Democracia Directa para cambiar el Sistema Electoral Chileno

Alejandro Corvalán 

Indicaba en un artículo anterior que la transición chilena está en una jaula. Las instituciones autoritarias diseñadas por Pinochet – aquellas que persiguen que “todo cambie sin que nada cambie” – no  han sido reformadas. En particular el sistema electoral. 

¿Cómo se reforma el sistema electoral? Desde el Parlamento, naturalmente. 

Pero aquí aparece de inmediato el nudo gordiano: los propios parlamentarios son electos bajo la regla binominal, por lo cual son lógicamente reticentes a una reforma. Durante veinte años, todos los intentos por cambiar el sistema electoral en Chile han sido infructuosos. Parece aconsejable  convencernos de que no existe manera de reformar el sistema binominal desde el Parlamento. Lo cual, por cierto, es bastante obvio. Los sistemas electorales son muy estables porque justamente deben ser reformados por sus beneficiarios directos.

Sigue leyendo

Un año de crisis en el mercado laboral: algunas lecturas

Sicilia

La Encuesta de Población Activa publicada el pasado viernes nos dice que en  el último año el paro se ha incrementado en 1.524.600 personas, hasta los 4.123.300 parados. De ese incremento del número de parados, 1.476.200 se corresponden con empleos perdidos y los 48.400 restantes se corresponden con personas que se han incorporado a la Población Activa, pero que no han encontrado trabajo. Por sectores, ha ocurrido como cabía esperar, que es la construcción la que más empleo ha destruido, con 562.800, siguiéndole la industria con 475.000, los servicios con 387.000 y la agricultura con 50.000.

Estas cifras se pueden encontrar en cualquier lado y son autoexplicativas. Sin embargo, tras un año de crisis, cuando los expertos coinciden en señalar que ha pasado la mayor parte del ajuste, se puede ahondar un poco más para examinar determinadas cuestiones en torno al mercado laboral español. Llegando un poco más lejos de la mera enunciación de las cifras, como se argumenta a continuación, se aportan elementos interesantes de cara a varios debates.

Sigue leyendo

Política y rencor

Lobisón

Los politólogos suelen tratar de explicar el comportamiento político y electoral partiendo de la hipótesis de racionalidad (utilitaria) de los ciudadanos. Para incluir la identificación política introducen un elemento de autogratificación: votar a la opción con la que uno se identifica es una acción expresiva, no necesariamente útil para conseguir otros fines. Y resuelven la dimensión biográfica introduciendo la información acumulada por el sujeto, dando más importancia a los hechos más recientes.

Una aproximación más detallada revela, sin embargo, que hay hechos antiguos que tienen un impacto (generacional) más duradero que el recuerdo de hechos más recientes. Y que entre las pasiones que determinan el voto, o la abstención, no sólo figura la identificación con una opción política, sino también el rechazo —cualquier cosa menos Bush, o menos Zapatero—, y en algunos casos no ya el simple rechazo sino un explícito rencor que justifica la descalificación total de una opción política, o el rechazo de la política en su conjunto.

Sigue leyendo

Huida hacia delante

Millán Gómez

Si entendemos la política en términos idílicos consideraríamos que una formación, cuando pasa a la oposición después de gobernar una determinada comunidad durante varias legislaturas consecutivas, debería ejercer la autocrítica y analizar qué errores cometieron para que el pueblo les diese la espalda. Esta semana hemos confirmado algo que muchos nos temíamos: el PNV no entiende la política de la misma manera, sigue en el monte y no hay quien lo baje de ahí. Es evidente que la transición de los despachos a la oposición no es fácil pero sólo quienes tienen una visión paternalista y hegemónica del poder tienen dificultades para comprender que hay otros que poseen exactamente los mismos derechos y la misma legitimidad que ellos para gobernar. Si la semana pasada recibíamos con cierta ilusión el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) pensando, inocentes de nosotros, que eso podría significar un soplo de aire fresco en las relaciones entre los constitucionalistas y los nacionalistas, unos días después los jetzales tiran por tierra todas nuestras ilusiones al negarse a acudir a los actos institucionales de mañana domingo en Ajuria Enea con motivo del 30 aniversario del Estatuto de Autonomía de Gernika.

