Aborto, cuestión de plazos

Mimo Titos

En la página 98 del Programa Electoral del PSOE de 2004 podía leerse: “Reformaremos la legislación sobre el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para adoptar un sistema de plazo. El 25 de marzo de 2004 la a la sazón Secretaria de Igualdad del PSOE, Micaela Navarro, anunció que su partido reformaría la Ley de interrupción voluntaria del embarazo para aprobar una ley de plazos que permitiera abortar libremente entre las 12 ó 14 primeras semanas, impulsando en paralelo la información y la prevención. Añadió que la reforma tendría lugar en el primer año o segundo año de la legislatura.

Pero no, pese al anuncio, el PSOE ha dejado pasar los cuatro años de legislatura sin cambiar la ley que regula el aborto que, por tanto, sigue contemplando tres supuestos de aborto legal: grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la embarazada, para lo que no hay límite de semanas de gestación; embarazo por violación, hasta las doce semanas; y presunción de graves taras físicas o psíquicas para el feto, hasta la semana 22. El principal motivo alegado en la práctica es el del “peligro físico o psíquico” para la madre, que sólo requiere de un informe médico previo que puede firmar un especialista de la misma clínica privada a la que se acude.

La cuestión no ha sido objeto de demasiado debate hasta que, este mes, se produjeron varias operaciones judiciales contra algunas clínicas especializadas en practicar abortos que, según los indicios, violaban la ley amplia y frecuentemente. Parece que los psicólogos encargados de examinar a las pacientes ni siquiera llegaban a verlas. En el ámbito penal rige la presunción de inocencia pero en el moral no necesariamente: rige la veracidad de los hechos. Y por lo que demostraron hace un año filmaciones con cámaras ocultas al doctor que dirigía estas clínicas y por lo que también se sabe de las investigaciones policiales, en dichas clínicas se practicaba cualquier aborto previo pago, hasta en el octavo mes de gestación si era menester.

He sido toda mi vida un ardiente defensor de la libre elección de la mujer. Ni creo que el embrión sea sagrado ni antepongo los derechos del feto, un vida futurible, a los de la mujer, una vida presente. Pero también he pensado siempre que el aborto era una materia muy compleja y que por tanto precisaba un tratamiento legal sofisticado, que tuviera en cuenta todos los ángulos de la cuestión. Nunca he estado a favor de permitir todos los abortos en todas las circunstancias, o de que el derecho a la elección de la mujer sea omnímodo y prevalezca sobre todo. Por lo mismo, tampoco creo que pueda vetarse todo aborto en el octavo mes de gestación. Imaginemos que una embarazada muy avanzada se vuelve completamente loca y quiere matar a su feto y a sí misma a cuchilladas. Es posible que jueces y médicos concluyeran en tal caso que la mejor opción era un aborto. Es sólo un ejemplo, no soy docto en la materia ni pretendo serlo. Pero me vale para ilustrar que la realidad ética, médica y moral es muy compleja por lo que hace falta una ley clara pero sofisticada, con cláusulas de escape para las situaciones excepcionales, pero también con las debidas garantías que, hoy en España, todos sabemos que no se cumplen.Nuestra sociedad acepta mayoritariamente que el aborto es un mal menor que es conveniente aceptar en determinadas ocasiones. Pero la ley que lo regula es demasiado restrictiva porque exige lo que los juristas entendemos como causa. Como hasta hace un par de años lo exigía el divorcio. Ahora ya no: el PSOE cambió la ley de tal manera que uno no tiene por qué explicar por qué se quiere divorciar, basta con manifestar la voluntad de hacerlo, con querer.

Pues bien, el PSOE ha incumplido su anuncio programático de que iba a hacer lo mismo con el aborto, de tal manera que la mujer pudiera abortar sin causa, razones o subterfugios, durante el plazo que el consenso médico estima razonable porque el embrión no ha alcanzado aún categoría de vida humana. Las consecuencias son graves, tanto en un sentido – muchas mujeres que deberían poder abortar en la práctica no pueden hacerlo – como en el contrario – se practican muchos abortos en situaciones y circunstancias que no son aceptables, ni para la mujer ni para el feto.

El incumplimiento es todavía más grave habida cuenta de los bandazos que el PSOE ha dado sobre esta cuestión dependiendo de si estaba en el Gobierno o en la oposición. El largo Gobierno continuado de Felipe González 1982-1996 sólo acometió la ampliación de la ley al llamado cuarto supuesto cuando la última legislatura fenecía y ya no había tiempo material para ello, alimentando la sospecha de que se trataba de una iniciativa más electoralista que real. En cambio, desde la oposición durante la primera legislatura Aznar, el PSOE intentó ampliar la ley hasta en tres ocasiones, fracasando en todas ellas. Su última promesa electoral era pues coherente con tales iniciativas, lo que no cabe decir de su inacción en estos últimos cuatro años, incluido el rechazo de sendas proposiciones de ERC, IU-ICV y BNG en septiembre de 2004, que la ejecutiva socialista justificó diciendo se impulsaría una ley de plazos para despenalizar el aborto durante las primeras doce semanas dentro de un paquete de reformas del Código Penal que el Ejecutivo impulsaría en 2005. Que peligro tienen las hemerotecas…

Las investigaciones sobre las clínicas de abortos ilegales provocaron que Maribel Montaño, la hoy secretaria socialista de igualdad, pidiera en la Ejecutiva del PSOE del pasado día 17, que se abriera una reflexión sobre los efectos adversos de la ley, moción secundada entre otros por Leire Pajín y Fernando López-Aguilar, lo que llevó al Secretario General Rodriguez-Zapatero a encargar un análisis en profundidad de la cuestión para que la posición del partido quedara clara en el programa electoral de las próximas elecciones. Y sin embargo, al día siguiente el PSOE daba marcha atrás, rechazando en el Congreso una moción de IU-ICV que instaba al Gobierno a realizar reformar la ley en la próxima legislatura para evolucionar hacia un sistema de plazos y presentando una enmienda de sustitución instando al Gobierno a abordar “con el máximo consenso” las reformas legales para “mejorar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”. El PP, por boca de su todavía Presidente Mariano Rajoy, inmediatamente denunció la contradicción del PSOE, instándole a que clarificara su postura y añadiendo que el PP consideraba que la ley no necesitaba modificaciones sino que se garantizara su cumplimiento estricto, por lo que propondrá ninguna modificación en su programa electoral.

