El naufragio de la vida

Frans van den Broek 

La historia de las adaptaciones cinematográficas es larga y dispar, como la de una pareja fiel, pero peleona. Digo esto último porque el resultado ha sido casi siempre desfavorable para uno u otro, llámese novela, pieza de teatro o cuento en relación con la película. A decir verdad, son las obras escritas las que han sufrido más el maridaje o contubernio, pues no es infrecuente que las películas, aunque esmeradas en su intención de permanecer cercanas al texto, desmerezcan el original y lo empobrezcan. Lo contrario también ocurre, obras escritas de impecable mediocridad o pobre ejecución que se convierten en obras maestras del cine. Y, claro está, no faltan las novelas o cuentos cuya adaptación se ajusta con rigor y equivalente calidad al texto, sea malo o bueno. Quizá algunos ejemplos ayuden: del primer caso pueden citarse casi todos los clásicos, como ‘Los hermanos Karamázov’, por ejemplo, o ‘Don Quijote’, pero también muchos ejemplos contemporáneos, como las novelas de García Márquez, que se resisten a una buena traslación a la pantalla. De lo segundo, cuesta recordar las obras que dieron origen a las películas, pues se distinguen por su intrascendencia, aunque en algunos casos se trata de obras de calidad, pero que no parecían prometer tanto como ofrecen las adaptaciones. Piénsese en una película como ‘Blade Runner’, una expansión ubérrima de la historia de Philip K. Dick, o en Rashomon, que inspiró una de las obras más logradas de Akira Kurosawa. Y del tercer caso, el más raro quizá, podemos recordar películas como ‘Lo que el viento se llevó’, de similar tono y calidad que el libro, o, en un sentido positivo, ‘Muerte en Venecia’, obras maestras, a mi entender, tanto la novela como la película. Las opiniones diferirán, pero la pareja texto-cine seguirá embrollándose en intercambios complicados y controversiales, cuando no de juzgado de guardia por violencia doméstica.

Sigue leyendo

Traedme la cabeza de Alfredo P. Rubalcaba

Lobisón

 Aquí vamos de nuevo: el presidente del PSOE, José Antonio Griñán, ha pedido a Rubalcaba que aclare si va a ser candidato a la presidencia del gobierno, y Tomás Gómez y José María Barreda, responsables del partido en Madrid y Castilla-La Mancha, han apoyado la petición. ¿Por qué? Es difícil imaginar algo que actualmente preocupe menos a los ciudadanos, y no es probable que Rajoy piense disolver las Cortes antes de 2015. Las prisas son consecuencia del malestar dentro del socialismo español por su irrelevancia frente al gobierno, que lleva a muchos militantes al desánimo e incluso a darse de baja.

Sigue leyendo

Hijos de…

Senyor_G

Félix Millet, el jedi del Orfeó y sus musas

Rosa Regos vio hace poco a Félix Millet i Tusell cenando tan ricamente en un restaurante. Es que entran por una puerta y salen por la otra[i]. ¿Qué tiene que pasar para que este hombre pague y acabe entre rejas? Quizás justicia. Quizás la cosa estaba en lo que pudieron haber hecho los padres[ii].

Si el padre no hubiese engañado, ahora no estaríamos así; no lo digo por lo del ejemplo, lo digo porque no se hubiese casado tan bien casado. El padre el actual Félix Millet también era un Félix Millet, aunque Maristany de segundo, también de la saga esta de jedis presidentes del Palau. Este ejemplar padre, Félix Millet i Maristany[iii] se quedó huérfano con 7 años, y en una complicada situación económica familiar, que ayudó a resolver trabajando como repartidor de un colmado. Luego simulaba una holgada situación económica, que distaba mucho de la realidad, acudiendo al Real Club de Tenis Barcelona Allí conoció a Montserrat Tusell Coll, y se casó con ella después de hacerle creer que era piloto de aviación. Tanto uno como otro de fuertes convicciones religiosas (católicas), aunque uno algo despistado con la realidad y ella de una familia que había hecho fortuna con una empresa que hacía caucho para la fabricación de preservativos. Quizás la otra solución hubiese sido llevarle la contraría al dicho de “en casa del herrero cuchara de palo” y, por lo menos por un día, haber tenido a mano el producto familiar.

