¿Terminará alguna vez el invierno?

Lobisón

La reunión de hoy en París de varias fundaciones de centroizquierda, en torno al candidato socialista a la presidencia de Francia, François Hollande, parece tener como objetivo, además del muy lógico de arropar a Hollande, apuntar una alternativa europea a la política de austeridad fiscal sin crecimiento que se plasmó en el tratado de comienzo de marzo. Esta idea tiene dos aspectos que merecen analizarse por separado.

El primero, y muy obvio, es que la aceptación del dogma y los plazos de la consolidación fiscal fijados por la UE deja a la izquierda europea en una situación insostenible. No sólo porque los recortes crean desempleo adicional y desincentivan la actividad económica, además de deteriorar los servicios públicos de educación y sanidad, sino porque van acompañados de medidas más ideológicas que pragmáticas, como la segunda reforma laboral española, que recortan los derechos individuales y colectivos de los trabajadores sin aproximar en ningún sentido el momento de la recuperación económica y del empleo.

Pero, a la vez, ningún país puede pretender descolgarse de las decisiones colectivas de la UE sin pagar un alto precio de credibilidad. Incluso un político sensato, convencido de que los recortes y los sacrificios humanos a los mercados no van a restablecer la inversión, debe sopesar el riesgo de provocar una desconfianza adicional que se traduzca en encarecimiento de la deuda y aplazamiento de posibles inversiones. Por tanto, para salir del círculo vicioso de recortes y recesión hace falta una nueva postura común de la UE a favor de medidas de estímulo que permitan recuperar el crecimiento. Este es el segundo aspecto que es preciso subrayar.

Hollande está hablando de renegociar el tratado del Pacto Fiscal. Esto es poco verosímil, y si Francia intentara hacerlo en solitario probablemente los resultados serían negativos. Pero, incluso si Hollande no ganara las elecciones, sin duda es una llamada de atención muy útil para cambiar la relación de fuerzas en el debate de la opinión pública europea. Por un lado por devolver la iniciativa a la centroizquierda, sacándola de la trampa y la impotencia en la que ha llegado a estar. Al poner la pelota en el tejado de la UE, y hacerlo en nombre de la izquierda europea, el manifiesto —o como se llame— de París sería un paso adelante.

Por otro lado, pese a la hegemonía conservadora entre los gobiernos actuales de la UE, es cierto que el desánimo sobre las perspectivas económicas de la eurozona está cundiendo y puede favorecer un cambio de clima. El deseo de una mayor flexibilidad en objetivos y plazos por parte de Rajoy no puede interpretarse precisamente en términos ideológicos, sino que es una evidente muestra de pragmatismo. Y si ese pragmatismo se extiende a otros gobiernos, y la coyuntura alemana va cambiando, no se podría descartar que llegara a su fin el actual invierno. Yo de momento estoy haciendo una novena para que los liberales se estrellen en las elecciones de Renania del Norte-Westfalia, y para que las movilizaciones sindicales provoquen un giro de la economía alemana hacia la reactivación del mercado interno.

21 pensamientos en “¿Terminará alguna vez el invierno?

  1. Yo voy a interrumpir un momento la plancha para unirme a la novena de Lobisón. Hay que aunar esfuerzos.
    ¿Se imanginan que el 10 de mayo de 2010, Zapatero hubiera anunciado en el Parlamento que España estaba obligada a adoptar unas medidas (las que él tomó) que violentaban su ideario socialdemócrata, por lo que convocaba inmediatamente elecciones generales? Rajoy habría sido Presidente desde el verano del 2010 y se habría comido él solito todo lo que sobrevino desde entonces (porque supongo que a estas alturas nadie pensará ya que la situación se hubiera vuelto del revés por arte de birlibirloque, es decir, por la confianza que inspiran estos, como querían hacer creer). Zapatero hubiera quedado como un héroe ante sus votantes y no los hubiera perdido. Y hoy estaríamos a dos años de unas nuevas elecciones con muchas perspectivas de ganarlas. Sería el Hollande español.
    Es lo que tiene ser un político responsable (que adopta las medidas obligadas para el país aún a costa de irse a pique él) y ser un tipo irresponsable (que vota en contra de las medidas obligadas para el país para medrar él).

  2. En cambio, así, cuando llegue la recuperación -que llegará, por difícil que parezca ahora, porque ciclos los hay desde los tiempos de las vacas gordas y las vacas flacas de la Biblia, unos más graves y otros menos, y unos más largos y otros menos -, estos señores del PP se apuntarán el triunfo, como si fuera obra de ellos. Y como si la crisis hubiera sido obra del Gobierno anterior. Les pasó lo mismo en el 96, aunque allí fue todavía más escandaloso porque cuando llegaron al poder ya estábamos en la rampa de salida. Y quedará solo en la memoria de los más cafeteros el escándalo de su votación en contra en mayo de 2010.
    Hala, Fernando, venga, cuente alguna historieta de la Junta de Andalucía.