Afortunadamente, a decir del responsable del programa electoral socialista, Jesús Caldera, no hay nada decidido hasta el cierre del programa a finales de enero, avanzando que en todo caso habrá una referencia a la necesidad de extremar la prevención para reducir los embarazos de adolescentes, etc.

Desde un punto de vista puramente electoral seguramente al PSOE le conviene bajar el perfil del debate sobre el aborto en general y la prometida reforma de la ley. También cabe excusar su inacción en esta divisiva materia aduciendo que con la que ha caído durante la legislatura a propósito del proceso de paz, la memoria histórica, la educación para la ciudadanía, el 11-M y yo que sé que más, habría sido insensato lanzarse aprobar una ley de plazos.

Todo eso está muy bien pero el problema existe y no se me antoja mejor solución que una ley de plazos, consensuada con el PP, a poder ser, que quizás lo sea con la nueva dirección que muchos esperamos surja tras la deseada segunda derrota electoral de Rajoy. Pero incluso si el PP no colabora, una ley de plazos parece la opción más eficaz para que las mujeres puedan poner fin a sus embarazados no deseados en condiciones apropiadas, previniendo así futuros casos de clínicas fraudulentas e historias de fetos que acaban en cubos de basura clandestinos mientras delincuentes de bata blanca se lucran a costa de mujeres desesperadas.

No hace falta demasiado. Basta con que el PSOE renueve su compromiso electoral en términos similares a los de 2004, acentuando las referencias al consenso y a las garantías, quizás aludiendo a un informe de un comité ad hoc formado por representantes de los médicos, de los colectivos feministas, filósofos, sociedad civil en general, que estaría listo en un plazo prudencial de un año, tras el cual el Gobierno promovería los cambios legislativos pertinentes. Bueno, bastaría con eso y con demostrar de una vez la voluntad política necesaria para llevarlo a la práctica. Porque ya está bien de no hacer nada a propósito de un problema suficientemente grave como para coger el toro por los cuernos de una vez.

36 pensamientos en “Aborto, cuestión de plazos

  1. Buenos Dias Mimo Titos ,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    ¡Que dificil es hacer el Amor en un simca 1000!

  2. La política sobre el aborto tiene una enorme capacidad para dividir la sociedad. El Gobierno de Felipe González, en su primera legislatura, hizo la ley sobre los tres supuestos y se armó una buena. El PP puso recurso previo de inconstitucionalidad, la Iglesia vociferó, hubo manifestaciones, campañas histéricas desde el ABC, protestas de los médicos… Por lo demás, así ha sido también en otros países.

    El resultado: se llegó a un compromiso tácito entre la izquierda y la derecha en virtud del cual se aceptaba la ley a cambio de que los abortos se hicieran en clínicas privadas.

    El gran problema del aborto en España no está tanto en la ley como en el hecho de que la sanidad pública haya quedado al margen. En la Seguridad Social no se hacen abortos, con lo que ello supone de discriminación económica (un aborto cuesta más de 300 euros, cantidad que muchas adolescentes pueden tener dificultades para reunir). Al desplazarse el problema a clínicas privadas, entra la trampa.

    A mi, francamente, me parece lógico que el Gobierno no haya querido meterse en este asunto tan vidrioso a menos de tres meses para las elecciones y sin un consenso social claro. Con la sociedad dividida, estos conflictos resultan explosivos.

    No obstante, estoy de acuerdo con Mimo Titos en que lo lógico sería tener una ley de plazos. Pero sobre todo cobertura de la sanidad pública.

  3. Mimo Titos debería argumentar de manera objetiva, evitando opiniones subjetivas como “siempre he pensado” “estoy o no estoy de acuerdo” etc

  4. Estoy completamente de acuerdo con las palabras de Don Cicuta… a las que añadiria la siguiente noticia ,muestra de que la derecha catolica apostolica esta en lucha contra todo sintoma de “progresismo”.
    Indudablemente da igual lo que digamos los demas ….ellos siempre tendran a Dios como maximo garante de su moralidad…la Etica para los ateos.
    ……………………………………………………………………….
    La manifestación en defensa de la familia
    Publicado por fausto 21 Diciembre 2007

    La manifestación del Día de la Familia, convocada por la Iglesia Católica, se está convirtiendo en una movilización contra el Gobierno de Zapatero.

    El Arzobispo de Madrid no ha tenido reparos en dar los motivos de este encuentro en el semanal Alfa y Omega, donde describe a España como un lugar de “ancianos abandonados, amenazados de eutanasia, con la abominación del niño asesinado en el vientre de su propia madre, sin olvidar las ideologías de corte estatalista que sustraen a los padres de la responsabilidad de educar a sus hijos”.

    Para Rouco Varela, la Familia Cristiana es la solución a muchos de los grandes males de hoy en día. No es la primera vez que la Iglesia se manifiesta en este sentido y critica con dureza las medidas sociales y educativas del Ejecutivo.

    En definitiva, con esta manifestación, los obispos españoles, acompañados de todos los fieles que deseen acudir el 30 de diciembre a la Plaza de Colón, protestarán contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, el aborto, el matrimonio entre homosexuales, o el divorcio “express”.

    http://tucomunion.com/sociedad/la-manifestacion-en-defensa-de-la-familia
    ……………………………………………………………………..

    Ahi los tenemos defendiendo sus principios,temerosos de un gobierno de diabolicos rojos.

  5. Y termina preguntandose :
    Me gustaría saber qué representantes del Partido Popular se harán presentes, intentando arañar algún voto del sector católico, donde Rajoy sabe bien que es una puerta a la que nunca se debe dejar de llamar.

    Fausto Antonio Ramírez
    …………………………………….

    ¿Hay ironia en sus palabras?

