No lo hagas, Pedro

 Guridi

 Resulta que Pedro Sánchez, el jugador, no se resigna a haberse quedado sin cartas y está explorando con Podemos la posibilidad formar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy. Ángeles Álvarez, diputada especializada en hacer cosas de tapadillo, hace de contacto informal con Podemos, que a su vez envía a Irene Montero. Errejón, por supuesto, está descartado, tras la cara de tonto que se le quedó al saber que Pablo Iglesias negocia lo contrario de lo que mandan negociar a él. Sigue leyendo

Apuntes sobre la tensión “integración UE vs repliegue nacional” y su impacto en los partidos europeos

Lluis Camprubí

  1. Las limitaciones e insuficiencias del statu quo son evidentes.

Hemos señalado en distintas ocasiones los problemas generados por la actual arquitectura institucional de la UE y el reparto “selectivamente estratégico” de competencias entre la UE y los Estados Miembros: Dominio del método intergubernamental; arquitectura, dispositivos y procedimientos pensados para tiempos de bonanza; y disloque de soberanía entre política económica-monetaria y capacidad fiscal-democrática. En definitiva, reglas comunes (dicho sea de paso, sesgadas en orientación y con capacidad discrecional para los actores fuertes) sin política común que pueda servir al interés general de la Unión y su población. Desajustes (que a pesar de correcciones y ajustes sobre la marcha) acaban agrandando crisis inicialmente resolubles y favoreciendo el choque de legitimidades nacionales y el consiguiente alineamiento por bloques de interés, tanto en cuestiones relacionadas con la Eurozona como en aquellas relativas al conjunto de la UE. Sigue leyendo

Sobre los castigos a los más pequeños

Alfonso Salmerón

¿Puedo hacerle una consulta sobre mi hijo? Verá, es muy desobediente y rebelde y resulta, que cuando más lo castigo, menos caso me hace. Ya no sé qué hacer. Nos tiene desesperados. ¿Qué edad tiene su hijo? Acaba de cumplir tres años y es un buen nene, pero a veces es insoportable. Lo enviamos al cuarto de pensar, pero ni por esas. Sigue leyendo

Cuando un gudari se rinde un catalán sigue hasta la frontera

Senyor_G

Es innegable que en Cataluña la causa vasquista siempre ha tenido simpatías e incluso prestigio y que se les ha visto como los auténticos, como los indomables. De una autenticidad de diversas caras y de una radicalidad contrapuesta al pactismo catalán también en su vertiente catalanista. Eso más allá de la larga vinculación de las 3 provincias vascas no ya con España sino con Castilla, explicitada por ejemplo en su participación en la conquista de Navarra, el último reino en incorporarse a la corona española y único estado vascón. Sigue leyendo

Trump o el retorno de la supremacía blanca

Magallanes

El grito es el mismo en varios escenarios: en un partido de baloncesto entre un equipo escolar de un colegio de predominio blanco frente a los fans y miembros de un colegio de predomino negro; en una conferencia de universidad en que un negro se enfrenta a lo que está opinando el conferenciante; en una estación de servicio en que un motorista blanco increpa a uno hispano por no respetar su turno de repostar: ese grito o consigna es Trump, Trump, Trump. Sigue leyendo

El ciudadano indiferente

Senyor_J

Transcurren los días veraniegos en el bar de Arturo con esa intensa sensación que genera aquel que prefiere que sus clientes se asen de calor o huyan despavoridos a la heladería de Rita, antes que encender el aire acondicionado más allá de unas pocas veces al mes. “Está averiado”, le dice al ciudadano indiferente, aunque con escasa credibilidad, mientras este acaba lentamente esa copa de cerveza con la que cree que alivia sus ardores y sudores. Porque el hombre indiferente es un incondicional del bar de Arturo, tanto en invierno como en verano. Es un ser de costumbres y tiene auténtica aversión a los cambios: son ya muchos años de hábitos inmutables como para ponerse a alterar en algo cualquiera de sus rituales. Y no es el único que se comporta así, puesto que en ese mismo bar hay cuatro o cinco personajes fijos a los que sabes que siempre vas a encontrar a determinada hora, y siempre, como no podía ser de otra manera, con algo de alcohol entre las manos: cerveza por lo general, carajillos por la mañana y a media tarde y aquellas veces en que la noche se alarga, un gin-tonic de una marca cualquiera, mientras defienden con gran convencimiento que no se trata de una bebida en la que tenga cabida tanta variedad como pretenden sugerir algunas cartas de gin-tonics que pueden encontrarse en otros establecimientos muy distintos al que nos ocupa. Sigue leyendo

¿Se reduce la pobreza?

Albert Sales

La semana pasada, el Instituto de Estadística de Cataluña publicaba una nota de prensa con el titular “La tasa de riesgo de pobreza disminuyó 1,9 puntos porcentuales en el año 2015 y se situó en el 19% de la población”. Esta nota dio lugar a titulares de prensa que celebraban el mayor descenso de la pobreza desde 2009 o que apuntaban benignas consecuencias de un supuesto cambio de ciclo económico. Sigue leyendo

El Sultán iracundo

LBNL

Cuando me enteré la noche del viernes del golpe militar en curso contra Erdogan y su gobierno en Turquía, no pude evitar sentimientos encontrados. Un golpe es un golpe y el ejército turco ha demostrado en el pasado que, además de laico, puede ser brutal en la represión. La democracia-cristiana chilena cayó en la tentación de apoyar el golpe de Pinochet contra Allende y tardó muy poco en darse cuenta de su error, y pasó muchos años lamentándolo. Como Don Juan y los monárquicos en España en tal fecha como hoy en 1936. Un golpe es un golpe y pese a que Erdogan y los suyos son escasamente demócratas, en el sentido de que no respetan realmente algunos principios básicos del Estado de Derecho, han sido elegidos democráticamente. Ahora bien, una cosa es oponerse al golpe y condenarlo y otra bien distinta condonar la represión en curso, que tiene toda la pinta de que se agravará en las semanas y meses por venir. Son unos seis mil los detenidos ya, entre ellos muchos jueces – algunos del Tribunal Constitucional – sin que haya indicios sólidos contra ellos – ¿cómo podría haberlos apenas horas después de un golpe que cogió al gobierno completamente por sorpresa? Sin embargo no piensen que pudo ser un auto-golpe para justificar una purga masiva: Erdogan estuvo a punto de perder el control y sólo la torpeza de los golpistas y la desunión del ejército – por primera vez desde Ataturk – le salvaron de ser destronado.

Sigue leyendo