¿Se acabó la crisis?

Mimo Titos

 

Las bolsas mundiales reaccionaron ayer con euforia record a las decisiones de los líderes mundiales durante el fin de semana. Primero fueron los bancos centrales los que, la semana pasada, decidieron dejar la preocupación sobre la inflación y darle un bocado concertado a los tipos de interés. No sirvió. Cuando cerraron los mercados el viernes, se había borrado de la faz de la tierra más de un 20% de la capitalización bursátil mundial, la peor bajada semanal registrada en los 112 años de historia del Dow Jones, un 30% durante el último mes. Por no hablar de las cifras de los últimos doce meses: una pérdida acumulada del 46% en Brasil, 48% en India, 62% en China y 63% en Rusia.

 

El mismo viernes, los Ministros de Economía del G7 decidieron actuar para recapitalizar los bancos con fondos privados y públicos, aun sin dar demasiados detalles sobre cómo hacerlo. El domingo, los líderes del Eurogrupo acordaron avalar el mercado interbancario a partir de ahora, aumentar las garantías sobre los depósitos bancarios y permitir a los Estados entrar en el accionariado de los bancos. Siguiendo la estela de Gran Bretaña, la primera en anunciar una nacionalización bancaria parcial, Alemania, Francia, e Italia anunciaron ayer sendos planes de intervención. En vista de la mejor posición relativa de los bancos españoles para capear el temporal, Zapatero ha optado por una intervención menor cual es la emisión de deuda pública para ayudar a los bancos a liberar capital vendiéndole al Estado activos saludables. Pero también ha admitido que en el futuro podría ser necesario que el Estado contribuyera a la recapitalización bancaria.

 

Tras demasiados meses y especialmente las últimas semanas de actuar siempre a remolque de los acontecimientos y cada uno por su cuenta, los poderes públicos globales se han dado cuenta de la imperiosa necesidad de tratar de atajar la drástica crisis financiera mancomunadamente. ¿Será suficiente? Lamentablemente me temo que no.

 

 

Antes de que les razone mi opinión al respecto, permítanme que les recuerde algo tan obvio como que si tenemos 10 ovejas y los lobos se nos comen el 50% por ciento de las mismas, nos habremos quedado con solo 5 ovejas. Si luego nuestras ovejas crían y el rebaño se incrementa en un 50%, acabaremos con ¿10 ovejas? No, sólo con 7,5. Es decir, si las bolsas bajan el 40% en el último año y suben un 40% en el próximo, nos habremos empobrecido considerablemente. Mensaje para los que no tienen dinero en bolsa y puedan no sentirse concernidos: si trabaja para una empresa cotizada en bolsa, su empresa podría verse obligada a proceder a una regulación de empleo o directamente quebrar; si tiene contratado un fondo de pensiones, su pensión se habrá reducido considerablemente (ya van 2.000 millardos de dólares perdidos en pensiones sólo en EEUU).

 

La euforia de ayer fue tan exagerada que alcancé a leer un titular en clave positiva sobre la subida del petróleo por encima de los 80 dólares. El crudo ha bajado más de un 40% desde su tope de 140 dólares, o lo que es más relevante, un 10% en los mismos doce meses en los que las bolsas han perdido más de una tercera parte de su valor. Ello debería haber servido para calmar los mercados, anticipándoles beneficios futuros gracias al abaratamiento de la energía. Pero no, el petróleo ha bajado por la expectativa de una reducción drástica de la demanda por una recesión global dura y duradera. De ahí que ahora su subida se interprete como una señal positiva. Definitivamente y citando a Obelix, están locos estos romanos…

 

Como les decía, me temo que la buena dirección asumida por los poderes públicos internacionales no va a ser suficiente para poner coto a la crisis financiera y sobre todo evitar su contagio a la economía productiva o real. Hay sin embargo una buenísima noticia escondida entre los titulares. Pero primero las malas.

