¿2018 un año anodino?

Ojalá 2018 sea un año más anodino

LBNL

Reciban en primer lugar mis mejores deseos de salud, paz y prosperidad para el año entrante, que ojalá sea algo más predecible que el que nos dejó anoche. Lo de Cataluña no está todavía claro pero se me antoja obvio que la situación está en vías de reconducción, con la incógnita de cuán difícil le resultará al PDCat y a ERC librarse del bufón fugado para poder gobernar con un mínimo de sensatez y sentido común, sin óbice para que sigan abogando por una futura independencia pero respetando la legalidad democrática vigente. Y a poder ser, cobrando conciencia de que la independencia solo sería una aspiración legítima si llegara a suscitar el apoyo de una mayoría considerable de la ciudadanía catalana, lo cual parece a todas luces imposible viendo la emergencia del poderoso concepto de Tabarnia (Catalunya ens roba). La situación económica general también parece bajo control, con una mejora continuada de los registros macro y la persistente mediocridad de los datos micro, de la que no parece que vayamos a poder librarnos en el futuro predecible. Tampoco parece que puedan darse grandes sobresaltos en el ámbito político nacional dada la fragilidad interna del PSOE y el deterioro de Podemos, en vista de los cuales el PP solo tiene que pactar con Ciudadanos para sacar adelante su programa de gobierno. O con el PSOE en su defecto. Lo cual no está nada mal, por otra parte: que gobierne el más votado pero sin poder hacer de su capa un sayo. Ni siquiera en el futbol cabe esperar grandes sobresaltos dada la inmensa ventaja del Barça sobre el Madrid en la Liga, que prácticamente garantiza la vuelta a la normalidad imperante en los últimos lustros. Así las cosas, las emociones fuertes solo deberían llegar del exterior, que lamentablemente garantiza un par de crisis y catástrofes cada año, posiblemente a partir de la convulsión permanente que asuela Oriente Medio (atentos a la posible nueva guerra israelo-libanesa y al enfrentamiento irano-saudí, no completamente independientes la una del otro).

Empezando por Cataluña, mi apuesta es que PDCat y ERC encontrarán la forma de gobernar conjuntamente homenajeando constantemente a los fugados y encarcelados pero dejándoles al margen, incluidos Puigdemont y Jonqueras, y también la CUP (JPCat y ERC suman un escaño más que C’s, PSC, Comunes y PP juntos). Todos los electos podrán recoger su acta de diputado pero para poder ejercitar la mayoría absoluta, los nacionalistas necesitan que los fugados y encarcelados (incluidos los futuros) las cedan a los siguientes en las listas. De no hacerlo, gobernaría Arrimadas con el apoyo del PSC y el PP, algo que los nacionalistas ni desean ni se pueden permitir, especialmente PDCat, que vive del control de las instituciones autonómicas. Por otro lado, por la misma razón el nuevo gobierno nacionalista respetará la legalidad constitucional más allá de sus continuas diatribas independentistas, porque no pueden arriesgarse a una segunda aplicación del artículo 155, que Rajoy ejercitará sin recato a la primera salida de la senda de la legalidad.

En el ámbito nacional Pedro Sánchez ya ha dejado saber que se va a dedicar a afianzar su poder personal en el PSOE abandonando cualquier pretensión de construir una alternativa con Podemos, que además de ser los responsables de que no presida el Gobierno desde hace año y medio, no pierden ocasión de demostrar su irresponsabilidad e inmadurez a todos los niveles. Y si no, que se lo pregunten a Carmena. Cabe la duda de cómo maniobrará Rivera al albur de su gran resultado en Cataluña. Podría aprovecharlo para intentar re-posicionarse como socio primario del PP en el Congreso, pero sería quizás más inteligente dejar que PP y PSOE sigan pergeñándolo todo y aparecer como la verdadera alternativa de gobierno moderno, eficaz y limpio de corrupción.

