Adiós a la mujer de la rabia en el corazón

Erika Fontalvo Galofre

“Con el paso del tiempo he comprendido que ser colombiana es la mejor definición de mí misma” – Ingrid Betancourt en el prólogo de su libro “La rage au cÅ“ur”, “La rabia en el corazón”, en el que ofrece su visión sobre la corrupción en Colombia.

La última vez que vi a Ingrid Betancourt, antes de su secuestro, debo confesar que fruncí el ceño, miré hacia otro lado e hice como si no la escuchara mientras ella increpaba a todos los que tenía enfrente, desde el entonces Presidente Andrés Pastrana hasta los altos mandos militares presentes allí. Estábamos en la pista de Florencia, capital del departamento del Caquetá, a 20 minutos en helicóptero de San Vicente del Caguán, el epicentro de la llamada zona de distensión, una localidad rural donde el Gobierno y las FARC intentaron, sin ningún éxito, llegar a un acuerdo de paz durante más de tres años.

Ese día, sábado 23 de febrero de 2002, se estaba cumpliendo la “retoma” militar del Caguán ordenada por Pastrana, horas antes, tras el fracaso de los diálogos. Centenares de militares estaban desembarcando en la región mientras los guerrilleros de las FARC se replegaban e intentaban buscar un lugar seguro donde esconderse. El presidente quería “plantarse” en San Vicente para demostrar que no había lugares vedados para la fuerza pública, que había sido retirada de allí en noviembre de 1998 por exigencia de la cúpula de las FARC como condición para hablar de paz.

Pero él no era el único que quería estar en la boca del lobo y darse un “touch” de gloria. Ingrid Betancourt, la candidata presidencial del partido Verde Oxígeno, el mismo al que pertenecía el alcalde de San Vicente del Caguán, también buscaba una forma de llegar. La vía aérea, por llamarla de alguna manera, parecía la más “fácil y segura”: aún recuerdo que cuando finalmente aterrizamos en un descampado de San Vicente, una cancha de fútbol de pueblo, nos recibió una lluvia de disparos que no nos alcanzaron porque mi Dios es muy grande o porque no nos tocaba en aquella ocasión. Todos, desde Pastrana hasta la última alma que viajaba en el helicóptero, quedamos blancos como un papel y no dejábamos de temblar mientras intentábamos bajarnos en medio de una nube de militares que protegían al Presidente, al que yo pensé que se “cargaban” ese día.

Volviendo a la escena del aeropuerto de Florencia, me parece estar viendo a Ingrid molesta, muy molesta porque le dijeron que no la podían subir en el helicóptero. Ella era una candidata presidencial en campaña y el jefe del Estado no podía tolerarse cometer un error de ese tipo. La conclusión: “usted, no va”. Gran cabreo de la señora Betancourt, a quien se le dijo en todos los idiomas que no se arriesgara y más bien, renunciara al viaje por tierra porque las condiciones de seguridad no estaban dadas. Es más, que si se iba lo hacía bajo su responsabilidad, no podría contar con un equipo de escoltas y que lo mejor era que se devolviera para Bogotá.

Pero no lo hizo. Eso sabía a poco para la mujer de la rabia en el corazón, la política polémica, provocadora y hasta desafiante que conocíamos todos los colombianos desde mediados de los 90, para la luchadora incansable contra la corrupción, transgresora de normas y protagonista de simbólicos actos de rebeldía como una huelga de hambre que realizó en el Congreso o una repartición de condones y Viagra porque según ella “la corrupción era el sida de la política en Colombia” y había que “parar a los corruptos”.
Ingrid, acompañada de su amiga y fórmula vicepresidencial Clara Rojas, montó en un carro y se lanzó a recorrer la única carretera que unía a Florencia con San Vicente del Caguán. No parecía tan complicado, apenas eran tres horas y pico de camino y era de día, pero ni ellas ni sus acompañantes llegaron jamás a su destino. Ingrid y Clara fueron secuestradas por las FARC y el resto de la comitiva obligada a regresar a Florencia. Fin de la travesía y comienzo de la tragedia.

En sus primeras pruebas de supervivencia conocidas en el mismo año de su secuestro, Ingrid se siguió mostrando como una política crítica con el gobierno, el anterior y el electo. Contra Pastrana arremetía por su indiferencia respecto a los secuestrados mientras que a Uribe le exigía actuar, sin demora, para resolver su situación y la de los demás rehenes.

De la mujer con la rabia en el corazón no volvimos a saber los colombianos durante años. No hubo más pruebas de supervivencia. Sólo su familia seguía insistiendo, tocando puertas, buscando la solidaridad internacional, denunciando su situación y la de los otros secuestrados involucrados en la exigencia de la guerrilla de un intercambio humanitario. Los más audaces aseguraban que de secuestro nada, que Ingrid estaba “encantada y feliz”, comandando no sé cuántos frentes de las FARC y que era la “dueña y señora” de la guerrilla colombiana, su nueva ideóloga y de paso, amante de Alfonso Cano, hoy tristemente célebre por ser el sucesor de Tirofijo en la línea de mando de la guerrilla.