 

Incluyendo todas las medidas de intervención hasta la fecha, EEUU y Europa han decidido inyectar unos 2 millardos de euros (2.000 billones americanos) al sistema financiero para evitar el colapso. Cuando empezó la crisis de las hipotecas sub prime, los más pesimistas pensábamos que tendría un coste global de 400 millardos de dólares, frente a los “sensatos” que predecían que no pasaría mucho de los 100 millardos. Ahora el FMI estima que su coste global será de 1,4 millardos. Pero incluso así, parecería que los fondos públicos acordados serían suficientes para capear el temporal de las hipotecas subprime.

 

Pero me temo que no lo serán en absoluto para hacer frente al sinfín de otros problemas financieros que están rápidamente acercándose al punto de ebullición. Sepan que el volumen global de derivados de crédito es de unos 530 millardos de dólares. Sepan también que en 2006 dicho volumen global era de “sólo” 106 millardos (sorprendente su incremento en un 500% en sólo dos años, ¿no?). Otro dato: los programas computerizados de los “hedge funds” manejan un 35% de todo el volumen inversor (¿especulativo?) mundial. Pues bien, los “hedge funds” están teniendo un mal año. Primero, la subida de los tipos de interés encareció sensiblemente su “apalancamiento” (capacidad de invertir a crédito, sin tener realmente lo que se arriesga). Segundo, en vista de la sangría de los últimos meses, las autoridades bolsísticas han limitado, cuando no directamente prohibido, la venta “a corto”, es decir, apostar a la baja de las acciones. Esta medida ha sido muy aplaudida porque fastidiaba mucho que hubiera algunos que pudieran lucrarse a costa de tirar para abajo las bolsas, a costa de los inversores “tradicionales”. Pero el resultado ha sido que los “hedge funds” han empezado a perder dinero a espuertas (alrededor de un 20%). En consecuencia, los inversores en “hedge funds” han empezado a retirar fondos, con lo cual los “hedge funds” han perdido todavía más capacidad de inversión y se ven forzados a vender activos. Resultado: se ha reducido la liquidez en los mercados y ha aumentado la volatilidad. Prueba de ello es que las acciones más populares entre los “hedge funds” son las que más han bajado: un 19% en EEUU frente a un 9% de media y sólo un 2% para las acciones que no interesaban a los “hedge funds”.

 

La lista de crisis a punto de explotar es larga. Para los que aún piensen que Islandia es una isla intrascendente y escasamente poblada, de tradición pescadora y más recientemente conocida por la dudosa gloria de haber aportado a la cantante (por decir algo) Bjork y al futbolista Goodjohnsen (también conocido como badjohnsen), sepan que está al borde de la quiebra. Hablo del país entero, cuya deuda representa no sé cuantísimas veces su PIB, no de sus bancos, dos de los cuales han quebrado ya. Con ellos dos son ya seis las entidades financieras internacionales quebradas y que por tanto no podrán asumir las garantías asumidas de hacer frente a impagos de bonos, es decir, los llamados CDS. Para que se hagan una idea, la subasta de los 400 millardos de CDS asumidos sólo por Lehman Brothers se ha solventado pagando 8 centavos por dólar. Es decir, que algunos se han “comido” una pérdida de 368 millardos de dólares, pérdida que los desafortunados sin duda traducirán en más quiebras, impagos, despidos, cierres, etc.

 

Sin ir más lejos, será interesante ver cómo reaccionan las bolsas a las cifras macroeconómicas norteamericanas del mes de septiembre que se publicarán esta semana y cuyas previsiones son de una nueva reducción del consumo privado, la producción industrial y del número de nuevas casas en construcción.

 

Les prometí algunas buenas noticias, vamos con ellas. La “Gran Depresión se asocia con 1929 pero en realidad la bolsa no tocó fondo hasta 1932 y no recuperó el nivel previo al “crash” hasta 1954. La burbuja inmobiliaria de Japón de finales de los años ochenta también hundió la bolsa, que no se recuperó hasta el principio de esta década. En ambos casos, las autoridades intervinieron tarde y sólo gradualmente. En cambio, la intervención pública masiva y rápida de las autoridades suecas consiguió superar la crisis bancaria de primeros de los noventa en menos de dos años. En este sentido, las medidas concertadas de los últimos días podrían al menos acelerar el proceso: más vale que las pérdidas y el sufrimiento sean drásticos, dando paso a una recuperación más rápida, so pena de que una crisis larvada haga mella en nuestro tejido político-social.