El ámbito internacional es completamente impredecible – quién habría dicho en enero pasado que varios centenares de miles de musulmanes se verían obligados a dejar su Birmania natal perseguidos a sangre y fuego por sus compatriotas budistas – pero de seguro Oriente Medio nos mantendrá entretenidos como viene siendo habitual desde hace décadas. La estúpida decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital únicamente de Israel contribuirá a la convulsión, inflamando pasiones religiosas más allá de Oriente Medio. Netanyahu, acorralado internamente por las acusaciones de corrupción, puede aprovechar su apoyo para pegarle un nuevo arreón a Hezbolá, todavía entretenido en la guerra siria. Y de paso para tratar de minar la creciente influencia iraní en la zona adyacente al Golán. Todavía más complicado resulta intuir por dónde saldrá el ambicioso príncipe heredero saudí, que ha revertido la tradicional política petrolífera de su pais, ha detenido a parte de su élite acusándola de corrupción y ha enfangado a su país en Yemen, de donde no parece ser capaz de salir sin el rabo entre las piernas. De nuevo la decisión de Trump de semi retirarse del acuerdo nuclear con Irán podría animar a los saudíes a un salto cualitativo en su rivalidad cada vez más abierta con Irán.

Finalmente el futbol. Solventada la Liga a favor del Barça, nos quedan la Champions y el Mundial. Sería verdaderamente fascinante que el Barça le ganara la final de la primera al Manchester City de Guardiola después de eliminar al PSG de Neymar en semifinales (previa eliminación del Madrid por este último), y que Piqué marcara el gol de la victoria española en la final de Moscú a pase de Sergio Ramos. No solo ganaríamos nuestro segundo mundial sino que, si lo piensan bien, sería una buena señal de lo mucho más fuertes que resultamos cuando actuamos conjuntamente.

En todo caso, ojalá este año que hoy comienza nos permita dedicar más tiempo a las cosas que verdaderamente importan – la familia, los amigos, las buenas causas – y menos a las crisis artificialmente montadas por políticos profesionales que nos arrastran hacia abismos que amenazan la convivencia pacífica y cordial entre todos los ciudadanos.

¡Que lo disfruten!

4 pensamientos en “¿2018 un año anodino?

  1. No hay duda que el artículo de LBNl es muy bueno sobre todo en su capacidad de no haber dejado fuera u omitido ningún tema de las tensiones actualmente existentes en el mundo. No obstante, tengo alguna crítica que hacer: Para empezar su mención a la terrible tragedia de los Rohinga en Birmania es muy superficial. Yo lo titularía como el más brutal genocidio ocurrido en 2017. Y eso que no me olvido de la forzada emigración de miles de sirios empujados por la guerra en Siria ha buscar refugio fuera de su país. Nuevamente nos encontramos que el dictador Assad , ayudado y protegido por Irán y Rusia, no tuvo en cuenta las constantes críticas de medios de comunicación y gobiernos de otros países. Pero en el caso de Birmania, es que solo la prensa de los paises occidentales denunciaba con sus fotos y artículos la crueldad de la expulsión de los Rohinga de Birmania. Es verdad que después de las trágicas emigraciones en el hemisferio occidental por guerras o hambruna que han hecho que millares de personas intenten adentrarse en Europa, el mundo occidental ha llegado ya cansado de intentar denunciar otra barbarie. Pero no es menos cierto que siendo China la protectora incondicional del gobierno militar birmano, nadie quería denunciar a la poderosa China , no sea que la segunda potencia del mundo se revuelva.

  2. ¿Dónde están los obispos, los curas, los eclesiásticos en general, protestando contra la barbarie de Diana Quer o de la manada, o de tantas otras salvajadas? ¿Alguien les ha oído o les ha visto protestar, aunque sea levemente?
    Yo solo les recuerdo protestando contra las leyes de igualdad de Zapatero. Allí sentados en la plaza de Colón, como en plena Cruzada.
    Qué gentuza.

  3. Empezando por el último comentario , el artículo de el diario.es es un monumento a la demagogia ( característica de la baja calidad presente en este tipo de prensa ) mediante el arte de mezclar verdades y medias verdades – a través del prestigioso estilo indignado – tiene el valor de concluir así :
    “ Hombres nuevos. Eso es lo que necesitamos.”
    Ni más ni menos.
    ====================
    No comparto el vaticinio de LBNL sobre el nuevo gobierno catalán ( ¿ para hacer qué? ) y tampoco la expresión que utiliza a propósito de las matanzas de musulmanes en Birmania al “ ser perseguidos a sangre y fuego por sus compatriotas budistas “ , expresión fácilmente confundible con “ los budistas en Birmania persiguen a sangre y fuego a los compatriotas musulmanes ”
    ¿ Los budistas combaten al islam en otros países ? Sin duda hay algo más

Deja un comentario