Supongo que esos indolentes debieron tragarse sus absurdas palabras cuando la vieron casi hecha un cadáver, cabizbaja y ausente, muerta en vida, en el vídeo que fue divulgado en noviembre del año pasado, o tal vez, cuando leyeron sus agónicas reflexiones, demandando el soplo de la muerte en la dramática carta que le envió a su señora madre, Yolanda Pulecio. Hoy sabemos, por su “ángel salvador” y compañero de cautiverio, el enfermero militar William Pérez, que cuando se grabó el video Ingrid ya estaba “bastante recuperada”. ¿Se imaginan ustedes, cómo debió llegar a estar?

Más allá de los detalles que rodearon su cinematográfico rescate, sobre el que todavía queda mucha tela que cortar y detalles por conocer – aunque valga este espacio para hacer un merecido reconocimiento a las Fuerzas Militares de Colombia y al valor, a la “berraquera” de sus hombres y mujeres – la Ingrid que nos ha devuelto la infame manigua (como le decimos a la selva) es extraordinariamente superior a la que, cruel e injustamente, retuvo durante seis largos años. Somos muchos los que estamos gratamente sorprendidos al comprobar que por fin, desapareció la rabia en el corazón que Ingrid albergó durante tantos años de vida política y confrontación con la dirigencia colombiana. Enhorabuena por ella, por su familia y por el país.

Esta Ingrid me gusta mucho más. Flaquita y acabadita como ésta, pero grande y poderosa en sus acertadas apreciaciones que hablan de paz, de la superación de la violencia y de la defensa de la vida y la dignidad humanas.

No quiero ser malinterpretada. Ingrid no era santa de mi devoción, no compartía su estilo, lo admito: su proyecto político y su forma de llegar a los votantes no me seducían. La respetaba como líder política y como mujer porque siempre ha sido una figura brillante e inteligentísima, como pocas congresistas colombianas. Lo cortés no quita lo valiente, pero jamás habría votado por ella.

Sin embargo, cuando supe que la habían secuestrado, condené este atroz hecho y a través de mi trabajo como periodista, siempre me comprometí con su familia, con su madre, con su esposo y con su hermana Astrid para facilitarles los micrófonos del medio al que estaba vinculada, con el único propósito de visibilizar su drama, que es el drama de centenares de compatriotas de mayor o menor alcurnia.

Secuestrado es secuestrado: no perdamos nunca de vista que en la selva, el rico y el pobre pasan la misma hambre, sufren lo mismo, caminan las mismas agotadoras jornadas, reciben los mismos maltratos y humillaciones, – abusos intolerables y violatorios de los mínimos derechos humanos y de las normas básicas de Derecho Internacional Humanitario – se enferman de los mismos males y hacen sus necesidades físicas en el mismo “chonto”, el hueco asqueroso que funciona como letrina. Sólo para mencionar algunas realidades que no conocen ni marcan diferencias a pesar de las gestiones que los Sarkoys, los Villepin, los Chávez o el “gestor” de turno estén realizando, de acuerdo con sus propios intereses o con fines más altruistas.

Seguramente la fuerza del amor y de la compasión unidos al sufrimiento, el dolor y la cercanía de la muerte influyeron en la transformación espiritual de Ingrid, de esa noble e increíble mujer que dejó en la selva no sólo los peores recuerdos de los abusos de los que fue víctima, sino también la actitud provocadora y altiva que muchos de sus compatriotas le cuestionábamos.

Desde que recuperó la libertad, Ingrid está demostrando una talla política e intelectual extraordinaria, así como una humanidad y una fortaleza admirables. Sus declaraciones profundas y valientes, revelan que durante sus largas jornadas de cautiverio, además de estrechar sus vínculos con el Todopoderoso, dejó que su alma se alimentara de la serenidad y la esperanza, en vez del odio y el rencor que reconoce sintió alguna vez por sus victimarios y por la insufrible situación que estaba padeciendo.

Ingrid se está convirtiendo con su discurso moderado y conciliador, que invita a la unidad, en el puente para lograr acuerdos políticos que cierren brechas y alienten a la concordia en un país donde la guerrilla y los militares no son los únicos que se “dan duro”.

Resulta lógico que, si ella quiere transitar por el camino de la política, el futuro se le presente claro y despejado: en pocos días se ha convertido en un símbolo de la fe y la reconciliación, una especie de heroína capaz de superar el sufrimiento y la humillación para devolver sólo buenos sentimientos de tolerancia y propuestas de diálogo.

Ingrid se está convirtiendo en casi una leyenda, un fenómeno que, día tras día, confirma que, con amor, paciencia y una profunda fe, es posible romper todos los esquemas imaginables: ella pudo regresar fuerte de un infierno para acercarse a una gloria nunca antes conocida y es que ahora sí, Ingrid cuenta con un respaldo muy fuerte, más de un 77 por ciento de aprobación, en la opinión pública colombiana, y ni hablar de la internacional. Ya quisiera Sarkozy tenerla a su ladito.

En su columna de ayer en el diario El País, el analista Moises Naím la bautizaba como la “Mandela” colombiana, y no es el único. Me parece excesivo. Como él, otros muchos futurólogos están apostando a que Ingrid se convertirá en la futura canciller, vicepresidenta o incluso mandataria de los colombianos, que es sólo cuestión de tiempo. Piensan con el deseo pero no son justos con ella.