  6. La cuestión del aborto y los zigzagueos del gobierno al respecto son un ejemplo claro de esos asuntos en los cuales, desde una perspectiva progresista, sirve de poco extremar la prudencia por evitar el encontronazo con la derecha.

    Como hagas lo que hagas, no evitarás ese encontronazo, mejor apostar a fondo desde el principio,…que siempre habrá tiempo después para matizar. Sin embargo, el PSOE tiene la costumbre contraria. Y las cautelas que pone no le evitan la crítica desaforada.

    Que el sistema de plazos es lo único que auna justicia y seguridad para quienes practican el aborto, apenas lo discute nadie. Pero ahí seguimos, atrapados en la letra pequeña de normas timoratas.

    Hoy, en Publico, Fernando Garea hace un buen repaso de los compromisos electorales cumplidos por el Gobierno de ZP y los que deja pendientes. El aborto (o la eutanasia, para la que sólo se ahabía comprometido una comisión parlamentaria de estudio) está entre estos ultimos.

  7. Gracias, Titos.

    A mí, el incumplimiento por el Gobierno del compromiso del programa electoral del PSOE para 2004 me parece un hecho gravísimo: una estafa, vamos.

    Los argumentos que se dan (materia “socialmente divisiva”, posible impacto electoral) suenan a excusas de mal pagador. No le ha temblado la mano al Gobierno en la adopción de medidas (cuyo ejemplo más claro sería el matrimonio homosexual) sin el consenso del PP y sabiendo que iban a suscitar la beligerancia de la iglesia. En este caso, sin embargo, se opta por la “prudencia”. ¿Será, tal vez, por qué se trata de derechos de la mujer, que “siempre pueden esperar”? Pues no, señores; hay 91.000 ciudadanas que han abortado en España el año pasado, muchísimas más personas que las beneficiadas por los matrimonios homosexuales. Y que habría que empezar por la garantía de la prestación del servicio en la Seguridad Social nadie lo duda, Cicuta; pero ¿es acaso eso incompatible con una regulación sensata, humana, de una ley de plazos? Que el Gobierno contribuya a agravar el sufrimiento de este trance para muchas españolas jóvenes me parece uno de los puntos más negros de su gestión.

    Abrazos para todos.

  8. Sí, Cicuta, meterse en el avispero del aborto con las elecciones a 3 meses vista no parece sensato, ya lo admitía yo. Lo que no es admisible desde la ética democrática, es prometer y no cumplir en los tres años y medio previo. Y tampoco sensato seguir apostando por esa fórmula tácita a la que haces alusión que genera muchos problemas.

    Humberto Chao, post 3. Gracias por su crítica que no comparto totalmente. Las opiniones objetivas a las que alude, son una contradicción en términos. Creo que en el artículo sí están bastante separados los párrafos que informan de hechos, objetivos e incontrovertibles si la información está contrastada (que lo está dentro de lo que cabe) y opiniones, cuyo carácter subjetivo trato de resaltar con las coletillas que menciona, precisamente para dejar claro que eso es debatible por mucho que mi convicción sea profunda. Desde un punto de vista periodístico sería un pecado mortal pero es que los artículos aquí son más bien columnas de opinión, que no dejan de contener cierto material informativo.

    PD: Hemos de deducir que en Ibiza sigue habiendo Simcas 1000, especialmente entre la puerta de la disco y la casa de AC/DC?

  9. Por una vez, no estoy de acuerdo con Barañain: el encontronazo con la Iglesia y la España reaccionario no es igual si se abre ahora el debate sobre la ley de plazos que si nose abre dicho debate.

    Por otro lado, nadie menciona que hay una sentencia del TC muy restrictiva y que obligó a cambiar la ley aprobada por el Gobierno de F.González. El PP aprovecharía de inmediato cualquier iniciativa para meter al TC en esto, con resultados imprevisibles.

    Arouet, no se trata de consecuencias electorales. La investigación comparada (perdón por ponerme profesoral, pero vale la pena leer R.Dworkin, El dominio de la vida (Ariel), y B.Barreiro, La Politica del Aborto (Istmo)) muestra que las leyes sobre aborto sólo funcionan cuando se construye un amplio consenso entre las partes. En sociedades muy divididas (estilo EEUU), cuando una de las partes actúa unilateralmente, el conflicto social está garantizado (terrorismo antiabortista incluido).

    A mi también me gustaría una ley de plazos ya. Pero no lo veo realista prometerlo en este momento. Ojalá que si gana ZP abra el debate en la próxima legislatura y la cosa avance. Igual que lo de la eutanasia.

    ZP ha hecho muchas cosas, quizá demasiadas, esta legislatura. El mundo no se cambia en cuatro años. Precisamente uno de los problemas que ha habido es que no ha sabido medir fuerzas y se ha metido en demasiados líos, muchas veces sin un mandato claro por parte de los electores. Yo también podría hacer un largo listado de cosas que no se han hecho y quedar bien.

    Ultima cosa: Arouet, a diferencia de la ley de matrimonios homosexuales, en la que había gran consenso social, incluso estaban a favor los votantes del PP, en el aborto esto no ocurre. No es una cuestión de “electoralismo”, sino de entender que en asuntos difíciles no basta con tener una mayoría parlamentaria para hacer ciertas reformas.

  10. Por los mismos motivos que alega Arouet, principalmente por tratarse de un derecho y una decisión de la mujer, soy partidario de la inclusión, en la legislación penal española, de la eximente completa a través del procedimiento de plazos, a cambio de sustituir el de indicaciones. No obstante, creo que esta inclusión debe estar acompañada de medidas preventivas y formativas (que excediendo el marco de la sanidad debe implicar a los sectores educativos, a la familia, a los medios, etc…) para evitar que el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo se convierta en un medio contraceptivo de emergencia y se pase, de supuestos y situaciones nada agradables para la mujer que se vé implicada, totalmente justificados por imperativos sociales, a la utilización de este proceso sanitario de modo arbitrario e irresponsable. Por mi trabajo conozco casos en los que la misma mujer ha solicitado en más de una ocasión una IVE a pesar de que, tras la primera, se le aleccionó por parte de los equipos de planificación familiar sobre la multitud de métodos existentes para prevenir embarazos no deseados.

