26J… Reflexiones de un militante socialista

Manuel Lobo

Ya ha pasado más de una semana desde las pasadas elecciones y tras digerir los resultados, escuchar a algunos tertulianos y opinadores profesionales de TV y radio y otros tantos, ya amateurs, en las redes sociales, me apetece escribir unas líneas para expresar mi opinión.

Sé que es políticamente incorrecto expresar satisfacción por los resultados, pero como nunca lo he sido, lo voy a hacer.

Como he dicho, soy militante del PSOE y sí, el resultado me ha generado alegría, aunque lamentablemente sólo haya sido por seguir siendo la segunda fuerza política del país y no quedar relegados a una posición de irrelevancia política también en el Congreso de haber quedado terceros.

Evidentemente lamento profundamente y no puedo estar contento con el resultado del 22,6% y 85 diputados, cuando nuestro rival político a batir siempre, el PP, ha conseguido más del 30% y 137, lo cual le coloca en disposición de volver a gobernar. Atrás queda este primer trimestre del año, cuando la falta de voluntad de algunos, impidieron que hoy el Presidente de Gobierno fuese otro.

Pero no quiero mirar al pasado, al menos no al reciente.

Creo firmemente que el PSOE tiene una oportunidad con este resultado, con el susto incluido en los militantes de sorpasso de la izquierda que finalmente no fue.

Si, oportunidad… Se presenta por delante, tras superar los calores veraniegos que conduzcan a resolver el tema de la formación de gobierno por parte del PP, un espero interesante proceso congresual, donde además de formar nueva ejecutiva, espero haya un gran debate de ideas que nos pueda situar de nuevo como referente de gobierno frente al PP.

Ahora mismo, más de una persona, en el PSOE, necesitamos definir adecuadamente un proyecto progresista que pueda generar ilusión entre los militantes y sobre todo en los ciudadanos, recuperando el terreno perdido entre los jóvenes y las ciudades.

La proxima resolucion congresual no debe ser un mero recopilatorio de medidas que podrian estar en un programa electoral; debería ser una propuesta a los ciudadanos progresistas de este pais dónde se defina sin ambigüedades qué España queremos en los próximos 20 años.

Determinar un modelo productivo más intensivo en capital donde el conocimiento sea la piedra angular del mismo, un sistema fiscal progresivo y que no castigue el ahorro que tanto necesita el país, un sistema redistributivo de rentas vía gasto y no vía ingresos que tantas ineficiencias genera, un modelo energético viable a largo plazo, un sistema de garantías sociales que logre que nadie se quede fuera del sistema, una reforma del sistema democrático que permita abrir los partidos políticos a la Sociedad Civil…

Pero no debemos olvidarnos que también se elegirán los líderes que deben hacer las políticas, ya sea desde el gobierno como desde una oposición eficaz y responsable de lograrlo.

Ahora mismo no tengo ninguna apuesta clara y con los problemas  internos de liderazgo que ya tenemos , solo tengo una propuesta que creo que sería justa para que el líder que salga del congreso lo sea de verdad y pueda llevar a cabo un proyecto de la importancia que debe tener.

El próximo Congreso no debe ser organizado por la actual ejecutiva. Esto implica que Pedro Sánchez dimitiera de su cargo y sea una gestora, lo más neutral posible, la que lidere el proceso de renovación del partido.

Pedro debería dimitir por varios motivos.

El primero, los pobres resultados de las pasadas elecciones. No ha cumplido su objetivo, a pesar de que, como dije anteriormente, sí ha superado las negativas expectativas previas.

El segundo, él asumió la secretaría general en un congreso extraordinario, donde no hubo debate sobre el proyecto de partido y tuvo que asumir el generado en el anterior Congreso ganado por Rubalcaba.

Con esta dimisión y su presentación de nuevo, si de verdad es el líder que a todos los socialistas nos gustaría tener, reforzaría su liderazgo de forma clara y contundente.

Ahora solo falta esperar que se dé el pistoletazo de salida para el inicio del proceso. Espero impaciente para ver cómo se desarrollará.

 

 

