¿Vicios privados, públicas virtudes?

Mimo Titos

Desde que entró en el mercado laboral en las postrimerías del siglo pasado (hablar de los primeros años noventa es menos impactante) he desarrollado toda mi carrera desde la función pública. He cambiado de organismo, de área de competencia, incluso de país y, afortunadamente, he logrado ir ascendiendo en la escala jerárquica, pero siempre en el ámbito de la administración pública.

 

En mi caso al menos la seguridad laboral a prueba de bomba no fue el criterio principal que me impulsó a convertirme en funcionario previo paso por la pertinente oposición. A nadie le amarga un dulce pero a mí lo que más me atraía era la posibilidad de dedicarme profesionalmente a la consecución de objetivos generales, a la promoción del bien común desde una posición altruista. Intuía y no me equivoqué, que la función de la administración pública tenía mucha relación con la política entendida en su acepción más noble.

En principio, el funcionario ejecuta o pone en práctica lo decidido por los políticos, pero la corriente funciona en ambos sentidos puesto que en general el político decide en función del análisis y las recomendaciones técnicas puestas a su disposición por el funcionariado. Todo el que recuerde la divertida y excelente serie televisiva “Yes Minister” (y su secuela “Yes Prime Minister”) sabe que el funcionario puede llegar a limitar en exceso el campo de maniobra del político, particularmente en las áreas de gobierno más técnicas.

Y sí, tengo que confesar que yo también he caído en tal pecado en ocasiones, pugnando, a veces con éxito, porque el responsable político no pudiera sino tomar la decisión que a mí me parecía no sólo técnicamente más correcta sino también la más apropiada atendiendo a otros parámetros de tipo ideológico, económico, etc. Lo peor es que no me arrepiento demasiado porque, en general, el responsable político de turno había demostrado ya su incapacidad e ineficiencia: mis colegas y yo teníamos el deber de cocinar su decisión para que fuera la correcta para el interés general. Evidentemente esta posición es tremendamente peligrosa: mejor exponerse a que se equivoque el cargo electo que a que lo haga un “mandarín” cuya larga permanencia en el puesto en cuestión puede haber oxidado su mejor criterio o incluso haberle hecho susceptible de caer en la tentación de la corruptela. Pero también es cierto que, en ocasiones, el responsable político no tiene ni idea de la materia a gestionar y, peor aún, no tiene el suficiente sentido común o capacidad de aprender.

Todos tenemos una idea estereotipada del mal funcionario, aquí que se escuda en su seguridad laboral para no rendir cuentas a nadie, para llegar tarde y largarse pronto y ausentarse de la oficina en horas laborales a su mejor conveniencia, respondiendo de malos modos al público al que debería servir.

Es menos frecuente que se hable de lo mal pagados que están los funcionarios en España y los escasísimos recursos que destina la administración, al menos la central, a su formación y reciclaje profesional. Además, las posibilidades de promoción profesional son extremadamente limitadas. Así las cosas se entiende un poco mejor por qué el funcionario medio entiende que es legítimo limitar al máximo las horas de prestación de servicio y explotar también al máximo la potencialidad de figuras tan particulares como “los Moscosos” o más comunes como la baja médica.

En verdad se ha establecido un pacto tácito entre la ciudadanía y el funcionariado por el que éste no exige mejoras en sus condiciones profesionales y aquélla entiende que la función pública no puede ser más eficaz. Lo peor es que parece haber consenso, casi unanimidad, sobre la imposibilidad de cambiar las cosas. Antes que proponer a los sindicatos un pacto para elevar las retribuciones a niveles similares a los del sector privado a cambio de controles sobre la productividad igualmente similares, se opta por tratar de adelgazar al colectivo funcionarial en pleno a base de no reemplazar a los funcionarios que se jubilan o fallecen. Pero claro, de aquellos polvos estos lodos, luego resulta que hay que contratar y formar policías a mansalva, o profesores con urgencia, y la única forma de hacerlo es bajando el listón de calidad exigido para la entrada al cuerpo de que se trate.

Nadie se atreve tampoco a proponer una verdadera modernización del sistema de oposiciones. En un país en el que el enchufe es percibido como plenamente legítimo son legión los que prefieren un ejercicio memorístico – o directamente absurdo como cuando se escoge bomberos en función de sus conocimientos sobre las cosechas, por ejemplo “a algo más creativo y sobre todo más práctico, como si el juicio sobre “los temas” a recitar ante el tribunal no fuera subjetivo. Ya puede uno haber sido Rector de la Universidad de Oxford varias décadas que si no ha pringado años de becario en el Departamento de la Facultad en la que se quiera entrar como profesor haciéndole la pelota al catedrático de turno, jamás podrá ocupar la plaza deseada que se convocará sólo cuando está claro que será el interino el llamado a ocuparla. El nivel de endogamia de nuestras universidades públicas debe ser el más alto del mundo, o por ahí, pero también es cierto que la diferencia salarial con la universidad europea media es tremenda.

