11 – M, calumnia que algo queda

Mimo Titos

Hoy se conocerá la esperada sentencia sobre el mayor atentado de la historia de España. Nadie devolverá la vida a los 192 asesinados ni la salud a los más de mil ochocientos heridos pero la sentencia cerrará la investigación policial y judicial y dictará justicia sobre los sospechosos. Los procesados que están en prisión serán todos condenados como apunta el hecho de que ninguno haya sido liberado cuando el Tribunal acabó de redactar la sentencia. Sus penas oscilarán entre las solicitadas por la Fiscalía y las acusaciones particulares y las de sus defensas. Pero su culpabilidad está ya establecida. Como lo está la autoría y las complicidades que dieron lugar a aquella tragedia.

Sigue leyendo

Sobre ruido, cierres y reformas

Pablo Beramendi                         

La propuesta de reforma del Estatuto de Cataluña situó el debate en torno al federalismo y la reforma del estado de las autonomías en el centro de la escena política. Dicho debate quedó pronto eclipsado por el resurgimiento de controversias sobre las ontologías nacionales de España. Una vez más la demagogia, la retórica hueca y los falsos contrarios anularon la posibilidad de un intercambio racional. Asistimos incluso a debates sobre si España o alguna de sus partes tenían tal o cual edad (siempre por encima de los mil años). En fin…Savater y sus muñec@s, con el inestimable empuje del espectral Vidal-Quadras (por lo visto, “ni de derechas ni de izquierdas”) han retomado la cantinela con energías renovadas. Hay que “salvar España”, “cerrar el sistema”, “neutralizar a los nacionalismos”. La mera existencia de estas proclamas pseudoquirúrgicas es un indicador más del conflicto político entre varios nacionalismos, conflicto en el que las propias instituciones del estado son objeto de controversia. El problema es pues político e institucional. Y de cómo se resuelva depende en buena medida el bienestar futuro de todos. Conviene pues dejarse de ontologías y nominalismos y empezar a pensar qué es lo que sabemos acerca del funcionamiento de otros sistemas federales o cuasi federales y en qué medida podemos extraer lecciones aplicables a la necesaria actualización del Estado autonómico.
Sigue leyendo

Alta Vacuidad Española

Aitor Riveiro

¡La que han liado los gallegos! Yo, que vivo enganchado a la serie ‘Perdidos’ (por mucho que les pese a los programadores de TVE y gracias a ese maravilloso invento que es Internet), ya me creo cualquier cosa y estoy abierto a todas las posibilidades. Un señor que se llama Villar Mir (me faltan datos, pero si es el mismo que se presentó a las elecciones del Real Madrid estamos ante la cuadratura del círculo; si es coincidencia, con mucho menos ciertos agujerólogos se han forrado vendiendo libros) ha esperado hasta el último momento para que su empresa (OHL) boicotee las obras del AVE Madrid-Barcelona (o Barcelona-Madrid, por mor de la simetría).

La jugada es perfecta. Por un lado los barceloneses (y demás catalanes, por simpatía y sentimiento patrio) llegarán a las navidades con un cabreo de mil pares de botas de fútbol; y ya se sabe que el que encara la Navidad un poco atravesado (si no media el calvo de la lotería), comienza el año jurando en arameo y despotricando contra la cuesta de enero más de lo habitual. Así que, llegado marzo, el ‘cinturón rojo’ decidirá castigar a sus políticos y negarán el voto a ZP.

Sigue leyendo

MIR, FIR, BIR Y ¿JIR?

La Bruja Avería

Ya conocen ustedes la afición por los acrónimos en este país. En el ámbito sanitario, una puede acudir a una urgencia hospitalaria y ser atendida por un MIR, médico interno residente, de cualquiera de las especialidades médicas que existen  oficialmente. Puede tener la desgracia de tener una enfermedad oncológica y sus preparados quimioterápicos ser formulados por un FIR, farmacéutico interno residente, mientras que, si opta por visitar la unidad de fecundación humana, un BIR, biólogo interno residente, revisará la calidad de los ovocitos o de los espermatozoides de una o de su santo. Pero ¿podrá ser juzgada por alguna vez por un JIR, juez interno residente?