    Políticamente, creo que la prudencia (por llamarle de algún modo) del Presidente al abordar la posible reforma, se debe claramente a la perspectiva electoral en puertas. Yo no considero justo acusar de cobardía al Presidente en esta circunstancia, teniendo en cuenta la osadía y valentía con la que se ha enfrentado a dificilísimas decisiones, como los citados aquí matrimonios de personas del mismo sexo y el manoseado monotema. Dadle “cuartelillo” para intentar una victoria incontestable, para formar un ejecutivo fuerte. Luego no defraudará a nadie, en este y en otros temas. Seguro. Y ya sabeis lo pesimista que me encuentro ante uan victoria del PSOE, que veo difícil, cada día más.

    Un saludo.

  11. Cicuta, dé por favor más datos sobre la sentencia del TC que no recojo en el artículo por falta de memoria y conocimiento. Supongo que en todo caso no invalida una ley de plazos aunque puede ser que dificulte lo del “aborto sin causa”. Pero si es imposible legalmente no se entiende que el PSOE lo prometiera. Y si lo prometió no se entiende, como dice Arouet, que no lo cumpliera.
    Yo estoy de acuerdo con usted en que a estas alturas mejor no meneallo, incluso con que se habría cumplido la promesa si las aguas hubieran venido más tranquilas.
    Pero ahora estamos ante unos nuevos 4 años y a mí me parece poco democrático bajar la cabeza y tratar de llegar a las elecciones sin aclarar que vas a hacer. De ahí mi propuesta sobre un párrafo que aluda a lo malo de la situación actual y prometa su mejora para las madres y los fetos, sin predeterminar completamente su sentido por la vía de consulta a un comité científico. Sería, a mi juicio, una buena manera de salir del entuerto y de paso sentar las bases para ponerle arreglo de aquí al 2012.

  12. Salaberria, las guardias te sientan fatal a la moral.

    No quiero dejar de mencionar el excelente artículo de Permafrost de anteayer, que no he podido leer o comentar hasta hoy. No creo que la arrogancia o el egocentrismo sean necesariamente reveladores de inseguridad porque hay algunos que pecan de aquello y son buenos en lo suyo. Pero son los menos, aquejados de mala leche supina, porque los buenos de verdad son los que siguen queriendo aprender, lo que necesariamente implica situarse en un plano inferior al divino, en plan Sócrates, sólo sé que no sé nada, o dicho de otra forma, aquéllos que cuanto más saben más conscientes son de lo todavía más que desconocen. Casta a la que parece pertenecer Permafrost.

  13. Y dado que MM sacaba el tema de Manolo Marín y anunciaba que iba a estar de guardia durante todas sus amadas fiestas, te contesto. Yo creo saber que Marín se marcha, efectivamente, con amargura, lo cual es bastante normal teniendo en cuenta lo poco que se ha apreciado su labor desde ambas bancadas. Pero también porque es una persona amarga y amargada, también ególatra, o quizás aquello por egolatría. Es de los que daban bastante la talla, se prepararon bien y en un momento determinado se instalaron en la convicción profunda, pero de tanta profundidad que es inamovible pese a las evidencias, cuando las hay, por eso del “pero qué me van a decir a mí, con lo que valgo y todo lo que he pasado, a mí que estoy de vuelta de todo”. Volvió a España convencido de que valía más que nadie y le frustró muchísimo que no le pidieran encarecidamente que le hiciera un favor a España desde el Ministerio de Exteriores. Cuando se dispuso a hacerlo desde la Presidencia del Congreso, los diputados, menos preparados que él que en su momento batió el record de juventud en el Congreso, se empeñaron en seguir comportándose como siempre lo han hecho, pese a que toda la experiencia y valía de Marín estaban a su disposición. Y encima no le renuevan. Por eso creo saber que se va amargado. Pero también lo estaba cuando llegó.

  14. En desacuerdo, Cicuta. Me parece que no es cierto que respecto a la ley de matrimonios homosexuales “había un gran consenso social”. Más bien, yo he detectado una hostilidad brutal del PP y de la iglesia frente a lo que suponía una casi primicia mundial y remueve la concepción misma de la familia. En el caso del aborto, de lo que se trataba era de dar un paso mucho más modesto, puesto que aquí sí que está admitido socialmente (el PP lo aceptó durante 8 años) que la interrupción del embarazo no se puede penalizar en determinadas circunstancias; lo que se debía haber hecho era, simplemente, perfeccionar la técnica legislativa para precisar las circunstancias en que se adimite el aborto.

    Aparte, tu argumento es falaz cuando hablas de que no es “realista prometerlo (la ley de plazos) en este momento”. Que no; que ya se prometió. Tendría que haberse cumplido la promesa, y punto, como algo prioritario al principio de la legislatura. El posponer para argüir ahora que “no hay tiempo” es la estafa a la que me refería.

  15. Lo que yo retengo del artículo de Permafrost es esa innovación que propone para el tradicional “baño o cura de humildad”; su prosa la transforma en una “lavativa de humildad”: un hallazgo.

    _______

    Os pego un post de la web de Rafael Reig (os la recomiendo encarecidamente; una píldora cotidiana de literatura reconstituyente, en http://www.hotelkafka.com), que se refiere al nunca suficientemente ponderado A.P-R.

    Como un gallo de corral que se ahueca
    cacarea, se agita y encocora,
    saca Arturo otro best seller de otrora
    blandiendo de nuevo su pluma chueca.

    De prosa baja y afectada mueca
    llena folios con la calculadora,
    perpetra otra horterada aterradora
    e infecta una vez más la biblioteca.

    Bocazas, falso novio de la muerte,
    chulapo de reparto, monja alférez,
    pirata trucho, julandra con suerte,

    no es grata tu omnipresencia, ni verte
    entrar con prisa en la Academia, Pérez.
    ¡Líbrennos de la pena de reverte!