Tenemos incluso hasta un Ministerio como el de Administraciones Públicas que de vez en cuando adopta alguna medida tendente a modernizar un poco la administración, como por ejemplo la conciliación y el teletrabajo durante la pasada legislatura. Sin embargo, pese a la urgencia de mejorar sustancialmente la calidad y eficiencia de nuestra función pública y el amplísimo potencial de mejora existente, se entiende que es un Ministerio menor. De hecho, no es infrecuente escuchar a alguien defender su desaparición para reducir costes cuando lo que resultaría verdaderamente económico es que el Ministerio consiguiera verdaderamente que la administración funcionara con eficacia y productividad.

Y no, no es imposible, como demuestran algunos departamentos de algunas administraciones autonómicas dentro de nuestro país, pero también otras instancias funcionariales como la Comisión Europea en Bruselas. En otros lares es perfectamente posible trabajar por el interés común y hacerlo en un entorno eficaz, recibiendo por ello una remuneración similar a la del mercado y debiendo responder ante la superioridad del acierto y responsabilidad de la gestión propia.

Transformar la anquilosada, mastodóntica y terriblemente ineficiente administración pública española en una maquinaria eficaz es sin duda una tarea de titanes que requiere de un empuje político persistente y sostenido durante varios años si no décadas. Ahora bien, no será posible mejorar si ni siquiera se intenta. Pero no parece que haya ninguna urgencia.

La situación es tan penosa, tan tercermundista, que a mí me está empujando a dar un doble salto mortal y lanzarme al aventurado océano del sector privado. No me va a gustar que el objetivo principal sea siempre la generación de beneficio económico para la empresa pero sí que se me exija y que se me valore por la competencia que demuestre, con incentivos económicos pero también de otro tipo como la promoción profesional en principio sin límite. Y estoy perfectamente dispuesto a reciclar mi percepción para interiorizar lo mucho que también la iniciativa privada hace por el interés general.

No hay paraíso que valga y la jungla de la empresa privada debe ser todo menos uno. Pero al menos espero que se pierda menos el tiempo y que los relevos en la cadena de mando tengan al menos una mínima relación con los méritos y las capacidades demostradas.

41 pensamientos en “¿Vicios privados, públicas virtudes?

  1. Comenzando por ayer, suscribo de la primera a la última letra la intervención de anoche de Pormiquenoquede en respuesta al “Yo acuso” de Savonarola. Le agradezco mucho que se haya tomado la molestia. Esperemos que podamos seguir debatiendo de “tú a tú” y no de “yo contra todos”.

    Sobre el artículo de hoy, identifica muy bien, me ha parecido, el nudo gordiano que hay que cortar (se acepta ayuda sobre nudos gordianos y su relación con los marineros). Los funcionarios están pagados fatalmente porque se entiende que no trabajan y no trabajan porque se entiende que ganan una mierda.

    No es que los funcionarios sólo rindan por ganar dinero, pero un sueldo algo más elevado ayudaría a que los funcionarios sintieran que su trabajo es socialmente reconocido y que su tarea es digna. Los sueldos a mi me parecen escandalosamente bajos en sectores como el de la medicina. También para profesores de universidad o de enseñanza primaria y secundaria.

    Una de las consecuencias es que los médicos se van al sector privado, o trampean entre el público y el privado para compensar. Lo mismo sucede con muchos profesores, que tienen sus despachos, sus negocios privados. Se desatienden así las obligaciones del sector público.

    ¿Cómo superar el problema? No lo sé, pero me parece que la iniciativa debe partir de los poderes públicos. Por impopular que resulte, hay que mejorar la condición de los funcionarios. Cuando dicha mejora se traduzca en un mejor rendimiento del trabajo de los funcionarios, la gente empezará a entender que era necesario proceder en esta dirección.
    Por descontado, dicha mejora debe ir acompañada de compromisos claros de incremento de calidad del trabajo y de los servicios prestados.

    ¿Cómo cortar ese nudo gordiano travestido de círculo vicioso?

