La cosa pinta mal en Ucrania (III)

LBNL

Ya lo siento, volver a dar la paliza con lo de Ucrania, que queda muy lejos y parece tener mucha menos importancia que las imputaciones y fianzas desorbitadas que reparte a troche y moche esa juez impasible de Sevilla obsesionada con su cruzada particular, que el décimo aniversario del traumático atentado del 11-M y las cuitas que sigue suscitando o que la perenne indecisión de Rajoy sobre el cabeza de lista PPopular para las europeas. Es pura apariencia porque lo que está pasando y, sobre todo, lo que puede llegar a pasar, es muy gordo y puede tener consecuencias muy tangibles sobre las vidas de todos nosotros – y ninguna buena.

Sigue leyendo