  16. Arouet, una cosa es el PP y otra la sociedad española. Hubo una hostilidad enorme del PP a la ley de matrimonios homosexuales, pero las encuestas del CIS mostraban un apoyo de la población cercano al 75 por ciento si la memoria no me traiciona. Con esa mayoría, puedes hacer lo que te de la gana y reirte de cómo patalea la oposición. Incluso entre el electorado del PP había mayoría a favor del matrimonio homosexual. En cambio, había más desacuerdo sobre si las parejas gays pueden adoptar o no.

    Los programas electorales dicen muchas cosas, sobre todo si la victoria electoral es incierta. Es obvio que el partido en el Gobierno ha incumplido su promesa. Pero no es lo mismo incumplirla cuando no hay posibilidad legal de aborto que cuando ya la hay y se trata de perfeccionarla. En esas circunstancias, el cambio puede mejorar las cosas, pero lo que hay en juego es menor. Y por eso el asunto del aborto no ha tenido ninguna visibilidad, salvo cuando han empezado las inspecciones judiciales.

  17. Más o menos lo que podía decir ante este tema parece que ya lo habeis dicho. En este caso, estoy especialmente de acuerdo con Arouet.
    De todas formas, no puedo por menos que constatar la hipocresía existente en torno a temas como el aborto. Igual era una leyenda urbana, pero por lo visto se sabía que muchas niñas bien iban a abortar a Londres cuando en España estaba prohibido. Al final, era una simple cuestión de dinero, casi como ahora. La gente más conservadora se muestra públicamente en contra del aborto, pero en muchas de esas familias seguro que ha habido algún caso de interrupción del embarazo llevado con discreción.´
    Igual patino con el anterior párrafo, pero es que eso me recuerda a lo que me comentaba el otro día una amiga respecto al divorcio: cuando se aprobó la ley en 1981, muchas conocidas suyas clamaban en contra de la misma. Ahora mismo están todas separadas, y mi amiga, mientras sigue casada…y eso que estaba a favor de la ley.
    Creo que lo importante es que estamos ante una ley desfasada que necesita ser cambiada. Coincido con los que decis que da la impresión que muchas cuestiones relacionadas directamente con las mujeres se tienden a aplazar. Muchos hablais de oportunidad política y cálculos electorales, pero no sé si somos conscientes del drama del que estamos hablando. Suena a guasa, y resulta un tanto frío.
    También coincido en qué habría que completar la ley del aborto con una buena red de centros de planificación familiar, y con educación sexual en los centros de secundaria. Los chavales, por lo visto, son cada vez más precoces (aunque habrá quien confunda los deseos con la realidad), pero se lanzan a la piscina sin contar con las nociones básicas en cuestiones como los anticonceptivos, lo cual tiene delito, pues información hay, y mucha, no es como en los tiempos de mis padres, por ejemplo, cuando la píldora se vendía de contrabando, o poco menos.
    En fin, el PSOE no ha cumplido con su promesa y eso está fatal, con independencia de los argumentos que useis algunos para suavizar el asunto. En cuanto a los sectores más conservadores, harán lo de siempre: primero lanzarán el grito al cielo y luego se aprovecharán de las ventajas de la legislación. No sería la primera vez.

  18. No te creas, Mimo, mi guardia de ayer fue memorable, en lo positivo, y me dió un subidón moral enorme a nivel personal y profesional: conseguimos revertir una taquicardia ventricular a una señora mediante un “chispazo” de 90 julios con ese bendito aparato denominado desfibrilador, que salva muchas vidas y que disfrutamos en los centros de urgencia pública, cuando hace años sólo estaban en los centros hospitalarios y el común de los ciudadanos sólo los veían en las pelis americanas. Sacamos a esa señora de una situación coronaria crítica para dejarla estable, tras su traslado, en la observación del hospital, con una atención de primera. Una de esas guardias en la que te sientes feliz, con la satisfacción del deber cumplido y el agradecimiento de la gente por la atención prestada. Pero eso es una cosa, y otras bien diferente es la moral electoral, que tengo pachucha. Hace falta un “chispazo” grande para fomentar la movilización. Para que compromisos como el que comentamos se vean concretados. Enfrente, la carcundia y la caverna ultraconservadora, en anuencia con los intereses políticos peperíes, sí que sabe movilizarse, coño. Y me fastidia, siendo más los que pensamos de otra forma.

  19. En respuesta a la demanda de Mimo Titos: El TC, ante el recurso previo interpuesto por Gallardón padre, declaró en 1985 que la Constitución protege la vida del nasciturus. Eso hace imposible en España aprobar una ley de plazos. De ahí que el PSOE lo que hace en su momento es proponer una ampliación de los tres supuestos originales (violación, malformación, grave riesgo para la salud de la madre) a un cuarto, según el cual se puede interrumpir el embarazo si causa un problema familiar, personal o social grave. El TC decidió que los tres supuestos de la ley de 1984 eran constitucionales porque, ante el conflicto de derechos entre el nasciturus y la madre, prevalecía la madre. Habrá que ver qué pasa con el cuarto. El cuarto supuesto, incluso si se aprobara, exigirá una consulta previa de la mujer con un agente social o algo así.

  20. Sin tener nada que ver con el aborto. Les propongo un ejercicio de imaginación:

    Supongamos que Zapatero se separa de Sonsoles; Zapatero se ennovia, pongamos, con Penélope Cruz (pueden ustedes sustituir en el ejercicio a Penélope por cualquier otra actriz o cantante guapa y famosa); Zapatero se va con la susodicha a Egipto a pasar las fiestas navideñas, acompañado de sus niñas y de su padre y de un numeroso séquito; Zapatero viaja en el avión privado de Amancio Ortega (o Emilio Botín, o el magnate español que ustedes prefieran). La imagen de la portada de todos los periódicos españoles y franceses hoy es la de Zapatero cogido feliz de la mano de la susodicha, bajando del avión.

    El ejercicio de imaginación se completa con los comentarios de los tertulianos españoles ante el evento. Se me ocurrió proponerles el ejercicio porque esta mañana los tertulianos de Onda Cero, habiatualmente muy estrictos a la hora de juzgar la moral de nuestro presidente, estaban encantados de la vida con las vacaciones de Sarko. ¿Doble moral?

