Huecos

Guridi

La táctica de Pedro Sánchez de cara al 39º Congreso del PSOE se resume en ese viejo dicho de “puño de acero, mandíbula de cristal”. Así, vemos cómo se les llena la boca de pedir respeto y denunciar insidias, mientras que la insidia y los insultos son dos de las piedras angulares de su carrera para reconquistar la Secretaría General. Envuelto en el mesianismo derivado de erigirse en la auténtica izquierda del PSOE, todo se le perdona. Lo mismo afirma que la abstención del PSOE iba a ir acompañada de un apoyo a los presupuestos del PP, que ahora dice sin pestañear que la consecución de apoyos por parte del PP refuerza sus teorías de que podía haber logrado un gobierno. Todo son hechos inmutables que cambian de semana en semana. Y que nuestro exsecretario general recita a sabiendas de lo que dice es falso y que tras sus “verdades” hay enormes huecos. Tampoco duda, por ejemplo, en criticar la actividad del Grupo Parlamentario Socialista, que está sacando adelante las medidas del programa con el que él mismo se presentó a las elecciones. Sigue leyendo