Esquerra tiene la llave

LBNL

Concluíamos la semana pasada anhelando que pese a todas las señales negativas el nuevo President Torra se comportara responsablemente en bien de Cataluña. En vano. Su nombramiento de dos Consejeros fugados y otros dos encarcelados garantiza la prolongación de la suspensión de la autonomía catalana al menos hasta que un juez – si es que PdCat hace buena su amenaza de presentar una querella por prevaricación – dictamine lo contrario. Rajoy habría querido levantar el 155 hace meses, entre otras cosas porque quien más gana con el enquistamiento del conflicto es Ciudadanos, pero no le queda otro remedio que mantenerlo y bloquar los nombramientos negando su publicación. Esquerra está completamente pillada enmedio. Ha abogado en privado por el nombramiento de un nuevo gobierno “limpio” que permita retomar la normalidad institucional y recobrar el auto gobierno catalán. Pero no puede aparecer como cómplice de “Madrid” en público. Sin embargo, a estas alturas debería tener claro que cuánto más siga bailándole el agua a Puigdemont, peor le irá en las próximas elecciones autonómicas, que Puigdemont, Torra y sus secuaces quieren provocar para la vuelta del verano. Esa es la verdadera batalla que lidia PdCat: recuperar la hegemonía nacionalista que Convergencia estaba perdiendo a marchas forzadas por la corrupción y la crisis económica antes de que Mas se pusiera al frente del “procés”. Gobernar para qué, dicen en PdCat si Rajoy, el Constitucional y Montoro nos tienen atados en corto. Y encima tendríamos la espada de Damocles de la CUP encima todo el rato. Mucho mejor, sobre todo para nuestro interés partidista, seguir generando bronca y liderando el victimismo.

Sigue leyendo

Directa la alarma de seguridad.

Senyor_G

Igual queda muy Jedi y todas esas cosas, pero no hay nada que nos haga hacer más mal que el miedo. Y no el miedo a los poderes, sino precisamente el miedo a los otros, a los diferentes, al bárbaro, del que nos defienden esos poderes. No soy un valiente, y cuando lo he sido, aquella vez, habrá sido por prudencia. Mucho más prudente que valiente, por eso no me gustan las industrias del miedo o por lo menos a miedos que aunque posibles no acabo de ver. Posibles, pero poco probable. Lo siento, no tengo una varita mágica para la inmunidad de los males del mundo, a estas alturas soy más que consciente que ni el socialismo a nivel mundial nos los evitarían todos. Sí que los aminorarían, por lo menos los males más irracionales. Sigue leyendo

Más populismo punitivo y menos debate

Albert Sales

Debería ser una buena noticia que en España se abriera el debate acerca del sistema penal. Desgraciadamente, cada vez que los medios y los partidos políticos hablan del código penal y del papel de las prisiones en nuestra sociedad es para generar alarma a partir de casos particulares, abrazar el populismo punitivo y exigir una mayor dureza del sistema penal. Casos particulares muy útiles para movilizar las emociones de la ciudadanía pero alrededor de los cuales no cabe debate racional alguno. Sigue leyendo

Disparar al huracán

Carlos Hidalgo

Las autoridades estadounidenses han pedido más de una vez a los habitantes de Florida que, por favor, no disparen a los huracanes y ciclones que azotan periódicamente su península. Las balas, movidas por el viento huracanado, pueden alcanzar a otras personas o, incluso, terminar volviendo contra el tirador. El caso es que parece que cuanto más se les prohíbe, más de moda se pone entre los floridenses (y entre los habitantes de otros Estados de EEUU) disparar contra los elementos. Sigue leyendo

Los niños que no tenemos

Manuel Lobo

Hoy leíamos y escuchábamos en los medios de comunicación que en más de 1000 municipios españoles no nacen niños desde hace más de cinco años.

Hay muchos estudios, artículos y noticias sobre los problemas demográficos de nuestro país y la amenaza real que supone sobre la sostenibilidad de nuestro Estado de Bienestar, basado en una pirámide de población donde la base es más ancha que la parte superior. Sigue leyendo

¿155 de ida y vuelta?

LBNL

Casi al límite del plazo hoy el independentismo catalán investirá a Quim Torra como nuevo President. Tras interminables meses de desprecio a la estabilidad, prosperidad, gobernabilidad y autonomía de Cataluña, los indepes han designado finalmente a un “elegible” no encarcelado, no fugado y no procesado, que rápidamente incurrirá bien en ilegalidad flagrante o en cinismo absoluto si opta por no cumplir con lo prometido. Como con Puigdemont, en su papel de hacedor de reyes la CUP apoya la continuación de la “movida”, del mambo: cuánto peor, mejor. Al menos siempre han sido claros. El resto de indepes no. Esquerra fracasó estrepitosamente en las elecciones tras no haberse atrevido a liberarse del secuestro del bufón de Berlín, así que no cabía esperar demasiado de ellos más allá de sus maniobras soterradas para salir del embrollo. De PdeCat cabía esperar bastante más pero no ha sido posible. Allá ellos y la burguesía catalana que constituye su base. El Gobierno, apoyado por el PSOE, se comprometió a levantar la intervención de la autonomía en cuanto un nuevo Guvern fuera elegido. En vista del discurso de investidura de Torras cabe plantearse mantenerlo, pese a las dificultades que plantea, principalmente legales.

Sigue leyendo

Gobierno en ciernes

Senyor_J

Todo parece apuntar a que la tensa situación vivida con la aplicación del artículo 155 de la Constitución sobre las competencias autonómicas catalanas se aproxima a su desenlace. Tras el último episodio de intento de modificación de la Ley de Presidencia para garantizar la investidura telemática de Puigdemont y el posterior recurso del Gobierno contra la misma, parece claro que dicha vía va a quedar abortada. Si esto es así, solo caben dos soluciones: investidura o elecciones, estando las apuestas dos a uno en este momento. Sigue leyendo

Sobre la posición española en la reforma de la UEM

Lluis Camprubí

Tradicionalmente, el planteamiento del gobierno español en lo referente a los cambios requeridos para la Eurozona era: alta exigencia y ambición propositiva en mancomunar riesgos; aumentar la capacidad fiscal; generar instrumentos anticrisis; y dotar la UEM/UE de una institucionalidad comunitaria que lo legitimara democráticamente. Lo que es un planteamiento lógico tanto en perspectiva europea para asegurar que la UEM adquiere la resiliencia necesaria a nuevas crisis y se impulsa la funcionalidad y convergencia del área, como en perspectiva estatal teniendo en cuenta su posición de economía periférica y deudora. Sigue leyendo