  21. Yo creo que la mujer debe abortar siempre, incluso aunque ella no quiera. Para eso estamos aquí los hombes ¿o no? Para decidir lo que tienen que hacer las mujeres cuando con ello le hacemos la pajarraca a la iglesia católica, que de eso se trata. O al menos eso es lo que parece.
    El planteamiento, tanto en el artículo como en los comentarios que leo, me parecen que van por ese camino; Ponerse del lado de la mujer, por no habernos quitado a tiempo del lado del hombre. Y ello se hace argumentando, “nosotros”, que el PSOE ha incumplido su programa y que con ello, aparentemente se les ha creado un problema a “ellas” que ni se explica bien cual es, ni por ello se nos aclara en que casos la ley es deficiente o insuficiente y cuales deberían ser las posibles modificaciones, si es que nos consideramos capacitados para determinar sobre ello.
    Yo creo que el asunto es lo suficienemente serio para coniderar que el gobierno, oposición, resto de partidos y colectivos involucrados, ya adoptarán las medidas adecuadas, a propuesta del primero, para tratar de cubrir las carencias que la ley actual presente, en un tema que presenta muchas aristas y requerirá un tratamiento muy consensuado.
    Personalmente, leyendo los comentarios, ni se que es lo que se quiere conseguir, ni lo que se quire evitar, por lo que dificilmente puedo opinar sobre algo en lo que me considero muy poco capacitado para hacerlo.
    Ni hay que aceptar que la iglesia, o la propia sociedad, dominen en un tema en el que el libre albedrío no tenga por que dejar de ser considerado, ni tampoco se trata de sacar el doble placer de primero follar y después dar por culo.
    Hay mucha frivolidad en el enfoque del tema.

  22. Nada, hombre, nada, cuando una mujer se quede embarazada le pregunta al cura si puede abortar y solo abortan las que el cura diga que sí.
    Osea, solo abortarán las queridas de los curas.
    Si es que tienes cada una, macho……

  23. No entiendo del comentario de Fertnando -por lo demás, interesante-, su final. O sea, que diga que “tampoco se trata de sacar el doble placer de primero follar y después dar por culo”…para luego concluir que “hay mucha frivolidad en el enfoque del tema”. Pues sí que la hay, sí.

    PMQNQ, entiendo tu plantemaiento a propósito del asunto del viaje de Sarkozy pero a mí lo que me ha dejado estupefacto ha sido ver eso en portada de El País.

  24. 23 Barañain

    Acepto tu crítica ya que, efectivamente, soy el que más frívolamente puede haber tocado el tema de hoy.
    Para información de Pablo, si le sirve, aclararle que lo que hagan los curas con sus queridas me la fanfinfla, ni soy creyente ni los curas ocupan ningún lugar en mis consideraciones. Tampoco como colectivo al que fastidiar, si puedo evitarlo.
    Simplemente considero que es un tema, en el que no necesariamente se necesita estar adoctrinado por la iglesia para tener cierta prevención sobre la oportunidad de dar vía libre al aborto como solución a no se qué. Entiendo que en la determinación de ese qué, lo que menos pesa, al menos para mí, es el hecho de que se haya o no incumplido una promesa electoral, que, entre otras cosas, a mi no me hicieron.
    Creo necesario un amplio consenso. La discusión que suscite igual me hace ver la necesidad de algo que, hoy por hoy, no veo.

  25. FERNANDO,
    Te expongo mi propio punto de vista, aunque dudo que te vaya a convencer de nada. En primer lugar, cabría preguntarse porqué abortan las mujeres. Ahí tendríamos una lista de causas bastante amplias, que se resumirían en una situación de embarazo no deseado. Entonces, ¿hasta qué punto se puede obligar a una mujer a tener a un niño no deseado?¿Es justo para ambos? No son preguntas fáciles de contestar.
    Pienso que, en realidad, hay que ser muy realistas en todo este tema, lo cual no significa que vaya ser frívola: el aborto es, creo yo, un paso muy serio, incluso traumático, que puede generar unas dudas terribles, en general. Pero lo cierto es que las mujeres que tienen un embarazo no deseado abortarán, de un modo u otro, abortarán. Y son innumerables los casos de mujeres muertas por abortos realizados en condiciones antihigiénicas, por personas que no tenían ni el más mínimo conocimiento de medicina.
    Esto es lo que hay que tener en cuenta a la hora de regular el aborto. Eso y que no hay una situación de desigualdad en el acceso a la posibilidad de abortar, que es lo que parece que pasa ahora tal como está regulado el aborto en España. Por supuesto, esta es una impresión mía, igual me equivoco. Pero guarda relación con lo que comentaba Don Cicuta en su post número dos.
    Ahora da la impresión de quién tenga recursos económicos lo puede apañar para abortar en condiciones, y eso es muy injusto. Una ley basada en los plazos podría paliar esta situación.
    Por supuesto, y ya termino, creo que una ley del aborto renovada no es suficiente. Ya he comentado en mi otro post que hay que insistir en la planificación familiar (a la que se dedican cada vez menos recursos en la Comunidad de Madrid) y en la educación sexual. Eso ayudaría a que bajara el número de abortos. De hecho, Holanda es el país con menor porcentaje de abortos de la UE, y la que tiene una legislación más permisiva en este tema.

  26. PMQNQ, 20

    A lo mejor soy muy mal pensada, pero seguro que alguno de estos tertulianos de Onda Cero a los que te refieres en tu post (recalco lo de algunos, pues creo que Calleja suele estar los míercoles en esa tertulia, y seguro que adoptó otra actitud ante el tema) pensará en que menudo machote el presidente de Francia, con una chica joven y guapa y encima en un hotelazo de lujo en Egipto. Jo, qué envidia, ¿no? Qué primarios y primitivos.
    Se ve que la doble moral está muy extendida en muy diversos ámbitos de la sociedad.