  2. No me corresponde contestar al artículo pero quizás si precisar que no es sólo una cuestión de baja remuneración. La pasta es muy tangible y facilmente comparable con la que se recibe en otros sectores. Pero hay otros factores igualmente importantes que contribuyen a desmotivar, o al menos a no incentivar al funcionariado: limitada capacidad de promoción, casi ni se oferta pero desde luego no se premia la formación continua, casi completa falta de movilidad entre ministerios y organismos y casi dentro de los diferentes departamentos de estos mismos, etc.
    Cómo se corta el nudo gordiano? Con convicción de que es importante empezar a hacerlo, con voluntad y coraje político para plantearlo, con perseverancia y con mucha capacidad de diálogo con los representantes sindicales para que entiendan que con la reforma todos ganan, funcionarios incluidos. Es imposible? Más difícil me parece a mí acabar con el paro o terminar con ETA y se intenta, porque es de ley y porque no queda otra. Y en cambio con la función pública no, la situación está podrida y se asume que tiene que ser así.

  3. Yo hoy sintiéndolo mucho no puedo estar de acuerdo con Mimo Titos. ¿están mal pagados los funcionarios? Serán algunos, pero no la mayoría. Un funcionario de base, de estos que están para pegar sellos, ¿cobra más o menos que alguien que haga el mismo trabajo en una empresa privada? Evidentemente más. Si no, ¿por qué listas de 15.000 personas para convocatorias de 800 plazas? ¿son 15.000 gilipollas a los que no les importa el dinero? Evidentemente no.

    Yo creo que tengo una medida que haría mejorar la productividad. Que desaparezca el status de funcionario. Que se rijan los funcionarios por el estatuto de los trabajadores como el común de los mortales. Que desaparezcan esas cosas como “plaza en propiedad” o “moscosos”. Que una parte importante de su sueldo sea un plus de productividad y que solo se les pague cuando produzcan.
    Es que lo siento mucho, pero el funcionariado se paga (entre otros) con mis impuestos, y me temo que el servicio que se presta en España no vale lo que pagamos por él.

    Y no quiero poner ejemplos que no quiero ser demagogo.

  4. AC (de ayer y en bajito, sí que te salió tu lado femenino jeje, yo no te corregía, estaba completandooo…)

    Savonarola, tú escribe, que aquí nadie está respaldado…

    Pablo, los 15000 que se presentan a funcionarios lo hacen por la seguridad del empleo, y sí que cobran menos, ¿te parece raro que alguien escoja un trabajo donde cobre menos pero esté más a gusto? Yo misma y no soy gilipollas.

  5. Magnifica contribución, y creo que muy relevante (en toda Europa los funcionarios están pidiendo ganar más y, como en España, empezando a hacer huelgas, para grave preocupación de las instituciones que velan por la inflación). Desafortunamdamente mis obligaciones de funiconario me llaman, pero, por favor, por si podemos seguir hablando más tarde, sugiero que verifique este dato, y también Don Cicuta: En promedio, los funcionarios están mejor pagados que los trabajadores del sector privado. La prima del sector público no es ningún secreto, dense una vuelta por el google.
    El problema es de compresión salarial y de exceso de funcionarios improductivos, con la consiguiente falta de funionarios productivos y bien remunerados, pero no confundamos, el sector público es un mundo bastante mejor que el privado para la gran mayoría de sus trabajadores.
    Así que lo que debe reformar un gobierno no es simplemente subir el sueldo a los médicos, altos técnicos, profesores, etc, sino hacerlo empleando criterios de productividad, y eliminando a los improductivos. Atenme esa mosca por el rabo, expresión sobre la que también se admite ayuda.

  6. Queridos amigos y amigas, saliéndome del tema del artículo del día, vuelvo por donde solía, esto es, por la costumbre, pedagógica a la par que nociva, de visitar los tóxicos lugares, que los tenía abandonadillos. Mira por donde, como dice nuestro Fernando, “que me tiznas, dijo la sartén al cazo”. Leona, la Drag-Queen por excelencia de nuestra política, acusa a Carme Chacón de buscar protagonismo con el viaje a Afganistán, dando así argumentos a todos los que la han atacado con denuedo desde su nombramiento. El artículo-homilía de Leona no tiene desperdicio. Pero la contestación de este bloguero que os reproduzco no lo tiene menos: la pone en sus sitio. Aventuro que este es otro que va a ser puteado por el blogmaster del lugar.

    [2] tinin3ic | 21.04.08 08:36 am

    Una curiosidad, si Carme Chacón es Carmen Chacon, ¿por qué Ernest Henry Shackleton no es Ernesto Enrique Shackleton?. En su nuevo papel de nacionalista madrileña se olvida de muchas cuestiones, aparte de la buena educación, fundamentales para España, su unidad y su riqueza cultural. Fíjese lo que le digo, los catalanes son los mejores y mas grandes españoles que hay, porque si desde Madrid se dice de mi región lo mismo que le dicen a los catalanes, desde hace tiempo hubiésemos abandonado ese país que circunstancialmente se llama España pero que a muchos gustarían que se denominara Madrid. No olvide, los separadores y los separatistas son la misma cosa. ¡Viva los votos fáciles! (ya que el viva España y el Rey no sirve para nada).