Como diría el ex torero José Ortega Cano, “déjenla en paz, déjenla vivir”. Ella y los suyos son los únicos que deben considerar cuál es el mejor camino para sus vidas, vidas que estuvieron truncadas durante demasiado tiempo. Ingrid y sus niñitos, que ahora son un par de muchachos guapos e inteligentes por cierto, tienen hambre de amor, de compañía, de complicidad, tienen ganas de vivir y como no, unos compresibles deseos de estar juntos para siempre, sobre todo, sin ser molestados por políticos carroñeros que buscan un segundo aire a costa de la estabilidad de esta familia.

Si alguien quiere seguir hablando de este tema, el de hacer política en torno a lo secuestrados, pues adelante, se escuchan todo tipo de propuestas. Que nadie olvide que en Colombia aún quedan 25 seres humanos que, según las FARC, son objeto de un intercambio: ex políticos, soldados y policías que están esperando, en la misma selva donde estaba Ingrid, una salida a su inhumano cautiverio. Por ellos, tenemos que seguir insistiendo en salidas humanitarias, en operaciones tan inteligentes como ésta o en cualquier otra fórmula que les permita volver a casa lo antes posible.

Pero hay más, si se produce el milagro y estos 25 colombianos dejan atrás este triste capítulo del secuestro por razones políticas, tampoco será el momento de cruzarnos de brazos: todavía quedarán unas 700 personas, en promedio, que están privadas arbitrariamente de su libertad por motivos económicos: desde niños hasta abuelitos que, en muchos casos, permanecen sepultados bajo tierra en “zulos” para evitar ser encontrados por las autoridades que los buscan para rescatarlos.

No quiero ser aguafiestas, claro que es hora de celebrar: yo me siento feliz por Ingrid, por su renovada y esperanzadora actitud, por sus buenos deseos que apuntan a trabajar de manera decidida y comprometida para lograr la unidad de los colombianos y la libertad de los secuestrados. Es maravilloso que los tres norteamericanos hayan podido regresar a su país, y es fantástico que 11 humildes soldados y policías estén ya exorcizando sus fantasmas mientras intentan reiniciar sus vidas suspendidas desde hace 10 años.

Pero al margen de si Uribe se lanza o no a una reforma constitucional que le permita un tercer mandato, de si Ingrid lo acompaña como su fórmula vicepresidencial o se convierte en su sucesora, cantaleta que no dejamos de escuchar en Colombia y en la prensa internacional, al margen de todo ello nos queda una enorme tarea. No podemos renunciar a ella, hay muchas personas cuya vida depende de que no lo hagamos.

Esta liberación es una gran alegría, es inmensamente buena y hay que ser sabios para contener en el corazón toda esa bondad, para evitar que se nos escape. Sólo así podremos ser lo suficientemente inteligentes para acudir al llamado que otros y otras Ingrid, que están esperando por todos nosotros, nos formulan sin descanso.

50 pensamientos en “Adiós a la mujer de la rabia en el corazón

  1. Impresionante artículo, tanto por la vivencia de la articulista como por la transformación de Ingrid. Su comparecencia posterior al secuestro es todavía más impresionante conociendo ahora su mal carácter y afición a la extravagancia previas. Que contradicción que el cruel secuestro que estuvo a punto de acabar con su vida haya quizás cambiado su carácter a mejor para siempre!

  2. Muchísimas gracias, Erika Fontalvo por demostrar una vez más que las cosas, habitualmente no son lo que parecen. Y muchas gracias por esa dosis de cordura en unas circunstancias en las que los seres humanos tendemos a convertir en santos o en diablos a las personas por cosas que escapan de su propia capacidad de decisión.
    Lamentablemente mientras leía tu artículo, pensaba en tantos y tantos políticos que anteponen su carrera personal, o sus intereses de partido a la razón de estado. Lamentablemente Colombia no tiene el monopolio en cuestión de cortoplacistas.

    Por último y un poquito off-topic, un saludo especial de una paisana tuya y buena amiga mía que te admira por tu trabajo en Colombia y que ahora está en La Coruña, se llama Alexandra Digrazia y es de Bogotá. Hemos comentado juntos algunos de los textos que has publicado en este foro.

    Un beso fuerte.

  3. Ingrid Betancourt se convierte en mensajera de peso, a la que se escucha, se valora, se desea, se teme, se aprovecha, se desprecia, se ensalza, …… en fin, se magnifica, dotándola de la etiqueta de “referente ético”, por lo que, una vez haya pasado un tiempo prudencial, que para algunos ya pasó en el mismo momento en que se enteraron de su liberación a sabiendas que su posible discurso competirá con sus ideas, se convertirá en el mensajero al que hay que amplificar su voz, porque su discurso coincide con el que uno tiene, o al que hay que matar, porque su poder de convocatoria le hace mucho daño al que uno defiende.
    A miles de Km de distancia, lo que ya de por sí dificulta la objetividad, muchos ni la escucharán, sino que la clasificarán en referente de derecha o de izquierda y que será lo que al final les sirva para decidir que se hace con el mensajero.