 

Pero quizás lo más prometedor sea la medida anunciada por EEUU el sábado, ordenando a las intervenidas Fannie Mae y Freddie Mac comprar hipotecas tóxicas o dudosas por valor de 40 millardos de dólares mensuales. A diferencia del plan de rescate de emergencia de las entidades financieras por valor de 700 millardos de dólares – que afortunadamente ahora ya incluye la recapitalización de bancos – la medida del sábado va directamente encaminada a mitigar el impacto de la crisis sobre los tenedores de hipotecas. Las ayudas a los que se embarcaron en hipotecas de alto riesgo que ahora no pueden pagar, evitará que pierdan sus casas pero sobre todo ayudará a que los precios de las casas dejen de bajar al reducir el número de viviendas que salen al mercado. Y esa es la clave: los mercados no se estabilizarán hasta que los precios de las viviendas no dejen de bajar y los derivados de crédito garantizados con hipotecas vuelvan a la normalidad. Pero me temo que todavía tienen que bajar bastante para que lleguemos al punto de inflexión.

 

Ojala Europa, y en particular España, adopten medidas similares, tanto por eficacia económica como por razones de justicia social: si es inevitable “ayudar” a las entidades financieras que han asumido más riesgos de los que podían asumir, no sería justo dejar que los inducidos a comprar los pisos que no podían pagar se coman ellos solos el “marrón”.

14 pensamientos en “¿Se acabó la crisis?

  1. Impresionantemente denso ( y largo) el artículo de Mimo Titos. Lo veo excesivamente pesimista. Sí, en efecto, la Gran Depresión se prolongó durante toda la decada de los años 30, Y la depresión japonesa, provocada por un rampante crecimiento de la construcción tambiÉn fue larga. La diferencia con la situación actual es que se ha emprendido por fin una actuación concertada de todos los bancos centrales y gobiernos consistente en:
    1)avalar préstamos interbancarios,
    2) comprar los activos invendibles(tóxicos y semi tóxicos) en poder de los bancos y,
    3)comprar acciones de los bancos y participaciones de las cajas, cuando la situación es cercana a la quiebra.

    Ello crea de nuevo la confianza de que si un banco concede un crédito a una empresa productiva, lo recuperará. En cuanto a los Hedge Funds, que se hundan junto con los mercados de derivados. Su hundimiento tuvo como consecuencia el hundimiento de Bear Sterns y de Lehman Brothers. Los siguientes que se hundan ya no podrán arrastrar a sus bancos avalistas ya que los gobiernos y los bancos centrales los van a salvar.

    Otra diferencia con la depresión del 29 es el enorme colchón de Seguridad Social que tienen casi todos los paises, entonces inexistente. Ello supone que el consumo, aunque se cierren empresas, no caerá en picado arrastrando al cierre a otras empresas.

    Otra diferencia es que el porcentaje de funcionarios públicos es mucho mayor que entonces.

    Finalmente, en el 29 comenzó el proteccionismo a ultranza, se produjo una guerra de devaluaciones para hacer más caros los productos extranjeros. Ello empobreció el comercio mundial y, por ende, los paises. Hoy en dia, aparte de que la globalización es mucho mas intensa, se sabe lo que pasó y que no benefició a nadie. Precisamente se creo el FMI , el Banco Mundial y el GATT(hoy OMC) para combatir esta tendencia del sálvese quien pueda.

    Fundamental va a ser que se cree una regulación bancaria igual para todos los paises. El centro financiero que tenga menos regulación, se llevará hedge funds y mercados de derivados con toda la riqueza a corto que entrañan. Ni Wall St. ni la City de Londres tolerarían que Dubai o Singapur o cualquier otro centro financiero emergente tuviesen menos regulación que ellos. El Tratado de Basilea, dirigido por el Banco de Pagos Internacionales (banco central de bancos centrales), tiene que ser el modelo a imponer internacionalmente.