Sigue leyendo

El misterio de las muertes masivas, una novela negra de Navidad

José D. Roselló

Cualquiera que se expresa públicamente en fecha tan señalada, siempre se ve tentado de empezar por un “Me llena de orgullo y satisfacción…”; sin embargo no son estas sensaciones la más frecuentes hoy por estos pagos. Sirva como indicador el último anuncio de Campofrío, destinado, se supone, a enternecer y subir la moral de la audiencia y cuyo efecto, sin embargo, es más bien devastador.

Sigue leyendo

Vente a Inglaterra, Pepe

Julio Embid

El mes pasado tuve la suerte de ir un fin de semana a Londres. Será casualidad o será que somos criaturas nocturnas, pero a partir de las 2 de la mañana por Leicester Square, Piccadilly Circus, Oxford Street o el Covent Garden, solamente escuchas voces españolas. –Quillo, ¿sabes dónde hay un bar abierto?

Ya son dos de mis mejores amigos los que viven en el Reino Unido. Uno de ellos fue el mejor de nuestra promoción, el otro la mejor tesis del año en su facultad, ambos doctores, ambos excelentes investigadores. Tengo amigos trabajando en EEUU, en Dubái o en Italia. Todos ellos tienen algo en común, buena formación universitaria. Según la CEOE son más de 300.000 los jóvenes españoles que han dejado el país desde el inicio de la crisis. Según el Gobierno esto se debe al espíritu aventurero de los jóvenes españoles. Un 83% de los españoles menores de 29 años estaría dispuesto a marcharse del país según la televisión francesa France 24.

Sigue leyendo

La cobra enrevesada

 

Frans van den Broek

Hace algo más de un mes, el premio Nobel de literatura V.S. Naipaul tuvo que pasar por la inusual experiencia de ser atacado por un escritor indio. Digo inusual no porque haya mucha gente que lo adore en dicho país -antes bien, al contrario-, sino porque por lo común es Naipaul quien se dedica a administrar puyas a diestra y siniestra, conocido como es por su temperamento atrabiliario y contreras. La ocasión fue un festival literario en Mumbai en el que también se le agasajaba y el responsable del ataque fue el escritor y director de cine Girish Karnad. El hecho llegó a los medios, incluida la televisión, que es donde me enteré del asunto, pero las razones particulares que impulsaron dicho intercambio se me escaparon, aparte de las conocidas, referentes a la implacable crítica con que Naipaul regala a cuanto país o tema se le ponga de por medio. Creo que Naipaul había en cierta ocasión denigrado el estado cultural o político de la India, o ambos, cosa que irritó a la clase gobernante e intelectual y dejó impertérritos a la inmensa mayoría que ni sabe ni le importa quién será aquel viejito amargado que de vez en cuando salía por allí y que, al parecer, era indio o de origen indio, a juzgar por la apariencia, no por su lengua o las ideas que propalaba. Karnad le reprochaba el que Naipaul se creyera en su derecho de criticar a la India sin saber en realidad ni pío de lo que pasaba allí, solo por su procedencia y amparado en su renombre. Le reprochaba, además, que dijera cosas falsas o incorrectas, como acusar al Islam de haber arruinado la cultura india con su fanatismo, siendo ajeno al espíritu fundamental de tal nación. Karnad le recordó, no sin razón, que se podía decir más bien lo contrario, pues el imperio Moghul contribuyó a enriquecer la cultura de aquel país de muchas maneras, pero ya se sabe que Naipaul lo que quería, en esencia, era incordiar al patio y aliviar su bilis sempiterna.

Sigue leyendo

Macbeth y el pueblo

Lobisón

“Yo no diría que absuelvo a Macbeth, pero no le condenamos desde el principio”, dijo Dimitri Tcherniakov a Daniel Verdú de El País (1 de diciembre) sobre su versión para el Teatro Real de la ópera de Verdi. Esta es una frase un poco misteriosa, porque es difícil no condenarle desde el momento en que asesina a su rey para sucederle, y además cuando Duncan es su huésped. Todo ello en el primer acto. La clave del montaje de Tcherniakov, sin embargo, es sustituir a las brujas por “un bulto anónimo y manipulador constituido por el pueblo”. Vaya por dios. No se sabe si esto es consecuencia de una lectura mal digerida de Canetti o simplemente de la improvisación.

Sigue leyendo

Marea blanca

Marta

La marea blanca comenzó con un breve plan, presentado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid a finales de octubre junto a los presupuestos de 2013. Dicho plan propone la privatización de la gestión de seis hospitales y del 10% de  los centros de salud de la Comunidad de Madrid, asegurando, sin demostrarlo, que supondrá un ahorro de más de 500 millones de euros.

Sigue leyendo