La horda contra las mujeres

Carlos Hidalgo 

Siempre que se acerca el 8 de marzo aumentan de intensidad los lamentos de determinados coros masculinos. Que por qué no hay día del hombre -lo hay-, que si no somos todos iguales ya -no en la práctica-, que si ya no hay feminismo, sino hembrismo (¡o feminazis!). Y lo mejor: hombres enseñando a las mujeres lo que es ser feminista, que debe producir una sensación parecida a cuando un profesor de derechas me quería enseñar a mí a ser de izquierdas. Sigue leyendo