    Si la ministra quiera visitar a los españoles que sirven en Afganistan, pues va y los visita. Si no le da la gana ir, pues no va. Sencillo, pero que muy sencillo de entender.

    Usted dice: “..relacionado con nuestra cultura machista”. Pues esto es un lúcido análisis de muchos de los que aquí escriben, pero no generalice, que ya sabemos a quienes provoca escozor el nombramiento de tanta ministra, y aunque ellos no opinen lo mismo, no son los únicos ni auténticos españoles.

    Para acabar, no acuse a los demás de cosas que no han hecho, por lo menos hasta ahora, y que son habituales en usted, eso de la “política espectáculo” es patrimonio de otros, sobre todo cuando se utiliza de manera habitual para hacer política y oposición lo que se suele utilizar. Y otra cosa, en los 80’s otro catalanista, aparte de barbudo y de no haber realizado el servicio militar, fue ministro de defensa, estoy hablando de Narcís Serra, sin que usted dedicase los adjetivos que dedica a Carme Chacón, ¿será porque no era mujer? (no es una afirmación, es una pregunta). **

    Otrosí digo: Gorri-ón-Il, el otro cobloguero que se cargó la iniciativa ciudadana Basta Ya junto a Leona, en su artículote colateral al de la tránsfuga, larga una andanada a Zapatero, como es su costumbre, y además se acuerda de nuestro Ignacio SC. El muy felón. Y eso a pocas horas de otro atentado como el que sufrieron ayer los socialistas vascos, victimas preferenciales de la banda criminal (seguro por lo mucho que les cedieron, cómo no).

  7. Volveré luego, espero, pero no puedo menos que apuntar ahora mi total desacuerdo con que sea “anquilosada, mastodóntica y terriblemente ineficiente” la administración pública española.

    Se incurre, me temo, en confundir las partes, algunas, con el todo. Ni siquiera sería cierta esa descripción si se refiriera sólo a la “administración central del estado”, aunque ahí sería probablemente menos injusta la apreciación.

    Por ejemplo, un servidor estaría dispuesto a batirse con quien mantuviera que conoce muchos organismos gestores de la seguridad social (¡ya saben, los que se ocupan nada menos que de la gestión de las pensiones, entre otras cosas!), ya sea en el ámbito europeo o en otras latitudes, mas eficiente que la española.

    Por cierto, ¿somos conscientes de que el nuestro es uno de los países con menor número de funcionarios en relación con su población de los de su entorno?

    Lo de las retribuciones escasas en relación con el mundo de la empresa privada me parece que sólo ser sostiene en relación con determinados niveles y puestos (altos) de la administración. Me parece que es más desconocido el nivel salarial de la empresa privada que el de la pública. Otra cosa es la falta de promoción y desarrollo profesional en la empresa pública; esto quiere decir que alguien entra con un nivel salarial razonable y superior -a igualdad de rango- al que podría obtener en la empresa privada pero se jubilará con escasa ganacia respecto a ese nivel inicial.

    Sobre el “nudo gordiano” al que alude Cicuta, interpretando a Mimo Titos, (por cierto, ¿por qué habría de guardar alguna relación con la marinería?) creo que la referencia a la sanidad es exagerada. Lo del sueldo bajo de los profesionales de la medicina españoles exige mucha matización. Como lo de que por esa razón haya un trasvase de profesionales a la privada. Eso ocurre en ciertos niveles y lugares del país donde la iniciativa privada ha entrado con fuerza (y talonario) pero no es, ni de lejos, lo característico de la relación med.pública-med. privada si se piensa en la globalidad del país y en el conjunto de la atención sanitaria (y no sólo en la relación oferta-demanda de algunos “especialistas”).

    El nudo gordiano es el que se rompe (y de un tajo como hizo Alejandro, dicen), o sea, el que no se deshace. La evocación es imposible si se piensa en reformas, muy necesarias sin duda, de la administración pública. No hay tajo posible.

  8. Veamos.

    ¿en el sector público hay alguien que cobre el salario mínimo interprofesional? No. ¿lo hay en el privado? Sí.
    ¿los funcionarios, que trabajan como administrativos, cobran más que el convenio colectivo de oficinas y despachos? Sí.
    Eso si pensamos que trabajan las mismas horas que en el sector privado, porque si calculamos el pago por horas, entonces la diferencia es enorme.

