Rouco

Lobisón 

Puede haber sido su despedida pública, ya que se espera que a comienzos del próximo año el papa acepte su dimisión por razones de edad. El domingo 29 el cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, presidió una celebración de la sagrada familia en la plaza de Colón, en medio de una multitud de miles de personas, incluyendo a los infaltables, infatigables y prolíficos kikos, con Argüello a la cabeza. Y, en parte porque ha conseguido del gobierno de Rajoy gran parte de lo que quería, y en parte por no desentonar demasiado de los nuevos vientos de Roma, el hombre ha sido menos feroz de lo habitual en él.

Sigue leyendo

¿Feliz año?

LBNL

Ojalá pero está la cosa mu chunga. El tradicional discurso del Rey en Nochebuena fue el menos visto de los últimos quince años. Yo siempre lo veo y este año no lo hice. Por lo visto no fui el único. Normal. ¿Qué más da lo que diga si la cosa va a seguir igual? Vi el principio y he leído algunos titulares. Está bien eso de declarar que la crisis no acabará hasta que el paro disminuya a niveles razonables y también lo de pedir a las principales fuerzas políticas que colaboren para sacar al país de la crisis, o lo que dijo, que no recuerdo bien, a propósito de la crisis soberanista catalana, sobre que en España cabemos todos y nos va mejor cuando remamos juntos.

Sigue leyendo

Cestas de consumo pasadas, presentes y futuras. Un cuento de navidad con el IPC

 José D. Roselló 

Los tres fantasmas que visitan al Sr. Scrooge y sus múltiples revisiones más o menos acertadas son el leitmotiv de este post navideño, época por demás propensa a la nostalgia, la revisión y los proyectos. Cómo éramos, cómo somos, qué nos deparará el futuro.

Sigue leyendo

Extremismo ideológico

Lobisón

 El día 20 Paul Krugman comparaba a David Osborne con uno de los actores de los Tres Chiflados, que disfrutaba golpeándose la cabeza contra la pared por el gran alivio que sentía cuando dejaba de hacerlo. Osborne había argumentado que la economía británica volvía a crecer gracias a la dieta de austeridad a la que había sido sometida, y Krugman sospecha que simplemente está volviendo a crecer al pasar el efecto de los recortes a los que ha sido sometida. La mejora se habría producido al dejar de golpearse la cabeza contra la pared, no gracias a los golpes.

Sigue leyendo

Lentxu Rubial: In Memoriam

Guridi

El sábado nos despertamos con la triste noticia de la muerte de Lentxu Rubial, hija del que fuera durante muchos años presidente del PSOE: Ramón Rubial.

Lentxu nunca ocultó su condición de “hija de”, sino que la convirtió en toda una responsabilidad. Habiendo crecido con un padre encarcelado y ausente, con sus casa convertida en refugio y lugar de paso para militantes del PSOE y de la UGT clandestinos, nunca dejó de lado el recuerdo del modo de vida de la militancia de entonces, ni los valores que la sustentaban.

Sigue leyendo

Veneración de la oscuridad

Frans van den Broek

La filosofía nos procura al menos dos grandes placeres: el entregarse a su lectura con detenimiento y ardor (de ser posible, ya que poco ardor se hallará en las páginas de Kant o de Husserl), y, quizá con más fruición y deleite, el abandonarla. Por esto último no entiendo el renunciar a su lectura o evitar la reflexión racional, todo lo contrario, sino a un necesario movimiento del espíritu, orientado hacia el desapego, que nos protege de las consecuencias más nefastas de la veneración. Tal vez la manera más simple de expresar a lo que me refiero sea decir que cierta dosis de escepticismo es siempre necesaria en toda empresa intelectual, desde la ciencia a la literatura o la política, habiéndose comprendido que no hay manera de aprehender la realidad con medios verbales o simbólicos sin coartarla o forzarla de algún modo. En alguna parte he leído que el camino de la verdad es estrecho y sinuoso, y transcurre entre la fe y el escepticismo. El conocimiento científico ha incorporado la precaución lógica y experimental a su metodología, pero no puede decirse lo mismo de la filosofía, la cual es dada a la verborrea y el exceso, al menos en algunas de sus vertientes. Por ello la necesidad de alejarse a ratos de su influencia, para mejor juzgar sus verdaderos contornos y límites.

Sigue leyendo

Ladrones, mentirosos y sinvergüenzas

LBNL

Los escándalos se suceden día tras día sin que, inexplicablemente, el país se venga abajo. Lo de ayer fue de traca: Ignacio González y Esperanza Aguirre por un lado, y por el otro, los Aznar-Botella, primogénito incluido, y su amigo del alma Miguel Blesa. Y no pasa nada. Bueno sí. El PP sigue gobernando con mayoría absoluta en Madrid y en España entera, recortando y privatizando a marchas forzadas mientras rechaza, desdeña o niega todas las acusaciones de tráfico de influencias, corrupción o directamente atraco, y maniobra intensamente en los juzgados para retrasar las causas e invalidar pruebas o, si lo anterior no resulta suficientemente efectivo, apartar a jueces y policías de las investigaciones que más dañinas les resultan. Y no pasa nada. Gracias al pasado y la falta de futuro de Rubalcaba y compañía, la ciudadanía no vislumbra una alternativa y así seguimos, hasta la descomposición total.

Sigue leyendo

Líderes y asesores

Lobisón 

Cuando un líder político tiene una intervención desastrosa, siempre cabe preguntarse en qué medida la responsabilidad es de sus asesores o del propio líder, que no se ha dejado aconsejar bien o no sido capaz de darse cuenta de que las malas compañías le llevaban al desastre. Un ejemplo reciente lo tenemos en el café con leche de Ana Botella. El autor del discurso dio la cara, y además supimos que le habían pagado demasiado bien, pero no sabemos por qué la señora Botella le compró el producto, aunque nos quepa la sospecha de que no vive en el mismo mundo que el resto de los mortales.

Sigue leyendo