  4. Felicidades a Erika Fontalvo por su estupendo artículo. Miuchas gracias, de verdad. Me ha conmovido además la referencia a Ortega Cano, que agradezco infinitamente. La prueba de fuego para Betancourt es si decide transformarse en Referente Ético, que diría Averlas, o tiene la lucidez suficiente para evitarlo. Si opta por hacerse Referente, entonces es que era mala persona. Pero si tiene la sabiduría suficiente para renunciar a ser Referente, los colombianos sabrán valorarlo y podrá hacer lo que quiera. Fontalvo lo ve con optimismo. Ojalá tenga razón.

  5. No creo que Ingrid, en los momentos actuales, decida convertirse en referente sin llamarse Bibiana. Supongo que si intuye que algunos puedan considerarla así y le presten más atención que a cualquier otro/a, los demandará judicialmente para tranquilizarnos a todos los que hemos sido asignados a decidir, lo que ella tenga que hacer o decir, para que la podamos convetir en buena persona.
    Al final tendrá que decidir ella misma sobre si sigue, o no, secuestrada, porque a muchos, si deja de estarlo, les va a sentar fatal.

  6. Buen artículo.
    Tanta referencia religiosa picotea a un ateazo como yo, pero el artículo es muy bueno.

    No se si quedan muchas o pocas ganas de meterse en política después de algo así. mas vale estar muy seguro. la política es la primera linea de fuego de la vida pública, cuando uno entra en ella se garantiza como poco la sátira, y generalmente el vilipendio y la calumnia incluso. Los políticos son aquellos seres que no tienen ni madre, ni tripas, ni derecho a otra cosa, en general, que a arrastrales en público por el fango.

    Mucha tela despues de pasarse seis añitos de vida perdidos en mitad de la nada, el tener que aguantar según que cosas.

    No obstante, creo que cada uno tiene derecho a capitalizar su experiencia vital como le parezca. Somos los demas los que debemos evaluar con el mayor grado de rigor posible la calidad de las propuestas y reflexiones del personaje en cuestión.

    Derivas ha habido muchas, recuerdo con mas facilidad heroes caidos que villanos redimidos. A lo mejor es porque el caos seduce mas, o porque mantener la pureza indefinidamente en un universo amoral es altamente complicado, o porque no hay reputación ejemplar que resista durante demasiado tiempo el escrutinio constante.

    Yo no le recomiendo a la Betancourt la vida pública, pero ella verá.

    En cualquier caso que tenga suerte y que viva feliz, y si su peripecia ayuda a traer la paz, a que no quede ni un secuestrado mas, miel sobre hojuelas.

  7. Es una pena que tras 7 años de secuestro y de tortura, Ingrid Betancourt haya sido por fin domesticada.

    Su rebeldía, su audacia, sus convicciones regeneradoras y su energía luchadora han sido neutralizados por sus verdugos siguiendo la vieja lógica de todos los torturadores: igual que un caballo salvaje se convierte en manso y obediente a base de palos, las personas incómodas se vuelven inofensivas tras un trauma intenso cargado de dolor.

    Siento que a Erika le alegre ver que la persona fuerte y emprendedora de hace 7 años ya no exista, rota, quebrada en sus convicciones, y que la selva nos devuelva una mujer abatida, depresiva y sentimental.

    Siceramente espero que una vez pasado un tiempo de convalecencia, Ingrid vuelva a ser la de antes, con más fuerza y rabia si cabe, para demostrar a todos que fue más fuerte que sus torturadores, que éstos fracasaron.

  8. En que ridiculos constantes coloca a la gente el tener que ir de ousider por la vida sin tener dos dedos de frente…”seeking for the bubble reputation even in the cannon´s mouth”.
    Ay pena penita pena

  9. hay veces en que ser un “outsider” es la única opción digna frente a la infinita vulgaridad de los guardianes de lo establecido, sobre todo cuando lo establecido es tan mediocre, tan caduco, tan triste.

    Con que agresividad defienden los privilegiados el mundillo putrefacto que da sentido a sus vidas acomodadas.

    Cosa Nostra, el desprecio es mutuo.

  10. Gracias Erika por tu articulo,tan esperado por todos.

    No creeo que deba añadir o quitar nada en lo que has dicho y escrito.

    Gracias por el color del cristal por el que miras.

  11. Siento dar una mala noticia a todos aquellos que vieron en las investigaciones de Peter J.Pan con Queso ,el nexo de union entre el atentado del 11M y eta.

    ¡¡Se acabó!!

    La justicia ha dictado sentencia.

    Ir por la WEB y sabreis de que os hablo….jeje.

  12. El mutualismo es entre iguales… y tu no me llegas ni a la suela del zapato.
    Ni lo harás.

  13. qué valientes son algunos tras el anonimato de un teclado.

    seguro que ni la mitad de ellos serían capaces de decirme lo mismo a la cara.

    (editado)

  14. “libre pensador dijo:

    8 Julio, 2008 a las 12:39
    qué valientes son algunos tras el anonimato de un teclado.

    seguro que ni la mitad de ellos serían capaces de decirme lo mismo a la cara.

    (editado).”

    Donde quieras y cuando quieras. Me llamo Pablo Antonio Franco Otero. ¿y tú?
    El matonismo con el butanero, que llevas sus ojos, pero aquí está de más.