    El problema es que en esos cálculos salariales se hacen ciertas trampas. Usted me dice, Un general manda sobre 2000 hombres. ¿un director de empresa privada con 2000 empleados cobra más que un general? Pues sí, evidentemente. Pero es que generales en la administración del estado hay 4 y auxiliares administrativos un huevo de ellos.

    Y podemos ir sector por sector. ¿quien cobra más, un policía o un vigilante de seguridad?

    Pero además, si los funcionarios están tan descontentos, la opción es simple. Que se empiecen a regular por el estatuto de los trabajadores, sin ningún status especial y que el mercado regule sus retribuciones, como regula la del resto de trabajadores. ¿a que no? Pues eso.

  9. Retiro lo dicho, reconozco mi ignorancia y me retiro a mis cuarteles de invierno. Al próximo juez, cirujano o profesor que me diga que gana poco, le remito a ustedes.

  10. No, don cicuta, la culpa es mía. Me voy ahora mismo a telepizza y les digo que ánimo, que los funcionarios están peor.

  11. No, la culpa es mía y además por elitista. Acepto perfectamente la matización de que la disparidad salarial sea favorable al funcionario en los escalones más bajos. También es cierto que los que no tienen trabajo también están peor que los funcionarios y los no funcionarios pero trabajadores. Así que no hay razón para organizar un acto de desagravio al funcionario mal pagado.
    Más bien parece que yo hacía alusión a lo que Tarek define como “compresión salarial”: la diferencia entre lo que gana el que más y el que menos es ridícula en la adminstración comparada con la que hay en el sector privado. Y no me negarán que es un problema que a partir de un grado medio, medio-alto, es decir, a partir del grado en el que se empieza a tomar decisiones, el sector privado pague mucho mejor, cada vez mejor según se asciende en la cadena de mando, con lo cual el gestor eficiente y valioso acaba abandonando la administración excepto si es adicto al “poder” y a la conspiración de pasillo.

  12. No sé si los funcionarios ganan mucho o poco, pero se sabe que hay mucha más seguridad en mantener el puesto de trabajo que en la empresa privada y bastante menos presión en lo referente a productividad. Al amo del caballo ni se sabe donde está, ni se le espera, motivo por el que éste engorda poco. La adminstración pública de este pais rezuma ineficacia por todos los poros. Al menos en el entorno en el que yo me muevo y gran parte de la culpa proviene de la excasa motivación que se nota tienen los funcionarios, lo que no quiere decir que siempre sea por motivo de bajos salarios. Un ejemplo claro de ineficacia lo tenemos en la tramitación para renovar el DNI. ¿Por qué hay que hacer cola a primerísima hora para coger número y éstos se dan en una cantidad determinada, siempre la misma, con independencia de la productividad del individuo que esté tramitando? Si llegas unos minutos antes del teórico cierre de la ventanilla, ya no hay nadie en cola, pero tampoco te aceptan, sino que te obligan a volver otro día para coger número y si entras en discusión pudes terminar en el calabozo. Un abuso.

  13. Yo propongo que el tema del rescate de la tripulación del pesquero en aguas de Somalia, se tramite según hábitos y costumbres en nuestra administración pública, ……. a ver si se aburren y los sueltan gratis.

  14. Ni Don Cicuta ,ni Pablo Franco ,ni Mimo Titros ..la culapa es mia por no haberme metido a funcionario…¿es que los organismos burocraticos de este pais no necesitan aun DJ que les alegre el dia?.
    ¿Que es eso de que en los ascensores y en las salas solo se escuche el “hilo musical” habiendo tantas posibilidades de animar al personal y no solo nublarles los sentidos haciendo que la espera de los contribuyentes sea cada vez mas penosa.
    En fin la culpa es mia y de nadie mas…jeje.

  15. El articulo de Mimo Titos me encanta, porque saca una temática que esta bien examinar y de la que hay mucho que decir, como muestran las enconadas posiciones en derredor. No obstante, no se tiren de los moños vuesas mercedes y reine la armonia.

    Creo que hay un poco de razón en ambas posturas. No me resulta dificil concebir que determinadas funciones en la adminsitración pública esten mal pagadas, ni me resulta dificil tampoco concebir que hay determinados puestos que estan infinitamente mejor remunerados , no solo en dinero, sino en mejores condiciones laborales, que en el sector privado. Particularmente lo de los horarios y lo de la practicamente imposibilidad de despido, son la seña mas caracteristica.

