La sufrida infantería interventora

Julio Embid

Estoy orgulloso de haber sido interventor el pasado 20N. Cuando uno se acuesta ese sábado antes de las elecciones y pone el despertador a las 6,30 para levantarse un domingo piensa, que coño hace y porqué lo hace. Son mis terceras elecciones generales y la quinta vez que soy interventor y esta era de largo la más difícil porque venía un chaparrón con azúcar y limón. Más en Madrid y más en el barrio cuartelero de Las Águilas (que generalmente no sale en el mapa, abajo a la izquierda), donde hay siempre un partido que barre.

Y cuando digo barre, lo digo con todas las cinco letras, donde no hay mesa que no duplique a la siguiente fuerza política. Llega hasta tal punto, que puedes escuchar a personas mayores decir que vale que con Franco no se podía votar, pero había más libertades que ahora,  que se podía fumar en los bares.

Sigue leyendo

Los peligros del mito: “Sobre los acantilados de mármol” de Ernst Jünger

Frans van den Broek

Hay algunos libros cuya lectura posponemos bajo la ingenua suposición de que iremos a leerlos alguna vez de todas formas. Pero los días se hacen semanas, luego meses y llegan los años y el olvido o la desidia concurren a su negligencia. En el caso en cuestión, me tomó más de dos décadas reinstaurar el libro de Jünger entre mis prioridades de lectura y esto solo por casualidad. Andaba en busca de un libro para regalar de un autor cuyo nombre comenzaba con H (la escritora Hustvedt para más señas, esposa del afamado Paul Auster) y he allí que el libro del alemán me sonreía irónicamente desde un lugar equivocado. ¿Qué hacía en ese anaquel alborotando los designios del alfabeto? Si debo atender a su contenido, es probable que alguna fuerza misteriosa lo hubiera llevado hasta dicha letra y dicha librería para incitar mi conciencia; si atiendo a mi sentido común, me inclino por algún comprador desatento o un empleado ineficiente. Como fuera, lo compré, pues hacía tanto tiempo que tal autor se había esfumado de mi universo intelectual que no pude evitar tomar el incidente como un signo de los hados y, además, mi sólida educación cristiana me indujo la culpa que nos producen las promesas no cumplidas y vaya uno a saber cuándo volvería a tener la oportunidad. Tal vez tuviera que vérmelas con el mismísimo Jünger una vez descartado este frágil envoltorio corporal y reunidas las almas en el jardín de los bienaventurados, y si algo he aprendido en este valle de lágrimas es a no contrariar a un alemán. Y si no me creen, pregúntenle a la Merkel.

Sigue leyendo

Ni concretar errores, ni asumir responsabilidades

Barañain

El comité federal del PSOE se ha reunido para encarar la nueva etapa que se abre tras la debacle electoral. Para quien esperara un análisis de las causas de la derrota el resultado habrá sido decepcionante. Para quien confiara en que el máximo órgano, entre congresos, del partido socialista alumbrara el inicio de su renovación, el resultado no podrá haber sido más preocupante.

Zapatero resumió -adecuadamente-, las vicisitudes de la segunda legislatura, marcada absolutamente por la crisis y reconoció errores en la gestión de la crisis y en la comunicación de la misma. ¿Pero, realmente, reconoció errores? ¿Qué errores? Este es uno de los más típicos recursos de  nuestros dirigentes políticos -al margen  de su tendencia-, cuando las cosas no salen bien. Decir que se reconocen errores pero, por si acaso, no explicitar cuales son, no concretarlos.  Y es que enunciar los fallos da pistas a los discrepantes  para ahondar en la crítica.  Y esa contención es compartida por el auditorio, en este caso los dirigentes del PSOE, que no quieren verse desbordados: se trata de aparecer humildes ante la derrota pero conservando el control de las riendas.

Sigue leyendo

Derrota merecida, victoria por fidelidad

Millán Gómez

Victoria contundente del PP o, lo que es lo mismo, derrota estrepitosa del PSOE. Síntesis del domingo electoral. Consecuencias de una crisis que se ha llevado por delante a gobiernos de toda ideología. Resumen de una jornada donde los españoles han castigado la nula gestión de la crisis económica del Gobierno socialista y premiado a una oposición que ha hecho del silencio, ese defecto político, una virtud en términos cuantitativos. Ha perdido quien lo merecía y ha ganado quien no lo merecía. El nuevo Congreso será menos bipartidista, fantástica noticia.

