Disparar al huracán

Carlos Hidalgo

Las autoridades estadounidenses han pedido más de una vez a los habitantes de Florida que, por favor, no disparen a los huracanes y ciclones que azotan periódicamente su península. Las balas, movidas por el viento huracanado, pueden alcanzar a otras personas o, incluso, terminar volviendo contra el tirador. El caso es que parece que cuanto más se les prohíbe, más de moda se pone entre los floridenses (y entre los habitantes de otros Estados de EEUU) disparar contra los elementos. Sigue leyendo