La foto

David Rodríguez

Este domingo, en la concentración de Colón, hemos podido ver una fotografìa largamente esperada por los adalides del nuevo tripartito de las derechas españolas, con Casado, Rivera y Abascal compartiendo los valores patrios. Una protesta desencadenada a raíz de la propuesta del relator o relatora en el supuesto diálogo que algún día deben emprender los gobiernos español y catalán. Una movilización fallida y con una motivación absolutamente exagerada, más aún teniendo en cuenta el embarrancamiento de las conversaciones. Pero necesaria para olvidar el enésimo caso de corrupción del PP, para seguir enarbolando las banderas y dejando los temas sociales en el baúl de los recuerdos. Las tres derechas compartiendo protagonismo, cada una con sus rasgos distintivos, pero juntas por la presunta ruptura de la unidad de España. Sigue leyendo