Defensa animal e identidad

Millán Gómez

El Parlament de Catalunya ha decidido por mayoría absoluta prohibir las corridas taurinas en aquella comunidad autónoma. Después de años de debate, a partir de 2012 no se podrán celebrar corridas en las plazas catalanas. Todo ello, como era de esperar, ha provocado una gran controversia pues más allá del debate ético o más o menos a favor del derecho de los animales se ha suscitado un enfrentamiento que concierne a aspectos más identitarios y simbólicos que propiamente éticos. Así, por parte de la derecha política se ha querido ver como un nuevo capítulo en la supuesta aniquilación que el nacionalismo catalán con el apoyo explícito o implícito de los socialistas pretende realizar contra todo aquello que huela a España. En cambio, defensores de la práctica taurina y asociaciones antitaurinas han mostrado sus puntos de vista con un componente mayoritariamente ético y no tanto influido por la política propiamente dicha. Fuera de la clase política, no existe tal catarata identitaria como sí pretenden fomentar nuestros representantes soberanos.

Como en todo, hay opiniones para todos los gustos. La condición de gallego de un servidor dificulta su afición a los toros. En mi tierra tan solo se han celebrado ocho corridas taurinas durante el último año. Me aborrecen. Son una tradición anacrónica y humillante para el animal. Además, siento un profundo miedo por la integridad física del torero y del toro. No lo puedo evitar. Mi posición favorable a la prohibición no impide mi sentimiento de tristeza para quienes aman de forma bienintencionada esta tradición y lo sienten como propio. De todos modos, a la hora de tomar decisiones políticas debemos ser lo más objetivos posibles y obviar el componente sentimental que es intrínseco a la condición humana.

Sigue leyendo

La ideología y los mercados

Lobisón

El pasado 18 de julio (de todas las fechas) se me ocurrió decir que, ‘pese a los loables esfuerzos del periodismo económico y algunas consultoras por hacernos creer lo contrario, los mercados funcionan con información muy incompleta y bajo esquemas de análisis muy poco realistas, por no decir simplemente ideológicos’.

Por esta frase, o quizá por su contexto, Magallanes escribió un párrafo crítico cuya conclusión era que, después de que se haya criticado tanto a Zapatero por ignorar la realidad de la crisis, ahora parecía que íbamos a pedirle ‘que siga defendiendo el déficit creciente ignorando la fuerza de los mercados’.

http://www.debatecallejero.com/?p=2545#comment-46975

Sigue leyendo

Inseguridad vial

H2S3

Muchos de ustedes estarán ya de vacaciones y muchos otros a punto de salir hacia el ¿merecido? descanso estival. Y seguro que, pese al abaratamiento de las tarifas aéreas y la extensión de nuestra red de alta velocidad ferroviaria, la mayoría elegirá –o se verá obligado- a coger el coche y darse una paliza al volante con el cónyuge y los churumbeles –y quién sabe si no también los abuelos y las mascotas familiares- hasta la playa, la montaña o doquiera que vayan.

Por el camino habrán de encontrarse con conductores curtidos y noveles, buenos y malos, pesadamente lentos y agresivamente rápidos, y surcarán autopistas de lujo, autovías más que aceptables y carreteras regionales en estado lamentable. El trayecto –lo sabemos- es peligroso, como corresponde a un desplazamiento en una máquina que se desplaza a velocidades intrínsecamente peligrosas, y esperemos que todos lleguemos y volvamos sanos y salvos.

Sigue leyendo

Reflexiones pre-agostales

Sicilia

Estos días de calor infernal y de poco dormir dan la impresión constante de que no son para vivirlos en la ciudad ni con horarios de trabajo al uso. Hay cierto aire de cansancio, de ganas de coger el portante e irse una temporada lejos del asfalto, o a otro asfalto más clemente, o distinto por lo menos. Dan ganas, y se nota por el adelgazamiento de los diarios y la trivialización de los telediarios, de cerrar el mundo unas semanas y hacer como los avestruces, aunque sea, y no ver alrededor. Pero bueno, antes, una última ojeada.

No ha quedado mal pre-agosto. Somos campeones del mundo de futbol, que siempre anima y deja buena sensación de cuerpo. Cuánto articulo o comentario pre-escrito o maliciado, en el que se ligaban los males de la patria más diversos con, pongamos por caso, el delbosquiano mostacho, habrá tenido que ser deglutido entre pan, o remojado en gazpacho. Causa una alegría rayana en lo perverso ver fastidiarse a un cenizo, imagínense a varios.

