Pudimos

Mimo Titos

Claro que pudimos. Podíamos haber perdido, en la final o antes, contra Rusia que nos mantuvo el pulso todo el primer tiempo. O contra Italia, a la que sólo pudimos doblegar en los penaltis, con la dosis de suerte que ello conlleva. Y antes tuvimos suerte al desequilibrar el empate contra Suecia marcando en el último suspiro del partido, gol sin el cual el partido contra Grecia habría sido crucial para quedar primeros de grupo. E incluso en el primer partido contra Rusia, salimos del trance con un 4-1 que no hacía justicia a lo sucedido en el campo al no incluir dos postes rusos y en cambio sí un gol de Cesc en fuera de juego (en suma, un 3-3).

Sigue leyendo

El sueño del cambio americano

Millán Gómez 

El 4 de noviembre los estadounidenses decidirán democráticamente su futuro. Tendrán la opción de optar por un continuismo más moderado encarnado en la figura de John McCain o bien por el cambio político sin complejos, simbolizado en la figura del senador por Illinois y primer candidato afroamericano a la presidencia, Barack Obama. Estados Unidos se juega su propio futuro, pero estas elecciones nos competen a todos por la extraordinaria influencia que tiene la primera potencia mundial en el resto del globo. 

Sigue leyendo

¡Abajo los intelectuales!

Ignacio Sánchez-Cuenca 

 

La aparición del manifiesto de los intelectuales encabezados por Savater a favor de una lengua común ha levantado, como era de esperar, una fuerte polémica. No quiero realizar un análisis pormenorizado del texto, pues creo que no vale la pena. Se trata del típico producto que da mala fama al gremio de los intelectuales. Afirmaciones campanudas, exceso de ideología, y desprecio por los hechos. El dichoso manifiesto no se basa en estudio previo alguno; más bien, refleja prejuicios políticos muy arraigados y cae en exageraciones manifiestas, como reclamar una reforma constitucional.

  Sigue leyendo

De profundis

Sicilia 

 

El artículo de ayer y la discusión siguiente, son un ejemplo de otras muchas similares que se sostienen estos días. Aprovecho su fuerza para lanzar el mío y doy gracias a El Crítico Constructivo y demás polemistas por ello.

 

Estos días flotan en el ambiente algunas preguntas:

 

¿Cómo de mal estamos?¿Por qué el Gobierno es reacio a decir “crisis” y otros no?¿Nos engañan en las previsiones económicas? ¿Qué debe hacerse en un contexto como éste de “crisis”?

Sigue leyendo

Cartografía, toponimia, nacionalismo

Andrés Gastey

 

Sea, como lo quieren unos, expresión colectiva del genio superior de la raza o, como sostienen otros, plebiscito cotidiano; trátese de una unidad de destino en lo universal o, según dijo aquél, de un proyecto sugestivo de vida en común; póngasele el ropaje lírico o épico que se desee; apélese a la historia, a la lengua, al grupo sanguíneo o al volkgeist: lo cierto es que hay pocas certidumbres sobre la idea de nación, y fue el Presidente del Gobierno, ese relativista contumaz, quien con mayor acierto desentrañó su esencia afirmando que se trata de un concepto “discutido y discutible”.

Sigue leyendo

Elogio de Tedorov

Lope Agirre

 

La concesión del Premio Principe de Asturias, en el apartado de Ciencias Sociales, a Tzvetan Todorov, es el reconocimiento a uno de los intelectuales más lúcidos e interesantes de las últimas décadas. Aunque sea búlgaro de origen, su pensamiento actual sólo puede entenderse desde la perspectiva occidental, adquirida, concretamente, en Francia, a donde llegó en 1963. Él venía de un estado totalitario, y sus amigos de entonces, sus colegas de la Universidad, querían ir allí. No lo entendía: “Lo que para mí fue entonces un misterio era que gente que consideraba libre e inteligente simpatizara con un régimen del que yo había huido. En París no había hambre sino abundancia; no existía un Estado represivo, había libertad. Así que me producía la mayor de las perplejidades que algunos defendieran un sistema totalitario”. Criticó duramente a la intelectualidad parisina, más preocupada en cultivar su “ego” que la verdad, más aferrada a sus dogmas que a la realidad. Simpatizó con Camus, antes que con Sartre: “Ciertos caprichos, ciertos extravíos son perdonables, incluso seductores, cuando se tienen veinte años, pero a su edad y con su experiencia eran sobre todo la prueba de una inmensa (y culpable) inmadurez política”. Aunque se pueda estar de acuerdo o no con la apreciación sobre el final de Sartre, ciego por el abuso de anfetaminas, repartiendo propaganda maoísta, su figura marcó todo el pensamiento filosófico y moral de la posguerra. Las caídas, en general, son más ridículas que las subidas. El de Althusser, compañero y amigo de Todorov, fue lamentable. Murió solo en un asilo. Poco gente acudió a su entierro. Él que lo dio todo por la revolución, excepto su vida, claro. Cayó el muro de Berlín e incapaz de confesar que se había equivocado, como todos muchos nos hemos equivocado alguna o muchas veces en esta larga vida, y de asumir las consecuencias, loco de sinrazón, estranguló a su mujer. Fue un suicidio diferido.

Sigue leyendo

Matar a la Mamma

Mimo Titos

Menuda domenica. Durante la “matina”, Fernando Alonso se batirá el cobre contra los pilotos de Ferrari, ninguno italiano por cierto. A media tarde, Pedrosa y Lorenzo lucharán contra “Il dottore” Rossi. Y a la puesta del sol, la “roja” tratará de vengar la agresión de Tassoti al tabique nasal de Luis Enrique en el Mundial de 1994, y de paso alcanzar las semifinales de la Eurocopa.

Sigue leyendo

Tres años del cambio

Millán Gómez 

Este pasado jueves se cumplieron tres años de las elecciones autonómicas en Galicia que posibilitaron un vuelco histórico: después de cuatro legislaturas de mayorías absolutas de Manuel Fraga, la izquierda gallega se aupó al poder. El PPdeG ganó las elecciones pero no obtuvo la mayoría absoluta que necesita en esta comunidad para poder gobernar. El PSdeG y BNG lideraron el cambio en Galicia y rubricaron un acuerdo para gobernar durante cuatro años y, a la vista de las declaraciones de destacados miembros de ambas fuerzas políticas, probablemente esta entente del galleguismo de izquierdas perdurará, cuanto menos, una legislatura más. 

Sigue leyendo

¿En qué se equivoca la Ministra?

Andrés Gastey

 

Tras ganar las elecciones, el Presidente del Gobierno decidió crear una nueva cartera en su gabinete, el Ministerio de Igualdad, y confiársela a Bibiana Aído Almagro.

 

Como es sabido, en nuestro sistema constitucional es prerrogativa del Presidente tomar las decisiones que estime oportunas tanto sobre la estructura del gobierno (número de carteras y cometidos de cada una de ellas) como sobre la selección de los responsables de los distintos departamentos.

Sigue leyendo