Sigue leyendo

Vigilando a los vigilantes: el caso de Human Rights Watch

Barañain

A mediados de agosto una noticia que primero fue extendiéndose por Internet y luego saltó a las páginas de “The New York Times” y del británico  “The Guardian” puso de los nervios a Human Rigths Watch (HRW) la conocida  y potente organización vigilante del cumplimiento de los derechos humanos, fundada en 1978 al calor de los Acuerdos de Helsinki (inicialmente se llamó “Helsinki Watch”).

La historia afectaba al señor Marc Garlasco, uno de sus más destacados “investigadores” y “experto” en asuntos militares,  protagonista de las más aceradas críticas a Israel por el uso desproporcionado de su fuerza y el daño a la población civil palestina. Se sabía del personaje que había trabajado en el Pentágono antes de incorporarse a HRW y que, aficionado como era a la historia militar, había escrito algún libro sobre la parafernalia bélica de los nazis.  El mosqueo surgió cuando se desveló que era asiduo participante en foros relacionados con ese mundillo de los fascinados por el atrezzo nazi (lo hacía  con un nick dudoso o ambiguo – “Flak88”-, nombre de una pieza de artillería de la Wermach  que también se ha usado como código de comunicación entre neonazis).

Sigue leyendo

La irrelevancia de la demanda

Ricardo Parellada 

Según parece, en casi todos los contextos económicos y empresariales es importante tener en cuenta la demanda de bienes y servicios, ya sea para dirigir el negocio presente de forma acertada hacia la demanda presente o para orientar las inversiones hacia la demanda futura esperada. Naturalmente, las empresas más punteras no sólo son capaces de orientar sus productos hacia la mayor demanda, sino, además, de crear una demanda donde antes no la había, para sorpresa de propios y extraños. Un caso llamativo de esto último fue cuando Apple empezó a poner en el mercado hace unos años reproductores portátiles de música que costaban diez veces más que sus competidores. Los analistas tuvieron que tragarse con patatas sus chanzas iniciales al contemplar cómo la empresa era capaz de crear una demanda impresionante a base de calidad, diseño, estética y esnobismo.  Sigue leyendo

El aborto, la opinión pública y la infancia

Alberto Penadés 

¿Divide el asunto del aborto a los españoles, como afirma Rajoy? Bueno, inevitablemente, en éste como en cualquier otro, hay división de opiniones. El dato más reciente del CIS (que ya es antiguo, febrero de 2008) indica que un 24% de los españoles no están de acuerdo “en ningún caso” con el aborto, mientras que un 38% sí están de acuerdo, aunque algunos digan tener reservas. El 35% afirma estar de acuerdo “en casos específicos”.  Así pues, es evidente que hay una inmensa mayoría que acepta, al menos, la lógica de los supuestos, y el grupo más numeroso lo acepta sin ceñirse a esa lógica. Con todo, se podría decir que uno de cada cuatro sigue siendo mucha gente que se opone, pero oponerse no quiere decir que, necesariamente, que se requiera que se legisle y persiga de acuerdo con la propia conciencia.