    Finalmente Mimo Titos escribe: “si es inevitable “ayudar” a las entidades financieras que han asumido más riesgos de los que podían asumir, no sería justo dejar que los inducidos a comprar los pisos que no podían pagar se coman ellos solos el “marrón”.” Este es el argumento de Sicilia que explica que sería numéricamente posible. Si a Fannie Mae y Freddie Mac les han obligado a comprar hipotecas subprime que deben reflotar a largo plazo, ello podría hacerse tambien en España. !Que injusto!, ¡cómo se demuestra quien ha sido inducido y quien no ha visto inducido, cómo dejar que a alguien que está pagando religiosamente su hipoteca pero pasñandolas canutas no se le ayude, mientras que a otro que no está pagando si se le ayude!

  2. Si el papel de la pequeña y mediana empresa de este pais va a ser el de galeotes, a los que se les permite alimentarse al mínimo nivel de subsistencia, para que puedan seguir remando y manteniendo el rumbo de la nave, mal vamos y peor terminaremos. Creo que se confía demasiado en que un endeble e ineficaz tejido tejido industrial,como es el entramado productivo de nuestra economía, lo va a aguantar todo y sopotará, “por la cuenta que le tiene”, bastante más cuota parte de sacrificio que la que le debiera corresponder. Me temo que los cálculos de que ni la duración del ciclo negativo, ni su gravedad, terminarán repercutiendo, a niveles de casi tragedia, pueden no ser acertados. Ahora se está en que la rueda no pare y que durante ese tiempo se resuelvan los graves problemas de liquidez que el descontrolado crecimiento de productos financieros, de dudosa o inexistente calidad y que se han apoyado en patrones de nula garantía y solidez, se trasladen a las espaldas de los que ninguna responsabilidad tuvieron en la generación del problema. Parece que se entiende que los lobos tienen más posibilidades de sacarnos del atolladero que los borregos, porque tienen más capacidad, y ahora que los gobiernos les van a quitar el muerto se van a portar mejor y van a trabajar en favor de resolver el entuerto que ellos mismos crearon, como compensación a que los gobiernos ayudarán a repartir el descalabro entre los borregos de siempre.
    Muy arriesgado eso de que los lobos gestionen la cabaña y que todas las alertas y alarmas estén desactivadas y vayan en coche oficial.

  3. Esta crisis sólo se parece a la del 29 en la magnitud de la parálisis crediticia. Estoy de acuerdo en que no vamos a ver a millones de parados hambrientos en el mundo industrializado. También con que las últimas medidas van en la buena dirección. Discrepo sin embargo en que su cuantía no me parece suficiente. Es impresionante en sí misma pero enana comparada al volumen de fondos dudosos circulando por ahí.
    Finalmente, yo no tengo hipoteca porque no tengo casa: pensé que eran demasiado caras y que bajarían. Sin así, no creo que la mayoría tuviera los mismos elementos de juicio que yo: han sido legión los invitados activamente a comprar. Ayudarles no implica necesariamente subsidiar sus pagos pero sí que el Estado se haga cargo de sus hipotecas y acepte su conversión a plazos más largos, por ejemplo.

  4. Y al pobre currito que mal vive de su sueldo y le endosan un billete falso ¿no podría el estado cambiárselo por uno bueno?

  5. Gracias, Titos.

    No voy a opinar sobre este asunto. El ambiente que se ha generado, con la inestimable contribución de economistas de tan reconocido prestigio como Carmen Tomás, me trae ecos de nuestro arbitrismo patrio y de los grandes timos que jalonaron el nacimiento del capitalismo (en realidad, toda su historia). Se manejan con desparpajo pronósticos y cifras que escapan de la comprensión de cualquiera. Tú mismo te das alguna libertad: cuando te leo “EEUU y Europa han decidido inyectar unos 2 millardos de euros (2.000 billones americanos)”, noto en seguida que algo no funciona, porque 1 millardo es exactamente lo mismo que 1 billón americano, o séase, mil millones. Todos los datos que encadenas después se me desdibujan en su precisión, porque lo mismo dan millardos, que billions que billones de trillones.

