Suarez: un cadáver a los postres

Senyor_J

Erase una vez una película, “Un cadáver a los postres”, que parodiaba a varios personajes clásicos de las novelas de misterio, donde un individuo encarnado por Truman Capote ponía  a prueba su sagacidad y su competitividad para resolver un misterioso asesinato. Como resultado de ello, cada uno de dichos personajes generaba a su propia explicación e incurría con ella, en todos los casos, en el error. Hoy el muerto se llama a Adolfo Suárez y la parodia viene de lejos.

Sigue leyendo