El Sr Bermejo, que según mi quiosquero, fiel oyente de la cadena innombrable, es malo, malísimo, ha armado la de san quintín: “Pescar las mejores truchas. Pero en lugar de peces, los alumnos más aplicados de Derecho. Y en vez de acudir al río, tirar la caña en la universidad”. Es decir, actualizar el proceso selectivo para acceder a la judicatura, transformando una oposición de corte memorístico,  a la que los licenciados y licenciadas en Derecho dedican una media de cinco años para su preparación, y que les posibilita el acceso a la Escuela Judicial, donde permanecerán año y medio  antes de ser togados.

Sigue leyendo

La iglesia y la ambigüedad calculada

Millán Gómez

El obispo de Sigüenza (Guadalajara) y que en su día fue el número dos de la Conferencia Episcopal tuvo ayer su minuto de gloria en los medios de comunicación. El afán de la iglesia española por acaparar páginas de periódico y minutos en la radio y la televisión es de sobra conocido por el común de los mortales pero cada día consiguen, para nuestra sorpresa e indignación, subir un escalón más. En el ejemplo que hoy nos ocupa, el tal José Sánchez afirmó, sin tapujo alguno, que “es muy difícil condenar en bloque una época que duró cuarenta años y que tuvo maldades, pero también tuvo bondades”. La supuesta equidistancia que pretende mantener la iglesia con respecto a la dictadura franquista es vergonzosa. El clero español necesita hoy mejor que mañana una profunda renovación de sus planteamientos para adaptarse al nuevo contexto sociopolítico. Lo contrario es agarrarse a la nostalgia y al pasado.

Todas las instituciones necesitan con el paso del tiempo adecuarse a los nuevos tiempos que corren y la iglesia es, quizás, el ejemplo más claro en estos momentos. La actual jerarquía eclesiástica española mantiene en pleno siglo XXI postulados decimonónicos y más propios de tiempos felizmente superados que del actual período democrático que vivimos en España desde 1975 y que, mal que les pese a algunos, supone la mejor etapa de la historia de nuestro país.

Sigue leyendo

Crónicas pirrónicas

Ignacio Sánchez-Cuenca

Por paquete express, me llega este escrito desde el futuro, fechado en el año 2068. Lo ofrezco en primicia a los lectores de este blog.

“La humanidad ha sucumbido, pero no debido al cambio climático, sino a causa del pirronismo. El primo de Mariano tení­a razón. El problema no eran los calores en invierno. El problema estaba en la expansión hiperbólica del pirronismo. A comienzos de siglo lo advirtió Ignacio Sánchez-Cuenca, el teórico de los juegos, pero su fracaso en el mal llamado proceso de paz restó toda credibilidad a sus sombrías predicciones. Nadie le hizo caso y sin embargo el pirronismo fue extendiéndose primero por la piel de toro y luego plus ultra.

El pirronismo nació mediante extraña partenogénesis rameada (va por Verlitas) en el viaje del merluzo pirrónico a Albacete. Quienes entonces recibían peyorativamente el sobrenombre de “secta palmera”, se hartaron de reír ante las andanzas del merluzo. Pero parece que la cosa iba en serio. Las fuerzas telúricas que desencadeno el merluzo en su visita a Albacete no pudieron ser controladas. Numerosas personas que habían destacado por su idiocia se sintieron misteriosamente atraídas hacia el pirronismo. Un antietarra de discoteca, grosero y con mal aliento, se hizo pirrónico de los pies a la cabeza. El propio maestro del merluzo pirrónico cayó en el pirronismo más agudo y terminó haciendo vudú a Zapatero y sus cuentistas. Un periodista trastornado que se creía mariscal se redimió en el pirronismo. Y una politiquilla enferma de ambición se convirtió en la gran dama pirrónica.