    Esto no es inocuo en absoluto en un país como el nuestro, donde la población menor de 40 años (que representa casi el 60% de los asalariados) sufre una tasa de temporalidad del 40%. Es muy complicado convencer a este colectivo, que son, en proporcion , el mejor capital humano que ha existido nunca en la historia de España y que se enfrentan a las condiciones alborales que se enfrentan, de que “los funcionarios” asi entre comillas y al mogollón, estan muy mal aboralmente hablando.

    Cierto es no obstante que no todos los funcionarios, y no hablo de los de seguridad o sanidad, sino gente de despacho, trabaja tambien en muchas ocasiones en jornadas de diez horas. ¿No son legión?No, pero como siempre hay que matizar. Creo que a través de las sucesivas intercvenciones la lectura de la casuistica salarial esta suficientemente bien dispuesta.

    Yo quiero tirara otra piedra al estanque. ¿Cual es el número idóneo de funcionarios a tener?¿Donde?. Lo cierto es que la descentralización territoria practicamente ha duplicado su número. Algo de este incremento es explicable, aunque solo se por la regla del “donde antes habia uno, ahora hay 17”, pero no se si todo. Lo primero que hace (o lo segundo) una administración recien creada es dotarse de una buena plantilla de empleo público, para mostrar tambien un poquito su poder. Luego está la diversidad de condiciones salariales, la huelga de los funcionarios de justicia, entre otras reivindicaciones, exigia la equiparación salarial con los funcionarios autonómicos, ¿Quien en ese caso estaba percibe el salario justo y cual debia ser la dirección de equiparación? Ni idea.

    Otrosí, dice Mimo Titos que puede haber cierta equivocación en aplicar a machamartillo el adelgazamiento de las plantillas de funcionarios como unica medida de reforma de la Admon.

    No es lo mismo no sustituir a un Abogado del estado, que a un funcionario del ministerio de sanidad o educación, que a un bedel, que a un policia, por dar 5 ejemplos distintos. En algunos casos puede estar mas justificado que en otros, desde luego, pero todos hemos visto que numerosisimas empresa publicas y privadas han afrontado durisimos procesos de reconversión. Desde los 80 mineria, siderurgia integral, navales, telefonicas, endesas, grandes bancos etc etc etc han pasado cada uno su via crucis. A mas de uno nos parece sugestiva y provocadora la idea de un piquete de jueces, o de abogados del estado, o de TAC, o TECOS o notarios, o registradores…de mas de 50 en la calle detras de una pancarta de CC OO diceindo “En defensa de nuestros empleos”. Pero bueno, esto es solo una fantasia morbosa y que quizás no está muy bien ajustada en terminos de racionalidad económica. (O si).

    Un proposición que he oido y que me parece interesante porque tiene cosas que aportar, es la mejora del intercambio entre el sector público y el privado. Me parece atinadísimo el ejemplo de MImo Titos sobre el cátedro de Oxford que a lo único que podria aspirar en la Universidad española es a ser Profesor asociado. Item más, en una Administarción tan colapsada como Justicia, cuando se proponen otras posibles maneras de acceder al ministerio fiscal (como hizo Bermejo) lo unico que se reciben son ventajistas palos, mientras todos nos rasgamos las vestiduras por lso retrasos y el colapso de los juzgados. La administarción española tiene el problema de que la unica via de hacer algo inetresante en ella es a través de la oposicion pura y dura. Cada vez que se ha intentado abrirse a otros caudales, este invento ha fracasado. Habria una interesantisima capaciad de refresco permitiendo mas flexibilidad en las contrataciones y menos rigidez a la salida, implementando la posibilidad de hacer carreras cortas, soluciones imaginativas de desempeñar funciones dentro de ella sin tener la plaza en propiedad… es bastante posible que la productividad aumentase.

    El argumento que mas dificil me parece no de defender, sino de poder aplicar, es que necesitamos una administración mayor. Esto va a ser complicado. Si tiene que ser mayor, que lo sea, pero sobre todo debe ser mejor, y quizás mas abierta en el sentido en que no se perciba como un núcleo de privilegios por los ciudadanos que estan trabajando en el sector privado (cuya proporción es uno a diez aproximadamente), que deben sostenerla con unos impuestos, que , encima, está de moda que sean cada vez menores.

    Quero yo contar la historia del nudo de Gordión, pero como ya lo ha hecho Barañain, me quedo con la miel en los labios

  16. Hoy, Esperanza Aguirre en 59 segundos. A esta mujer le gusta más el protagonismo que a un niño un caramelo. El programa es excepcionalmente A LAS DIEZ DE LA NOCHE.