    Te espero. Si quieres mi correo es pfrancootero@yahoo.es puedes decirme ahí sitio y hora. (editado)

  15. Impresionante el relato sobre Ingrid B. de Erika Fontalvo. Desde luego se comprende perfectamente que ella quisiera ir a San Vicente, siendo el Alcalde de su partido, y que al serle denegado un puesto en el helicoptero, lo hiciera arriesgandolo todo. El mundo es de los audaces, pero a algunos no les sale bien. Es decir, a corto plazo. Todas las apreciaciones muy favorables que hace Erika respecto de la Ingrid actual, de confirmarse nos demostrarían que se halla en excelentes condiciones para convertirse en un lider político capaz de arrastrar una mayoría. Ello está por ver; 6 años de infame reclusión dejan tambien huellas negativas de salud. Sus primeras 48 horas han sido de Superwoman, pero dudo que pueda mantener ese ritmo. Creo que le vendrían muy bien unos 6 meses de quitarse de enmedio y hacer vida familiar. Ojalá Ortega Lara y algún otro maltratado por ETA fueran capaces de de imitar a Ingrid y no buscar la aniquilación de sus captores. Las Fuerzas Armadas colombianas han hecho un magnífico trabajo que sin duda permite a los colombianos sentirse orgullosos de si mismos y mas cerca de la derrota de la guerrilla. En este sentido, ha sido un poco irónico ver a Ingrid alabar tanto a Francia, cuando no ha tenido mucho que ver en esto. Mas bien Sarko hizo el ridículo mandando un médico frances para ver el estado de salud de Ingrid como si fueran a Haití. Fue my bonito cuando hace unos meses mandaron un avion hospital por si liberaban a Ingrid, pero quedaron como tontos.

  16. Pero ..¿que mosca os ha picao?….ya veo… la de siempre.

    Pablo ese tipo no se merece ni que le retes a un careo verbal o escrito.

  17. Pero muchacho hombre..no pierdas los papeles…¿Ahora nos quieres pegar a todos?

    ¿Ves lo que te digo? No vales para esto, el debate y el “Debate” te quedan grandes.

  18. Qué buena noticia nos trae Amistad. Por fin ha quedado en su sitio la conspiración del ácido bórico. He leído rápidamente la sentencia y les dan un palo importante a los peritos. Como los malhechores quedan impunes con tanta frecuencia, mañana Pedro J., Losantos y compañía se las arreglarán para seguir enmarañando la realidad. Esto ha sido la puntilla a la teoría de la conspiración. Sinceramente, hay que ser masoquista para seguir siendo lector de El Mundo. Es el periódico de la mentira sistemática. Se ha demostrado una y otra vez.

    VOy a hacer una excepción a la regla que me había autoimpuesto y diré algo sobre librepensador. Se trata de un criptofascista. Estas palabras suyas que hoy ha escrito aquí (“hay veces en que ser un “outsider” es la única opción digna frente a la infinita vulgaridad de los guardianes de lo establecido, sobre todo cuando lo establecido es tan mediocre, tan caduco, tan triste. Con que agresividad defienden los privilegiados el mundillo putrefacto que da sentido a sus vidas acomodadas.”) son palabras típicas de los años veinte y treinta del año pasado entre los fascistas. Pequeñoburgueses resentidos que arremeten contra el sistema, igual ahora que entonces. Mi recomendación a todos los participantes en este blog es que jamás contestemos a sus ridículas provocaciones. El silencio es la mejor receta. Se ve que muchos lo intentan, pero al final ceden a la tentación. Cuanto más se le responda, más coñazo dará. No somos tantos. Si conseguimos ponernos de acuerdo en no contestar, la molestia remitirá en pocos días.

  19. Por favor, tras un artículo histórico en DC no merece la pena dar tribuna y protagonismo a gente así. Y no le demos tampoco ubicaciones personales: me huelo que es de los que buscan la espalda. Sigamos debatiendo, que el tema de la violencia en Colombia y la liberación de Ingrid Betancourt lo merecen.

  20. Seguro que Ingrid, debido al carácter que parece que tenía, necesitará menos tiempo para recuperarse y volver a ser la que era, con la energía mejor canalizada. Y será bueno para Colombia y para ella.

  21. Haciendo un aparte en el tema traído aquí por Erika, y siguiendo las instrucciones de Amistad, me congratulo en decir a boca llena que los señores Santano, Andradas, Mélida y Ramírz son PERSONAS HONORABLES, de las que me siento orgulloso de tener a cargo de las libertades, derechos y seguridad que nos deben asistir como ciudadano. No se puede decir lo mismo de gentes que, al contrario de (por poner unos ejemplos) nuestra Erika, nuestro Millán o nuestro Aitor, pisotean la honorabilidad del oficio periodístico (Fede, Pedro oJt, etc ….) o de las direcciones de colectivos como la AVT o el fascista sindicato Manos Limpias.

    ¡¡Enhorabuena¡¡.