Sigue leyendo

“Macro-errores” de previsión

Miguel Sebastián

Universidad Complutense de Madrid

Los economistas, sobre todo los que se dedican a la Econometría y a las predicciones, están acostumbrados a obtener errores de previsión que son “ruido blanco”. Es decir, que, además de tener suma cero, no guardan ninguna relación temporal entre sí. Sin embargo, y para el caso de la economía española, se detecta un interesante sesgo temporal en los errores de previsión del crecimiento del PIB español de los últimos años. Antes de 2004 los errores de previsión eran sistemáticamente al alza. Es decir, los analistas pronosticaban un crecimiento económico superior al que posteriormente tenía lugar. Por el contrario, a partir de 2004, los errores de predicción son a la baja. Es decir, el crecimiento económico español pronosticado es sensiblemente inferior al que finalmente tiene lugar en la realidad. El gráfico a continuación es bastante elocuente al respecto.

 

Sigue leyendo

¡Saca al inmigrante que hay en tí!

Erika Fontalvo Galofre

¿Quién es el valiente que se atreve a reconocer que España y el resto de Europa se acercan peligrosamente a la xenofobia como una forma de cuestionar y hasta rechazar la presencia de inmigrantes en su territorio ?

Apuesto que nadie se atreve a poner el dedo en la llaga y a reconocer que los Sergi Xavier M.M. no son tan pocos como imaginan los “españoles de bien”. Esos hombres y mujeres que creen que es suficiente con exclamar un “pobrecita” al ver las imágenes de la infame paliza que el cretino en cuestión le dio a una indefensa menor ecuatoriana en un vagón del metro de Barcelona.

Ahora resulta que el execrable incidente resulta vilmente matizado por el agresor al señalar que lo cometió en estado de beodez: “No sé lo que pasó, iba borracho y punto. Ni me acuerdo casi de lo que pasó. Cuando tú vas borracho, depende cómo vayas, no sabes lo que haces. Se me ha ido la olla pero mucho. Nunca había tenido un comportamiento similar, ni racista ni nada”, puntualizó no sin antes insultar a los periodistas que se agolpaban en su casa en la Colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló.

Su salida fue tan facilista que rayó en la ignominia, hasta alguno habrá sentido consideración por este miserable que se levantó de la silla y tras mirar que no había nadie que pudiera defender a la menor, arremetió contra ella agrediéndola sin razón. Ah perdón, cierto que hay un motivo, por lo menos a juicio de este degenerado: la joven es inmigrante, su piel no es tan clara, su pelo no es tan rubio como el suyo, no habla como él, no nació en su país o quizás sí, pero su apariencia dice lo contrario.

Sigue leyendo

Aspaventeros de la minucia (2)

Permafrost

Hace unas semanas ilustré el comportamiento de algunos sicofantes mediáticos, siempre al borde del espasmo alucinatorio cuando oyen a los suyos confirmando sus temores o deseos de sentirse protagonistas de algo así como Alone in the Dark IV. Hoy es el momento de abordar el igualmente histórico rebuzno de estos convulsos matachines a la hora de comentar las declaraciones de sus oponentes o, como anuncié en la primera entrega, “la tergiversada exposición escandalizada y escandalizante de las afirmaciones más obvias de los ‘malos’.”

Los aspaventeros profesionales, como las señoritas de moral distraída, cobran por la excitación ajena y, cuanta más excitación, más saneado el peculio. La apacible cotidianidad, por tanto, es cual sobredosis de bromuro para su negocio. De este modo, si alguien cuyas opiniones no coinciden con las que sustentan ese lupanar periodístico hace una manifestación banal e intrascendente, toca ponerse el uniforme Abu Grahib y torturar y desfigurar sus inocentes palabras hasta convertirlas poco menos que en un alegato de Charles Manson.