Sin entrar a valorar cambios en la Ley Electoral, todo es susceptible de mejora, Izquierda Unida (IU) ha visto traducido en una subida exponencial el lógico trasvase de votantes de izquierdas descontentos con el Ejecutivo de Zapatero. En este ámbito, la coherencia se impuso. Más sorprendentes resultan los 16 diputados obtenidos por CiU, a pesar de los recortes aplicados desde que la Plaça Sant Jaume es monocolor convergente. Han aumentado en seis escaños sus resultados de 2008. Las posibles razones se encuentran, nuevamente, en un castigo al PSC por los sucesivos tripartitos y la gestión desde Moncloa, el voto conservador para frenar al PP y por la llegada de voto soberanista desde ERC. Como comprenderán, es bastante difícil pensar que ICV haya “cedido” papeletas a CiU. UPyD, ese partido sin programa, también sube en votos y escaños haciéndose con uno en Valencia.

Sigue leyendo

Qué emocionante es todo esto

Lobisón

Las bolsas siguen bajando, la prima de riesgo dando sacudidas, y el presidente electo, Mariano Rajoy, pospone cualquier anuncio claro sobre su gobierno y sobre lo que piensa hacer hasta el momento de la investidura. Eso es lo que se llamaba con cierta sorna, durante el período anterior, administrar los tiempos. Pero, mientras el público en general adivina lo que puede salir de todo esto, los mercados —es decir, las agencias calificadoras y los intermediarios financieros— exigen anuncios inmediatos. Lo malo es que cuanto más los posponga, más insuficientes pueden parecerles, y que llegado el momento le exijan más sangre.

En su habitual tono de sentido común —mejor o peor informado—, Rajoy ha hablado de pedir a Bruselas y a Fráncfort apoyo para dar liquidez a las empresas y terminar con la sequía de crédito. Sería una buena idea, si alguien quisiera oírla. Más aún, el expresidente Aznar dijo anteayer que la actuación del Banco Central Europeo puede ser necesaria para evitar una catástrofe. Hablaba de la compra de deuda en el mercado secundario, pero a partir de ahí el BCE se puede plantear avalar la deuda en euros o introducir los tan ansiados eurobonos, o ambas cosas. ¿Será posible que a estas alturas Aznar esté llegando a la lucidez en este terreno? ¿Tan mal están las cosas?

Sigue leyendo

¿Un PSOE con futuro?

LBNL

Como socialista, quiero que mi partido se recupere lo más rápida y sólidamente posible del batacazo electoral del domingo, por el bien de mi partido y su gente pero también porque creo que España necesita de un partido de centro izquierda o socialdemócrata fuerte, con vocación de gobierno, capaz de defender, cuando está en la oposición, o de preservar, cuando gobierna, los logros socio-políticos alcanzados en las últimas décadas, así como de concebir nuevas metas imaginativas y atractivas para afrontar los complejos retos que enfrentaremos en los próximos años.

Las razones de la debacle de los últimos meses son variadas. Mal haríamos achacando el resultado en exclusiva, o casi, a la dura crisis económica. La crisis se está llevando gobiernos por delante en toda Europa y posiblemente ganar las elecciones generales después de 8 años de gobierno fuera una batalla imposible. Pero no era inevitable en absoluto perderlas por tan amplio margen. El electorado nos ha desalojado del Gobierno tan violentamente porque el voto sirve para desahogar el sufrimiento económico de la gente, pero también por los muchos errores cometidos desde el gobierno y desde el partido.

Sigue leyendo

ZP

José D. Roselló

Avisado quede el lector de dos cosas que hacen a este post absolutamente rompedor: una es que cuando sus ojos pasen sobre la frase “prima de riesgo”, no volverán a hacerlo más en todo el artículo; otra, se va a hablar bien del Presidente de Gobierno saliente, si, de Zapatero. Ustedes verán si siguen o no.

Hay una escena en la película “Aterriza como puedas” en la cual una pasajera sufre un ataque de histeria. Otra pasajera la sacude por los hombros a fin de que recobre el control, pero cuando está en ello, un segundo pasajero le dice que no se preocupe, que él se hace cargo, y a renglón seguido, procede a sacudirle más fuerte por los hombros e incluso a abofetearla, pero entonces llega una tercera persona, que, apartando a la anterior, somete a la histérica a un tratamiento más brutal aún. Entonces la cámara nos muestra que se ha formado una cola entera en la que vemos a hombres y mujeres, a un maromo con guantes de boxeo, a otro con una llave inglesa, a una señora con un bate de beisbol,  incuso aparece por ahí una monja con toca y todo…como un solo hombre, haciendo cola, dispuestos a dar su ración de palos a la pobre pasajera.

