AGATHA

Manuel Lobo

Este pasado fin de semana tuve la oportunidad de conocerla personalmente. Ya conocía parte de su historia, puesto que es amiga de unos amigos comunes.

Su historia es de las que te generan un sentimiento de rabia e impotencia, que existen pocas cosas que te la puedan generar.

Si, ella es una víctima de malos tratos.

Y después de más de un año de salir de su casa ha decidido contar en internet su historia.

Ella es una de las víctimas que, por fortuna no están en las estadísticas de muertes. Cuando lees su blog, te das cuenta que ha sido por muy poco y que, afortunadamente, está en el camino de salir de la pesadilla.

Leyendo cómo se sentía, te das cuenta que es un círculo vicioso del que es muy difícil salir, y más aún cuando el maltratador te aísla del contacto con el resto de tu ambiente.

Su historia es tremenda y por eso, ya que ella ha decidido contarla, no puedo hacer más que intentar que se conozca, sobre todo para que nos demos cuenta que las estadísticas de muertes por violencia de género, no es más que la punta del iceberg de un grave problema que está muy incrustado en nuestra Sociedad.

Conociendo la historia de su maltratador y de su ámbito familiar, te lleva a la conclusión que sólo atajando el problema en su raíz, en el seno de las familias de los maltratadores, será la única vía de solución. Sólo cuando el resto de la Sociedad, dejemos de verlo cómo un problema de ámbito doméstico y nos demos cuenta que nos puede afectar a casi cualquiera, conseguiremos eliminarlo.

En muchos casos ya es tarde, esos maltratadores, que seguramente vienen de familias donde era común el maltrato, han provocado una nueva generación de potenciales maltratadores. Nuestra responsabilidad es aislar estos comportamientos, dejar de ignorarlos y luchar contra ellos.

Cuando te cuentan que, en las visitas con sus hijos, en los puntos de encuentro, una de la reacción de los hijos pequeños es una mezcla de golpes y abrazos, y que el maltratador, lejos de evitar esta conducta, incluso la premia, una nueva generación de maltratadores está en la calle.

Es responsabilidad de todos luchar contra esta lacra.

Aquí está su historia… Aún no está acabada, ni la historia en sí misma, ni su narración.

https://agathadiariodeunasuperviviente.com/