  17. Sí, Millán, le gusta el protagonismo. Pero a continuación añades que excepcionalmente el programa 59″ se emite en “prime-time”. Es que a algunos de estos personajes de tenencia protagónica se las ponen como a Fernando VII.

    La foto, un primor….. la acabo de guardar en el disco duro del ordenata para confeccionar una bonita postal para el día de los enamorados del año que viene.

  18. Coño, ayer mientras escribía pensaba que el tema no iba a interesarle a nadie pero ya veo que me equivocaba: los unos porque comparten las tesis y los otros porque envidian la seguridad y al parecer también la buena remuneración del funcionario. De eso se trata, de debatir a nivel de calle (por decirlo en plan hortera).

  19. Una pena lo de Espe, al parecer ha dicho que no tiene intención de presentarse… lo de las diez va a ser un rollo!

  20. 16 Econcon,
    Rector, no cátedro de Oxford!
    Que conste que yo no me opongo a las oposiciones como método exclusivo de entrada. No me parece mal que haya un filtro de calidad e incluso que sea muy exigente. Lo que me parece aberrante es que tal filtro se componga exclusivamente de exigencias memorísticas sobre conocimientos meramente teóricos. Es decir, que el ex Rector de Oxford no pueda hacer valer sus méritos objetivos. O que una parte de los puntos no dependa de un test psicotécnico, algo absolutamente indispensable, a mi juicio, para el caso de jueces y fiscales, por ejemplo. No es lo mismo ser un cerebrín pero estar medio pirado mientras te dedicas a teorizar sobre el ius siendo Letrado de Cortes, que mientras impartes justicia día a día sobre conflictos concretos.

  21. Sí debe tener algo de razón Savonarola cuando dice que por DC pulula mucho alto cargo o similar porque en fin de semana el número de visitas diarias baja sustancialmente: este es un blog de absentistas laborales frustrados!

  22. Mimo Titos
    A mi, como te decia me ha encantado el artículo. Me parece que que hay un monton de temas interesantisimos que se plantean y que pueden ser vistos desde la optica digamos “a pie de calle” o desde otra mas formal en plan diseño de sistemas de incentivos adecuados para seleccionar tanto el nivel optimo de función pública como la carrera optima. Compartu varios de tus puntos de vista, varios de los de D Cicuta y varios de los de Pablo franco, y varios que no han escrito, seguro.
    Da para varios dias esto.

  23. Pues sí, Jon. Me parece mejor horario, por supuesto, porque el habitual es muy tarde aunque termino viéndolo siempre jejejej. El problema está en que al hacer una excepción con Aguirre se sienta un precedente y se le otorga una importancia mucho mayor de la debida.

  24. Mirad, los chicos de “Público” se han echo eco de la andanda golfa de Leona contra Carme Chacón que hoy hos truje al blog:

    http://www.publico.es/072907/upyd/chacon/diez

    Posdatilla: Mimo, del Barça mejor ni hablamos, ¿verdad?. ¡¡Qué año, señor, qué año¡¡.

  25. Se me fue una h- (“os truje al blog” es lo correcto). Anda que ….

  26. Titos, a mí también me ha gustado mucho el artículo, pero tengo una duda. ¿De veras te cambias de trabajo? A mí me da más bien la impresión de un farol para que te suban el sueldo.

    Bueno, esa es otra cosa que quería comentar. Cuando uno es funcionario (no es mi caso) por muchos faroles que suelte con que se va sólo le sonríen y no hay manera de que le suban el sueldo…

    Pero lo peor para mí no es la compresión salarial de los funcionarios, sino la descompresión salarial en la empresa privada. Los sueldos de muy abajo y muy arriba son un poco escandalosos. Yo trabajé en una universidad privada y los sueldos de algunos gestores eran 5 o 7 veces los de los profes. Y echaban a algunos bedeles en verano y los volvían a contratar en septiembre. Vamos como telepizza.

    Otra cosa: ¿alguien recuerda el artículo de la fiscal Olga Sánchez contra los medios asquerosos después de que saliera la sentencia del 11-M ? Hacía una utilización preciosa del término funcionario, aplicado por supuesto a jueces y fiscales: su tesón, trabajo ímprobo, voluntad de servicio, etc. El término que repetía con orgullo era: funcionarios públicos.

  27. Mucho hablar de los funcionariops publicos y nadie habla de la funcion publica de Debate callejero…y no es por lo que yo pueda decir sino por las grandes plumas que se dignan a dar vida al debate…callejero…
    ¿Cuando nos suben el sueldo Mr Alguien ?…jeje.

  28. ¿Cuantos han llorado hoy en el blog al conocer que la ministra de defensa está dando claras instrucciones al Teniente General Felix sanz Roldán, para resolver el problema del secuestro?