    Pero no todo son malas noticias. En contra de lo que creía, la crisis ha tenido algún insospechado efecto positivo. Sin ir más lejos, Fernando ha escrito por primera vez una cosa sensata. Seguramente sigue en esto la estela de Rajoy. Que el líder del PP sea un cínico oportunista de la peor especie no le quita un gramo de razón a su aserto: el desfile es un coñazo. No sé a santo de qué la “fiesta nacional” debe seguir celebrándose de esta manera tan poco satisfactoria. O debe seguir celebrándose, punto. Cualquier fiesta nacional, aclaro.

    Abrazos para todos.

  6. Ejque yo zoy más listo que lo que parezco. Ya me he comprao un comprobador de bombillas, no me vaya a tocar la fundía. …….. hay que esta en tó.

  7. ¡Ése ya sí que es mi Fernando, con la bombilla a cuestas!

    Por cierto, ¿dónde andará $aplana? A mí, curiosamente, todavía no me ha llegado el turrón. Reconozcamos que el trinque carpetovetónico tiene un algo que lo hace especial.

  8. De bombilla a cuestas nada eh!
    Que me ha dicho el médico que sobre mi conciencia todo el peso que quiera, pero que sobre mis espaldas ni mijita ……….. y yo soy mu disciplinao.

  9. Hoy es el Dia X,cantemos todos juntos para conmemorarlo para siempre:

    cantan AC/DC feat. Paloma san Basilio.

    Juntos.

    Te quiero mucho, aunque te suene a lo de siempre.
    Más que un amigo, eres un mago diferente.
    Andar a saltos entre el tráfico
    Leer a medias el periódico
    Colarnos juntos en el autobús
    Cantar hasta quedar afónicos.

    Viviendo juntos
    Juntos, un día entre dos, parece mucho más que un día
    Juntos, amor para dos, amor en buena compañía
    Si tú eres así, que suerte que ahora estés junto a a mi.
    Juntos, café para dos, fumando un cigarrillo a medias
    Juntos, cualquier situación de broma entre las cosas serias.
    El mundo entre dos, diciendo a los problemas adiós.

    Figúrate, dos locos sueltos en plena calle
    La misma cama y un bocadillo a media tarde
    Hacer del lunes otro sábado
    Cruzar en rojo los semáforos.

    Viviendo juntos
    Juntos, un día entre dos, parece mucho más que un día
    Juntos, amor para dos, amor en buena compañía
    Si tú eres así, que suerte que ahora estés junto a a mi.
    Juntos, café para dos, fumando un cigarrillo a medias
    Juntos, cualquier situación de broma entre las cosas serias.
    El mundo entre dos, diciendo a los problemas adiós.

    Hacer del lunes otro sábado
    Cruzar en rojo los semáforos.

    Viviendo juntos
    Juntos, un día entre dos, parece mucho más que un día
    Juntos, amor para dos, amor en buena compañía
    Si tú eres así, que suerte que ahora estés junto a a mi.
    Juntos, café para dos, fumando un cigarrillo a medias
    Juntos, cualquier situación de broma entre las cosas serias.
    El mundo entre dos, diciendo a los problemas adiós.

    ¡¡Diciendo a los problemas adiós!!….
    ¡¡Diciendo a los problemas adiós!!….
    ¡¡Diciendo a los problemas adiós!!….
    Unmm…
    ¿¿¡Diciendo a los problemas adiós??…JAJAJA…que nervios.

  10. Frase del dia:
    “Si Mariano Rajoy tuviese una personalidad política fuerte, hubiese dicho en estas circunstancias yo apoyo incondicionalmente estos presupuestos y toda España habría dicho aquí tenemos un estadista”.

    ¿Quien la ha realizado?….¿Fernando con su bombilla?….¿Magallanes y Barañain juntos al unisono?.
    ¿Sicilia y su temporal resfriado?….¿El añorado A verlas ?…¿El desaparecido Jon salaberria?….

    ¿Quien?….¿Acaso ,El Que Os Mira, mientras esta “otoñando?…¿Quien?…JAJAJA….que nervios.

    La “Explicaxción” para PMQNQ esta en:

    http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=26003

  11. El valor en bolsa de una empresa no tiene nada que ver con su valor real , si sus acciones están sobrevaloradas estas pueden bajar, incluso hasta valores mínimos , perdiendo dinero los accionistas pero sin afectar a la estructura de la empresa, y todo lo contrario empresas que cotizan muy alto en bolsa están realizando regularizaciones de plantilla.