Sigue leyendo

Kosovo: no es la justicia, es la política

Javier 

Ahora que se ha conocido el  dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya,  según el cual la declaración unilateral de independencia de Kosovo no violó el derecho internacional,  conviene recordar  los antecedentes inmediatos  del asunto.

Tras la intervención militar para frenar la matanzas promovidas en primer lugar por el régimen serbio de Milosevic, y ya  instaurado el control de Naciones Unidas en la zona (resolución 1244 del Consejo de Seguridad), en enero de 2007 el señor Ahtisaari, enviado especial de la ONU, hizo su primera propuesta para un estatus definitivo de Kosovo que no hablaba de independencia  pero sí reconocía su derecho a vincularse directamente a  organizaciones internacionales, a  ciertos “símbolos nacionales” y a disponer de una fuerza propia de seguridad.  Lejos de discutir políticamente una propuesta que los kosovares aceptaron,  los serbios la rechazaron tajantemente con el apoyo de su aliada y protectora Rusia. EEUU, entre otros, apoyó aquella propuesta. Tres meses más tarde, el enviado de la ONU  propuso una “independencia supervisada” de Kosovo por parte de la comunidad internacional con la finalidad de garantizar la protección de las minorías -serbios y otros-, en el interior de Kosovo, propuesta que nuevamente encontró el rechazo del gobierno de Belgrado y de su aliado ruso.  Ante el bloqueo del proceso diplomático, al que el rechazo a las propuestas de Ahtisaari había llevado a un  punto muerto,  los líderes  kosovares optaron por proclamar su independencia de forma unilateral el 17 de febrero de 2008. Para entonces, se había producido ya el traspaso de la misión que la ONU llevaba a cabo en la región kosovar a la Unión Europea. El reconocimiento de la nueva República de Kosovo fue inmediato por parte de EEUU, Reino Unido y Francia.

Sigue leyendo

Una década de Zapatero

Millán Gómez

Se cumplen diez años de la llegada de Zapatero a la secretaría general del PSOE. Cuatro años en la oposición durante la legislatura más conservadora desde la Transición y seis años ya en La Moncloa. Su aparición pública fue sorprendente y sirvió de revulsivo paro un partido que tras la victoria por mayoría absoluta de Aznar unos meses antes y, por consiguiente, la derrota de Almunia estaba sumido en su peor momento desde la llegada de la democracia. La derecha estaba crecida por su apoyo electoral y el socialismo estaba falto de un referente claro y con una notoria división interna. No en vano, se presentaron cuatro candidatos para liderar al PSOE: el favorito José Bono, Matilde Fernández, la populista Rosa Díez y el propio José Luis Rodríguez Zapatero.

Zapatero tiene bastantes virtudes pero una especialmente le ha servido para labrar una exitosa carrera política y no es otra que una confianza en sí mismo fuera de toda duda. Lo ha demostrado continuamente. Una autoconfianza que le ha permitido mostrar su valentía a la hora de tomar decisiones. Un ejemplo claro fue su decisión en 2004 de no aceptar ser presidente del Gobierno en caso de no ser la lista más votada. Más de uno se llevó las manos a la cabeza. Su apuesta por el autogobierno catalán, por el fin de eta a pesar de la crispación social y sacar adelante medidas progresistas como la legalización de los matrimonios sexuales han sido claros ejemplos de un reformismo valiente que sería imposible de comprender si quien las ejecuta no es alguien decidido y desacomplejado.

Sigue leyendo

Los otros

Aitor Riveiro

Una de las peores consecuencias de la actual crisis económica es la imposibilidad por parte del Gobierno y del PSOE de centrar el foco de atención en otros asuntos importantes o sensibles para el país. El Ejecutivo que dirige José Luis Rodríguez Zapatero parece tener más que suficiente con la dirección de la política económica de España y la puesta en marcha de las medidas de ajuste exigidas por los mercados internacionales y nuestros principales socios políticos, la UE y EE UU. Todo parece indicar que Zapatero ha desistido de la idea de defender una posición propia ante la crisis y se ha volcado en la defensa de unas decisiones que, sobre todo entre los propios, han caído como un jarro de agua fría.