  3. Buen viernes.

    El titulo del post de Lobisón huele a tristeza y a suspiro desesperanzado. No es para menos.

    Si la izquierda europea, con la que está cayendo, escoge entre ser “creible” para una minoria o dar esperanza y respuesta a una mayoria, ella verá, pero por este caminito de “credibilidad” ha llegado a donde esta hoy: dilucción, desleimiento, falta de contenido, de rumbo y de líderes.

    Llamenme exaltado, que lo acepto, pero yo percibo una cierta fatiga mental derivada de tener que ser los responsables, vertebrar, construir, apañar, tragar, justificar y ser creibles que a acabado por postergar completamente las motivaciones originales de justcia social, equidad etc. Vale ya un poco, s´il vous plaît.

  4. “ha acabado”, que conste que ha sido un fallo a la hora de escribir, pero es que hace daño a la vista.

  5. 3

    Yo creo que con la historieta suya de hoy, con las vacas gordas y flacas y el PSOE siempre colocado en la rampa de salida cuando pierde las generales, ya hay para reirse bastante. Dejo la mía para otro día.

  6. Gracias Lobisón: de su articulo deduzco que estamos vendidos al capital y que el Estado y los partidos mayoritarios también. ¿Porqué son tan corruptos, egoístas e inhumanos?

    Seguir llamando izquierda a los partidos que sin ser de derechas aplican políticas de derechas, se corrompen como la derecha y son autoritarios como la derecha responde a la poca voluntad política de ser de izquierdas en beneficio de la vanidad personal y enriquecimiento de cada político. Hablar de izquierda europea o española es hablar de partidos muy minoritarios que nadie conoce. Querer colocar en esta franja política a partidos que hacen políticas de derechas, enmascaradas de inzquierdistas, favoreciendo al capital por encima de las personas corresponde al pasado, la realidad ha cambiado, si ya no son de izquierdas no sigamos llamándolos de izquierdas, llamémosles esperpentos de la ignominia, usurpadores de esperanzas, carroñeros engreídos, maniqueos del capitalismo, pero no de izquierdas. Son los hechos lo que al final cuenta, y estos demuestran que actualmente no existe izquierda, existe embaucadores prepotentes en espera del desgaste político para volver al las andadas del poder, sin intención de quitarle el puesto a Cáritas. Quien, a pesar de todo, afín a la sociedad del bienestar, se siente de izquierdas socialistas, es porque él si que está bien y ya se sabe “ande yo caliente y ríase la gente”,”los demás a mi plim”, no volarán más lejos.

    Vergüenza e indignación: El nuevo tripartito CDC, PP i UDC indulta ladrones y corruptos de CiU http://www.youtube.com/watch?v=TRnmvrNh2MI&feature=share

    Hay otros caminos: José Iglesias. La propuesta de Renta Básica en Extremadura. Viabilidad económica http://www.youtube.com/watch?v=R21GMdTSBto&feature=youtu.be

    Y otras posibilidades: http://www.cestoonu.com/

  7. Que no lo ha entendido bien, Fernando. Que esta vez no quedó la economía en la rampa de salida ni mucho menos. Que eso fue en el 96. Lea bien. Y que lo de los ciclos en economía es verdad, créame. Han existido, existen y existirán por los siglos de los siglos. Eso lo sabe todo el que sabe un poquito de economía. Lo que no se sabe, por desgracia, es su duración ni su amplitud o intensidad. Pero que existen y que después de las recesiones vienen las expansiones, eso se sabe. Ale, y ahora ríase otro poquito. O suelte una de la Junta de Andalucía, que ya tarda.

  8. Posdata a mi comentario anterior. Por cierto, algunos como Montoro, por ejemplo, cuando gobernaban la otra vez, aseguraban que los ciclos se habían acabado en España. Oír eso sí que daba risa.

  9. Decir que las crisis son cíclicas y quedarse tan tranquilo, afirmando que quien sabe un poquito de economía lo sabe, lo que demuestra es que sabe poquito de economía, o que esta economía es la que le interesa y no va a hacer nada por cambiarla. Recuerde que en uno de estos ciclos acabó en guerra mundial y vamos por el mismo camino. Si ser economista es resignarse, por los siglos de los siglos, a los ciclos de crisis es porque no hay una voluntad política de cambiar la realidad del sistema e implantar un capital de base que de estabilidad a la economía. No sea ignorante, ni se venda al sistema capitalista salvaje. Ya viene siendo hora de que reconozca que las cosas podrían ser diferentes si se creyera en el valor de la vida como recurso fiduciario de riqueza sostenible. Y esto es tan así que no hay economista que se atreva a dudarlo, o por lo menos no lo he conocido hasta el momento.

    http://www.youtube.com/watch?v=MufUOFCl_mE

  10. ¿Quedarse tan tranquilo? ¿Resignarse? ¿De dónde saca usted que a mí me pasa eso? Y, por cierto, le agradezco su consejo, pero le aconsejo a mí vez que no sea ignorante usted. Ni impertinente, por cierto.