    Para saber como las medidas tomadas por los Gobiernos para solucionar la crisis económica están afectando a la bolsa es imprescindible saber quienes son los que están en estos momentos comprando y vendiendo las acciones.

    La crisis no ha terminado , ni mucho menos , todavía no han sido ni siquiera definidas sus causas, simplemente están intentando maquillarla para generar clama y confianza y sobre todo cogiendo el control los Gobiernos de los entes financieros para así poder realizar un control mas eficaz de los flujos monetarios entre distintos países.

  12. Hola, de nuevo un articulazo de Mimo sobre la crisis, pero esta vez, algo pesimista de más, me parece a mi. Y estoy de acuerdo con Teoura en que habría que precisar cuánto suman los famosos millardos. En cualquier caso, yo no pienso molestarme en contar semejantes cantidades tampoco porque para mi carecen de sentido. Pero lo que sí hago es leer que Lula está contento y que le apoya un 80% en su país y que se ha convertido en un lider muy respetado en su continente y en el mundo, y que él, Lula, también opina que las regulaciones en el sitema capitalista van a ser inevitables de ahora en adelante, lo cual a mi me congratula porque a mi me parece que eso será así también. También me ha interesado el artículo de Magallanes, que no es por nada pero debe ser economista y es muy didáctico, además. En lo que no estoy de acuerdo con Teoura es en que el desfile sea un coñazo. Que conste que no he ido a ninguno, pero solo por ver a Blanquita ya me merecería la pena. A mi, por ejemplo, me aburriría mucho más asistir a una corrida de toros o a un partido de futbol, pongamos por caso, por lo que se me hace my difícil entender que a alguien como Rajoy, líder de la oposición y patriota donde los haya, a juzgar por todo lo que manoseó la bandera de palabra y obra, en compañía de lo peor de las asociaciones de víctimas, etc., etc., en la pasada legislatura. En cambio aquellas horrorosas manifestaciones no le aburrían a Rajoy? Parece ser que no.
    Yo comprendo que seríamos un país mucho más interesante, como comentaba el domingo Timothy Garton Ash, en El País, si en lugar de tirarnos al cuello del contrario nos toleráramos de verdad. Él hablaba de eso a propósito de lo que denomina “la guerra cultural en EEUU”, con los republicanos yendo ahora a degüello contra Obama. Cita algunos comentarios de un tal O`Reilly de la FOX, que verdaderamente bien podrían haberse sacado de alguno de nuestros benditos medios con respecto a nuestro Presidente de Gobierno. Y cuando vi el otro día a McCain ninguneando a Obama al estilo casero al que nos tiene tan acostumbrados el “moderado” Rajoy me hizo una impresión horrible. Y me hizo pensar: si en EEUU la derechona ningunea a Obama por racismo, ¿por qué nuestra derechona ningunea a Zapatero? ¿A ver si es que Zapatero es negro?

  13. Pues igual es que ZP es negro, efectivamente.
    Perdón por las posibles imprecisiones a propósito de millardos, miles de millones y billones, americanos y españoles, pero es que es muy difícil traducir con sensatez bebiendo de fuentes multinacionales, especialmente dado lo incomensurable de las cifras. Lo que está claro y pretendía aseverar en el artículo es que la magnitud de los planes de rescate es infinitesimal comparada con los flujos especulativos que aún pululan y tienen que ser necesariamente desenredados tras más de una década de multiplicación constante en el, ahora lo vemos más claro, vacío. De ahí que no vea pesimismo alguno en predecir que en los próximos días la euforia bolsística se desinflará y volveremos a las cifras macroeconómicas catastrófistas. Veremos.

  14. Agradezco a Melinda que me considere didáctico, en efecto, soy economista y dentro de esta profesión el libro que mas he leido y mas me ha influido es la Teoría General de Keynes. Restaurar la confianza es lo que pretenden las medidas, no avalar la ingente cantidad de títulos de deuda dudosos que se mueven por el mundo. En las próximas semanas veremos si Mimo Titos tiene razón.

Deja un comentario