  22. Por cierto, no sé si habeis reparado en un detalle, seguro que sí. Los artículos y testimonios que nos ha traído Erika aquí sobre el drama humano sufrido por Ingrid y por todas aquellas personas que sufren la violación de derechos humanos que supone el cautiverio a manos de las FARC y la violencia inacabable que afecta a todos nuestros hermanos y hermanas colombianos es en primerísima persona. Me recuerda también al maestro y amigo A Verlas cuando rememoró su experiencia personal con el malogrado Paco Umbral. Tenemos un lujazo a mano, y creo que poco foros y lugares en el Interné patrio pueden decir lo mismo. Emociona ser consciente de ello.

  23. Libre pensador..
    No te equivoques.. Ingrid no está doblegada, ni depresiva.. El que nace rebelde y es un espíritu libre lo seguirá siendo para siempre.. Lo era incluso en cuativerio cuando se negaba a acceder a las demandas de sus victimarios.. Ella es es demasiado fuerte, inteligente y capaz para pasar página y darse cuenta que el actual momento político no es el que ella dejó hace casi 7 años cuando se la llevaron secuestrada. Colombia y el mundo han evolucionado y mucho, para bien pero también para mal.. Mantener el mismo discurso confrontacional y beligerante no es inteligente. Miren a Chávez como está metiendo el rabo entre las patas y teniendo que dar un viraje obligado por los hechos que son tozudos..

    Ingrid lo sabe, no es el momento para enfrentarse contra todo y todos, como antes solía hacer. Su aporte resulta más valioso y llegará más, si sabe jugar sus cartas y aprovechar el reconocimiento que hoy se le otorga para generar espacios de diálogo y concertación, para buscar unidad y consenso… No el que grita más, es el más escuchado!!! Ella lo tiene claro y yo me alegro que lo haya podido entender. A ver si muchos compatriotas y españolitos, que les encanta darse en la cabeza sin razón y que aún mantienen esa línea conflictiva y absurda, le cogen la caña..

  24. Sicilia 10

    Que quieres que te diga. Yo de la zona euro no creo haber comentado nada. Siempre me he vinculado a las previsiones que Solbes (en algún caso Sebastián, o incluso un bloguero economista desaparecido en combate) ha venido haciendo y corrigiendo ( en ese caso si eran galgos por lo rápido que Solbes ha corregído sus digo/Diegos)
    En fin, yo, si nos salimos de Europa y nos centramos en España, sigo sin tenerlo muy claro . ¿Cual consideras que va a ser finalmente la cifra que Solbes, en su última corrección, dejó en el claro y explícito nivel de ….. por debajo de dos?

  25. Con permiso de Erika Fontalvo me hago unos segundos de publicidad:

    ¡Continua la SagaCulebron de verano!..¡¡Tcha Tchan!!…”¿Crisis ,que crisis?” .

    Despues de : “¿Crisis que crisis?-Ziluminatius comparece ante los diputados ” (dividido en cinco partes)

    LLega a vuestras pantallas: ” ¿Crisis que crisis?- La crisis segun Rajoyibus Titanicus ”

    (dividido en dos partes) en la que podeis ver a un lider de la oposicion mas contento que unas pascuas….jeje…replicando a Ziluminatius.

    Tambien podreis ver : ” ¿Crisis que crisis?- Alonso replica a La Oposicion ”

    (dividido en dos partes) en la que podreis ver al portavoz socialista en el congreso de los diputados ,hav¡ciendo honor a su nuevo carnet del PSOE….yeeepaa.

    En fin si teneis insomnio o si la tarde se os hace larga,ya sabeis un video de AC/DC si no te despierta para siempre ,hara que duermas placidamente….jeje.

    En el proximo post os dejo el enlace para que podais ver mis nuevos videos y repasar los que no hayais visto.

    Salut…jeje.

  26. Suscribo lo de Jon, un lujo tener en DC una relatora en primera persona de sucesos históricos y de plena actualidad, incluso a veces aderezando los relatos con fotos.

  27. Con el 10% que dice Sebastián que va a reducirse el consumo de petroleo, gracias a las medidas que anuncia que piensa tomar, más otro 10% de reducción, o más, con motivo de la desaceleración económica que se viene experimentando, supongo que vamos a bajar más de un 20% el consumo de petroleo sobre lo consumido en el 2.007……… que bien.

  28. Hombre Fernando, es que eres un paladar muy fino.

    Te has pasado la mejor legislatura en lo que se refiere a datos macro de toda la historia de la democracia (o más), refunfuñando por no sé muy bien qué.
    Cuando sube la circulacion de billetes de 500 euros no te gusta porque significa fraude fiscal. Cuando bajan los billetes en circulacion de 500 euros, no te gusta porque significa que la economia va muy mal,
    Cuando llega el bajón y el Gobierno se pone liberal y deja que la cosa se ajuste, no te gusta porque eso es “no coger el toro por los cuernos”.
    Cuando “coge el toro por los cuernos” y toma medidas que van contra los factores que propician el desequilibrio, no te gusta por.. bueno.. no sé muy bien por qué, pero tampoco te gusta.

    A ver si es que a ti quien no te gusta es ZP… o algo asi me da a mi en la nariz….