  29. Yo he llorado hoy.

    Es que me han dicho que ud y yo somos de la misma especie, Fernando. Y la verdad es que ha sido un golpe duro……

  30. Necesito decir que estoy orgulloso de tener una televisión pública que ofrece un programa como 59 segundos. Muy orgulloso.

  31. La TVG es cada vez un mejor canal y tiene el informativo (telexornal 14.30 horas) con la mayor audiencia DE ESPAÑA POR CUOTA DE PANTALLA. GRACIAS A UN GOBIERNO DE IZQUIERDAS.

  32. A Sarah. Gracias, por ti volveré, aunque sea bajo la máscara de “Guadiana airado”.

  33. Super rápido….

    M. Titos habla de mastodóntica función pública. Será por lo lenta, que no por lo grande. Creo que otros países europeos tienen más funcionarios por cada mil habitantes. En ese aspecto, hay zonas de España que se parecen a California (en lo magro del sector público) y otras a Finlandia (en lo abultado). En algunos casos se dobla el número de funcionarios por cada mil habitantes, no habiendo cuestiones geográficas que lo justifiquen.

    La situación es muy diferente según el ámbito del que hablemos. Todos tenemos conocidos, y algunos presumían de entrar a las 10 a trabajar… justo un poco antes del juez :-). En otros casos ofrecemos más servicios que países con gobiernos muy poco rosas. Hace poco leí que en una autonomía tenían el record de más operaciones con menos personal trabajando.

    Otro sí, el número de funcionarios debe ser el adecuado a los servicios que se prestan. Y en eso Enestepaís está a la cola de pasta por servivios sociales. En lo que sí andamos sobrados era en policías. Ojo! sin que sea achacable a Ertzainas y Mossos.
    Examenes memorísticos? Al menos en eso sabes a qué atenerte. Hablamos de exámenes basados en supuestos prácticos? Enchufes, lo que se dice enchufes, no hay más en la privada? Tests psicotécnicos? Me cago en los psicólogos y lo que dan por bueno en muchos casos.

    Otro dato a tener en cuenta para ser funcionario es el horario, que permite compaginar la vida laboral con tener churumbeles, algo que ciertamente en España está fatal (y haber quien tiene guebos de meter mano en ello). No solo es la pasta y la seguridad. España es tambien uno de los países con mayor número de empleo temporal, en Alemania no pasaba del 3%.

    Joder a los funcionarios mejorará la vida del mileurista puteado en la privada?, si? no?

    Yo empezaría a regular plantillas por el minisdef. Vinga Carme! A por ellos!

  34. Gracias Sara, gracias. Gracias a tí Savonarola no nos deja una vez más para volver a volver.

    Salaberría, hablo del Barca sin problemas. Estamos en semis de Champions, algo que sólo hemos hecho 10 veces en más de cien años de historia (el Madrid no pasa de cuartos desde hace varios años). Así que mal rollito pero buenos resultados, algo así como el Gobierno durante la anterior Legislatura. Y ya viste como le fue en las elecciones…

    Parellada, lo cierto es que todavía no sé que voy a hacer y que está todo, pero todo todo, en el aire. Lo cual es muy creativo, cuando es por decisión propia, claro.

  35. Otrosí:

    Respecto a la foto de Camps y Aguirre, me preocupa que no se les vean las manos…Me los imagino con dos puñales el día que Rajoy no esté!

    Y ahora podeís llamarme chovinista (que no nacionalista o xenófobo) pero si hay 18 euritos, bastante bien empleados, son los que nos gastamos en TV3, C33, y el canal 3/24. Y BTV, tambien!
    Me alegro de que TVG mejore, Fernando, es sectario con la tele andaluza, de la que yo destacaría su segundo canal (lo poco que ví)

    Y si lo mejor que tiene que ofrecer TVE es 59 segundos, por mí que la desmantelen! Basta ya de pelis de Paco Martinez Soria. Salvemos la 2, y la Muchachada Nui, y desguacemos la primera.

    He dicho!

  36. Hoy me ha gustado Savonarola.Ha estado justo y minimalista….en mi pueblo se suele mas bien preguntar a las chicas…¿Te apeteceria una cena a la luz de la luna?…eso en mi pueblo…no se en el de Savonarola….jeje.

    De todas formas la intencion es lo que vale ¿verdad?..¡Auuuuu!…que Luna.

  37. Y hablando de televisiones publicas…no hay mejor television nutritiva que la de AC/DC…con sabores a fresa ,melocotón pera ,manzana, fruta de la pasion,platano (valga la redundancia)…etc,etc….

Deja un comentario