En esto tienen sobrada experiencia. Nuestros amigos conspiranoicos ya habían puesto en práctica sus técnicas de alquimia interpretativa con las decisiones de terceras instancias. Así, cuando, a petición de una de las defensas (y NO de las acusaciones travestidas), el tribunal que habría de juzgar el 11-M admitió que se repitieran los análisis periciales sobre los restos de explosivos, creyeron que se les abrían las puertas del cielo. En una sesión radiofónica que debería pasar a los anales de la infamia (COPE, 23.1.07), el Sr. Jiménez vociferaba: “Podría ser que hoy cambiara esta… este bochorno para la justicia y para la nación que es la instrucción del sumario del 11-M, que ha desembocado en un juicio que es de tirarse por el suelo, pero además arrancándose los pelos a puños… Es de vergüenza, da asco pagar impuestos para semejante chapuza … (Federico a las ocho, minuto 2:15) y “después del procesamiento de Manzano, tendrían que ir el Juez Del Olmo y la fiscal Olga Sánchez. Porque es imposible hacer una chapuza tan vergonzosa como la que han realizado” (minuto 6:05). Luis del Pino también mostró una vez más su capacidad denigratoria: “Las recientes decisiones de la sala que ha de juzgar los atentados del 11-M, referidas a la realización de pruebas antes del inicio de la vista oral, han dejado a Del Olmo a los pies de los caballos” (blog, 1.2.2007). Y, el amo de El Mundo, con su habitual prosopopeya, declamaba orgulloso: “Desde luego, para los periodistas que hemos estado empeñados en que lo que se nos estaba contando no encajaba, en que la verdad oficial estaba llena de agujeros, agujeros negros, como dijo al principio de sus investigaciones Fernando Múgica, pues esto, sin lugar a dudas, va a suponer una reivindicación. Para resumir en un referente histórico: esto es como cuando la Corte de Casación ordena la revisión del caso Dreyfus. Y, además, transcurren los mismos tres, tres, cuatro años, entre que se produce la primera resolución judicial, un error garrafal, y el momento en que se inicia […] un larguísimo camino […]” (minuto 11:30). ¿Dreyfus? ¿Ha mencionado el caso Dreyfus, nada menos, este engreído aspirante a Zola para sentirse “reivindicado”? Y todo a cuenta de una decisión perfectamente ordinaria, casi trivial. Pero no lo digo yo, lo decía uno de sus autores, el propio magistrado Guevara, integrante del tribunal: “De lo que ha tratado el tribunal es de preservar el derecho de defensa. […] No se está cuestionando ni la instrucción sumarial ni cualquier investigación” (11.2.07). Así de sencillo, sin necesidad de j’accuse ni majaderías megalómanas.

Sigue leyendo

Las víctimas de la Iglesia

Aitor Riveiro

José María Setién: “Los miembros de ETA son revolucionarios”. Así se despacha el obispo emérito de San Sebastián en una entrevista que publicó un remozado El País ayer, domingo (inciso: ¿dónde anda Máximo? ¿Libra los domingos?) Definitivamente, lo de la iglesia vasca es de órdago; y lo de la Iglesia, así en general, de hacérselo mirar.

Para Setién, ETA nace del mismo manantial que el ‘Mayo del 68’ de París, Praga o México, de ahí que “[L]a autodeterminación y la territorialidad son objetivos únicamente estratégicos porque, en el fondo, son revolucionarios [refiriéndose a ETA]. Para ellos, lo fundamental es avanzar educando a la sociedad en el conflicto”. Previamente, Setién resume en una veintena de palabras el Materialismo Histórico: “Utilizan permanentemente el conflicto para ahondar las crisis con vistas a un conflicto superior que, a su vez, les prepara para nuevos escenarios”.

La respuesta del cura a la pregunta del periodista llama tanto la atención que pasan inadvertidas otras aseveraciones mucho más graves de Setién. Tanto El País como los muchos lectores que han hecho algún comentario en la edición digital del periódico yerran el tiro al centrarse precisamente en esa afirmación. Según Setién los etarras son revolucionarios. ¿Y?

Sigue leyendo