  29. Perdoneme mi indiscreción ,apreciado Sicilia….pero ,intuyo,no se porque razon,aunque dare mis razones,que usted es familiar cercano de Econcon o tiene el mismo ADN…jeje.
    Mis razones:
    “datso macor”….en vez de “datos macro”….como Econcon….jeje…¿a que se te traban los dedos?….jiji.
    Otro dato:
    Su fijacion en convencer a Fernando de que se equivoca en economia….como Econcon….jeje

    Solo es un suponer…que ya,ya…ya se sabe…uno,mira, pero no lo ve todo muy claro…jiji.

  30. Pratxanda 29. Estupenda la entrevista a Hernando Calvo Espina. Cito y añado:

    Cito de la entrevista:
    “Colombia es un Estado que sólo sirve a un sector de la población que tiene casi todo y que sirve a los intereses de EEUU.”
    “[…] si se observa el número de muertos provocados por el poder político desde 1980, se verá que tiene más asesinados y desaparecidos que todas las dictaduras de América Latina juntas desde 1970.”
    “[…]el Gobierno ha acabado con toda la resistencia civil que había. Este año, han muerto casi una veintena de líderes sindicales. Las organizaciones campesinas han sido aniquiladas. La oligarquía colombiana se hizo rica a partir del ejercicio de la violencia para robar las tierras más fértiles a los campesinos.”
    “El mayor miedo que tiene Álvaro Uribe Vélez es dejar de ser útil a los intereses estadounidenses. Por ejemplo, si vieran que sus planes para desestabilizar a Ecuador o Venezuela ya no son útiles. O si su discurso se volviera un poco nacionalista. En cuanto le quiten la ayuda, sacarán el dossier por narcotráfico que tienen contra Uribe y lo meten en la cárcel.”

    Añado:
    En el año 1985, fruto de los acuerdos de paz entre el gobierno de Belisario Betancur y las FARC, se constituyó la Unión Patriótica, un movimiento amplio que pretendía conformar una salida política y la integración en el sistema de muchos guerrilleros que abandonaron las armas. En marzo de 1986 la UP obtuvo la más alta votación en la historia de los partidos de izquierda.Consiguió la elección de 5 senadores, 9 representantes a la cámara, 14 diputados departamentales, 351 concejales y 23 alcaldes municipales.
    Ante este primer éxito electoral, estamentos económicos poderosos y sectores del Estado y las Fuerzas Militares diseñaron una “estrategia” para sacar del espectro político a esta naciente fuerza de oposición. Desde ese momento, año tras año se produjeron masacres, “desapariciones”y atentados contra los líderes y miembros de base de este movimiento. La persecución incluyó 230 asesinatos entre 1985 y 1986, y otros 100 en 1987. Como resultado de esta criminalidad sistemática fue exterminada toda la representación parlamentaria del movimiento.
    En total, podemos calcular alrededor de 5.000 homicidios, muchos de ellos como resultado de masacres, desapariciones forzadas, atentados a numerosas de sus sedes. Aparte, por supuesto, de decenas de personas en el exilio.
    O sea, que si los guerrilleros deciden seguir en la selva, no seré yo el que los culpe.

  31. Dice Soraya que ellos respetan las sentencias (vaya, por Dios), pero que ellos siguen queriendo de saber…. ¿Pero no habían cambiado?

  32. 36

    Yo a Fernando no le intento convencer, me peleo en broma con él porque en el fondo es mi “reverso derechoso de la fuerza “.

    Si Econcon tuvo que irese, sus razones tendria.
    Si no ha vuelto puede que dichas razones sigan subsistiendo.

    No hurguemos ni enredemos

  33. Veo que la herida sigue abierta….jeje….es un suponer….

  34. Es brillante la crónica de Erika además de viva, humana y en primera persona, pero se le nota muy partidaria del personaje. Vivencias compartidas y razones de paisanaje pueden influir en el embeleso de la cronista que comprendo pero no comparto.
    Esas invocaciones a Dios, ese rosario a modo de pulsera, esa impúdica exhibición de creencias religiosas me parecen impropias de una política de altura. Ese abrazo a Sarko, esos hijos y maridos que tanto la quieren, esos piropos a Uribe, puro espectáculo, no, Ingrid no puede implorar “déjenme en paz, déjenme vivir”, sería cínico y falso: ella necesita las cámaras, la fama y quiere gobernar, no sé si en Colombia (¿con Uribe, si le dejan repitir?) o en Francia (¿con Sarko?), y hasta puede conseguirlo.
    Sí, quería ser una lideresa (ahora parece más cerca de serlo) y echaba sermones furiosos contra la guerrilla y la pasividad de los gobernantes; también el sindicato de ultraderechista “Manos Limpias” lucha contra los policías del bórico, aunque hoy ha tenido un mal día. Ingrid sería perfecta lideresa de un sindicato “Manos limpias” para Colombia
    Sigo sin creerme el rescate, o está mal explicado, o es mentira o soy tonto.
    A mí también me parece excesivo compararla con Mandela. En un comentario de hace días pretendí desmitificar a la Ingrid y, como me lo veía venir, anuncié que si tuviera que elegir un ídolo de hoy ése sería Mandela. A los pocos días vino el artículo de Naím y no llegué a la mitad.