Por si fuera poco, el Ejecutivo contaba con que la parálisis del Constitucional impidiera una sentencia sobre el Estatuto antes de las elecciones catalanas; sin embargo, la presidenta del alto tribunal (y quizá un empujoncito desde Génova) logró lo que parecía imposible y sacó adelante una ponencia que, salvo contados preceptos, mantiene el espíritu y la letra del texto estatutario surgido de las Cortes y refrendo por los ciudadanos. Y, pese a esto, parece que son el propio Zapatero, el PSOE y el PSC los grandes derrotados.

Sólo la parálisis que sufren el Gobierno y el partido que lo sustenta podrían explicar este desaguisado.
Sigue leyendo

La FIFA

Alejandro Corvalán 

A modo de saludo para los justos campeones del mundo  – un equipo aburrido pero muy sólido – acá van algunas reflexiones sobre la FIFA y su proceso de toma de decisiones. 

La FIFA está compuesta por Asociaciones y Confederaciones de Futbol. Las Asociaciones, 208 en total, representan países. Las Confederaciones agrupan Asociaciones por continente, salvo América que se divide en dos: la Conmebol sudamericana y la Concacaf.  La confederación europea o UEFA es, por lejos, la más poderosa de todas. Parte importante de la historia de la FIFA ha estado marcada por las estrategias de la UEFA por tomar el control de la Federación. 

Antes de remover la historia, veamos la organización política de la FIFA. Se compone esta de un Congreso, donde cada Asociación tiene un voto. La votación más relevante del Congreso es la elección del Presidente de la FIFA, cada cuatro años y con voto secreto. Adicionalmente, el Congreso puede reformar los Estatutos – la Constitución de la FIFA – bajo el acuerdo de la 3/4  de sus miembros. La elección de presidente es por vueltas, con requerimiento de 2/3 en la primera, y mayoría simple en las siguientes. Si hay más de dos candidatos, se elimina progresivamente aquel con menor número de votos hasta que quedan dos.

Sigue leyendo

¡Hagan sus apuestas!

H2S3

Una vez más me las voy a dar de listo y recordar mi predicción de la semana pasada sobre la esterilidad del Debate sobre el Estado de la Nación. La verdad es que escuché un poco de la intervención inicial de Zapatero y ya está, no me dio ni para escuchar a Rajoy pero, por lo que he leído, no me arrepiento en absoluto. Zapatero estuvo un poco aburrido y despuntó en las intervenciones posteriores, como siempre, y Rajoy dio caña y pidió unas elecciones anticipadas que, de nuevo, no se atreve a exigir por medio de una moción de censura que sabe perdida.

La novedad está en que según todos los sondeos menos el del CIS, Rajoy ganó el debate por primera vez. Un pajarito me contó cómo se habían hecho dichos sondeos y baste decir que al menos uno de ellos empezó antes de que hablara Rajoy. Me fio más de la encuesta del CIS en la que, por cierto, la opción mayoritaria fue que no había ganado ninguno de los dos.

Sigue leyendo

Traidores

Lope Agirre

Casi desde que tengo uso de razón, o lo que se le parezca, siento atracción hacia los traidores. No diré que me gustan; dista de ser verdad. Soy, desde la más tierna infancia, aficionado al cine, y me he dado cuenta, después de haber visto miles de películas, de que el de traidor es un negocio con muy poco futuro; vamos, que no cotiza ni cotizará en Bolsa, o omo se le llame ahora, aunque algún día pueda formar parte del “selectivo Ibex”. Casi siempre acababa con un tiro (a veces en la frente, y mira que hace falta puntería), o colgado de la rama más gruesa de un solitario árbol (generalmente el único de la comarca), o ahogado en la mar salada. El héroe también terminaba fatal sus días; generalmente lo mataban; como consecuencia de la nefasta y nefanda acción traidora. Pero, para nosotros, jóvenes románticos, el héroe era y sería siempre el héroe, aún después de muerto: y el traidor, por tanto, despreciable y repugnante. En aquella época no amábamos a los perdedores por serlo; sino por ser buenos; por ser, a la postre, vencedores. Del mismo modo, nos parecía sorprendente que el traidor, pudiendo ser héroe, bueno por tanto, amable y amado por las mujeres, elogiado por los maestros, ponderado por los sacerdotes, escogiera ser malvado, vil y rastrero. No entendíamos; y una idea que no es entendida camina por su cuenta, da vueltas por el desierto de las dudas, y se pierde, sin encontrar el camino de regreso: ni siquiera una fuente, oiga, donde saciar su sed. Queríamos entender porqué el traidor era traidor; y el héroe, héroe.

Sigue leyendo