  11. Que no Don PMQNQ, que hoy no. Dejo las historietas para otro día. Pero después no se me cabree usted con lo que escriba. Que no quiero ser un motivo más de los que ya hacen que usted todos los días ande confesándose.

  12. Por lo de ignorante e impertinente por lo menos le caen dos padrenuestros.

  13. 11. Me parece muy bien que se menta con Fernando, pero tanto usted como Fernando, y casi el resto, ignoran voluntariamente mi propuesta sistémica: http://capitalvida.blogspot.com/, lo que les convierte en ignorantes, no se porqué se me ofende si su ignorancia es voluntaria. Decir que por los siglos de los siglos habrá crisis cíclicas es resignarse a aceptar unas reglas de juego que cíclicamente demuestran que no funcionan y se queda tan tranquilo porque piensa que no hay nada que hacer para evitarlo.

    De todas maneras le pido disculpas por mi impertinencia, pero debe entender que a mi también me resulta impertinente leer que después de las recesiones vienen las expansiones, que viene a decir que después de arrasar con todo, como sucedió en la guerra civil y en la última guerra mundial, los pocos que quedan vivos tienen el terreno libre para expandirse. No estamos hablando de una crisis cíclica cualquiera, estamos hablando del agotamiento de los recursos fósiles del planeta, de la imposibilidad de endeudarnos exponencialmente, y de las catástrofes humanas y económicas que está empezando a provocar el cambio climático. No darse cuenta de que esta crisis no es como las demás y pensar que saldremos tarde o temprano sin saber como o prometiendo lo que se sabe que no es la solución, es hambre para hoy y violencia para mañana.

    Repito, hasta el día de hoy, no ha habido economista que argumente por qué el valor de la vida que todos tenemos, que es nuestro máximo valor, no puede servir como aval material del dinero electrónico para la supervivencia sostenible. ¿Por qué no? ¿No tiene valor su vida, no tiene más valor que el oro, no sirvió el oro de respaldo del papel moneda, no estamos de acuerdo en que la vida es el máximo valor? Entonces por qué ignorarlo.

    http://capitalvida.blogspot.com/

  14. Pues vaya, sólo PMQNQ se ha unido a mi novena, que poca solidaridad. Pratxi añora a Lafontaine, supongo que porque no le conoce, y S.Fort nos llama ‘embaucadores prepotentes’ a unos cuantos, además de volver a sacar en procesión su ‘propuesta sistémica’. Me van ustedes a deprimir, pero muchas gracias a todos. Voy a ver si ceno y veo una serie de psicópatas, que las noticias también me deprimen.

  15. Esperemos que Hollande gane las elecciones o, por lo menos, que no pierda por mucho. Como dice Lobisón es de esperar que su Programa electoral sea “una llamada de atención muy útil para cambiar la relación de fuerzas en el debate de la opinión pública europea. Por un lado por devolver la iniciativa a la centroizquierda, sacándola de la trampa y la impotencia en la que ha llegado a estar. Al poner la pelota en el tejado de la UE, y hacerlo en nombre de la izquierda europea, el manifiesto —o como se llame— de París sería un paso adelante.”
    Por otro lado, gracias al BCE estamos experimentando un alivio en este invierno ya que prestando a los bancos al 1%, estos están comprando deuda soberana con tipos entre el 5 y 6%. Asi Mario Dragui ha conseguido sortear la prohibición de Merkel de que el BCE comprase deuda soberna directamente.
    ¡Que suerte está teniendo el PP! Al PSOE le tocó un BCE totalmente austero.

  16. Es un suponer,pero creo que hasta los jueces mas conservadores se empiezan a percatar que El partido Popular es un nido de viboras….y aunque no lo parezcan,un juez siempre quiere empapelar a los mas chulos…..y no digamos si se ponen misoginos ,a chulas tambien….que de todo hay en la villa del Señor….ejem quise decir del presidente del gobierno Rajoyibus Lecter “El Displicente”…en fin….tanto tocar las pelotas que seran denunciados por tocapelotas.

    P.D: no es por adularme ,pero creo que llamar al presidente del gobierno “RAJOYIBUS LECTER ” EL DISPLICENTE” es una genialidad tan inmensa como la galaxia….que ya es decir….¿a que si?…..jiji.

Deja un comentario