  27. Os recuerdo que la derechona, también en los asuntos del “cuore”, gasta una doble moral de dimensiones catedralicias. Os recuerdo a nuestro picha brava nacional dentro del mundo de la política, el Sr. Alvarez Cascos (al que alguien en su día llamó “Alvarez Casquetes”), al que se respeto, dentro de los medios de derecha, cuando no se celebró su buen gusto al elegir a una jovencita rubia de buen ver como nueva pareja. Sin embargo, esos mismos medios especularon y se escandalizaron con la vida privada del que fue vicepresidente, Sr. Guerra, como en esta legislatura han especulado con los amores de nuestra guapa Ministra de Vivienda, Carme Chacón (amoríos felizmente concretados en boda y en próxima maternidad). Como dice PMQNQ, si Zapatero hubiera tenido una vida privada tan azarosa como la del consumado ligón que preside Francia, las ondas episcolpales y determinados periódicos proclamarían el ejemplo flagrante de “decadencia de la familia tradicional” y de “destrucción de uno los pilares básicos de la integridad de la Patria”. Pero siendo Sarkozy, pues nada,… a hacer gracietas y a frivolizar y a alabar el buen gusto a la hora de elegir chorba.

    Efectivamente, Marta, la doble moral está muy extendida en diversos ámbitos de la sociedad. Precisamente hoy, aparte del caso de los ligues de Nicolás, estamos tratando un tema que también facilita las muestras de doble moral antediluviana.

  28. Buenas tardes. Antes de retirarme a mis aposentos no puedo dejar de invitarles a leer -¡una dosis más de masoquismo antes de acabar el año!-, el estúpido comunicado que ha parido hoy el Gobierno de los vascos y las vascas. Si se puede, es aún mejor oír su lectura de la impagable portacoz y consejera de Cultura, Mieren Azkárate, aportación de la Universidad vasca al Gobienro de Ibarretxe (¿creían acaso que lo más nefasto eran Azcárraga (EA) y Madrazo (IU)?).
    Rechazando airadamente las acusaciones de equidistancia, el Gobierno ese mezcla el asesinato de los guardias civiles o el atentado de ayer en balmaseda con la muerte en accidente de tráfico de la suegra de un preso de ETA en Teruel. No son más burros, porque no entrenan lo suficiente.

  29. También al margen del aborto, no puedo dejar de comentar las conmovedoras palabras pronunciadas ayer por Monseñor Uriarte, obispo de San Sebastián. Rebosantes de caridad cristiana hacia las familias de los presos de eta, es decir hacia las familias de los responsables del dolor y de la muerte en el País Vasco. No me parecería mal, en principio, si esas palabras fueran una muestra de que la caridad cristiana le rebosa a este señor de tal forma que no puede excluir a ninguno de sus feligreses de ella, sea cual sea la causa de su tristeza. Lo chocante es que de esa caridad cristiana excluye precisamente a los que son víctimas de esos presos, concretamente a las veinte familias que esta última Nochebuena tuvieron que abandonar sus casas gracias a la última salvajada cometida por esos esos que tanto conmueven a Monseñor. Qué asco.

  30. A Barañain.

    El Comunicado del Gobierno Vasco no es sólo ignorancia. Es frivolidad e incapacidad de situarse en el centro del dolor. Los últimos textos parecen estar escritos con un polvorón en la boca.

    A PMQNQ.

    Buena reflexión, y mejor conclusión. Pero que el asco no nos impida gozar de los momentos que merecen ser gozados. Traía una lista de ellos, pero la he debido de dejar en el supermercado, confundida con la lista de la compra para Nochevieja.

    FELIAZ AÑO A TODOS.

  31. Por desgracia, es éste, precisamente, uno de los obstáculos casi insalvables en la solución pacífica del problema terrorista. La equidistancia que desde el mundo del nacionalismo vasco (democrático) y afines (curia vasca de inclinación claramente nacionalista) se establece entre verdugos y víctimas, poniéndolos en el mismo plano es uan barrera insalvable. Una de las virtudes de la ejecutoria política del nacionalismo vasco previo a Ibarretxe era precisamente su clara diferenciación entre ambos planos, y la subordinación de su programa político de máximos a la desaparición de cualquier categoría de violencia, para de este modo no darles la más mínima excusa dialéctica. La incursión de Ibarretxe en el panorama político, la cobardía de la izquierda abertzale al no abandonar el tutelaje de ETA, el afán del PP de aprovechar la circunstancia para monopolizar el universo constitucionalista en su beneficio electoral, etc ….. me temo que no han cambiado un ápice desde 1998 hasta ahora. Cuántas ilusiones rotas y cuánta oportunidad perdida.

    Pues sí, que asco.

  32. Actualiza, Cicuta (16), tus datos, porque creo que tu memoria, en contra de lo que piensas, sí que te traiciona.

    Es más: podría reprocharse al Gobierno que se empeñase en un triunfo “nominalista” a cambio de tanta crispación, porque el diferendo, a fin de cuentas, se redujo a si la unión entre homosexuales podía o no llamarse “matrimonio”. Yo, que era partidario de hacerlo, me pregunté en algún momento si era más sensato consolidar el avance social que hubiera supuesto adoptar la normativa equiparadora contando con el apoyo del PP a cambio de prescindir de la etiqueta. Pero no: por principio, se optó (a mi juicio, correctamente) por llamarlo matrimonio.

    En la cuestión del aborto, no estamos hablando de nominalismos sino de derechos sustantivos. Y lamento deciros a los partidarios de la “prudencia” (o de la consideración de las ofertas electorales a beneficio de inventario en función de las posibilidades reales de triunfo) que no me habéis convencido. Opino que en esto el Gobierno ha estafado a las mujeres, lo cual demuestra que incluso EL MEJOR GOBIERNO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA ha tenido sus fallos.

    (Y esperaré a que Fernando tenga un día un poco más lúcido para tomarme la molestia de argumentar).

    Abrazos.