Sigue leyendo

Entre la comprensión y la justificación

Lope Agirre

Hay frases que deben ser leídas más de una vez, incluso frases que deberían ser leídas y releídas continuamente, por tratar de aprehender su último sentido. La primera vez que se leen, su significado parece claro y diáfano; luego las palabras comienzan a oscurecerse, como si se las hubiese tragado un rebaño de sombras y, finalmente, no se sabe qué quieren decir. Podemos comenzar con una frase de Primo Levi: “Existe Auschwitz; por lo tanto, no puede existir Dios”. Una cosa u otra, ambas no pueden existir a la vez, por lo visto. Es la primera conclusión que florece, sin ser primavera. Pero, y he aquí la pregunta, irónica como toda pregunta que se precie: ¿por qué hay que escoger? Primo Levi nos enfrenta a dos conceptos absolutos. Dios es completamente bueno; y Auschwitz, completamente malo. Primo Levi penó en Auschwitz y sobrevivió. Pero siempre llevó Auschwitz en su conciencia. Como escribió Oscar Wilde: un preso siempre lleva la cárcel, su cárcel, a cuestas. Tomemos aire. Creo que el dilema, si así puede denominarse, es más simple de resolver. Auschwitz fue una construcción humana, un invento humano, un monstruo humano que se alimentaba de sangre, sudor y huesos humanos. Por tanto, Dios nada tiene que ver en su construcción y en su alimentación. Es el ejemplo trágico del daño que el ser humano puede infringir a otro ser humano (el hombre, lobo para el hombre), y tomemos la palabra “trágica”, al menos en ese contexto, con gran prudencia. Su abuso produce urticaria, advierten las autoridades sanitarias. De todos modos, la interpretación anterior sería la de un creyente, claro. Quienes no somos creyentes, o quienes en cuestión de creencias, como en otros aspectos, somos ignorantes, no meteríamos a Dios en el asunto. La existencia de Auschwitz ha sido terrible y excepcional; pero ha habido muchos Auschwitz desde que el mundo es mundo. Y los hay, cada cual en su tamaño y medida. Y no pretendo banalizar ni frivolizar el termino “genocidio”, como en las declaraciones del secretario general de ELA que, tras las detenciones de Otegi y compañía, habló de “genocidio político”. Allá cada cual con su conciencia, o lo que le queda de ella. Afirmo: Bosnia, Ruanda, Congo, Darfur…

Sigue leyendo

Obstáculo salvado

Millán Gómez

En tiempos de crisis, el Gobierno de turno tiene en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una de sus principales pruebas de fuego, quizás la mayor. En un momento de clara debilidad del PSOE en las encuestas a pie de calle, Zapatero ha vuelto a sacar un as de la manga y ha labrado un pacto para sacar adelante los PGE. El apoyo de Coalición Canaria (CC) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha resultado decisivo. Ambas son dos formaciones sustancialmente diferentes al PSOE desde el punto de vista ideológico, lo cual dota de mayor complejidad al pacto. Las formaciones de izquierda han rechazado unirse en este frente al no aceptar la propuesta fiscal del Ejecutivo central. 

Los votos favorables del PSOE junto a PNV y CC suman 177, uno más de lo necesario. Los socialistas aprueban el examen pero por un margen justo, lo que significa que algo están haciendo mal si sólo consiguen sacar adelante las cuentas públicas con tan escasa diferencia. Debería hacerles reflexionar tanto el apoyo numérico como el desencanto de quienes deberían ser sus socios principales, es decir, las formaciones progresistas del arco parlamentario. De la misma forma que es cierto que para cualquier partido de la oposición no es plato de buen gusto sumarse a un partido como el PSOE con el desgaste gradual que está sufriendo eso no es óbice para no plantear iniciativas destinadas potencialmente a una mayoría más amplia.

Sigue leyendo

La guerra que nunca existió

Sicilia 

Se reunieron Zapatero y Obama en la casa Blanca este martes. Se reunieron una vez más, habría que decir, puesto que ya habían coincidido en otras ocasiones, pero admitiendo la diferencia, se reunieron en visita oficial del Presidente del Gobierno de España a Presidente del Gobierno de Estados Unidos, con toda la pompa y circunstancia que estos encuentros requieren.

Se habló de multilateralismo, de Alianza de Civilizaciones, de la crisis, de las renovables, de Afganistán, de Guantánamo, seguro que de la reforma sanitaria, seguro también que del G-20 y de alguna cosa más.

Sigue leyendo