Sigue leyendo

Tiempos difíciles

Barañain 

EL FRACASO DE LA POLITICA 

Se ha confirmado lo que se preveía (aunque no se adivinara el tamaño de la debacle). Y desde mucho antes de que se iniciara la campaña electoral. Desde el inicio de la crisis, hemos asistido al castigo de los electores  de cada país al gobierno de turno. Tanto si este era conservador como si era progresista. Daba igual. Se ha cambiado a los gobiernos no en base a un proyecto diferente para encarar la crisis, sino como si al hacerlo así se intentara espantar algún maleficio. Cambiar por cambiar, a ver si así la cosa funciona mejor. Como si los éxitos políticos dependieran de una mayor o menor habilidad o de la suerte de tal o cual líder. La alternancia es esencial a la democracia pero ahora parece haberse convertido en un fin en sí misma, algo desprovisto de cualquier contenido político.  Donde cabría esperar cálculo racional sobre ventajas e inconvenientes o  debate entre visiones ideológicas contrapuestas, ahora se impone una especie de pensamiento mágico. No es de extrañar que algunos partidos ni siquiera se esfuercen en presentar un programa concreto para convencer. El electorado -o una parte sustancial- no está esperando ser convencido.

Sigue leyendo

Suspenso, vagancia y mercados

Millán Gómez

Hoy, los ciudadanos españoles están convocados para votar. El contexto económico es sumamente delicado con un país con la prima de riesgo disparada y cinco millones de parados. La situación internacional no colabora y se extiende entre la opinión pública la  fundada idea que los mercados, ese sujeto intangible del que todos hablan, son los que deciden por nosotros. Es decir, los que mueven el dinero son quienes gestionan las políticas de los representantes elegidos directamente (sic) por el pueblo supuestamente soberano. Las generales llegan con un gobierno socialista en caída libre y sin credibilidad alguna y una oposición popular de la que se desconocen sus propuestas. El debate semántico, las faltas a la verdad (intencionadas o no, que cada cual juzgue por sí mismo) del Ejecutivo y su gestión de la crisis complican al PSOE facilitarles una nueva oportunidad. No ayuda tampoco un Partido Popular mucho más interesado en el poder que en resolver la crisis, si es que están decididos a solventar esto último. Los socialistas, tras una notable primera legislatura, llegan a estas elecciones con un suspenso evidente apoyado en datos. Solo cuentan con el aval de su irreprochable y definitiva política antiterrorista. Curiosamente se presentan por los dos principales partidos dos partícipes en el final del terrorismo etarra pues tanto Rajoy como Rubalcaba han sido Ministros del Interior. Uno agilizó su final y otro le dio la estocada definitiva. Como transfondo está el movimiento “indignado”, lógico en su origen, necesario en su existencia, discutible en sus propuestas y reprochable en su actitud con los medios. Lo más probable es que el PP venza con mayoría absoluta. Y con notable suficiencia superando ampliamente los 176 escaños.

Sigue leyendo

20N: Los otros

Pratxanda

Este post es la continuación del de Millan Gómez sobre las elecciones titulado Dos semanas para contrastar ideas. Ideas dice el cachondo de Millan,  (la culpa de la crisis la tiene ZP, cualquier cosa antes que el PP, #nolesvotes… y no hay más). Es la continuación, dado que analiza el papel de “Los Otros”. Repasemos:

CiU. Existe la llamada  paradoja Duran Lleida. Duran Lleida es, con Rosa Díez, el político mejor valorado de Españistan. Lo cual ya dice muy poco a favor de esta. Es el mejor valorado en Charneguistan, así que… Pero, curiosamente, los resultados no le acompañan  (ver  Aubachs ). El inquilino del Ritz afronta la campaña bastante nervioso. Con lo fácil que lo tiene con el “pacto fiscal” se tiene que enredar con gais, jornaleros (o no) andaluces y escolares inmigrantes. CiU i UDC han aparcado el show de Tom y Jerry para las elecciones, pero… Raimon d’Abadal, Alcalde de Vic, ha dicho que no debería haber presidentes eternos. Vamos, que lo de Duran Lleida no es un reinado, es un papado.

Sigue leyendo