13 pensamientos en “26J… Reflexiones de un militante socialista

  1. Mi reflexión –como ex-militante socialista- , comparte lo que sugiere Manuel Lobo sobre la oportunidad que supone para el PSOE el hecho de haber salvado los muebles, imponiéndose frente a la plaga populista. Quizás sea su última oportunidad, no tanto para mantener su primacía sobre los demagogos (lo que no le será difícil) como para aspirar en serio a ser alternativa de gobierno (tarea titánica, casi imposible, mientras exista Podemos).
    Y creo que este período –que se extenderá hasta setiembre/octubre-, no es un paréntesis sin más. Creo que el PSOE podría aprovecharlo para hacer pedagogía, primeramente entre sus bases . El PSOE necesita alejarse de lo que ha sido su forma de abordar los problemas políticos de los españoles –haciendo postureo y criticando sin ton ni son-, y demostrar que quiere hacer valer el peso de sus votos. Por eso me parece un nuevo error que si, finalmente, se va a dejar gobernar al partido ganador (pues nadie en su sano juicio apostará por unas tercereas elecciones) no se aproveche para exteriorizar cuales podrían ser las condiciones para un acuerdo político en ese sentido, beneficioso para su electorado. Incluso aunque al final no hubiera acuerdo y simplemente se hiciera la trampa de que unos pocos diputados se asuntaran a la hora de decir “no” a Rajoy, el esfuerzo desplegado en el intento, no sería baldío. El PSOE debería ser el adalid del “compromiso histórico” que necesita España (en educación, reforma constitucional, crisis catalana, financiación autonómica y unas pocas cosas más), en vez de abanderar el clásico cainismo de las dos Españas en la que ha caído en los últimos años.
    Con una actitud así –que exige algo más que limitarse a repetir que lo suyo es impedir como sea el gobierno del PP -, el PSOE pondría sobre la mesa los problemas reales y las soluciones posibles (las de verdad, las que tienen garantía de continuidad y no sólo fecha de caducidad hasta un nuevo cambio de gobierno) y de ese modo estaría definiendo su verdadero papel alternativo para el futuro. Por el contrario, si se limita decir “no”, sin intentar que su peso electoral sea determinante de la política del nuevo gobierno estará demostrando, de nuevo, su vocación de irrelevancia y también su temor al populismo (temor que le ha lastrado durante toda la legislatura anterior).

  2. Luego está lo de definir “un proyecto progresista que pueda generar ilusión entre los militantes y sobre todo en los ciudadanos, recuperando el terreno perdido entre los jóvenes”.
    Yo dejaría de repetir eso tan reiterado de la “ilusión”. Lo que faltan no son ilusionistas –el populismo es la vuelta de los chamanes y su pensamiento mágico, pura irracionalidad, a la arena política-, sino gente que estudie propuestas sensatas sobre problemas concretos, difíciles.

    En lo de la dimisión de Pedro Sánchez estoy totalmente de acuerdo. Debía haberlo hecho la pasada noche electoral: haber reconocido la nueva derrota – aún con la mínima satisfacción por mantener su primacía sobre la plaga – y su intención de no obstaculizar la formación del nuevo gobierno y haber declarado que se aprovecharía el pase a la oposición para intentar la renovación/refundación del partido.

  3. ¡Stop Derrotismo!.
    Con 85 escaños se puede aspirar a formar gobierno.
    Las bases de un nuevo gobierno ya están escritas en el acuerdo entre PSOE y CIudadanos.
    Si UnidosPodemos pone los pies en la tierra y pide perdón por ser tan ilusos y si aun les quedan dos dedos al frente anti-PSOE,deberian ofrecer sus 71 escaños ,sin ninguna contrapartida,para la formación de un gobierno presidido por Peter Sanchez.
    Por lo tanto es una gilipollez el pensar que hay que colgar a Peter Sanchez en lo alto de la giralda de Sevilla.

    El derrotismo es el peor corrosivo para la inteligencia.
    Puede que el mas tonto del lugar sea yo,pero de burro no tengo un pelo….ejem….

    Asi que fluyan las lagrimas,dijo el policia.

    ¡Ad Astra per aspera!…..JAJAJA….que nervios.

  4. ¿Qué esperar de un tipo que guarda silencio, huye de los medios , envía a sus lugartenientes a templar gaitas con los barones, quienes perdidos en sus feudos , balbucean desconcierto ?
    ¿ Por qué diablos no rompen con Podemos y su desastre de gestión municipal, especialmente en Madrid ?
    Este PSOE avergüenza a su militancia ( la poca que retiene ) con sus indecisiones y su amenaza de volver a consultarnos sus jeremiadas. Convoquen un Congreso como es debido, permitan formar un gobierno que salve alguno de los problemas que se acumulan y , por favor , Pedro, dimita de una vez. Sencillamente no sirve para este cargo.

    Ah y de paso que no vuelvan otros para hablar de federalismos asimétricos porque no entendemos nada de esos asuntos tan complejos que ni tan siquiera lo entienden los canadienses.

    Hablemos

  5. Algunas ideas:
    – Quien tiene ahora la obligación de intentar formar gobierno es el PP, no el PSOE. Tendrá que presentar un programa y un equipo que recabe los apoyos necesarios. Me asombra cómo se está vendiendo, y comprando, la mercancía averiada de que “por responsabilidad” y “para evitar la catástrofe de unas nuevas elecciones”, el PSOE tiene que tragarse al amigo de Bárcenas y todo lo que se le ocurra a su dream team de patriotas (que han dejado España al borde de la extinción), buenos gestores (que saquean la Seguridad Social y consiguen el multazo europeo a base de bajadas de impuestos electoralistas irresponsables) y gentes honradas (Fernández y todos los suyos). Por supuesto que hay que decir que NO a este PP.

