tarea tuvieron, como para pararse a pensar en la digestión de cookies por parte de la criaturita.

  6. Me gusta el artículo de ISC y no creo que contradiga del todo al de Miguel Sebastián y cia, que son economistas y arguyen como la regla es “económicamente” acertada, pero estoy con ISC en que políticamente no es necesaria a nivel constitucional y en que eso del déficit estructural es un concepto tan precioso como etéreo e incuantificable.
    Lo del video de Monedero glorificando a Chávez que colgó Polonia ayer, impagable. Esta gente, además de decir muchas idioteces, es tremendamente cursi. A mí me dan vergüenza ajena cuando se ponen sentidos: Chávez regalaba amor…

  7. No entiendo la verosimilitud de los datos con los que se analiza el fenómeno Podemos ; si ya en mi ciudad es muy difícil encontrar gente que conozca a los ediles socialistas ( casi mejor , porque cuando les conocen votan masivamente a la derecha ) , menos conocen a los líderes de los círculos de Podemos. La izquierda alternativa fantasea
    con su propia denominación – antes alternativa, ahora se dice socialdemócrata – y así vamos. No temo a Podemos ni a los cientos de miles de enfadados porque no me parece una partido político estable.

Deja un comentario