  33. A Marta.
    Muy bien. Sus comentarios no sé si convencerán a ese tal Fernando pero tal vez no valga la pena, a tenor del estilo funambulista y dicharachero con mueve los dedos sobre el teclado. En general, me parece que no se entiende demasiado que estamos hablando de un derecho de la mujer, inalienable, por más que no haya sido sancionado correctamente en la ley. Esto sucede con frecuencia. Pero que algo no sea todavía ley no significa que no sea justo. Por eso, y yo creo, en la línea clara de Arouet, que el actual Gobierno puede y debe abordar este tema en el programa electoral de 2008. Los argumentos de oportunidad política, de oportunismo, son en general no-argumentos. Pertenecen más a las Teorías de Juegos que al debate de fondo ético que debe acompañar este tipo de cuestiones. Además, son en general falibles y probabilísticos. Por último, y en el orden de la táctica, (1)pueden tener un efecto desmovilizador en el electorado de izquierdas, que es siempre crítico y vigilante, y con razón, por cierto. Y (2). El Gobierno debe sentir que tiene las manos libres en este tema y en otros, como el de la denuncia del Corcordato. Un programa electoral no es un recetario sino un conjunto de líneas; unas más marcadas que otras. Ejemplo, se puede decir: “el Parlamento estudiará los actuales acuerdos en vigor con la Santa Sede por si estos son susceptibles de ser mejorados y adaptados a la realidad de la sociedad española de hoy”. Y luego, ya se verá, según sea el comportamiento de la Iglesia y según sea la correlación de poder en un momento dado. Pero no conviene comenzar la partida mostrando cartas o descartando posibilidades, máxime en temas como estos que tienen alcance local e internacional. Recordemos las dos reglas de oro de la diplomacia moderna: hipocresía y reciprocidad. La Iglesia sabe mucho de esto, y con ella no hay “apaciguamiento” posible. Siempre quieren más.

  34. Marta: efectivamente, José María Calleja estaba esta mañana en Onda Cero y se preguntaba también por la reacción que había provocado en España unas vacaciones de Zapatero como las de Sarkozy, con guapa novia y pagadas por millonario del país. Los demás tertulianos, en cambio, estaban encantados y parecían añorar un líder como este para la derecha española, un líder al que desde luego nadie osará llamar nunca “marycomplejines”.

    Respecto al aborto, a mí me parece un tema muy delicado y complicado por el rechazo que provoca en las personas a las que la religión les lleva a pensar que un óvulo recién fecundado es una persona y que, como consecuencia, un aborto en cualquier fase del embarazo, por primaria que sea, es un crimen (personas que, inexplicablemente, muchas veces no son tan exquisitas cuando se trata de rechazar otro tipo de crímenes, como la pena de muerte por ejemplo). Pero atender a esas creencias llevaría a rechazar avances enormes de de la ciencia, por ejemplo.

    Yo pienso que tener un hijo es lo más serio que le puede pasar a uno (y a una) en la vida, y que en ningún caso algo tan importante debe ser fruto del azar, de la mala suerte, de una noche loca de los adolescentes, de una violación…. en fin, creo que debe ser algo deseado de modo consciente. Y por eso, me parece elemental que debe haber una ley de plazos que regule el aborto.

    Nadie le debe tener que explicar a nadie porqué quiere abortar, lo mismo que nadie tiene porqué explicarle a nadie porqué quiere divorciarse. Es algo muy íntimo y personal, y además doloroso. Da la impresión, cuando se habla de este tema, de que una ley de plazos para el aborto obligaría a abortar a todo el mundo, tales son las resistencias que suscita. Lo mismo que parecía por la resistencia que se opuso a la ley del divorcio, que este también se iba a hacer obligatorio.

    Por supuesto que debe extremarse la educación sexual entre los adolescentes para evitar esos embarazos accidentales y que se debe dar la píldora postcoito en la Seguridad Social. Una vez, hace dos años presencié una escena que me indignó en una farmacia. Llegó una joven con cara de angustia un domingo a las 9 de la mañana pidiendo desesperada esa píldora. La farmaceútica, muy responable ella, le indicó que no se la podía dar sin receta porque tenía efectos secundarios y no sé cuántas disculpas aburdas más. Le dijo que fuera al Ambulatorio y la chica, cada vez con más angustia y a punto de llorar, contestó que ya había ido y que no se la habían querido dar. Por fin se fue y entonces la farmaceútica, mirándome con complicidad , me dijo “cómo se la voy a dar, ¿dónde dejo yo mis principios?”. Me di la vuelta sin contestarla y me fui indignado.

    Yo creo que ahora, con las elecciones encima, quizás no sea el momento de legislar sobre este tema. Peo me parece incomprensible que no se haya hecho a lo largo de la legislatura, tal como estaba prometido en el programa electoral. Espero que se legisle en la legislatura que empezará en marzo.

  35. Aquí en Andalucía la píldora postcoital se dispensa con bastante más flexibilidad que en otras Comunidades Autónomas. En mi centro de urgencias tan sólo ha de cumplimentarse un impreso en el que se hacen constar algunos datos a efectos estadísticos, pero ningún tipo de identificación. Por supuesto que el practicar una IVE o el dispensar la píldora postcoital no debería implicar para nada que la mujer tenga que dar detalle de las razones que la han movido a adoptar esa decisión. Pero sí que insisto en las medidas preventivas. La práctica de una IVE implica unas molestias a nivel físico; no es una intervención agradable. Y tiene un coste psíquico ya que la mujer debe madurar esa decisión las más veces rápidamente y en difíciles circunstancias. A eso me refería antes: existen equipos estupendos de planificación familiar en los centros públicos que pueden orientar para una sexualidad sana y responsable que permita que soluciones como una IVE o la píldora queden como último recurso.

    Por supuesto, estoy a favor de la “ley de plazos” a pesar del “recurso Gallardón Pater”. Es más lógico y socialmente más eficaz que la solución de las indicaciones, si bien me consta que la “indicación social” es un auténtico cajón de sastre por el que podemos colar no pocos supuestos difíciles de justificar a la luz de la actual legislación.

  36. Una noticia con implicación política, y que puede ayudar a la movilización que yo reclamo de cara a las Generales: tras 20 años de separación, después del divorcio entre Redondo padre y González, parece que PSOE y UGT vuelven a perseverar en la unidad política, como antaño. La central sindical reclama al PSOE representación en las listas para influir en las políticas sociales desde el mismísimo Parlamento. Puede ser positivo reconstruir la unidad orgánica PSOE-UGT y la hermandad entre socialistas.

    http://www.elpais.com/static/misc/portada20071227.pdf

Deja un comentario