    – Quienes piden la dimisión de Sánchez aceptan, con un curioso doble rasero, la permanencia de Rajoy: deben de pensar que el orden natural de las cosas es que la derecha gobierne.

    (sigo después).

  6. Ren, debo recordarle que la campaña electoral se terminó hace unas semanas.
    La iniciativa la está llevando Rajoy hablando con todo el mundo (menos con Bildu). Así que bien por Rajoy. Yo vaticino gobierno más pronto que tarde apoyado por Cs, PNV, CC y alguna abstención o alguna ausencias de última hora del PSOE.
    Todo este pose y teatro estúpido de la oposición sobra.

  7. Arthur, desastrosa gestión municipal de Podemos!? Hombre, tampoco hay que exagerar. Yo no veo nada destacable en su gestión ni para bien ni para mal. Mucha promesa hueca, eso sí: banca pública municipal, renta complementaria municipal, fin de los desahucios, etc… Todo falso, claro. Pero eso ya lo sabíamos, claro. Pero el resto: postureo y gestionar basuras, alcantarillado, limpieza de calles y poco más….

  8. Es enternecedor que los representantes de la derecha reclamen, exijan, que se deje gobernar a la derecha; eso sí, por “patriotismo” y por “responsabilidad”.
    Si el PP quiere gobernar, que ceda. Que Rajoy demuestre su patriotismo marchándose a Santa Pola. Que Fernádez exhiba su responsabilidad quitándole la condecoración a la virgen y rezando tres credos como penitencia por sus pecados como jefe de la gestapillo. Que Montoro manifieste su capacidad de gestión derogando la amnistía fiscal y reconociendo el electoralismo de la bajada de impuestos que nos va costar el multazo. Sin cosas, ¿puede un tipo como él seguir siendo ministro de Hacienda de un país normal? Y así, uno tras otro, cada uno de los estadistas que nos han gobernado.
    Un comentarista dice que “no estamos en campaña electoral”. Claro, ahora hay que intentar la formación de gobierno. Me encantaría que el partido que obtuvo más votos haga una propuesta aceptable para el resto, pero no lo juzgo probable. Con el personal que tienen y su acreditada trayectoria como gestores corruptos, sectarios y chapuceros, salvo que se produzca una conversión milagrosa me temo que, por responsabilidad y patriotismo, el PSOE tendrá que decir que no.
    Para mí, es un sinsentido reclamar la dimisión de Sánchez sin pronunciarse antes sobre el amigo de Bárcenas y sus secuaces.

  9. Y hay que pensar a unos meses o años vistas, porque después de la investidura habrá que gobernar.
    Supongamos que el PSOE acaba permitiendo que gobierne el amigo de Bárcenas con sus secuaces. ¿Por cuánto tiempo? ¿Qué pasa con los primeros presupuestos? ¿Qué pasa con la ley de Wert? ¿Qué espacio van los socialistas a ocupar frente a los demagogos que le acusarán, con razón, de haber sido aliados objetivos de los corruptos? Francamente, no lo veo nada claro.

  10. Pues la cosa está muy clara. Las opciones son pocas. Una investidura gratis, porque si no hay contrapartida que asegure una estabilidad de gobierno el PP no tendría que ceder en nada. Un gobierno como plantea Amistad, lo que con un PP con 137 diputados y el control del senado, amén de las divergencias que a partir del primer minuto se darían entre el PSOE y Podemos, hace pensar que sería un fracaso. O terceras elecciones, que en principio solo favorecerían al PP.
    Hoy por hoy el bipartidismo ha terminado, por lo que, o se acepta, por todos, que los gobiernos tienen que gobernar coaligados o en minoría, pero con las zancadillas justas y sin que éstas interfieran en que el pais funciones. O volvemos a las mayorías absolutas.

  11. Esto no es un concurso de virtudes y dentro de la mediocridad general las urnas han premiado al PP y castigado al PSOE una vez más, a la vez que limitan con contundencia la expansión de Podemos.
    Cada uno es muy libre de administrar sus simpatías pero es obvio que el PSOE nada gana con Podemos.
    Madrid es clave para la llegada de inversiones pero el rosario de ocurrencias de Carmena no ayuda.
    Los partidos constitucionalistas tienen la obligación de negociar y no pasarse el muerto.
    Qué el PSOE siga los sabios consejos de Amistad arrancándose la cabeza y -sin pensar – procure no estorbar.

  12. Una vez mas, asumo en la practica totalidad los comentarios de Ren.

    En cuanto a otras cuestiones. El “anticarmenismo” es una de las cosas más llamativas que he visto yo asi en mi epoca reciente.

    Cuanta tiempo y cuantos bytes en intentar hacer polvo a esta mujer, que por otro lado, entre bien y mal, está gestionando bastante mejor que varios de sus predecesores.
    Con lo que ha pasado por las alcaldías de Madrid y las barrabasadas que se han hecho.

Deja un comentario