  35. 4

    ¿Cómo dudas si se transformará en referente ético? No se transformará, lo es.
    Tras el referente ético por antonomasia, oseáse, la San Gil, viene el padre de Mariluz y a continuación Ingrid, por ahora, la tercera y última. Pues los tres me la refanfinflan.

  36. Sorayita, la otra niña de Rajoy, acepta la sentencia del bórico, como no podía ser de otra manera, pero pedirá explicaciones (¿al Gobierno, a la judicatura, a Federico, a Pedro jota…?, no dice a quién) porque para el PP el 11-M tiene lagunas y aún no ha concluido. Esta gente que en Valencia ha girado a la moderación no tiene remedio.

  37. A verlas 42,
    No soy abogado defensor de la articulista pero yo, por el contrario, saqué la impresión de que lo que le llama la atención es la tremenda distancia entre la política exhibicionista, escandalosa y caprichosa de antaño y la mujer sosegada y fuerte de espíritu de ahora. Yo seguí su primera conferencia de prensa en directo y no supe, y sigo sin saber, si es una heroina por su fortaleza de espíritu, dominio de la situación, equilibrio y retórica, o una arpía calculadora con el corazón de hielo. Porque si no es lo primero tiene que ser lo segundo porque su demostración fue impresionante.

  38. Hay una tercera alternativa.
    Una mujer de inteligencia media que ha tenido 6 años para pensar en lo que haría una vez liberada.

  39. 46

    Quizás la tercera alternativa sea, Pablo, la más verídica.

  40. Simpapeles 37,
    Lo de la UP fue un genocidio en toda regla. Fueron más bien 3.000 muertos y no hay absolutamente nadie que haya respondido por ninguno de esos crímenes. No seré yo quien defienda que Colombia es un Estado de Derecho. Pero resulta cuando menos curioso confrontar las opiniones del articulista que citas con la realidad del 92% de aprobación que tiene Uribe. Son sólo un 8% los pobres oprimidos o más bien muchos de esos pobres que suponen más o menos la mitad de la población siguen siendo pobres de solemnidad pero agradecen al populista y demagogo y derechista Uribe que les haya librado de la guerrilla, paramilitares y milicias narcotraficantes? A mí Uribe no me gusta pero bajo su mandato el país ha pegado un cambiazo impresionante a mejor, para los ricos, para la clase media, cada vez más numerosa, y también para los pobres. Y por cierto, es bajo Uribe cuando el Polo Democrático, la izquierda, gobierna las principales ciudades del país. Es decir, Uribe ha debido proteger a esa izquierda que antes moría a manos de los poderes fácticos.
    Así que por favor, rueguele Vd también a los narcoguerrilleros que dejen de matar y extorsionar y luchen en las urnas, que a diferencia de los años ochenta hoy sí se puede hacer. Por cierto, se le olvidó citar a los varios candidatos de otros partidos asesinados por Escobar y cia en aquellos años. No fueron 3.000, es cierto, pero no es exacto que sólo se jugara uno la vida siendo de izquierdas.

  41. Mino Titos 48 “A mí Uribe no me gusta pero bajo su mandato el país ha pegado un cambiazo impresionante a mejor, para los ricos, para la clase media, cada vez más numerosa, y también para los pobres.”
    Verdaderamente milagroso este tipo, capaz de contentar a todo el mundo. Aunque los datos son tozudos. Así, nos dice la CEPAL (Comisión económica para América Latina y el Caribe) que más del 49.2 por ciento de la población vive bajo la línea de pobreza y el 14.7 por ciento en condiciones de pobreza extrema. La pobreza rural asciende al 68.2 %. Esta afecta fundamentalemnte a las mujeres, a la población infantil, a los grupos étnicos y a los desplazados. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Colombia está en el puesto número 11 entre los países con mayor desigualdad en el mundo. En fin, yo no hablaría de “cambiazo impresionante”, justamente.
    No tengo línea con los guerrilleros como para rogarles nada, pero si usted la tiene con el narcopresidentey el narcoejército colombiano, pídales que por favor dejen de matar a campesinos haciéndolos pasar por miembros de la guerrilla, tal y como recogía no hace mucho el Washington Post (un periódico de la izquierda radical, como todo el mundo sabe): mil civiles asesinados, y no en los años 80 sino, fíjese usted, entre 2002 (año en que Uribe llegó al poder) y 2007. Y la cifra de sindicalistas asesinados desde ese mismo año asciende a más de seiscientos. Francamente, su visión del mandato de Uribe me parece un tanto idílica.

  42. Tiene Vd bastante razón, los datos son los datos. En los años 80, 5.000 izquierdistas asesinados y desde 2000 unos 1.600. Horripilante pero una mejora sustancial, digo yo. Como también es un dato, nada desdeñable por cierto, que esos millones de pobres de solemnidad sean, ellos, no yo, los que aprecian el cambiazo del que hablo. Y le repito, no me gusta Uribe, no me gusta su caudillismo, no me gustan sus vínculos con los paramilitares (varios congresistas de su(s) partido(s) procesados) su Ley de Justicia y Paz que ofrecía a los paramilitares, incluidos muchos narcos disfrazados, algo bastante parecido a la impunidad. Pero ya ve, ahora mismo están todos extraditados a EEUU. De nuevo datos.

Deja un comentario